Filosofía y Más Allá en el Antiguo Egipto

El pasado mes de Noviembre el mundo de la egiptología se veía sorprendido por un notición proveniente de la isla de Mallorca. Una joven egiptóloga profesora de la Universidad de Liverpool, Marina Escolano, se daba de bruces con unos fragmentos de papiros escritos hace 4000 años. El descubrimiento, producido en el Museo Bíblico de Mallorca, pronto trascendió a la prensa de todo el mundo por el contenido de los mismos: unos textos filosóficos que por la fecha en la que se datan se convierten en el vestigio más antiguo de pensamiento escrito jamás encontrado. En él se desarrolla un breve cuento titulado “Debate entre un hombre y su Ba”, donde un hombre dialoga con su alma acerca del sentido de la vida y sus dudas acerca de lo que puede pasarle en el momento de su muerte. Lo singular del texto es que consiste enteramente en una serie de preocupaciones y reflexiones personales que no se distancian en absoluto de los pensamientos que hoy en día podemos hacernos acerca del asunto. Por si había alguna duda, el hombre lleva cuestionándose a sí mismo y acongojado ante la posibilidad de la nada desde hace miles de años.

Tantos siglos han cambiado la faz de la tierra, pero otras muchas cosas permanecen invariables, y entre ellas se encuentra el abismo impenetrable que toda persona enfrenta ante la llegada de su muerte. Otro hermoso ejemplo de esto mismo lo podemos encontrar en el “Diálogo del pesimismo” mesopotámico, un texto antiquísimo, de principios del primer milenio a.C. que nos sorprende con un pesimismo de lo más contemporáneo al plantear la posibilidad del suicidio ante el sinsentido de la vida.

La filosofía muy pronto situó este problema en protagonista. Si bien no podemos decir que en Egipto hubiese una filosofía tal y como hoy la conocemos, como investigación racional y sistemática acerca de las cosas, sí que tuvo un sistema religioso profuso y complejo a través del cual canalizaron sus ideas y anhelos acerca de la vida y lo que podían esperar tras ella. Es más, se podría decir que si de algo se encargó esta apasionante civilización fue de pensar e imaginar con toda la fuerza y creatividad que poseía acerca del destino del alma después de la muerte. Su mitología, sus ritos e incluso su sistema social y sus técnicas más sorprendentemente avanzadas giraron en torno al hecho de la muerte y la conservación eterna del alma.

El pilar fundamental de este conjunto de creencias residía en la inmortalidad del alma. Al antiguo egipcio se le hacía saber que el núcleo esencial de su persona no perecería en el momento de la muerte del cuerpo, pero si quería trascender al más allá junto a la diosa Nut debía cumplir un código severo de conducta que le prohibía todo tipo de acciones y le obligaba a otras. Su incumplimiento no era baladí pues lo que le esperaba tras la muerte era el juicio del temible dios Osiris junto a sus 42 asesores. En el momento del fallecimiento contaría con la guía del dios Anubis, que lo llevaría a comparecer frente al tribunal de Osiris y le extraería el Ib, el corazón que en la mitología engloba tanto la conciencia como la moralidad. En una hermosísima imagen, este corazón sería colocado en un lado de una balanza en la que en el extremo opuesto se situaba una pluma de avestruz de la diosa Maat. La diosa, hija de Ra y símbolo de la verdad y la justicia, juega un papel fundamental en la mitología como representante de la armonía. Si el corazón se prueba más liviano que el peso de la pluma que porta la diosa se constataría que perteneció a una persona virtuosa y pura, fiel seguidora del código de conduta religioso, y acto seguido se le permitiría entrar en el pleroma donde acompañará a Osiris y será alimentada por siempre con manjares deliciosos. El destino que esperaba al pecador, por el contrario, con un corazón pesado por sus acciones malvadas, sería el inframundo llamado Duat. Hoy en día nos resulta muy familiar los sistemas religiosos que se vertebran en torno a la inmortalidad del alma y la idea del juicio de los actos, pero nunca seremos suficientemente conscientes de lo original de la mitología egipcia y la poderosa influencia que ejerció en todo el mundo mediterráneo hasta nuestros días.

A. Bermejo Vesga

ONEIRA, un viaje a tus sueños

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Hijas del Nilo: Mujer y Sociedad en el Antiguo Egipto

“Eres la dueña de la tierra […] tú has dado a las mujeres un poder igual al de los hombres”.

Himno a la diosa Isis, recogido en el Papiro de Oxirrinco XI, 1380, 219. Siglo II a.C.

Recientemente tuve ocasión de visitar la exposición organizada por el Grupo Eulen en Madrid “Hijas del Nilo: Mujer y Sociedad en el Antiguo Egipto”. Esta exposición subraya el papel de la mujer en el antiguo Egipto y muestra más de 300 piezas procedentes de una decena de países y una veintena de museos y coleccionistas de todo el mundo. Aunque el centro de referencia de la muestra es la mujer en el Antiguo Egipto, hace un recorrido amplio por la cultura, la religión, las creencias, la música, el arte y los rituales que conformaron esta maravillosa civilización, que Oneira club de viajeros volverá a visitar con un grupo de viajeros y viajeras en enero de 2023, en viaje con salida el 26 de enero. Podrás visitar la exposición en el Palacio de las Alhajas de Madrid hasta el 31 de diciembre de 2022.

