Cuaderno de bitácora: Viaje a Croacia y Eslovenia Oneira Octubre 2019

En octubre de 2019 el club de viajeros Oneira disfrutó unos días inolvidables en Croacia y Eslovenia. Un excelente grupo de veteranos peripleros, viajeros Oneira y nuevas incorporaciones a nuestro club de viajes descubrió paisajes, pueblos y ciudades hermosas, áreas naturales increíbles y muy especialmente Dubrovnik, la Perla del Adriático. Gracias todo el equipo que hizo posible esta aventura, en especial a la organización técnica de Más Que Un Plan Agencia de Viajes. Sigue el relato de nuestro periplo.

09/10/19. Iniciamos nuestro viaje, conectando por avión desde Madrid con destino Venecia. Venecia ha sido una influencia importante en toda la costa Adriática y los Balcanes. En el año 1000 tras más de una batalla los venecianos extendieron su jurisdicción marítima a todo el litoral de Istria y Dalmacia. La República de Venecia extendió su influencia por las rutas que visitaremos los próximos días. En el siglo XIV, Venecia era ya el centro de un vasto imperio marítimo que dominaba sobre gran parte de las costas orientales del Mar Adriático, incluyendo ciudades como Pula, Zara y Trieste. 

Así que esta excelsa historia veneciana es buena excusa para dedicarle algo de tiempo antes de profundizar en nuestro viaje a Croacia y Eslovenia. De forma que tras el almuerzo nos dimos un paseo en grupo por el centro histórico de Venecia (Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO EN 1987)  especialmente por la Plaza de San Marcos, probablemente la plaza más hermosa de toda Europa.  Venecia  denota  cierta tristeza  pero  nos  maravilla  el  alma  el encontrar  tanta  belleza  a  nuestro  paso. Reconocimos  algunas  estampas  inefables, como  el  Palacio  Ducal  en  San  Marcos y  la Basílica del mismo nombre o el Puente barroco de los Suspiros.  Al finalizar nuestras visitas tomamos nuestro autobús en dirección a Opatija (Croacia) donde pernoctamos.

10/10/19. Estamos en Opatija, ciudad balneario en la Península de Istria (que tiene forma de corazón). El mayor encanto de este lugar es su localización pegada al mar, y foco de atracción turística para muchos viajeros europeos, principalmente en verano. Nuestro hotel está enclavado en pleno paseo marítimo y nos sirvió de enlace y referencia para descubrir los pueblos y ciudades más importantes de esta parte de Croacia.

Iniciamos las visitas de hoy en la ciudad de Pula, ciudad de provinciano encanto, salpicada de pinares y con estructura romana. Nuestro principal foco de interés en Pula son las ruinas romanas que conserva, en especial su magnífico Anfiteatro Romano del s. I, el sexto mayor de todo el Imperio y uno de los mejores conservados. Podemos imaginar los simulacros navales y las luchas entre gladiadores que aquí se organizaron. En nuestro paseo encontramos el Arco de Triunfo, levantado en honor de los Sergius y la Puerta de Hércules, su monumento más antiguo. El Templo de Augusto, adusto y compacto,  se levantó durante la vida del emperador, entre el año 2 a. de C. y el 14 d.C. El friso, ricamente decorado, es similar al de la Maison Carrée en Nimes, Francia. La dedicatoria del templo dedicada a Augusto reza: 

ROMAE · ET · AUGUSTO · CAESARI · DIVI · F · PATRI · PATRIAE

Roma y Augusto César, hijo de la divinidad, padre de la patria.

A continuación visitamos con todo el grupo Rovinj. Una pintoresca y adoquinada ciudad de la Istria Azul, circundada por elegantes colinas y bonitos hoteles; uno de los últimos puertos mediterráneos auténticos que se conservan. Las oraciones por una buena pesca se siguen ofreciendo en la enorme Catedral de Santa Eufemia, que se levanta en la parte central del casco histórico, el edificio barroco más grande de Istria, donde se le reza a la tumba de la santa, martirizada y reaparecida en un barco fantasma en la costa, según la leyenda.  Pese a contar con pocos tiempos libres debido a los tiempos tasados a los que nos vemos obligados para verlo todo, aquí sí que tuvimos una hora para callejear por las calles de este ensoñador lugar; por su casco antiguo, de aspecto medieval, un monumento en sí mismo.

Tocaba finalizar el día en Porec, otra pequeña ciudad con encanto... ¡pero qué bonita es Croacia! Porec muestra vestigios de antiguas civilizaciones que poblaron nuestro Mare Nostrum: romanos, bizantinos, francos, venecianos, lombardos, austriacos, etc. Es una ciudad pequeña de piedra, con sus príncipes romanescos y su arquitectura gótica. Visitamos el interior de la Basílica Eufrasiana (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1997) del s. VI noble muestra de la herencia bizantina. Nos fascinó el asombroso conjunto de mosaicos sobre fondo de oro, cerca del altar, con motivos marianos, de santos y pasajes bíblicos. Lástima que cuando llegamos nos encontramos a los feligreses en un oficio religioso (un Rosario) que acortó nuestra visita. El Claustro de la Basílica es espléndido e hicimos una encantadora foto de grupo.

No lo he dicho pero nuestra guía en Croacia  fue extraordinaria, de lo mejorcito; Romina. Nos encantaron sus explicaciones y supo manejar muy bien los tiempos de las visitas. Estamos encantados con nuestro chófer Jelko (igual no se escribe así....) es de Split y dice Romina que los de Split son gente divertida. Por cierto Jelko, con historia futbolera a sus espaldas, fue entrenador en su día del actual capitán de la selección croata. Nuestro guía acompañante para todo el viaje es Luciano, un argentino afincado en Dubrovnik muy culto.

Una de nuestras amigas viajeras, Covadonga, colecciona novelas de “El Principito” en distintos idiomas. Las compra en todos los paises que visita. ¡Todavía le quedan muchas para finalizar la colección!

Regresamos tarde a Opatija. Mañana tenemos nuevamente un día muy apretado. 

11/10/19  Por la mañana David y yo dimos un paseo por el paseo marítimo. Magnífico y recomendable de visitar junto con el romántico parque de Angiolina con decenas de especies vegetales. Me gustó especialmente la escultura de “la Doncella con la Gaviota”, elegante, de pie en el arrecife junto al paseo. 

Nuestra primera parada de hoy fue las Cuevas de Postojna (¡entramos en Eslovenia!). Estas  cuevas   son  una  maravilla  de  la  geología  y  el  principal atractivo  del  sudeste  de  Eslovenia.  De  origen  kárstico,  se  estructuran  en  20  km  de interminables  galerías  con  insospechadas estalactitas y  estalagmitas.  Casi como ser protagonistas de  la  novela  de  Julio  Verne “Viaje  al  centro  de  la  Tierra”. Fascinó a todos. La experiencia de entrar unos kilómetros en el interior de la montaña y ver allí formaciones increíbles es soberbia, ¡y sin necesidad de portar el casco de espeleólogo!. Podéis ver las fotos.

A continuación nos trasladamos a Ljubljana, capital de Eslovenia. Una ciudad muy seductora y alegre. Me sorprendió su frescura y el encanto de sus gentes. En la parte antigua pudimos contemplar los edificios más antiguos, de la época medieval de aroma más tradicional. Fascinantes sus iglesias, plazas recoletas, sus cafés y cervecerías. A los lados del río Ljubljanica  se encuentran edificios clásicos de aire modernista centroeuropeo. En Ljubljana se come muy bien y hay un gran ambiente en sus calles.

