El éxito del cine de Corea del Sur

Conectando con nuestra propuesta de viaje a Cora del Sur que estamos preparando para octubre de 2020, me apetece señalar estos días la importancia de uno de los elementos culturales en los que Corea destaca de forma importante, y no es otro que el cine. En Corea se hace muy buen cine, aunque llega a cuentagotas a nuestras salas. Estas semanas cobra especial protagonismo, por estar en cartelera,  la película Parásitos de Bong Joon-ho, Palma de Oro en el Festival de Cannes de este año y cabe mencionar que durante la próxima semana, del 5 al 10 de noviembre, se celebra en Madrid la XII Edición del Festival de Cine Coreano. Vamos a conocer un poco mejor Corea desde la perspectiva de su cinematografía.

Ayer sábado me refugié en una de mis salas favoritas para visionar Parásitos, la peli de Bong Joon-ho, aclamada en Cannes. Una peli a lo “Alex de la Iglesia” pero en coreano. Los críticos la elevan a la categoría de obra maestra, por sus grandes valores cinematográficos, y por su condición de metáfora social de nuestro tiempo. Me resultó muy inquietante pero he de decir que a mí no me enganchó extraordinariamente, aunque no deja de ser una valoración subjetiva.

El cine coreano está de moda. Cuenta con producciones muy destacadas que han conseguido premios internacionales en certámenes de importancia. No es un cine plomizo y pedante, sino que es en cierto sentido bastante comercial y con una puesta en escena narrativa muy convincente. Para conocer algo más sobre la cinematografía de Corea del Sur, hay una serie de películas clave que hay que tener muy presentes, como Oldboy de 2003, una historia de venganza de Park Chan Wook y que ganó en Sitges en 2004, violenta como pocas. Bong Joon-ho, el autor de Parásitos, hizo incursiones en todos los géneros, pero su obra más aclamada es Crónica de un asesino en serie, un thriller de intriga y brutalidad de los que dejan poso. Park Chan Wook bordó la excelencia (eso dicen, ya que ésta película no la he visto aún) en el thriller erótico “La doncella”, con una perturbadora exhibición de poderío visual ambientado en la Corea de 1930 durante la ocupación japonesa, con una puesta en escena muy hipnótica. El romance y el drama también ha sido cultivado en el cine coreano, cuya mejor propuesta es Hierro 3 de 2004, de Kim Ki-Duk. Otra cinta de éxito fue Tren a Busán de Yeon Sang-ho una película de zombies de 2016, todo un Apocalipsis ferroviario.

 

El cine de Corea ha vivido etapas muy convulsas en su desarrollo. Sus primeros trabajos están ligados estrechamente con el folklore de esta región del mundo; se potenció por las restricciones impuestas por el gobierno colonial de Japón, que siempre se mostró en contra de fomentar el desarrollo de la identidad coreana. Tras el final de la ocupación y finalizada la Guerra de Corea, la industria floreció, resurgiendo la “Edad de Oro” de su cinematografía entre los años 1955 y 1966. Los años 70 se consideran un período de declive, debido a la censura. Pero son los finales de los 90 y el cambio de milenio cuando el cine coreano alcanza sus más altas cotas, con éxitos internacionales en festivales y una gran creatividad. La cara visible del cine contemporáneo de Corea del Sur para los grandes aficionados no es otro que Park Chan-Wook, del que ya hemos mencionado un par de películas. Obtuvo reconocimiento internacional con su Trilogía de la Venganza.

Si queréis conocer más sobre el cine coreano de nuestro tiempo, os invito a acudir a la XII edición del Festival de cine coreano que se celebra en el Centro Cultural Coreano de Madrid entre el 5 y el 10 de noviembre de 2019, con nueve emblemáticas cintas de Corea del Sur que se proyectarán en el Palacio de la Prensa y en dicho centro cultural. A destacar el drama En la playa sola de noche, de Hong Sang-soo, en la que una famosa actriz lo abandona todo y viaja a Hamburgo; el thriller Door Lock, de Lee Kwon, con una mujer que descubre a un intruso en casa; o The Host, de Bong Joon-hoo, sobre un monstruo que siembra el terror en Seoul.