Te aconsejo que visites la muestra en día laborable y procurando que no haya mucho púlbico, para disfrutarla lo mejor posible. Nuestra visita la programamos para un fin de semana y lo cierto es que las instalaciones estaban sobrepasadas, ya que la organización no tuvo en cuenta realizar un control adecuado de accesos para evitar el inevitable hacinamiento. Visité la exposición con un grupo, demasiado amplio, más de 20 personas, que apenas cabíamos en los pequeños recintos de la exposición. Otra pequeña crítica que podemos hacer es que las descripciones de los objetos mostrados no tienen un tamaño de letra suficientemente visible: tienes que acercarte mucho para leerlo correctamente. Además las placas están dispuestas en la parte inferior, dificultando la lectura.

Pese a todo, te recomiendo ostensiblemente que la visites, si tienes oportunidad, porque es una exposición única de las muy pocas que podemos difrutar en Madrid y en nuestro país sobre esta misteriosa civilización.

Descubriremos la importancia de la mujer a nivel laboral y en sus labores domésticas. Su papel social fue muy destacado, primordial en la sociedad egipcia: no ostentaban un papel secundario. Las mujeres podían contratar, adquirir, heredar, optar a algunos puestos de dirección: alguna mujer llegó a ser Visir, como Nebet en la VI dinastía. La mujer era representada siguiendo los mismos cánones estéticos que el hombre, mostrando una iconografía muy similar, salvo en el tono de color de las representaciones.

La fertilidad se consideraba uno de los mitos fundamentales en su religión, una herramienta para perpetuar la especie y consolidar grupos familiares. Las familias tenían muchos hijos, no solo para disponer de mano de obra para los trabajos de la comunidad, sino también para consolidar la familia y su papel en el Egipto Antiguo. Se han descubierto importantes avances en obstetricia y cirugía. En Egipto ya se practicaban cesáreas.

La mujer egipcia era coqueta y prestaba una gran atención a su cuidado personal. Utilizaban todo tipo de elementos para ofrecer su mejor imagen y empleaban profusamente el maquillaje. Sobre todo en las clases altas. Podemos conocer algunos elementos estéticos, paletas para aceites y ungüentos, botes para kohl, peines para cabello natural y pelucas, espejos, etc.

Decían que Egipto era el país del oro. Así lo consideraban pueblos del mundo antiguo. El oro parecía más común que el mismo polvo del desierto que hendía el Nilo en su recorrido. El oro formaba parte de las joyas que las familias más acomodadas (y la del Faraón) usaban cuando se acicalaban. Y no solo oro, también piedras semipreciosas, pastas vítreas y otros artículos de joyería. En este campo los egipcios destacaron de forma importante.

En la exposición hay algunas recreaciones de algunas vestimentas que llevaban las mujeres de clase alta, con vestimentas de tejido natural. Estas ideas se han obtenido de representaciones e imágenes de tumbas y papiros funerarios. Incluso si visitas Egipto conocerás algunos ejemplos bellamente conservados de algunos tejidos muy antiguos. La moda y el vestido de las mujeres egipcias era muy característico: lino plisado, con hermosos entabillados en faldas y mangas anchas, que ofrecía una sensación de comodidad.

La mujer egipcia tenía su propio papel ante la muerte y la eternidad. La aspiración de cualquiera de ellas era convertirse en mAat-xrw (Maat Jeru), esto es “Justa de voz”, un ser iluminado que puede entrar en el mundo etéreo de Osiris, garantizándose así la vida eterna y plácida con sus ancestros.

Los templos eran centros vitales dentro de las ciudades. Contaban con santuarios y lugares sagrados, casas de sacerdotas y sacerdotisas y talleres y lugares de trabajo donde se fabricaba lo que era necesario. La mujer desarrollaba un papel excepcional en la administración de la institución y en las distintas ceremonias sagradas. Asimismo, participaban en rituales y actividades musicales, danza y canto. Las primeras divinidades femeninas del mundo antiguo las encontramos precisamente en la historia de Egipto. En Nabta Playa, 6000 a.C. se encontró la imagen de una enorme piedra con forma de vaca, que los estudiosos consideran es la primera representación de la diosa Hathor, madre protectora en el nacimiento y en el Mas Allá. En el Antiguo Egipto la religión establa plenamente unida a la filosofía y al mundo natural conocido, a todos los ámbitos culturales de su civilización. La naturaleza y sus misterios pretendían dar una explicación mágica de las crecidas del Nilo, el viaje del sol en el cielo y tantas otras maravillas que los egipcios encontraban en su vida diaria.

No te cuento mucho más, y te amigo amigo y amiga lectora, a que visites esta magnífica exposición para tener un encuentro siempre necesario y reconfortante con el mundo del Antiguo Egipto, y en este caso, conocer el papel de la mujer en esta espectacular civilización. Encontrarás toda la información sobre la exposición en el siguiente enlace:

https://hijasdelnilo.com/

 Síguenos en nuestras Redes Sociales. ¡Nos vemos en los viajes!