12/10/2019 Abandonamos la encantadora Ljubljana, de nombre impronunciable pero bonita a rabiar para dirigirnos a descubrir el Lago Bled, en Eslovenia.  Símbolo  e  icono  para  viajeros que  regresan  una  y  otra  vez  desde  hace  mil  años.  Una  ínsula  protegida  por  pintorescas  montañas  y establecida  en  medio  de  un  lago  alpino.  La  imagen  más  bella  de  Eslovenia.  Un  lago  de  2  km  de longitud  y  rodeado  por  centenares  de  árboles  a  los  pies  de  los  Alpes  Julianos.  Los  más  antiguos adoraban  en  el  lago  a  Ziva,  Diosa  del  Amor  y  la  Fertilidad  de  los  eslavos.  A  principios  del  s.  XX  se estableció  aquí  el  balneario  más  hermoso  del  Imperio Astrohúngaro,  asentado  en  el  pueblo  de  Bled, junto  al  lago. La Islita en el Lago Bled es una hermosura, porque embrllece el conjunto del paisaje.  Navegamos en  barco  por  este  mágico  lago transportándonos  a tiempos pretéritos, casi olvidados. La iglesia barroca en el centro de la isla es muy coqueta y es delicioso pasear alrededor de la islita con la posibilidad de realizar fotos encantadoras por los alrededores. 

A orillas del lago descubriremos una fortaleza de origen medieval y construida sobre un acantilado a 130 m de altitud sobre el lago, una estampa pintoresca, el Castillo de Bled, al que accedimos. Desde sus almenas disfrutamos de vistas espectaculares sobre el lago. Este castillo presenta los elementos clásicos de los castillos europeos, con su foso y puente levadizo; con una torre románica de más de 1.000 años y un pequeño museo con piezas interesantes.

Tuvimos oportunidad de realizar una visita nocturna en Zagreb, para contemplar algunas de las maravillas que encierra esta ciudad. Zagreb significa “detrás de la colina”  y conserva la influencia de Viena y Budapest. En la actualidad es una ciudad cosmopolita con intensa vida cultural con más de veinte teatros y diez auditorios musicales!. Sus habitantes aman la música y el arte. La Ciudad Alta comprende antiguos asentamientos y atesora edificios e iglesias emblemáticas.  Me conmovió especialmente el rincón íntimo de la Puerta de Piedra donde los zagrebinos paran para realizar algunas pequeñas oraciones. Me hubiera gustado visitar el Museo de las Relaciones Rotas ( no os lo perdáis si venís por la ciudad ) del que tengo, muy buenas referencias y entrar en una de las iglesias de Católicos Orientales (siguen el rito ortodoxo pero reconocen al Papa). Me quedo también con un bonito monumento-recuerdo a un genio, que fotografié: Nikola Tesla, el verdadero creador e inventor de la electricidad, ninguneado por Édison. 

13/10/2019  Visitamos el Parque Nacional más bonito y agradable de Croacia. Aunque denominado “el jardín del diablo” según la cartografía antigua, si hay un Edén estamos convencidos que se parecerá mucho a este Parque Nacional. El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1979) es una espléndida extensión de montes boscosos y lagos color turquesa que se configuran como una perla del interior de Croacia. 16 lagos cristalinos vierten sus aguas unos sobre otros a través de una serie de cascadas y cataratas, que esculpen la roca creando presas naturales que son la fascinación de sus visitantes; un proceso geológico que aún prosigue y sorprende hondamente al viajero. La mayor cascada ofrece 76 metros de agua en caída libre. Nos relajare con un agradable paseo en barco por el lago Kozjak. Este exuberante parque de 30.000 hectáreas de naturaleza impoluta incluye bosques de hayas, abetos, pinos y otras tantas especies arboríferas. Los mamíferos reyes del parque son los osos y los lobos, y también ciervos, linces, jabalíes y zorros. Con cierta pericia podremos observar aves como halcones, búhos, martín pescadores y patos silvestres. 

Por la tarde tuvimos ocasión de pasear por la medieval ciudad de Trogir. Por la noche se torna muy bella y es muy especial recorrerla sin las hordas de turistas que la abordan en verano. David y yo nos escapamos esta noche con mi amiga Asun, compañera enogastrónoma, para degustar una lubina inmensa y unos calamares muy frescos en un recoleto restaurante, con un buen vino de Dalmacia de la variedad posip: Krajančić Pošip Intrada 2018.

14/10/19  La ciudad de Trogir (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1997) presenta calles tortuosas circundadas de murallas medievales, frente a la que lucen en un ancho paseo bares y cafés alineados junto a algunos yates. Destaca la profusión de edificios renacentistas y románicos, de su época dorada ss. XIII-XV, prácticamente intactos. Su casco antiguo es de los más bellos del Adriático, ocupando una pequeña isla; su visita es toda una experiencia estética. Nuestra visita incluye la entrada al interior de la Catedral de San Lorenzo, de estilo veneciano datada entre los ss. XIII y XV. Fascinante la portada románica con figuras de leones alados rematados por Adán y Eva. El baptisterio se levanta en el lado norte y la elaborada capilla renacentista de San Iván sorprende por su detalle. Recorrimos la parte más bonita con nuestra guía En Dalmacia, Oriena, que curiosidades de este mundo su nombre contiene todas las letras de ONEIRA pero en distinto orden. ¡Un beso, Oriena!

Continuamos visita en Split con nuestra guía. Split, es la segunda ciudad más grande de Croacia, perfecta mezcla de modernidad y tradición. Diocleciano (245-313) levantó esta ciudad tras su retiro y su palacio sirvió de solaz, tras su muerte, a los siguientes emperadores romanos. Indispensable nuestra visita al Palacio de Diocleciano (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1979) donde se puede admirar una bellísima mezcla de edificios de todos los estilos que convierten a esta ciudad en un lugar especial. No son ruinas, no es un palacio, no es un museo... es el corazón palpitante de Split. Se trata de una fortaleza militar, residencia imperial y ciudad fortificada que cubre 31.000 m2. El Templo de Júpiter es un antiguo templo romano reconvertido en baptisterio cristiano dedicado a Santo Tomás, con techo abovedado decorado profusamente. Los Sótanos del Palacio de Diocleciano me sorprendieron; algunas salas, aunque vacías exudan una inquietante atemporalidad. Seguramente algunas viviendas de esclavos se encontrarían aquí. La pequeña Catedral de Santo Domnio de Split es también mausoleo del emperador Diocleciano. Ironías de la historia, el gran perseguidor de cristianos descansa (quizá no) escuchando dos misas católicas diarias.Algunos puntos de Split han sido lugares de rodaje de una de mis series favoritas, JUEGO DE TRONOS, y pudimos fotografiarlos. El más interesante la Caverna de Dragones. Si accedéis a nuestras Instagram Stories, donde recojo nuestro viaje en fotogramas, me veréis sentado en el Trono de Hierro.

Continuaremos viaje hacia Dubrovnik, pero antes recalamos en el pintoresco pueblo de Ston para una degustación de ostras frescas, mariscos y el vino o aguardiente local en una de las bateas de los pescadores. La leyenda sobre las propiedades afrodisíacas de las ostras proceden del Renacimiento, siendo consumidas profusamente por los nobles locales. Los gastrónomos recomiendan servir las ostras frescas, abiertas y rociadas con limón. Conocimos la actividad pesquera de Ston e improvisamos una pequeña fiesta todo el grupo.

15/10/19 Dubrovnik (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1979) es deslumbrante. Ningún viajero puede cansarse de sus calles de mármol, sus edificios barrocos asomados al Adriático, ni sentir indiferencia al pasear al borde de sus murallas. Nos horrorizó su bombardeo en 1991, pero intacta, vuelve a encandilar a sus visitantes. Dubrovnik es Mediterráneo en estado puro, con trazos bizantinos y sabor eslavo; considerada como una de las urbes amuralladas más hermosas del mundo. Bernard Shaw comentó sobre ella: “todos los que busquen el paraíso terrenal que la vengan a visitar”.

