En breve presentamos nuestro flamante Viaje a Cuba Oneira febrero 2020 que estamos seguros hará las delicias de todos aquellos amigos viajeros que desean conocer bien la isla o conocerla mejor si ya la han visitado con anterioridad.  Estamos preparando un programa con una carga cultural importante que seguro os encantará. Un extremo que no se aborda a menudo en los viajes a Cuba son las prácticas religiosas en la isla. Quería anticiparos que en Trinidad hemos programado una visita a una Casa Templo de Santería Yemayá, un templo religioso que refleja las tradiciones más genuinas de la cultura religiosa local. Y es que estamos penetrando en el mundo de la interesante Santería afrocubana, que conoceremos mejor en nuestra visita del año que viene ¿Queréis conocer más sobre este culto religioso que resulta atractivo a más del 80 por ciento de la población? Pues seguid leyendo.

La Santería es una fusión entre prácticas católicas y creencias folclóricas africanas, de ahí que usualmente también se conozcan como prácticas afrocubanas. Y datan del siglo XVII, impregnando a la sociedad cubana desde entonces, prácticas que no han podido ser frenadas por los distintos regímenes políticos que han emergido en la isla, incluido el actual. Esta práctica es mucho más prevalente que el Catolicismo, pues no en vano los santeros superan en número a los católicos por 8:1. Esta fe se ha extendido a otros países latinoamericanos, e incluso a los Estados Unidos.

Nos hemos de remontar a la “llamada del tambor”, de la religión yoruba original de África asentada y reinterpretada por los cubanos durante siglos.  Fue traída a la isla por los antiguos esclavos. Es todo un sistema religioso conocido romo Regla de Osha-Ifa (o Regla de Ocha o Lukumi, que significa “amigo mío” en lengua yoruba) o Santería en la mitología yoruba. Durante siglos la Santería se practicó en secreto y fue transmitida oralmente. Tras la Revolución la Santería fue reconocida, pero al mismo tiempo criticada por el Régimen. Actualmente disfruta de un atractivo importante en toda Cuba.  Hay quienes apuntan que el mismo Fidel Castro fue creyente y firme partidario.

En la Santería pese a alabar a un “dios todopoderoso”, Olodumare, se considera una religión politeísta. Olodumare ha creado todo lo que existe y entre sus extensiones cuenta con un panteón de divinidades llamadas orishas, que ponen en comunicación a los seres humanos con Olodumare y velan por la vida en la Tierra.  Por ejemplo, Yemayá, cuyo templo visitaremos en Trinidad, es el orisha del mar y la maternidad. Se considera que los orishas realizan milagros para sus adeptos y son capaces de ser culpados por eventos desafortunados.

De manera general la práctica religiosa se basa en un sistema de adivinación que descansa en tres oráculos: el oráculo de Ifá, que usan los babalawos, los caracoles de los santeros y el coco con el que ambos profesan. En sus cultos y rituales se aconseja al hombre sobre hábitos de comportamiento y sobre su destino, con el propósito de buscar la paz interior y el bienestar espiritual. Entre sus feligreses se llaman padrino, madrina, ahijado… y a menudo pasean de blanco con collares y pulseras coloridas en sus cuerpos. Estos personajes de blanco son los iyawos o yabós que son sometidos a un proceso riguroso de consagración para convertirse en santeros y quedar vinculados a su ángel de la guarda. En una ceremonia llamativa y secreta el iniciado con gran fe que desea “hacerse santo” se somete a rituales y ceremonias prolongados para alcanzar su meta. Conoceremos más sobre este peculiar sistema de creencias en nuestro viaje.  Interesante, ¿no os parece?

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es