 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Egiptomanía

ONEIRA club de viajeros prepara un gran viaje al Antiguo Egipto con salida el 26 de enero de 2023. ¿Quieres acompañarnos? ¡Reserva ya tu plaza!. Por la importante demanda de viajeros es particularmente necesario bloquear cuanto antes las plazas del grupo. Si quieres venirte, no te demores en apuntarte. Porque la egiptomanía prevalece, siendo incluso ¡más antigua! Que la propia egiptología.  Hoy dedicaremos nuestro artículo a este interés desmesurado por el Antiguo Egipto, que se remonta a la época romana y alcanza nuestros días. Y no es para menos. Visitar Egipto y descubrir las maravillas arqueológicas que encierra este país es algo fascinante.

Os comentaba que en efecto, el interés por Egipto se desarrolló tras la conquista del reino de Cleopatra (aún siguen buscando su tumba) por parte de Roma. Adriano quedo maravillado del país, que lo consideró cuna de la sabiduría y la magia. De hecho, la primera novela latina “Metamorfosis de Apuleyo” se explaya ampliamente sobre los Misterios de la diosa Isis egipcia. Este interés exacerbado por Egipto se mantendría hasta la Edad Media y el Renacimiento.

En las “casas de la vida” egipcias se enseñaba a los aprendices: medicina, astronomía, matemáticas, alquimia y filología y acogían a estudiosos extranjeros llegados de diferentes lugares y culturas. El mismo Pitágoras fijó su residencia en Egipto para estudiar astronomía y geometría. Otros grandes pensadores recalaron en el país de los faraones.

El culto a diversas divinidades egipcias, como el comentado de Isis, se expandió por Italia en época romana, donde se levantaron algunos templos, como en Pompeya. De la misma forma los enigmáticos jeroglíficos desempañaron un papel relevante en la egiptomanía en el mundo antiguo. Tácito los describió como “pensamientos simbólicos representados mediante figuras de animales”. En 1422, Cristoforo Buondelmonti (nacional de Florencia) llevó a su tierra la copia de un pequeño libro encontrado en Grecia: “Hieroglyphica”, uno de los primeros manuales que pretendieron descifrar los jeroglíficos, hecho que no fue posible hasta el desciframiento de la Piedra Rosetta (expuesta en el British Museum de Londres) por Jean-François Champollion, otro de los grandes hitos históricos entre los egiptomaníacos.  El jesuita alemán Athanasius Kircher se considera, en cualquier caso, como primer gran investigador de la escritura jeroglífica.

En otro post os contaremos la historia de Napoleón en el Antiguo Egipto, su expedición de finales del s. XVII, que se hizo acompañar por 167 investigadores y científicos (naturalistas, matemáticos, dibujantes, literatos, etc) para documentar el inefable Egipto y sus monumentos, demostración de un pasado de grandeza.  A la finalización de su expedición, ya en Francia,  se editaría la monumental “Description de l’Egypte”, en nueve grandes volúmenes que contribuyó a la propagación de la egiptomanía por todo Occidente.

Una expedición posterior a Egipto tuvo más éxito: la expedición franco-toscana de 1828, a petición de Champollion e Ippolito Rosellini (precursor de la egiptología) y patrocinada por el gran duque Leopoldo II de Toscana, orientada a levantar planos de los monumentos, copiar inscripciones en Egipto y Nubia, adquirir objetos arqueológicos e iniciar algunas excavaciones. Los investigadores reflejaron su trabajo en la excelsa obra: “Los monumentos de Egipto y de Nubia”.

En el s. XIX la pasión por Egipto y la egiptomanía se desbordó completamente, reflejándose en arquitectura y artes decorativas en toda Europa: edificios, capiteles, esculturas... Algunas sociedades secretas como la masonería también contribuyeron a su difusión. La decoración  con motivos egipcios de la sala principal de la  villa de Napoleón en San Martino, en isla de Elba (Italia) es una muestra de ello. Muchos pintores decimonónicos se inspiraron en temas egipcios para desplegar su arte. Sería también en el s. XIX cuando se fundaron las grandes colecciones de objetos egipcios reunidas en diversos museos. Durante este siglo se organizaron grandes e importantes excavaciones, como las del francés François Auguste Mariette y se hicieron relevantes descubrimientos, como la Tumba de Nefertari por Ernesto Schiaparelli. A finales del XIX la egiptología era ya inconfundiblemente una importante disciplina científica.

Pero el mayor hecho de importancia histórica que fascinó a todos y que profundizó aún más en la egiptomanía, esa enfermedad que parecía contagiar a todo el orbe, fue el descubrimiento por Howard Carter en 1922 de la tumba del faraón Tutankamón (de la que hablaremos otro día) completamente intacta,  y su fabuloso tesoro.  En el siglo XX se recogieron buenos ejemplos de egiptomanía en obras cinematográficas que relataban la vida de Cleopatra o de Moisés, o en historias increíbles y misteriosas, como La momia (1999). La literatura también se ha hecho eco de este furor por el mundo del Antiguo Egipto en novelas del español Terenci Moix y otros muchos autores internacionales.

Nuestra pasión por el Antiguo Egipto nunca se deslucirá. Seguiremos siendo poseídos por este gran mal, la egiptomanía, por ese misterio ancestral que se encierra entre las piedras que pueblan las tierras que habitaron durante milenios los antiguos pobladores de las riberas del ancho Nilo. ¿No os parece?