La calle Placa, o Stradun, es una arteria importante. En lo alto de una colina, fuera de la muralla, vislumbraramos el Fuerte Lovrjenac, escenario del rodaje de “Juego de Tronos”, como muchos otros rincones de la ciudad (muchos de los puntos de King’s Landing - Desembargo del Rey- están en Dubrovnik). Recorrimos este fuerte nuestro último día de viaje tomando fotos extraordinarias. El puerto antiguo se encuentra a mitad de recorrido; en esa zona tuvimos el almuerzo del día y la cena de despedida de viaje; mucha magia. El Monasterio Franciscano es un fabuloso claustro del s. XIV de estilo tardorrománico con un pequeño jardín. La Farmacia Histórica es la más antigua de Europa, abierta desde 1391; atención a la magnífica Pietá encima de la puerta de entrada. El Palacio del Rector de estilo gótico-renacentista del s. XV alberga salas diversas, transformado en la actualidad en el Museo de Historia Cultural. La Catedral de la Asunción de la Virgen se levantó en el emplazamiento de una basílica del s. VII y ha sufrido diversos avatares; destacan sus bonitos altares y sus pinturas religiosas. Tuvimos oportunidad de fotografiarlo todo.

Por la tarde en nuestro tiempo libre David de Más Qué Un Plan y servidor hicimos el recorrido a pie por la centenaria Muralla de Dubrovnik, ¡la muralla más bonita del mundo! No dejes de hacerla cuando vengas a Dubrovnik. Tomamos un par de cocacolas (zero) en un chiringuito en el acantilado occidental, mientras caía el sol anticipando un atardecer hermoso. Conversamos con Syrina, una puertorriqueña que nos contó parte de su viaje y que estaba degustando Cada minuto de su viaje a Europa.

Cerramos viaje con una cena de despedida muy especial en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, ¡hasta siempre Dubrovnik, hasta la vista Croacia y Eslovenia! Os dejamos con un pequeño video.

 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


"Perdida en el Paraíso", una aventura en Omán

Nuestro viaje Oneira a Omán y Emiratos de enero 2020 nos deparará grandes sorpresas. Una de ellas como os vengo contando será conocer el Sultanato de Omán, el país más bello de la Península Arábiga. Hoy traemos a nuestro blog Oneira a Ascensión de Tena Marín, una persona muy especial que ya ha tenido la suerte de conocer de primera mano Omán, pues no en vano estuvo viajando por el país hace algún tiempo. Sus avatares en este rincón del mundo, sus experiencias y sus reflexiones se han traducido en una bella novela que se desarrolla en el país que vamos a visitar en enero de 2020. Su novela es “Perdida en el Paraíso”, una novela de viajes y aventura, o como ella la denomina:  una “road novel”, que es además su primera novela, que desde aquí os recomendamos.  Vamos a conocer mejor a esta escritora y la historia que ha novelado. Ascensión ha tenido a bien respondernos a algunas preguntas sobre Omán y sobre su libro. Os dejamos con la conversación.

Ascensión de Tena Marín es viajera y aventurera, de espíritu nómada. Amante de la escritura. Le encanta vagar perdida en el laberinto de las palabras. Y considera su escritura como una locura creativa.  Su novela "Perdida en el Paraíso" narra la historia de Yasmin, su protagonista, una mujer beduina cuyo mayor deseo es alcanzar un sueño: encontrar el paraíso.

Ascensión, ¿qué lugares de Omán te inspiraron para recrear la aventura de Yasmin en la búsqueda de su sueño?

Destaco Ramlat Al Wihibah (más conocido en Occidente como “el desierto de Wahiba o Wahiba Sands”), corazón del desierto de Omán; el misterioso oasis de Al Hamra; el tradicional zoco de Nizwa; la ciudad de Sur y las playas de Ras Al Hadd donde desovan las tortugas; el mercado de pescado de Barka y Mascate, la capital.

Me parecen lugares increíbles. En su mayor parte los recorreremos en nuestro viaje de Oneira club de viajeros en enero. Son localizaciones hermosas, verdaderos paraísos en mi opinión.  ¿Cómo fue la experiencia de escribir esta primera novela?.

Fue una experiencia de libertad. Mi cuaderno y mi lápiz se convirtieron en compañeros inseparables de mi viaje en Omán. Me permitía tomarme mi tiempo para observar y anotar experiencias. La intención era que no se me escapara nada de lo vivido y sentido.

Leo Buscaglia afirmaba que la vida es un paraíso, pero los hombres no lo saben ni se preocupan de saberlo… Ascensión, ¿qué paraíso busca la heroína de tu novela? ¿Acaso encontraste tú también el paraíso en tu viaje a Omán?

El Paraíso que busca Yasmin, la protagonista, consiste en emprender un viaje para descubrir qué hay más allá de los límites del desierto, embarcarse en aventuras, enamorarse... Y sí, Alberto,  ¡encontré el Paraíso terrenal en Omán!

Tengo enormes ganas de conocer esa tierra y emprender el viaje pronto,  ¡aún falta para el mes de enero! ¿Por qué recomendarías a nuestros amigos viajeros visitar Omán? ¿Qué es lo que más te fascinó de este destino?

Porque es el último sultanato de Arabia y me recuerda a un cuento de las Mil y una Noches. Existe un equilibrio entre la tradición y la modernidad.

No tiene nada que ver con Arabia Saudí, Yemen o los Emiratos Árabes. Es un país tranquilo y completo, se puede disfrutar del mar, la montaña y el desierto.

Lo que más me fascinó fue mi convivencia con los beduinos en el desierto de Wahiba. La austeridad de la vida nómada que se acaba; el polvo de las arenas; la inclemencia del sol; el silencio, la soledad e infinidad de la noche desértica repleta de misterio.

 

Ascensión, cómo me gustaría poder disponer de más tiempo para conocer mejor todos los lugares de tu novela. Ojalá pudiera disponer del tiempo necesario para poder escribir una décima parte lo que Omán te ha inspirado para escribir tu mágica novela.  Aunque nuestro viaje por Omán nos sepa a poco, sabemos que en tu novela encontraremos pistas, trazas, imágenes y aventuras que nos ayudarán a hacernos una mejor idea de los lugares a visitar. Enhorabuena por tu novela, Ascensión y gracias por colaborar con esta entrevista.

Gracias a vosotros, ¡disfrutad el viaje!.

Amigos, os dejamos algunas reseñas del libro, un enlace al booktrailer, algunas fotos y por supuesto, el contacto y enlaces para poder adquirir la novela. También puede adquirirse en Amazon además de por contrarreembolso.

Reseñas de "Perdida en el Paraíso"

https://bit.ly/2ACByhv

http://amor-y-palabras.blogspot.com/2019/02/resena-perdida-en-el-paraiso-ascension.html

https://millibrosenmibiblioteca.blogspot.com/2019/02/perdida-en-el-paraiso-de-ascension-de.html

Ventas

-Amazon (digital y en papel) myBook.to/PerdidaParaiso

-Contrareembolso detenamarin@gmail.com

Booktrailer

 

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Crucero por el Báltico, Agosto 2019

Es agosto 2019 y con muchas ganas de desconectar de las tensiones de las últimas semanas, ¿qué mejor que embarcarse en un emocionante crucero, combinando visitas a grandes ciudades y la relajación en el mar Báltico?.  Pues allá que fuimos Meli y yo.

El Báltico presenta grandes atractivos. A orillas de este mar lleno de historia se encuentra la riqueza y belleza cultural de ciudades indispensables. El Mar Báltico comunica con el Mar del Norte y el Atlántico. Este mar interior salado ha sido testigo de la irrupción y asentamiento de pueblos germánicos y vikingos. Sus rutas facilitaron la actividad comercial de estos pobladores del norte de Europa.