¿Os gusta el cine coreano, viajeros?

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Oneira club de viajeros alcanza 1000 likes (me gusta) en Facebook

¡Hola amigos de Oneira club de viajeros!

¡Hemos alcanzado los 1000 me gusta (likes) en Facebook y os lo agradecemos de corazón!
Continuaremos publicando artículos y fotos de interés, compartiendo las mejores historias de viajes con todos vosotros.

En nuestro blog Oneira seguiremos compartiendo los artículos más interesantes y todas las historias y experiencias viajeras. Relacionadas con arqueología, historia, viajes y libros.

Seguiremos viajando por todo el mundo y esperando nos acompañéis en próximas aventuras de grupo para 2020 que están a la vuelta de la esquina: Egipto, Omán y Emiratos, Cuba, Vietnam, Polonia, Turquía, Corea del Sur, Israel, Chile... Como siempre, viajes de grupo muy especiales.

¡Reserva tu plaza!Recordad, hay otra forma de vivir el viaje en grupo, y es Oneira: ¡un viaje a tus sueños!
Celebramos los 1000 likes en Facebook con un pequeño video con muy buenos momentos de nuestros últimos viajes Oneira de 2019. ¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo y Daniel Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

Un viaje a tus sueños

www.oneira.es

info@oneira.es


Sinuhé, el Egipcio: la historia original

Si hay una novela que he disfrutado leyéndola y releyéndola desde hace años es el clásico de 1945 escrito por el escritor finés Mika Waltari, “Sinuhé, el egipcio. Se desarrolla en el Antiguo Egipto, durante el reinado de Akenatón, que como habéis podido leer en otro artículo de mi blog Oneira fue el primer gobernante monoteísta. La novela es muy recomendable si queréis conocer las costumbres y algunos detalles sobre la civilización de la época.  El protagonista de esta historia es Sinuhé, el médico real, cuya historia es contada tras la muerte del faraón.  Fue llevada a la gran pantalla en 1954 con Jean Simmons y Victor Mature como protagonistas de un film exquisito dirigido por Michael Curtiz. El autor de la novela, Waltari, estuvo muy interesado en la historia de Akenatón, acertando en mostrar en la novela los sentimientos de desilusión y desaliento propios de la época de posguerra en la que se editó.

Aunque en este post no vamos a hablar de esta novela, ni de la propuesta cinematográfica. Sino de la probable historia real de Sinuhé. Pocos conocen que Mika Waltari se basó en un texto egipcio real escrito a finales del Reino Medio, titulado “Las aventuras de Sinuhé”. El Papiro de Berlín 3022 es el que conserva la copia más completa de la Historia de Sinuhé. El faraón que reinaba entonces era Amenenmhat I, primer faraón de la XII dinastía, que le tocó vivir un tiempo convulso en una corte repleta de contrapuestos intereses políticos. Por una conjura palaciega el monarca murió de manos de miembros de su guardia personal, que en cualquier caso defendió su vida luchando aunque como indica en sus escritos “Las enseñanzas de Amenemhat I” nadie es valiente por la noche.  El funeral debería prepararlo el hijo del soberano, Senuseret, quien se encontraba guerreando en Libia. El Sinuhé histórico era un destacado funcionario del harén y conoció tarde la conjura que se precipitó sobre el monarca, lo cual podría acarrearle la muerte o un duro castigo por no haber informado a tiempo. Sinuhé decidió huir de forma apresurada del campamento.