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


TUTANKAMON, la exposición inmersiva (Madrid)

En enero 2023 ONEIRA club de viajeros pone proa hacia las fascinantes tierras del Antiguo Egipto. Lanzamos viaje estos días, con plazas disponibles. Viaje en grupo desde el 26 de enero hasta el 5 de febrero de 2023. ¿Quieres vivir una aventura egiptológica con Oneira? Escríbenos. En próximas fechas compartiremos nuevos artículos y posts sobre nuestro destino, además de los que ya están disponibles en nuestro Blog Oneira https://oneira.es/blog/

Es tiempo de centenarios y bicentenarios, luego comentaremos. El mejor momento para conocer Egipto, o revisitarlo. Comenzamos esta nueva serie de artículos en Madrid, que con toda humildad se ofrece a ser pequeña capital de Egipto estas semanas, toda vez que además de las diversas exposiciones permanentes y el inefable Templo de Debod, en diciembre podemos disfrutar  de forma presencial dos acontecimientos de gran interés:

TUTANKAMON, la exposición inmersiva

HIJAS DEL NILO: Mujer y sociedad en el Antiguo Egipto

Os comento en esta entrada de Blog la primera de ellas, que visité recientemente y dado que “Hijas del Nilo” la conoceré el próximo mes en Madrid, daré cuenta de ella en otro artículo a mi regreso.

TUTANKAMON, la exposición inmersiva

Desde el 4 de noviembre puedes disfrutar en Madrid esta magnífica experiencia inmersiva gracias a Madrid Artes Digitales. Excelente aperitivo de tu viaje (real) al Antiguo Egipto.  Con motivo del bicentenario del desciframiento de la piedra Rosetta y el centenario del mayor hallazgo arqueológico, la localización de la tumba de Tutankamon,  el Matadero (MAD) en el Centro de Experiencias Inmersivas,  se convierte en un espacio único e ineludible para disfrutar de una fusión entre ciencia, arte y tecnología: una propuesta mayúscula desde todos los puntos de vista.

Se trata de un viaje (de la mano del Faraón Niño) a 3400 atrás en el tiempo adentrándote en tesoros y secretos del antiguo Egipto, recreados en una experiencia inmersiva en 2D y 3D, con 1.200 m2 de proyecciones. En uno de los espacios te adentrarás en una especie de  macrodocumental muy cuidado y artístico con el protagonismo de imágenes que recrean un Egipto que todos recordamos, con proyecciones en las cuatro paredes que te rodean y el techo. Una experiencia fabulosa y entretenida. Te sentirás teletransportado a esta Tierra de Faraones.  Puedes disfrutar de algunos juegos, especialmente los niños, y si lo deseas en otro espacio puedes participar en una experiencia de realidad virtual que te permitirá asistir al juicio de Tutankamon en primera persona, en un viaje por el inframundo. Asimismo hay un apartado dedicado a algunos objetos históricos y reproducciones de piezas únicas. La duración de la experiencia es aproximadamente 90 minutos, aunque puedes permanecer en las instalaciones todo el tiempo que quieras. Tendrás posibilidad de participar en un sencillo juego mientras atraviesas una de las estancias de la tumba faraónica y por último y si te apetece, te podrás retratar como si fueras un noble o un sacerdote egipcio (o sacerdotisa). Ti tienes peques no dejes de llevarlos, les encantará la experiencia.

Egipto seguirá, no nos cabe ninguna duda, sumergido en el misterio y los enigmas que cubren las arenas de sus desiertos, pues apenas un pequeño porcentaje de todos sus tesoros han sido descubiertos.  Algunos de sus secretos, los que conocemos, podrás experimentarlos en el MAD: la geografía de Egipto, sus mitos, pirámides y templos, viaje por el inframundo y muchos más. Una bonita experiencia, muy cerca, en Madrid: Tutankamón, la Exposición Inmersiva.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Viaje ONEIRA a Egipto 2023 Tierra de Faraones - Crucero por el Nilo

Amigos y amigas viajeras:

Comenzamos andadura viajera en 2023 con un GRAN DESTINO donde los haya. Cuna ancestral de las culturas que han configurado nuestro ADN histórico-cultural. No en vano, somos prácticamente vecinos en este Mediterráneo nuestro. ¡Viajamos a Egipto, Tierra de Faraones!. Oneira CLUB DE VIAJEROS penetrará con los viajeros que nos acompañen en los misterios del antiguo Egipto, en un viaje viaje onérico por la historia y las leyendas de los grandes faraones, sus construcciones y el desarrollo artístico que implicó su civilización.  Como sabéis estudiamos cada proyecto con detalle y cuidado para ofreceros la mejor experiencia viajera. Con el apoyo del equipo de viajes de grupo de Más que Un Plan Agencia de Viajes, que muchos de vosotros ya conocéis si nos habéis acompañado en nuestras últimas salidas de este mismo año 2022.