Elegimos en esta oportunidad NCL Norwegian Cruise Line, que aunque no lo parece, es una línea de cruceros americana, con sus pros y contras. De esta línea me gusta su Freestyle Cruising que te permite ir a tu aire en cuanto a los horarios y lugares para las cenas.Sin embargo aunque los españoles embarcados eran legión, la sociocultura gastro y organizativa era de base americana: horarios, comidas, desayunos, bebidas, etc. Mas tuvimos opción de degustar buenas viandas en algunos restaurantes de especialidad. Nos fuimos nos acomodando. A su favor: la espectacularidad en la oferta de entretenimiento. Quedé encantado con los shows y los musicales de primerísimo nivel:  Millon Dollar Quartet, Cirque Dreams & Steam, Burn the Floor y Wine Lovers, The Musical, con cata de vinos incluida. Genial este último, yo que soy un amante del mundo enogastro.

Los destinos de este crucero fueron de gran encanto. Iniciamos nuestro tour en Copenhage (Dinamarca), para nosotros ciudad de paraguas y bicis; paraguas porque los necesitamos los dos días que allí estuvimos y bicicletas porque las encuentras en todas partes. Son las reinas de la calle, con prioridad frente a peatones. Paseamos por Magstraede, su calle más antigua, visitando sus bellezas más icónicas. Desde La Sirenita, hasta Puerto Nuevo  (Nyhavn 17) de gran encanto, su canal más famoso, con antiguos veleros y barcos de pesca apostados en sus orillas.  Si visitas Copenhage no te pierdas el Castillo de Rosenborg, iniciado por Cristian IV en 1606, es fascinante. De estilo renacentista neerlandés, alberga un museo con colecciones reales.  Y se levanta en un parque precioso. Una de mis últimas fotos subidas a Instagram muestra la imagen esbelta de la Iglesia de Mármol, un templo luterano de estilo rococó, levantado en 1749 por Nicolai Eigtved, con la cúpula más grande de Escandinavia. Visitamos mucho más; podéis curiosear en nuestras Instagran stories, Báltico.  En Copenhage en agosto coincidimos con la Semana del Orgullo; el colorido y el ambiente festivo y desenfadado estaba presente en toda la ciudad.

Otra de las paradas de nuestro crucero fue Rostock (Alemania). Allí quedé embobado con su Reloj Astronómico, en la luterana Iglesia de Santa María. Este tipo de relojes hacían las delicias en los siglos XVI y XVI.  Una maravilla de la técnica de entonces, que no conocían artilugios como el que tenéis ahora en las manos.  Este reloj fue construido por Düringer. Incluye información zodiacal, las fases de la luna, elementos astrónomicos y más.  Sorprendentemente el constructor decidió que 2017 sería el último año a mostrar, quién sabe por qué.  El crucero lo teníamos anclado en Warnemunde, una bonita ciudad balneario a la que acuden todos los años miles de alemanes.

Una de las perlas de nuestro viaje fue Gdansk (Polonia). Muy representativa de entre las ciudades bálticas. De gran hermosura, merece la pena dedicarle varios días para conocerla bien. Con una historia complicada de gobierno prusiano y alemán y de autogobierno como “ciudad libre”. Completamente reconstruida ya que fue arrasada en la II Guerra Mundial. Me llamó la atención la Fuente de Neptuno, emblema y símbolo de la ciudad. Aquí no vienen los atléticos a festejar sus triunfos, pero sí lo hacen sus habitantes cuando el equipo de la ciudad consigue algún triunfo importante.

En Estonia también bajamos a conocer Tallín, una ciudad de cuento de hadas, Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. De base medieval, no ha perdido su riqueza cultural y estética, con profusión de edificios de arquitectura gótica y hanseática. De todo lo disfrutado allí me quedo con un pequeño rincón del claustro del Antiguo Monasterio Dominicano, de la parte del jardín.

Pero sin duda, lo más fascinante de este viaje fue conocer por vez primera San Petersburgo. Una de las ciudades más bellas de toda Europa; es espectacular. En nuestras Instagram storiespodéis encontrar algunas fotografías que dan fe de ello. Impresionante la Catedral de San Isaac, con más de 100 m de altura y la cúpula dorada, cuarta más grande del mundo. Fue protegida de la aviación enemiga en la 2GM pintándola de gris, con globos aerostáticos y chicas ciegas con buen oído. Inmensa y de gran belleza. Pero si te dejas caer por San Petersburgo, no dejes de visitar el Hermitage; uno de los mejores museos del mundo, con el atractivo adicional de mostrar las obras en palacios como el Palacio de Invierno. A destacar la Galería Rafael, con copias de los frescos de las Estancias del pintor renacentista Rafael en el Palacio Apostólico de Roma.  Y un buen ejemplo de arte soviético lo encontraréis en el Metro de San Petersburgo; recorrimos algunas de sus estaciones. Subí una de las fotos más interesantes, un mosaico celebrando la resistencia de Stalingrado por los patriotas rusos durante la Segunda Gran Guerra. Esta ciudad sufrió más de tres años de asedio nazi. Sus actuales habitantes están muy orgullosos de su gesta. Nos despedimos de la ciudad visitando la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, con otra historia triste detrás y realizando un pequeño crucero en el Rio Nevá. Al llegar a casa volví a revisar la extraordinaria miniserie Guerra y Paz, producida por la BBC, basada en la obra de León Tolstói; una superproducción rodada buena parte en San Petersburgo. Quedamos muy agradecidos a Nadia, excelente guía profesional en San Petersburgo que nos supo transmitir todo el amor por esta tierra y por su arte. Dentro de un par de años Oneira club de viajeros organiza un viaje a Rusia para descubrir sus ciudades más importantes  y esperamos contar con ella para conocer mejor este destino.

Más en Instagram stories de Oneira club de viajeros

En caso de no poder acceder directamente a Instagram stories puedes hacerlo desde tu móvil a nuestro Instagram:

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]


Zagreb misteriosa

En tres meses Oneira club de viajeros se embarcará en una nueva aventura a dos países europeos francamente interesantes: Croacia y Eslovenia. Nos vamos en octubre, aprovechando el Puente del Pilar.

La capital de Croacia es Zagreb y actualmente es una de las más agradables ciudades centroeuropeas. Se la considera una "pequeña Viena".  Perfecta para una escapada. De hecho, nuestro paso por allí será fugaz, porque hay mucho que ver en 8 días, aunque si te gusta seguro que programas una vuelta a esta ciudad centroeuropea con más días para descubrir sus tesoros. Tiene museos, música, arquitectura y buena gastronomía, además, los croatas son animados y alegres como los españoles.

Hoy os quiero comentar un par de historias sobre leyendas de Zagreb y hablaros sobre los famosos túneles secretos subterráneos.

La Puerta de Piedra se halla en una de las entradas principales de la ciudad medieval de Zagreb. Un pasaje al que devotos de la ciudad acuden para orar o encender una vela. Cuenta la leyenda sobre esta puerta medieval que en 1731 se produjo un incendio que acabó con buena parte de las viviendas del área, alcanzando esta Puerta de Piedra. Tras extinguir el fuego al dia siguiente se encontró la imagen de una Virgen María en perfecto estado. Desde entonces esta puerta se convirtió en una pequeña capilla como lugar de culto.  La Virgen de la Puerta de Piedra es actualmente la patrona de Zagreb.

Bajo la ciudad de Zagreb existe una red kilométrica de túneles ocultos y secretos, de los cuales se especula que algunos conectan hasta con las montañas de Medvednica, a casi 40 km de distancia de la ciudad. De hecho, la gran mayoría de túneles son un enigma para los habitantes de la región, aunque hay uno que no es secreto, conocido como el túnel de Gric. Se construyó hace 76 años en tiempos de la Segunda Guerra Mundial como refugio antiaéreo y se reutilizó durante la Guerra de la Independencia del país 50 años después. En el año 2016 se remodeló y se abrió al público, por lo que en la actualidad se preparan eventos culturales en su interior y se disfruta como atracción turística. También se ha preparado el Museo de los Sentidos en su interior, visita fundamental para largas estancias en la ciudad. Quién sabe el origen de estos túneles ocultos y los secretos que albergan en su interior.