Cuenta el relato que Sinuhé se dirigió al sur, a la zona de Dashur donde se yerguen las pirámides de Esnefru: la Romboidal y la Roja.  De allí cruzó el Nilo dirigiéndose a las canteras de Tura y después a la frontera del Delta occidental, aventurándose al desierto terrible del Sinaí.  Deshidratado y fatigado casi pierde la vida y fue atendido por un grupo de nómadas del desierto, que lo reconocieron como un personaje principal.  Convivió con ellos durante medio año hasta ser acogido por el rey de Retenu (Siria-Palestina), Amunensh, quien lo llevó a su corte, valorando su capacidad artística e intelectual. Este soberano interrogó a Sinuhé, queriendo conocer las verdaderas razones de su huida. Sinuhé, como buen egipcio le exaltó las extraordinarias capacidades del nuevo soberano Senuseret I. Amunensh quedó satisfecho con la historia y finalmente apadrinó a Sinuhé convirtiéndolo en uno de los suyos, casándolo con una de sus hijas y otorgándole tierras y riqueza. Nuestro protagonista se implicó en mantener la paz en la región, convirtiéndose incluso en uno de los oficiales más importantes del ejército de Amunensh. Cuenta el relato que las envidias en el entorno de Sinuhé derivaron en ser retado en combate singular por un guerrero de Retenu. Sinuhé venció en una lucha cuerpo a cuerpo. Sintiendo que con este último lance había cumplido su misión pidió a los dioses volver a Egipto para pasar sus últimos años de vida. El faraón Senuseret I le escribió: “No morirás en tierra extranjera, los asiáticos no te meterán en tu tumba, no serás colocado en una piel de morueco y no se hará tu túmulo. Durante mucho tiempo has recorrido la tierra, piensa en la enfermedad y vuelve a Egipto”. Fue recibido con honores en su tierra y como él dice: “Se hicieron desaparecer los años de mi cuerpo, siendo yo depilado y mis cabellos peinados. Así fue abandonada la suciedad del desierto…”.

Algunos egiptólogos han llegado a sugerir que Sinuhé fue realmente un espía, un “topo” de la inteligencia egipcia, destinado a mantener informado al monarca de lo que se cocía en Siria-Palestina. Nunca conoceremos la verdad; sí sabremos en cualquier caso que Sinuhé tuvo la fortuna de poder aguardar por muchos años el momento de ir a reunirse con su ka,  en su querido Egipto.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Jordania, plató cinematográfico

¿Quién pone en duda que las preciosas localizaciones en Jordania que recorreremos próximamente no son fotogénicas?. Veamos...

Grandes e importantes superproducciones del cine han sido rodadas por toda la larga y ancha geografía de Jordania. El desierto de Wadi Rum ha sido la localización más popular para múltiples rodajes, siendo escenario de la película “Lawrence de Arabia”, dirigida por David Lean, para muchos una de las mejores películas de la historia del cine y que nos cuenta parte de la epopeya que viviera T.H. Lawrence en estos lugares. Fue la primera en dar a conocer al mundo occidental la magnificencia de Wadi Rum, ganando varios premios Óscar y con un exitazo en la taquilla. También la ciencia ficción ha aprovechado sus montañas rocosas, cráteres y desiertos para tratar parecerse lo máximo posible a planetas como Marte o otros lugares inhóspitos del universo. La prueba la tenemos en “The Martian” de Ridley Scott, “Prometeo” y “Planeta rojo” que muestran la inmensidad de la naturaleza y geografía de Wadi Rum, con tomas aéreas que reproducen a la perfección lugares tan desconocidos del Planeta rojo que crean una atmósfera característica de un lugar desolado y lejos de la vida humana. En la magnífica Petra también se han realizado producciones que precisaban de un paisaje desértico con antiguas ciudades, como la película “Indiana Jones y la última cruzada” de George Lucas, aprovechando la increíble fachada del Tesoro de Petra. Petra también ha sido protagonista en “El regreso de la momia” y “Transformer: La venganza de los caídos”. En Ammán se filmó la película “En tierra hostil” que trata el día a día de una brigada de soldados estadounidenses encargados en desactivar explosivos en la conflictiva Irak. La directora Kathryn Bigelow ganó el Oscar a Mejor Película con este film. Incluso hasta Blake Edwards eligió Jordania en alguna de sus cintas. Más concretamente "El Hijo de la Pantera Rosa" protagonizada por Roberto Benigni.