Viaje en grupo ONEIRA a Egipto enero 2023 - Tierra de Faraones - Crucero por el Nilo - 11 días

Del 26 de enero al 5 de febrero de 2023 - Pensión Completa - Hoteles 5***** (4**** en Abu Simbel) - Crucero 5***** Deluxe

Con el sello especial de los viajes de Oneira CLUB DE VIAJEROS hemos diseñado un programa en Pensión Completa, centrado especialmente en los yacimientos arqueológicos y la cultura del antiguo Egipto, con excelentes servicios. Contaremos con un buen equipo de profesionales en destino. Por la peculiaridad de este viaje a Egipto es muy importante poder conformar en breve el grupo de viaje. Por favor, si quieres participar en esta aventura contacta ya mismo con nosotros y haz tu reserva.

En hoteles de seleccionados de 5**** (excepto el hotel en Abú Simbel, donde apostamos por el mejor 4**** disponible) y Motonave para Crucero por el Nilo 5***** Deluxe  (4 noches). Salida  y regreso, Aeropuerto de Madrid - Barajas.  Con todas las visitas y como siempre las mejores experiencias que podemos ofreceros en Oneira CLUB DE VIAJEROS, junto con el equipo encargado de la Dirección Técnica MÁS QUE UN PLAN Agencia de viajes, con David Esteso al frente. ¡Hay que viajar bien!.

Dispones de toda la información en esta misma página: https://oneira.es/viaje-a-egipto/

ONEIRA club de viajeros pone ruta hacia Egipto. Volvemos la vista atrás, muy atrás en el tiempo para penetrar los misterios del Antiguo Egipto en un viaje onérico por la historia y las leyendas de los grandes faraones, sus construcciones y el desarrollo artístico que implicó su civilización. ONEIRA club de viajeros pone ruta hacia el Antiguo Egipto, tierra soñada y milenaria, el país de las pirámides, las esfinges, dioses, templos, momias y faraones. Es cuna de todas las civilizaciones de nuestro entorno, precediendo a Grecia y Roma, quienes bebieron más de lo que imaginamos de la cultura que floreció en las riberas del Nilo. En El Cairo (Menfis en la antigüedad) descubriremos las Pirámides de Guiza y la misteriosa Esfinge, los monumentos más antiguos del mundo, y la Necrópolis de Saqqara, sin olvidarnos del Museo Egipcio de El Cairo, con los Tesoros de Tutankamón, el mayor museo de arqueología del mundo. En Luxor, la antigua Tebas, visitaremos el Valle de los Reyes donde fueron inhumados muchos de los faraones del Imperio Nuevo. Accederemos a templos como el Templo de Hatshepsut, uno de los más impresionantes de Egipto, o el de Ramsés III, uno de los edificios religiosos más significativos, o el propio Templo de Luxor, santuario dedicado al dios Amón, y conoceremos los Colosos de Memnon. Abydos y Dendera, imprescindibles con sus Templos de Seti I y el Templo de Hathor, el majestuoso hogar de la diosa egipcia del amor. Nos embarcaremos en unCrucero de 5* Deluxe para disfrutar del bello escenario del Valle del Nilo combinándolo con visitas a los templos más importantes Karnak, Edfu, Kom Ombo, etc. Y más al sur nos embriagaremos de la espectacularidad de Abu Simbel, que aúna los magníficos templos excavados en roca de Ramsés II y Nefertari. En Karnak y Abu Simbel disfrutaremos de sendos Espectáculos de Luz y Sonido que nos fascinarán. ¡Ven con Oneira a conocer Egipto, el país de los faraones!

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

Si estás interesado en este viaje de ONEIRA club de viajeros contacta con nosotros:

Alberto Bermejo 629667213

www.oneira.es  -  info@oneira.es

Reserva de plaza  directamente en la agencia de viajes:

MAS QUE UN PLAN AGENCIA DE VIAJES – David Esteso

C/ Calderón de la Barca, 2 - 03004 Alicante

Título/Licencia CV-m1833A

David Esteso - 965207555 - 699421525 -  ClubViajeros@MasQueUnPlan.com

PLAZAS LIMITADAS


MADAGASCAR: Naturaleza en estado puro

 

Nuestra amiga viajera Susana Ávila comparte con nosotros su pasión por los viajes y  concretamente en este artículo su reciente visita a MADAGASCAR.
Susana Ávila es experta en el universo mitológico indio. Es periodista, colaboradora en diversos medios de comunicación y Miembro de la Federación Española de Periodistas y Escritores de turismo. Tiene en su haber la publicación de dos libros espléndidos sobre mitología hindú: "Mitología de la India. Mítica y Mística" y "Ecos de la India Leyendas Clásicas y Populares".  Publicados en Miraguano Ediciones.
Hoy nos traslada su visita a lo que ella califica como un rincón primigenio en un mundo globalizado, una rareza que hay que disfrutar en este siglo XXI.

Madagascar: Naturaleza en estado puro

Un rincón primigenio en un mundo globalizado es sin duda una rareza que hay que disfrutar antes que el siglo XXI lo engulla por completo.

Lamiendo la costa oriental de África a la altura de Mozambique se extiende la hermosa isla de Madagascar. Exótica por su fauna y flora, que alberga algunas especies que no existen en ningún otro lugar del planeta, instaladas en unos parajes fantásticos, con bosques tropicales, playas vírgenes de arenas finas y aguas esmeralda con sus arrecifes de coral.

A pesar de su cercanía al continente africano, hace millones de años Madagascar formaba parte del subcontinente indio y ello ha marcado su impronta en la conservación de especies únicas que no comparte con su vecina África.