Las montañas boscosas de Medvenica se localizan a unos 40 kilómetros al norte de Zagreb. El mayor atractivo de este Parque Natural es la Fortaleza de Medvedgrad. En el s. XIII la Reina de Negro gobernaba Medvedgrad y habitaba la fortaleza medieval. La crueldad de esta reina era bien conocida en todo el entorno. Cuenta la leyenda que esta mujer vestía siempre de negro y era acompañada de un cuervo entrenado para sacar los ojos a sus enemigos. Sus súbditos eran maltratados, con tributos elevados y con prohibiciones para acceder a algunos recursos naturales, como el agua. Se cuenta que cuando los turcos cercaron su fuerte sus súbditos le dieron la espalda y le negaron el auxilio. La leyenda cuenta que pactó con el Diablo para deshacerse de los invasores, prometiéndole todo tipo de riquezas; dicen que aceptó y promovió la retirada de las tropas turcas. Sin embargo la Reina de negro intentó engañar al mismísimo Diablo.  Afirman los del lugar que el Diablo la castigó convirtiéndola en serpiente, condenada a vagar eternamente por Medvedgrad, recuperando su apariencia humana original por las noches. Los habitantes de Medvedgrad no cesaron de intentar localizar los tesoros de la reina, llegando al mismo subsuelo de Zagreb lo que podría explicar la existencia de los enigmáticos túneles bajo la capital. A finales de septiembre se conmemoran los Días Medievales de Medvedgrad, rememorándose esta historia tan popular.

En octubre preguntaremos a nuestro guía sobre esta historia, aprovechando nuestra estancia en Croacia.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Viaje a Cuba ¡Cautivadora y auténtica! febrero 2020

Nos complace presentaros un nuevo proyecto Oneira para el próximo mes de febrero de 2020: un viaje a Cuba. Un viaje varias veces pospuesto y que creemos que es el mejor momento para acometerlo. ¿Quieres vivir una aventura en Cuba con Oneira? ¡Acompáñanos!. En este momento estamos diseñando el mejor itinerario con las mejores propuestas para los viajeros que vengan con nosotros. Si estás interesado en este destino escríbenos a info@oneira.es y te informaremos de todas las novedades de este viaje en próximas semanas.

Cuba está bañada por el océano Atlántico, el mar Caribe y las aguas del golfo de México. Es la mayor isla de entre las Grandes Antillas, situadas al sur del Trópico de Cáncer. A 180 km de Florida, 210 km de México y muy cerca de Haití y Jamaica.

En febrero de 2020 ONEIRA club de viajeros. parte rumbo al Caribe para conocer la auténtica y cautivadora Cuba. La isla donde Cristobal Colón arribó en su primer viaje (1492) Es el mejor momento para visitar esta hermosa isla anclada en el tiempo, consentida por el Caribe, que en enero pasado celebró los 60 años de su revolución, perenne en cada rincón de la isla y con todo, abierta de par en par a la modernidad  y al siglo XXI. Bienvenidos a uno de los países con mayor diversidad musical del mundo: desde el son y la salsa hasta el hip-hop. Fascinante dicotomía cubana. Fachadas y edificios destartalados llenos de encanto, con sus gentes maravillosas,  creativas y acogedoras. Un legado cultural soberbio, con ciudades coloniales de las más bellas del mundo que no en vano son Patrimonio de la Humanidad UNESCO:  Santiago de Cuba (Castillo de San Pedro de la Roca), la Ciudad vieja de La Habana, los magníficos edificios del XVIII y XIX de Trinidad, o los  centros históricos de Cienfuegos y Camagüey.  Con paisajes extraordinarios, no sólo sus reconocidas playas de arena blanca,  como el valle de  Viñales un Parque Nacional también reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, que también visitaremos. Y a destacar también su exquisita oferta culinaria.

Cuba es sinónimo de sol, plantaciones de caña de azúcar, altas palmeras y playas cristalinas maravillosas de tonos azules y turquesa. Con una cultura riquísima que aúna tradición y modernidad a un tiempo. Una isla joven, repleta de color y música, que mantiene una identidad característica. En Cuba también descubriremos paisajes montañosos y paisajes exquisitos.

La oferta de actividades de ocio en Cuba es extraordinaria. No en vano la pasión por la música de los cubanos es bien conocida, así como su gusto por el arte, el baile y el teatro. Durante todo el año puede disfrutarse de representaciones teatrales, ballet, conciertos y festivales.  La mayoría de sus ciudades disponen de salas de teatro y conciertos y las pequeñas poblaciones cuentan con una Casa de Cultura o de la Trova que acogen actuaciones de música cubana tradicional. Las Casas de la Trova son espacios donde la gente puede escuchar música en directo, bailar o tomar un cóctel. Fueron fundadas en 1959 en prácticamente todas las capitales de provincia del país.

Y si tú viajero tienes una especial predilección por las bellas playas con palmeras típicas de Varadero, en Cuba, de merecida fama internacional, al finalizar nuestro viaje en grupo podrás dedicar unos días a relajarte frente al mar (Extensión a Varadero, opcional)

Toda la información sobre el viaje: https://oneira.es/viaje-a-cuba-2020/

Si estás interesado en el destino, escríbenos info@oneira.es

¡Viaja con ONEIRA a la Cuba más auténtica y cautivadora!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Zagreb, la capital de Croacia

Todos conocemos historias y aventuras sobre las islas y costas croatas, como también sabemos del maravilloso estilo medieval de la ciudad de Dubrovnik. Las conoceremos en profundidad durante nuestro viaje a Croacia y Eslovenia de octubre 2019. No obstante, la capital de Croacia, desconocida para muchos, es una de las ciudades más encantadoras de Centroeuropa. Zagreb, eje central de la política, economía y cultura del país, está cercada por parques y bosques, descansando entre las faldas de la sierra Medvednica al norte y por el río Sava al sur.

Zagreb es una ciudad que enamora, que levanta enormes pasiones y que hace vibrar al viajero como si viviera el escenario de una novela romántica. Con una población aproximada a la de la localidad de Valencia, destaca por su música, su arquitectura, su gastronomía, los museos y por una enorme vivacidad al aire libre. Conocida también por algunos como la pequeña Viena, revela una inconfundible apariencia que recuerda al Imperio Austrohúngaro, gracias a sus tranvías, sus vías comerciales, sus singulares cafés y avenidas circulares conectando zonas verdes de la ciudad.  Los croatas disfrutan de más de 10 teatros, 350 bibliotecas, 20 museos, una universidad y numerosos eventos de arte y culturales. La capital surgió de 2 antiguas ciudades medievales, Kaptol, corazón de la autoridad religiosa y episcopal y Gradec. En el año 1880, Zagreb sufrió un terrible terremoto que devastó la ciudad, razón por la que los monumentos más ilustres son de una época posterior al temblor. La localidad se divide en 2 grandes zonas. Una, conocida como Gornji Grad o Ciudad Alta, donde se incluye los barrios de Kaptol y Gradec y otra, caracterizada por ser la zona más moderna de la ciudad, conocida como Donji grad o Ciudad Baja.