Claramente, el atractivo cinematográfico de Jordania ha crecido a lo largo de los años, recibiendo a viajeros sí, pero también atrayendo a grandes profesionales de la cinematografía, que han contado bellas historias en las quw se muestra la riqueza natural del país.

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Lawrence de Arabia, príncipe del desierto

En nuestro viaje a las tierras de Jordania de este próximo mes de Junio será inevitable encontrarnos de bruces con la historia de Sir Lawrence de Arabia, que reinó en los desiertos de Jordania durante a principios del siglo pasado. El desierto fue escenario ideal para sublimar su conflictos internos.  ¿Queréis conocer algo más sobre este personaje?

Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, fue un arqueólogo y escritor, oficial del Ejército Británico durante la 1ª Guerra Mundial, en la que participó de forma notable como enlace durante la Rebelión árabe contra el ejército otomano. Lawrence era un personaje que en cierto modo se sentía torturado; desarrolló una importante aversión hacia el placer físico (desconocemos si ello estába relacionado o no con su homosexualidad) y una lacerante necesidad de expiación mediante el sacrificio y el ascetismo. Buceó en los anales del gnosticismo y consideraba el mundo físico como ontológicamente imperfecto. Su nivel de exigencia física y moral eran muy elevadas, y ello le marcó como ser humano y como militar.  Tras graduarse en Historia participó en una  expedición arqueológica del British Museum a Karkemish, antigua ciudad hitita y asiria en la frontera turca con Siria.  Años después también trabajaría como arqueólogo en Egipto, Palestina y Líbano, donde aprendió árabe antes de la guerra del 14. Era amante no sólo de la arqueología, también del grabado, la fotografía, la cerámica y la Edad Media.   Ingresó en el Servicio de Inteligencia por su especial talento (en múltiples ocasiones engañado por dicho servicio). En 1915 fue enviado al desierto de Negev (Israel) a hacer un estudio geográfico que terminaría llevándolo a las órdenes del Comandante General del Medio Oriente en El Cairo.

Mientras sus hermanos luchaban y morían en el frente, su vida había perdido el rumbo y se sentía inútil. Al mismo tiempo sus superiores estaban buscando la manera de desestabilizar al imperio Otomano tras unas relaciones que se tambaleaban, esperando que el viejo enfermo de Europa falleciera pronto para apoderarse de sus restos. Tras un fracaso inicial los avatares de la guerra llevaron a los ingleses a centrar sus objetivos en el movimiento nacional árabe que estaba cuajando tiempo atrás, decidiendo encargar a Lawrence el contacto con los árabes y analizar sus posibilidades de planear una revuelta contra los turcos para debilitarlos. Su conocimiento de la geografía, cultura y lengua de la zona lo hicieron el mejor candidato para realizar esta complicada tarea.

Tras un peligroso viaje a través del desierto, llegó a Wadi Safra, con el fin de reunirse con el único líder capaz de unir la causa árabe, el Príncipe Faisal, con quien acabaría haciendo amistad. Fue éste quien convenció a Lawrence de abrazar la vestimenta árabe, el thawb o suriya, tocado con el kefiye, que es una prenda cultural que exhibe el orgullo de la identidad árabe. Propuso una operación que los árabes creían imposible de ejecutar, pero que con la voluntad y el liderazgo de nuestro protagonista se transformó en éxito. Cruzando un extenso y peligroso desierto, con poco más de 1000 hombres armados con espadas y unos pocos fusiles lograron tomar el puerto de Áqaba, puerta de entrada del ejército británico. Lawrence continuó batallando en nombre de Faisal y sus actuaciones fueron vitales en el avance del General Allenby hacia Jerusalén, primero, y luego hasta Damasco, haciendo libre al último de los pueblos árabes del dominio otomano. A causa de esto, Lawrence se convirtió en un mito, una estrella mundial.