El nombre de Madagascar le fue puesto por los portugueses, allá en el siglo XVI, pero se identifica con una isla-reino africana mencionada por Marco Polo a finales del siglo XIII. Parece ser que los primeros asentamientos humanos en la isla se remontan hacia el siglo IV y, pese a que le separaban de África apenas 500 km. y del mundo indonesio 5500 km., Madagascar fue colonizada antes por los asiáticos que por los africanos y los rasgos de su población les acerca más a Asia que a África, lo mismo que sus costumbres, vocabulario y cultura. Pero las primeras noticias con referencia histórica constatada no son anteriores a la llegada del portugués Diogo Dias en 1500 seguido por su paisano Fernan Soarez en 1506 que utilizaron sus costas como lugar de abastecimiento de agua y provisiones para sus barcos en la ruta hacia las Indias. En el siglo XIX fue colonizado por los franceses, que no lo tuvieron nada fácil al tener que enfrentarse con la cruel y despótica reina Ranavalona I (1782-1861) que ordenaba matanzas sistemáticas y torturaba a cuanto se ponía en su camino. A pesar de todo, la cultura francesa dejó huella en la isla y es identificable su urbanismo y algunos edificios, de hecho el segundo idioma que se habla en el país, tras el malgache autóctono, es el francés. En el siglo XX recobró su independencia como tantos países africanos que soltaron sus ligaduras de las potencias europeas.

Pero no. Madagascar no es un destino cultural en el que el arte y la historia tengan un apartado, es naturaleza en estado puro. Intentar abarcar toda la isla en un solo viaje es misión imposible, no solamente por su extensión ya que es la cuarta isla más grande del mundo tras Groenlandia, Nueva Guinea y Borneo sino por la dificultad de los desplazamientos de un lugar a otro por carreteras inexistentes y vuelos de hélices con una regularidad absolutamente irregular.

Concentrémonos en la parte norte del país comenzando por la bahía que cautivó los marinos portugueses y que sirvió de refugio a piratas y bucaneros durante años, tanto es así que inspiró la legendaria capital pirata de Libertalia que Daniel Defoe –el del Robinson– situó en sus costas. Se trata de una inmensa bahía que cuenta con un enorme puerto natural junto al que se construyó la ciudad de Antsiranana, en el idioma local pero más conocida hoy como Diego Suárez, nombre híbrido en honor a los descubridores Diogo Dias y Fernan Soarez. Un reconocimiento bastante cuestionable puesto que lo primero que hicieron tras desembarcar fue asesinar a la mitad de la población y esclavizar al resto, pero en fin… es lo que hay.

Eso no es óbice para que el viajero que desee conocer la región y sus tesoros no la elija como su cuartel general. La plaza Foch es el epicentro de la ciudad de Diego Suárez, en sus inmediaciones está el ayuntamiento, la oficina de correos y la de turismo, y también una buena situación desde la que descubrir la mezcla de razas y culturas de las distintas étnicas que allí conviven: chinos, indios, árabes, coreanos, yemenitas, somalíes y europeos o tomar un divertido tuc-tuc amarillo que hace las funciones de taxi para dar una vuelta.

La bahía, que tiene 156 Km. de largo se delinea formando pequeñas bahías de naturaleza salvaje con luz propia. Lo primero que encontramos a la salida de la ciudad, en la cala Melville, es un islote volcánico que se eleva más de 100 m. sobre el nivel del mar totalmente cubierto de vegetación. Se llama Nosy Lonjo –nosysignifica isla en la lengua malgache– pero es conocido popularmente como el Pan de Azúcar, una increíble fuente de riqueza natural férreamente preservada al otorgarle un carácter sagrado, que le hace imposible de visitar, teniéndose que conformar con ver las increíbles puestas de sol que ofrece. Luego vienen las bahías, llamadas de las Dunas, de las Palomas y, la más alejada de la ciudad, Sakalava, generalmente conocidas en los libros de turismo como Las Tres Bahías. Playas salvajes de arena dorada bañadas por un mar cálido de aguas transparentes. La mejor playa de la zona es la de Ramena, junto a la que se levanta un poblado de pescadores que acogen al viajero en sus chiringuitos donde es posible comer el pescado del día, pues el menú depende de lo que se haya capturado esa mañana. También ellos pueden llevar al viajero a conocer el Mar Esmeralda, un mar interior poco profundo y sorprendente que invita al baño y también al buceo.

En el interior, sin abandonar todavía la región, encontramos la biodiversidad de los Parques Naturales. El llamado “Montagne d'Ambre” (Montaña de Ámbar, en español) abarca una importante porción de selva tropical que alberga una rica fauna entre la que se contabilizan siete especies de lémures, 75 especies de aves y 59 de reptiles. No hay ámbar, no, pero el nombre proviene de una especie de flores que cubren la montaña y se avistan desde lejos dándole ese aspecto ambarino. Cruce de veredas y caminos que nos llevan hasta importantes cascadas que ofrecen frescor y riegan el paraíso tropical.