 En la ciudad, destacamos la Iglesia de San Marcos, enclavada en el antiguo barrio de Gradec y siendo considerado uno de los edificios más expresivos de la ciudad. Se levantó en el siglo XIII con un estilo románico y se reformó posteriormente hacia un estilo gótico tardío. En su fachada sur posee quince esculturas góticas, aunque lo más relevante e impactante son los 2 grandes escudos de armas que se encuentran establecidos en el tejado, siendo uno de ellos el de Zagreb y el otro el de los reinos de Dalmacia, Eslavonia y Croacia. En la Plaza de San Marcos existen varias construcciones con una enorme tradición rodeando a la iglesia, como la sede del Gobierno, el Parlamento de Croacia y el Antiguo Ayuntamiento. A 2 minutos andando se encuentra la Puerta de Piedra, la única de las 4 puertas de entrada que quedan en pie, permitiendo imaginar la forma de las antiguas murallas de la ciudad. También muy cerca se sitúa la Torre Lotrscak, erigida hace más de 800 años como elemento fundamental de la muralla. Cada día al mediodía se descarga un cañón con el objetivo de festejar un suceso histórico. En su interior hay una galería de arte y se puede subir a lo más alto de la torre donde las vistas son magníficas. La Catedral de la Asunción de la Santísima Virgen María es el monumento más famoso de la ciudad y una auténtica preciosidad. Su construcción original se remonta al año 1093 aunque su aspecto actual es posterior al terremoto, con 2 enormes torres góticas de 108 metros de altura apreciables desde cualquier parte de la capital. Posee detalles arquitectónicos excelentes tanto en el interior como en su fachada. El Mercado Dolac es algo innegociable al visitar la ciudad. Aquí se disfruta el ambiente local y tradicional al aire libre, siendo el mercado más conocido de la capital donde se pueden conseguir cualquier tipo de alimento, artesanía y flores. La preciosa Plaza Ban Jelačić, corazón de Zagreb, es característica por sus tranvías y posee elementos tan importantes como la estatua de Josip Jelačić, héroe nacional. El Teatro Nacional de Croacia es casi con total seguridad el edificio más bello de la ciudad. Se construyó hace 125 años, estilo neobarroco y fue estrenado por Francisco José, emperador de Austria en aquella época. Es un lugar fantástico rodeado de jardines en cuyo interior han cantado grandes figuras operísticas. Y por último, dejándonos multitud de cosas que no se pueden reflejar aquí, como es mencionar sus numerosas iglesias, monumentos, construcciones y museos, recomendamos visitar la conocida Herradura Verde. Es una zona de la Ciudad Baja formada por 8 manzanas de jardines, parques y paseos arbolados donde hay varios edificios propios de la época imperial.

¿A que apetece conocer esta gran ciudad?

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


El lago Bled y su leyenda

El lago Bled y su entorno es uno de los parajes más hermosos de Eslovenia que conoceremos en nuestro viaje Oneira a Croacia y Eslovenia de octubre 2019, para algunos es la representación del paraíso en la tierra, un fascinante lago alpino de origen glaciar situado a los pies de los Alpes Julianos. ¿Queréis conocer su leyenda?.

El lago Bled posee unas increíbles bellezas naturales, crónicas remotas e incluso poderes misteriosos para recuperar la felicidad. Bled es un pequeño pueblo de Eslovenia con unos 5 mil habitantes y Bled también es el nombre de su lago, a 475 metros sobre el nivel del mar y ambos junto al Parque Nacional más importante de la nación, el de Triglav. Es una de las más bellas imágenes de Eslovenia.

La leyenda del origen del lago cuenta una historia de unos jóvenes pastores que en un gran pasto verde pastoreaban sus ovejas. A menudo, estas ovejas se dirigían a una capilla en medio del pasto; sin embargo, los pastores no se percataron nunca de cómo estos animales profanaban el sagrado lugar. Por eso Dios tomó la decisión de crear alrededor de la capilla un precioso lago para protegerla, fundando el lago Bled y la iglesia en la islita. Antiguos antepasados eslovenos adoraban en el lago a Ziva, la diosa del amor y la fertilidad para los antiguos eslavos. Volviendo a Triglav, este es el pico más alto del país y se encuentra plasmado en la bandera nacional con la forma de 3 cumbres (Triglav se traduce como “3 cabezas” en esloveno). El lugar está ocupado por una infinidad de árboles de un penetrante verdor reflejado en las calmadas aguas, en uno de los lugares más pintorescos y mágicos de toda Europa.

A principios del s. XX se estableció aquí entro otros el balneario más hermoso del Imperio Austrohúngaro. En el interior de estas aguas emerge la única isla natural de Eslovenia, de 18 metros de longitud, suficiente para permitir que una hermosa iglesia barroca prevalezca entre los densos árboles. Esta es la Iglesia de la Asunción a la que se puede acceder en barco atravesando el misterioso lago azul que la protege. Algunos prefieren visitarla en embarcaciones tradicionales de madera, conocidas como pletna, controladas por pletnarji que se encargan de remar de pie. Al acceder a la isla hay 99 escalones de piedra que dirigen hacia el interior de la Iglesia, aunque imaginarse esta situación podría evocarnos a ascender a algún lugar mágico y encantado. De hecho, se rumorea que la campana de la iglesia de Bled, con casi 500 años de antigüedad, fue mandada a construir por el mismo Papa de Roma. Este obsequió la campana luego de que a causa de una tormenta se hundiera la original, propiedad de una mujer viuda que fundió toda su riqueza para construir una que sonara en honor a su marido. Por lo tanto, en Bled existen 2 campanas, una en lo alto de la Iglesia y otra en lo más profundo del lago.

Además de la Iglesia, la imagen más agradable del lago y de las cumbres alpinas que lo protegen se produce desde un castillo en lo alto de un acantilado, con una altura de 130 metros. El Castillo de Bled es de origen medieval, con una antigüedad superior a los mil años. Es uno de los lugares más bellos donde se pueden celebrar bodas en el continente, siendo en el pasado un importante lugar de encuentro entre diplomáticos y personalidades. Dispone de unas excelentes torres, un foso, un puente levadizo y en su interior hay un museo. El museo dispone de numerosos fragmentos arqueológicos que cuentan la interesante historia de la región de Bled. Sobresale un broche con la imagen de un pavo real, fechado en el siglo VI. Desde aquí se tienen unas increíbles vistas al lago y a las cumbres alpinas. Estas cumbres son características de los Alpes Julianos, de color blanco por estar formados por piedra caliza y con formas escarpadas, perfectas para los amantes de la escalada. Y es que, es mejor ver algo una vez que escuchar sobre ello mil veces, porque por mucho que escuchéis sobre este magnífico lugar, no habrá mejor narración que la aventura de acompañarnos.

Alberto Bermejo

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Memorias de África PERIPLOS en Kenia septiembre 2012

Con PERIPLOS estuvimos visitando Kenia en 2012 y elaboramos una crónica de un viaje muy emocionante que a continuación rescato para todos vosotros. Así,  los interesados en nuestra propuesta africana de noviembre tendréis más información sobre las aventuras que podemos disfrutar en África.

Kenia. Nuestro viaje a África más emocionante. No lo vamos a contar todo, porque no podemos. Pero os vamos a desvelar lo más significativo.  Es difícil olvidar las aventuras que compartimos con nuestros amigos viajeros hace pocos días en las tierras altas africanas. ¡Qué hermosura de país! hemos tocado el alma africana, más pura. Las tierras más vírgenes. Sin artificios. 

Nos quedaremos con las mejores experiencias compartidas por nosotros, Alberto y Eugenio,  con nuestros amigos viajeros: las manadas de elefantes de Amboseli que casi podíamos tocar, que se nos antojaban escenas cuasi irreales; el Kilimanjaro, majestuoso, testigo de nuestra aventura. El amanecer en Amboseli, inolvidable (hemos colgado algunas de las fotos que hicimos). El paisaje exuberante de Aberdares. El lago Nakuru sin pelícanos... ¡habrá que volver cuando mermen las lluvias para fotografiarlos!. Y como no, subrayar la experiencia de recorrer Masai Mara en una expedición que recordaremos siempre, con toda su cohorte de diversidad animal. ¡Y nos olvidaremos para siempre de los cenizos del coche 1! :-). África. No te olvidamos. Fuiste dura con nosotros (especialmente con el coche 1). Pero te llevamos en el corazón.

Los primeros dos días.  Vuelos internacionales  y  Nairobi.