Tras la liberación de los pueblos árabes, Lawrence esperaba ansioso la unificación de las regiones en un mismo país, libre de  cualquier otra influencia extranjera, pero el pacto secreto Sykes-Picot entre británicos y franceses para dividirse la región, echó a perder las aspiraciones árabes y las de Lawrence, que se sintió traicionado por su propio gobierno y que marcó negativamente la última etapa de su vida. Llegó a hacerse muy famoso, recibiendo ofertas para ofrecer conferencias bien remuneradas, rechazándolas todas ellas insinuando que su gloria era un malentendido. Al final de su vida, escribió enamorado sobre Jordania en su libro autobiográfico Los Siete Pilares de la Sabiduría, una obra maestra de la literatura, con una prosa cuidada y con un aire poético muy inspirado. A dejado líneas tan cautivadoras como “Los paisajes, en los sueños infantiles, tenían aquel mismo aspecto vasto y silente” (refiriéndose al desierto) o "Existen dos clases de hombres: aquellos que duermen y sueñan de noche y aquellos que sueñan despiertos y de día... esos son peligrosos, porque no cederán hasta ver sus sueños convertidos en realidad" refiriéndose probablemente y con franqueza a los sueños truncados de los árabes. Y hay algunos otros textos  memorables, de cariz bélico: “una influencia, una idea, algo intangible, invulnerable, sin frente ni retaguardia, que se extiende por todas partes como un gas”, sobre sus ataques esporádicos, o "...nosotros no teníamos bienes materiales que perder; por eso nuestra mejor línea de conducta era no defender nada y no disparar contra nadie. Nuestras bazas eran la rapidez y el tiempo, no la potencia de fuego", sobre su estrategia en el ataque a los turcos. Pero el lirismo se acentúa en algunos apartados de la obra: “…montados sobre sus camellos bayos como estatuas de cobre bajo la feroz luz del atardecer, parecían
estar ardiendo con una luz interior
”,  “La omnipotencia y el infinito eran nuestros más valiosos enemigos, y en verdad los únicos contra los cuales podía luchar un hombre de honor, por ser monstruos creados por su propio espíritu, y ya se sabe que los más formidables enemigos son siempre los que anidan en el propio hogar”.

Una película inspirada en las aventuras de este personaje es el film del mismo título, Lawrence de Arabia, de 1962 dirigida por el mítico David Lean y protagonizada por Peter O'Toole. Un clásico apasionante que no tiene desperdicio y que recientemente tuvimos ocasión de volver a revisar en televisión.

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Documentación para el viaje a Nápoles y Costa Amalfitana ONEIRA 2019

A continuación, os facilito algunos enlaces a documentos, audios o videos de interés que os servirán de complemento para nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana que realizaremos con ONEIRA club de viajeros el próximo mes de enero de 2019.

Sabed que el 8/9/2018 publicamos en el blog un post con los libros para tu viaje a Nápoles y Costa Amalfitana ONEIRA 2019. Desde aquí puedes acceder. En nuestro artículo hicimos una referencia a las novelas de Elena Ferrante, construidas en torno a una saga napolitana, con el protagonismo de dos amigas, Lenú y Lila. Pues bien, las novelas se han trasladado a la pantalla y la serie Mi amiga brillante, dirigida por Saverio Constanzo,  actualmente se emite por HBO con éxito de crítica y público. Veréis cómo la escritora consigue acercar Nápoles al mundo a través de la historia de estas dos mujeres. En este enlace encontraréis más información sobre la serie de TV.

Destacamos inicialmente el dossier de viaje a Nápoles y Costa Amalfitana que los viajeros y amigos de ONEIRA club de viajeros tenéis ya en vuestro poder. Si lo habéis extraviado, contactad con nosotros y os haremos llegar una copia.