Otro parque nacional imprescindible pero de naturaleza muy diferente es el Tsingy Rojo. La palabra tsingysignifica “bosque de piedra” y este entorno está compuesto por formaciones cársticas de agujas calcáreas, lomas ondulantes y afilados picos. El proceso geológico que ha llevado a este paisaje es la erosión en la que aguas subterráneas han socavado las tierras más elevadas creando cavernas y fisuras en piedra. Las aristas de estas formaciones son tremendamente cortantes y componen un panorama verdaderamente singular.

Muchas son las especies autóctonas de Madagascar que la convierten en uno de los reservorios más exclusivos del planeta, como consecuencia de la historia geológica de la isla, emparentada con el subcontinente indio más que con su vecina África, pero con un alto nivel de originalidad debido a la evolución experimentada en millones de años de aislamiento. Las estadísticas hablan de que el 98% de los mamíferos son endémicos, así como el 92% de los reptiles y el 40% de las aves. Y otro tanto puede decirse de la flora que estima unas 15.000 especies que se encuentran exclusivamente en la isla. Pero si hay dos emblemas característicos –que no figuran en su bandera pero que podrían hacerlo con toda legitimidad– son los baobabs y los lémures.

Los baobabs han sido reverenciados por los pueblos nativos desde hace miles de años, pero gracias a obras de la literatura como El Principito, se han convertido en íconos de una cultura. Como árbol –todo hay que reconocerlo– no son muy agraciados, con sus gruesos troncos adaptados para almacenar agua y sus escasas ramas en el extremo superior que pueden alcanzar desde 10 hasta más de 20 metros de altura. Pero, precisamente por eso, sus enormes proporciones y su longevidad les convierten en uno de los vegetales más asombrosos del mundo.

Los hay en el norte de la isla, sí, pero es cerca de la localidad de Morondava, en la costa oeste, donde se encuentra la gran avenida de los baobabs desplegando toda su majestuosidad; un grupo compuesto por unos 25 árboles de la especie Adansonia grandidieri con más de 30 metros de altura y una edad que sobrepasa los 800 años.

Los lémures se encuentran en todo el país aunque existen más de cien especies diferentes distribuidas entre los distintos hábitats. Se trata de uno de los primates más pequeños, simpáticos y sociables si no se les ataca, que desdicen el significado de su nombre pues lémur se refería a los espíritus malignos en la antigua Roma. Es característica su larga cola que les permiten mantener el equilibrio pues pasan su vida entre los árboles. Es fácil verlos en los parques naturales saltando de rama en rama salvo en las épocas de celo que están más cautelosos. Un apunte para las feministas, son los lémures hembras quienes llevan la voz cantante en la manada.

Aunque visualizamos Madagascar como la isla grande, hay una multitud de islas e islotes que también pertenecen al país y, sin alejarnos de la zona norte de la que estamos hablando, hay que mencionar la isla de Nosy Be, un enclave estupendo para la práctica de deportes náuticos como la pesca, el buceo, el snorkel o simplemente navegar hacia algún otro islote cercano… o no tan cercano, pues me viene a la memoria el mismo Nosy Iranja, a un par de horas de Nosy Be, compuesto por dos islotes unidos por un istmo de arena dorada que desaparece con la subida de la marea. La leyenda dice que se trataba de una pareja de enamorados y la divinidad de turno quiso poseer a la chica por lo que les separó, pero la Luna se compadeció de ellos y les dejó permanecer unidos por aquella lengua de tierra, durante unas horas, mientras dura la bajamar.

Leyendas, sí. No podía ser de otra manera en un país de leyenda.

 

Susana Ávila

Miembro de la Federación Española de Periodistas y Escritores de turismo FEPET


Viaje a Esperanza 2021

Queridos amigos y viajeros Oneira:

En este cierre de 2020 y antes de desearos un feliz 2021 entrante, quería contaros una bonita historia, muy nuestra. De viajes y de esperanza. De sanitarios entregados (como los de nuestros centros médicos y hospitales, ¡gracias!) y de Ciencia con mayúsculas.  Una de esas historias de grandes hombres y tejida con relatos de exploración y aventura. ¡Cómo esos pequeños viajes nuestros que tanto echamos de menos!.

El siglo XVIII ilustrado fue bien conocido por las grandes expediciones científicas españolas, en el Imperio en el que no se ponía el sol. Años de hallazgos científicos y renovación de las ciencias y de la ingeniería. La expedición más inspiradora fue la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, un extraordinario periplo que se configuró como la primera misión humanitaria de la historia.

El siglo XVIII sufrió una de las más graves pandemias que han azotado nuestra humanidad, la viruela (nuestro SARS-CoV-2 a su lado, es un ligero resfriado), en palabras de Timoteo O’Scanlan, “una guadaña venenosa que siega sin distinción de clima, rango, ni edad” que se llevó las almas de 60 millones de personas en Europa y causó estragos entre los supervivientes.  El médico inglés Edward Jenner (1749-1823) descubrió que las ordeñadoras de vacas no enfermaban, al comprobar que  todas ellas contraían viruela bovina, quedando así inmunes a la viruela. Después de numerosos estudios demostró que si tomaba un extracto de una llaga de viruela bovina y la inyectaba a un ser humano, esta persona quedaba protegida contra la viruela. ¡La vacuna se había inventado!