La emoción la sentíamos desde el primer momento, incluso antes de tomar el autobús hacia el aeropuerto. África no es cualquier viaje. África te puede llegar a seducir y dejarte noqueado. Conocemos a algunos amigos que se han trasladado al continente negro a fijar su residencia. Sólo comprendimos este tipo de decisiones a la vuelta de nuestro viaje. Cuando descubres el alma de África, el alma de Kenia. No es cuestión de entrar en excesivos detalles sobre el periplo de ida. Nos desplazamos en autobús hasta el aeropuerto de Madrid. Paramos preceptivamente en la Mancha y nos encontramos el área de servicio de la autopista atiborrado de viajeros, lo que nos retrasó un tanto. Se trataban de los manifestantes del 15 de septiembre en Madrid que regresaban a sus casas. Allí charlamos con unas chicas profesoras de Murcia, muy cansadas, que nos miraban con envidia sabiendo que nosotros íbamos en dirección opuesta a coger un vuelo destino Nairobi. 

Antes de nuestro destino, enlazamos en Dubai. Se nos hacía duro observar esta metrópoli construida en un desierto desde la ventanilla del avión y saber que no la visitaríamos... pero nuestro destino estaba en África en esta oportunidad. El aeropuerto de Dubai es el más importante del medio este asiático.  Su área de servicio, compras y entretenimiento es de las más impresionantes del mundo, abierta 24 horas. Con turistas procedentes de todas las partes del globo, todas las razas, todas las nacionalidades. Una turba de viajeros itinerantes. Nos interesamos especialmente por los nuevos productos tecnológicos, de Apple (Alberto) y Samsung (Eugenio), sin gran éxito. 

Nuestro vuelo continuó hasta alcanzar nuestra meta deseada: Nairobi.

Nairobi no es como ninguna ciudad latina, ni europea, ni asiática. Es otra concepción. Resume la historia de Kenia; en Nairobi contemplamos a retazos sus dos almas. Nairobi debe su nombre al riachuelo Engoye Niarobe donde abrevaban el ganado de los viejos masais del lugar. En Nairobi convergen los territorio kikuyu y masai. Las planicies y bosques que rodean Nairobi se conocen como las Tierras Altas, ya que se elevan a más de mil metros sobre el nivel del mar, procurando un clima benigno y una abundancia de vida animal salvaje. No hay lugar comparable en todo África.  Nairobi presenta un doble rostro, el recuerdo del dominio del hombre blanco y el vigor negro por resistir. El contraste es la característica de Nairobi, una de las ciudades más impactantes del mundo, enérgica, plena de actividad; de las más interesantes de las que podemos enpastedGraphic_1.pngcontrar en África.  Razas y tribus diversas se apelotonan en sus calles. Hombres de negocios, vendedores, viajeros, se mezclan en esta gran urbe.

Disfrutamos la cena del primer día en el afamado y conocido Restaurante Carnívore con su peculiar interpretación de la cocina keniata. Los amantes de la carne, de enhorabuena. Nos recordó al clásico rodicio brasileño. Las piezas de carne son preparadas a la barbacoa y montadas sobre pinchos que se van presentando en la mesa de los comensales, cortándose al gusto de cada uno. Disfrutamos las variedades más habituales de carne, como cerdo, ternera, pavo, pollo, pero también carnes menos conocidas en la península, como el avestruz o el cocodrilo (¡carne de depredador!, esta última no me hizo mucha gracia, con un sabor entre el pollo y el marisco). En años pasados, cuando la caza salvaje no estaba prohibida en Kenia era fácil encontrar carnes de antílopes, cebra, girafa y otras. 

Apenas hubo tiempo para más en la noche. Nos hospedamos en un bonito hotel de estilo colonial. El día siguiente nos dirigiríamos hacia el Parque Nacional de Amboseli, comienzo de nuestro SAFARI Periplos. pastedGraphic_2.png

Comienza nuestro SAFARI Periplos. En ruta hacia Amboseli.

“Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong...” así comenzaba una de las novelas autobiográficas más bellas escritas en el S.XX, Memorias de África, escrita por la danesa Karen Blixen bajo el seudónimo de Isak Dinesen; que dio lugar a una magnífica obra cinematográfica protagonizada por Meryl Streep y Robert Redford.

Todos guardamos en la retina los paisajes fascinantes de Kenia, que la protagonista contemplaba desde la avioneta de su amante el aventurero y cazador Finch Hatton. Por cierto, al final de nuestro PERIPLOS visitaríamos la casa donde Karen Blixen vivió, pero dejamos los detalles para más adelante. 

Kenia es un país imprescindible. Los amantes de la naturaleza, viajeros, artistas, escritores han buscado en África su pasión e inspiración. Kenia es naturaleza en estado puro, la libertad absoluta, la fascinación del mundo salvaje.pastedGraphic_3.png

Dejamos muy temprano la vibrante Nairobi para ponernos en carretera hacia Amboseli.

Alcanzamos el Parque Nacional de  Amboseli y tras el almuerzo y una pequeña siesta, preparamos los coches para realizar un safari fotográfico en este bonito paraje africano. Tocábamos con nuestros pies el territorio salvaje de la sabana. A partir de este momento viviríamos integrados en el medio natural, pegados a la vida animal, sintiendo muy de cerca la fauna africana día y noche, con la emoción a flor de piel del viajero que se interna en el misterio de uno de los lugares del planeta con mayor densidad de fauna. 

Amboseli está situado a 246 kms de Nairobi, cerca de la frontera con Tanzania, a los pies del punto más alto de África, el Kilimanjaro con 5.985 mts. Descubrimos con cierta tristeza que su cumbre ya no aparece nevada, como en las fotografías; el cambio climático hace también estragos en este lugar de África.  Esta montaña magnífica, que desearíamos disponer de tiempo suficiente para poder escalarla, se encuentra en Tanzania, pero el punto de mejor contemplación es el Parque en el que nos encontrábamos, en Amboseli. Hay una bonita leyenda swajili relacionada con el enorme Kilimanjaro que nos sirve de telón de fondo: se dice que en su cima alberga un dios todopoderoso, que congelaba y paralizaba a todo aquél que se aproximaba a la cima. Tanzania y Kenia no muestran grandes diferencias y comparten prácticamente similares ecosistemas; como en tantos otros lugares del globo, su división geográfica obedece a motivos políticos. Amboseli está situado en una zona semi-árida del país. Formado por inmensas llanuras y sabanas, e incluso pantanos, con hermosos bosques de acacias amarillas que salpican los caminos y las carreteras. Nos sorprendieron los colores ocres y amarillos de la tierra circundante, color de fuego africano, color de vida. Unos 1.500 elefantes campan por sus respetos en este impresionante lugar; y veríamos manadas de ellos, muy cerca de los vehículos. Si observáis las fotografías, estos animales, con su pasear majestuoso, procesionan en grupos hacia charcas y comederos naturales, cruzando los caminos que recorrían nuestros coches. Llegamos a ver una manada de más de 30 grandes elefantes. Tenerlos tan cerca imppastedGraphic_5.pngresiona absolutamente; verlos pasear con el fondo del Kilimanjaro se torna realmente bello. Cuando recuerdas este momento, es como una experiencia fantasmagórica o irreal, porque no llegas a imaginarte que pudo pasar realmente. Nunca olvidaremos este espectáculo. 

Durante nuestro safari en Amboseli también vimos ñúes, gacelas de Thompson y Grant, impalas, cebras y otros animales. 

Nos anocheció en esta salida. Los colores del parque tornaron hacia los anaranjados de uno de los atardeceres más bellos, en silencio,  que nunca hemos presenciado. Vimos ponerse el sol en la sabana. Fotografiamos este atardecer como si fuera el último. Este recuerdo y los elefantes, hitos inolvidables de muchos que disfrutaríamos en estas reservas africanas. 

Seguimos ruta hacia el Parque Nacional de Aberdares, transitando por Nairobi nuevamente.

Nos levantamos muy temprano. Nos esperaba una jornada de carretera intensa, hacia el norte. Empero, nos agrada profundamente poder recorrer un país en un tren, autobús o como toca esta vez, en un vehículo acondicionado. Es la única forma de conocer de primera mano los lugares por los que transitas; todos los destinos. Viajar es patear el terreno; y no tenemos tiempo para andar, pero sí para gozar de la belleza africana desde la ventanilla de nuestro automóvil.