Como sabéis soy un apasionado de la Historia y el Mundo Antiguo. No en vano, somos hijos de Roma (también de Grecia). En nuestro viaje tendremos ocasión de conocer otros aspectos de la cultura romana, diferentes a los temas clásicos más centrados en el devenir político, religioso  y militar. Conoceremos mejor algunas curiosidades relativas al mundo de los romanos, del pueblo en sí, de sus gentes, de cómo y dónde vivían. Recientemente visioné unos documentales de Mary Beard, académica inglesa especializada en estudios clásicos, con una interesante bibliografía y además, Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales (2016) – y Madrina del programa La Cultureta, que no es menor distinción. Destacan especialmente sus documentales, llevados a televisión, muy instructivos y didácticos. He encontrado en Youtube estos tres episodios, de una serie: “Cómo vivían los Romanos” donde Mary Beard nos habla de tú a tú sobres nuestros antepasados romanos, muy recomendable. Algunos de estos lugares los descubriremos en nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana.

Capítulo 1. Cómo vivían los romanos: Todos los caminos conducen a Roma.

Capítulo 2. Cómo vivían los romanos: Todos los caminos conducen a Roma.

Capítulo 3. Cómo vivían los romanos: Todos los caminos conducen a Roma.

Buceando en la Red también he encontrado un video de unos 11 minutos de duración, con la Costa Amalfitana como motivo. No es un trabajo profesional. Está creado por la Blogger Victoria, ex agente de viajes. Montado al natural, sin uso de cámaras profesionales ni posproducción ni ediciones complicadas. Con los colores de la Costa Amalfitana al natural.

En este enlace lo tenéis. Costa Amalfitana real.

Si disponéis de una horita, os aconsejo este programa sobre Nápoles  y la región de Campania. Se trata de Paraísos cercanos un programa de RTVE de esos que suelen abandonarse al ostracismo de la Segunda Cadena. No es un programa muy moderno, pues su primera emisión fue en 2002, pero lo más importante de lo que vamos a ver en enero es intemporal. Paraísos cercanos es una producción documental de Televisión Española que mantiene la tradición de las narraciones clásicas de la literatura de viajes.

Paraísos cercanos – Nápoles, un volcán de vida

Y un programita que todos conocéis, Españoles en el mundo, también de TVE. He rescatado éste de Nápoles, que comienza con una canción napolitana. El programa  subraya en sus títulos que a los pies del volcán Vesubio hay una ciudad donde conviven palacios e iglesias barrocas entre ropa tendida y un tráfico caótico (ya lo descubriremos nosotros).  El lugar donde nació la pizza y cuna entre otros, de Sofía Loren, Caruso o Polichinela.

Españoles en el mundo – Nápoles

En Youtube tenemos un documental de National Geographic sobre la Historia de Pompeya y Herculano, y la erupción del volcán Vesubio que convirtió en tragedia la historia de estas ciudades romanas. La calidad no es la mejor, pero es altamente interesante.

Historia de Pompeya y Herculano Volcan Vesubio 2016 HD documentales roman reigns. National Geographic.

Que por cierto, conectado con este último apunte sobre el documental, en el mes de noviembre los medios de comunicación se hicieron eco del descubrimiento en Pompeya de un fresco erótico “único y excepcional”, una pequeña  pintura sobre el mito de Leda y el cisne (un mito griego de la seducción) que pone en cuestión la interpretación y el significado de este mito griego.  Desconocemos si la pintura será accesible durante nuestra visita a Pompeya, ya que probablemente se haya descubierto en lugares donde se extá excavando en estos momentos. Hay mucha información en la Red, pero os dejamos con un enlace de El País, al que podéis acceder desde aquí mismo.

Amigos, si encontráis documentación que pueda ser de interés especial de cara a nuestro viaje, no dejéis de comentárnosla.

¡Saludos viajeros!

Alberto Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es