En los pueblos que fuimos atravesando en nuestra ruta hacia Nairobi se hace patente la huella de la pobreza. Todos sabemos que África es profundamente pobre; en ocasiones, queremos cerrar nuestros ojos y no percatarnos de la realidad de estos pueblos olvidados, mas cuando visitas un país africano, observas claramente su realidad. ¡Y Kenia no es de los más pobres, gracias a las divisas del turismo!. Desde los coches vemos las viviendas que salpican el territorio que atravesamos: chabolas de chapa y madera. En las carreteras anejas a los pueblos, vendedores ambulantes campan a lo largo esperando que los visitantes paren sus vehículos y hagan algunas compras. Uno de los grandes responsables de esta miseria son las guerras y los conflictos étnicos, claramente observables en el continente más pobre de la Tierra. La rivalidad entre las distintas etnias de África en el fondo es una guerra por los recursos y el territorio. 

Almorzamos en un hotel del extraradio de la capital; abundantemente. ¡Y degustamos el mejor café del circuito!. 

Gastronómicamente Kenia no representa nada excepcional, pero en este viaje lo que más me gustó fue la oferta de carnpastedGraphic_6.pnges braseadas en buena parte de las cenas en los Lodges. Hay que indicar que comimos muy bien durante todo el circuito.  En ruta hacia Aberdares tuvimos un primer pinchazo de nuestro vehículo 1. La mala suerte acechaba.

Nos íbamos acercando a nuestro destino, el Parque Nacional de las Aberdares. Uno de nuestros caprichos a la hora de elaborar esta ruta. El paisaje cambia completamente; ascendemos en altitud más allá de los 3.000 metros, nos alejamos de la sabana y nos adentramos en un nuevo ecosistema, un paisaje delicioso tropical; con plantaciones de té, cafetales y demás cultivos típicamente tropicales. La temperatura es más fría. En pocas horas alcanzaríamos el centro de recepción de visitantes de nuestro hotel THE ARK, una especie de “Arca de Noe” en medio de la espesura del Parque, donde los animales no están dentro del arca, sino fuera. Los viajeros no van a la búsqueda de los animales, sino todo lo contrario, los animales son los que merodean por cada esquina del Arca.

Desde el centro de recepción nos llevaron a todo el grupo en autobús carretera arriba, hacia el Arca. Carlos, el conductor disertó sobre las características del parque y nos habló de los tipos de animales que podían ser avistados y fotografiados en la zona. Avistamos búfalos, impalas, girafas, jabalíes. Carlos también nos contó algunas pequeñas historias; algunos niños de la zona andan todos los días 10 kilómetros para ir a la escuela, por las dificultades en los accesos para los autobuses y por los propios problemas derivados de la baja disponibilidad del transporte público.

 El Arca es un hotel bonito y muy moderno, construido con madera, perfectamente integrado en su medio natural. Desde las distintas áreas de avistamiento (terrazas y balcones) pudimos observar cómo se desenvolvía la vida  animal de la zona. En uno de los laterales del hotel habían unas charcas a las que acudían diariamente hervívoros y algunos depredadores. Nos instruyeron al llegar al Arca sobre el significado de distintas alarmas que sonarían por la noche para informar del avistamiento de hervívoros, chacales o depredadores en acción y poder así salir a observarlos. Hicimos muchas fotos en este lugar. Con ayuda del trípode pude tomar algunas instantáneas interesantes de distintos elefantes retozando en las charcas. En otra área de esparcimiento, los responsables del hotel dejaban alimento y piezas de carne para atraer a depredadores, como chacales y leopardos y poder fotografiarlos.

pastedGraphic_8.pngPoco antes de ir a dormir una parte de los viajeros disfrutaron animadamente de un partido de fútbol protagonizado por el Atlético de Madrid que despertó discusiones y pasiones más animales y salvajes que los propios ejemplos de vida animal observables en el entorno; quizás los salvajes fuéramos nosotros aquel día para nuestros vecinos en el parque.

Al levantarnos al amanecer, descubrimos un paisaje fascinante; una espesura tropical inimaginable en Kenia. Y nuestro arca, en medio de la vida animal salvaje que no alcanzábamos a ver con nuestros ojos en su plenitud. Observar el Monte Kenia desde el Arca, aquel día seminublado, también fue toda una experiencia. 

Siguiente jornada. Continuando nuestro viaje hacia el Parque Nacional Lago Nakuru.

Nos ponemos nuevamente en ruta a primera hora de la mañana, tras realizar algunas fotos en THE ARK con las primeras luces del día. 

pastedGraphic_9.pngAtravesaríamos el ecuador geográfico, en nuestro tránsito hacia Nakuru. En una de nuestras paradas técnicas aprovecharíamos para realizar pequeños experimentos que confirmarían que estábamos situados en el mismo ecuador geográfico. Con pequeñas cerillas y con agua en movimiento comprobamos que a un lado de la línea del ecuador la cerilla gira en un sentido, en tanto que al otro lado gira para el lado contrario y curiosamente, sobre la misma línea del ecuador no hay movimiento en las cerilla. Muy curioso.

Asimismo paramos para disfrutar de la vista de una de las cascadas más impresionantes de Aberdares: las Thomson Falls. Es una cascada de 74 metros en el río Ewaso Ng’iro que drena desde la Cordillera de las Aberdares. Debe su nombre a su descubridor, Joseph Thomson, el primer europeo en llegar en 1883. Desde el fondo se toman las mejores instantáneas. Bellas genes tomamos con nuestras cámaras, como podéis ver en el reportaje. Todo no van a ser animales en África. En el área de esparcimiento encontraríamos a algunos keniatas disfrazados de peligrosos guerreros kikuyus que a cambio de unos chelines danzaron y animaron con fiereza al grupo o personas que tuvieron a bien contratarles.

Asistimos también a la contemplación de uno de los accidentes geográficos más espectaculares y hermosos: el valle del Riff. Está formado por una gran falla que comienza en el lago Victoria hasta el Mar Rojo; lo que observamos es una gran depresión, que continua su proceso de hundimiento; dentro de unos pocos millones de años el continente africano quedará dividido. Este valle es un lugar extraordinario, extensísimo, que ha favorecido el ecosistema de algunos de los grandes parques africanos como el Masai Mara. Se cree que aquí el primer homínido bajo de un árbol y comenzó a caminar, a usar palos y a extenderse por el plantea. En el valle del Riff pueden encontrarse fuentes termales, lagos de aguas ácidas y una riqueza infinita que posibilita la diversidad animal que observamos en África. Aquí, en este lugar, nos sentimos de algún modo como en casa.

Alcanzamos con todo el grupo al entorno del Lago Nakuru. El lago Nakuru es uno de los tesoros de Kenia, en el valle del Riff.  Declarado Parque Nacional en 1968. Y una de las grandes maravillas naturales del mundo. No tuvimos gran suerte en esta oportunidad, pues las últimas lluvias han reducido la salinidad del lago comprometiendo el alimento de los preciosos flamencos, que con su aspecto rosado es la imagen bien conocida del lago que encontramos en fotografías y en películas. No habían muchos en el entorno y ello nos entristeció. En cualquier caso este lugar es un paisaje pintoresco, un verdadero santuario de aves de 188 km2 rodeado de bosques, praderas y colinas rocosas donde viven rinocerontes, leones, jirafas, gacelas, antílopes... y hasta 56 especies de mamíferos. Aquí fue donde vimos nuestros primeros leones de nuestro viaje. Al acabar esta jornada de safari nos trasladamos a descansar a nuestro Resort en el Lago Naivasha.

Últimos días días de viaje. Tres jornadas en MASAI MARA, antes de regresar a Nairobi, donde visitaríamos el Museo Karen. 

Nos adentramos en