La vacuna llegó a España en 1800 y al año siguiente se inocularon con éxito las primeras dosis en Madrid. Entre los entusiastas del revolucionario método de la vacunación destacó el médico español Francisco Javier Balmis Berenguer, protagonista de nuestra historia. El galeno había trabajado durante años en la Nueva España y presentó su proyecto de extender la vacunación, sobre todo a los niños, por las posesiones de la Corona (América y Filipinas): la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, también conocida como Expedición Balmis.

La corbeta María Pita partiría del puerto de la Coruña en 1803. Nuestro médico Francisco Javier Balmís no dudó un instante en estudiar la manera de poder transportar en su viaje las muestras derivadas del virus, que apenas se mantenían activas unos días. Y su genial idea, audaz a todas luces, fue que el suero elaborado sería transportado en receptáculos vivos, que en este caso serían veintidós niños huérfanos de La Coruña que fueron inoculados sucesivamente a lo largo del viaje para mantener vivo y activo el virus vacunal. Junto a ellos viajaron una decena de médicos y enfermeros y una mujer, Isabel Sendales y Gómez, rectora de la Casa de Expósitos de La Coruña, cuyo cometido principal era atender a los párvulos y vigilar que no se rascaran las heridas para evitar contagios.

El plan fue temerario y éticamente muy dudoso. En los sucesivos puertos donde recaló la corbeta (Tenerife, Puerto Rico, Venezuela…) fueron vacunados nuevos niños y adultos  y a continuación se diseminaba la vacuna por las distintas  y nuevas regiones, dejando las preceptivas instrucciones y cierta organización sanitaria. Las aventuras marineras y sanitarias que vivieron los protagonistas de esta historia fueron innumerables: autoridades locales reticentes, problemas con poblaciones locales, captación de nuevos portadores, interferencias de virreyes, empleo de esclavos,  creación de Juntas de Vacuna, un naufragio y cientos de anécdotas. Los viajeros dejaron un registro completo de todo el trabajo realizado en cada etapa y el número de vacunaciones: en Colombia, 56.000, en Cuenca – Ecuador – 7.000, en Perú 22.726…

La Expedición de Balmis fue un gran ejemplo de expedición científica ilustrada financiada por la Corona Española. Toda una aventura viajera y de exploración, desde el punto de vista de la historia de los viajes. Fueron siete años de peripecias, recorriendo lugares impenetrables, contacto con poblaciones locales aisladas, cruzando selvas insoldables, subiendo altas cumbres andinas y mucho más.

Al final de esta etapa, Balmis marchó a Macao y a Cantón, y gracias a tres chavales que fueron con él difundió la vacuna por el territorio chino. A su vuelta, Carlos IV lo recibió en su Palacio de San Ildefonso, colmándolo de honores y felicitaciones.  En palabras del naturalista Alexander von Humboldt: “había finalizado el viaje más memorable en los anales de la historia”.

Esta gran e inspiradora historia viajero-sanitaria me emociona. Salvando los cientos de  años que nos separan del  s. XVIII hasta ahora, los procedimientos han cambiado: el traslado de la vacuna por vía marítima vs aérea, la diseminación vía fisiológica vs viales preparados ultracongelados, los descubrimientos empíricos vs experimentos científicos. Lo que no ha cambiado en modo alguno es lo principal: la entrega y la filantropía de los médicos y sanitarios en estas pandemias luctuosas, dedicando muchos años en sus viajes a vencer el virus de la viruela (entoces) y aquí, ahora, nuestros sanitarios luchando cada día en los hospitales por sacar adelante a los pacientes de COVID-19 que más sufren. ¡A ellos les trasladamos todo nuestro agradecimiento por su gran labor!.

Y nosotros, también protagonistas. Primates evolucionados. Bípedos implumes, que diría aquel. Vulnerables, sujetos al vaivén de los acontecimientos, a la implacable naturaleza, que deberíamos cuidar mucho más. Me emociona esta historia de vacunación liderada por Balmis y abrigo mis mayores esperanzas para que en 2021 tengamos todos nuestra vacuna lista para vencer definitivamente al COVID-19 y poder hacer todo lo que no hemos podido hacer en 2021:  abrazar y besar,  beber y brindar a placer, compartir buenos alimentos en los restaurantes con nuestros amigos, disfrutar de la música en directo y sobre todo VIAJAR, volver a llamar a nuestros amigos de Más Que un Plan Viajes, para recorrer el mundo que está ahí fuera con Oneira club de viajeros.

¡¡Feliz año 2021!! ¡¡Hasta muy pronto!!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Gorjeo:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Nos robaron los abrazos... ¿cambiamos el saludo?

Nos robaron los besos... ¿dónde fueron los besos que no dimos?. ¡Cuantos abrazos no compartidos!. Ya nos hemos olvidado de estrechar nuestras manos. El COVID19  ha alterado nuestra íntima y muy latina expresión de saludo y cariño. Nos ha golpeado fuertemente en nuestro ADN. Los españoles, siempre tan cercanos, estamos afectados doblemente. ¿Cuándo recuperaremos los besos? Como sigamos así mucho más tiempo tendremos que hacer cambios importantes en nuestra manera de saludar y de mostrar cariño. Porque qué queréis que os diga, a mí el andar dando codazos no me mola nada.

Aprovechemos que somos amantes de ver otros mundos ahí afuera. Vamos a conocer cómo se saludan en otras latitudes, fuera de Europa,  y quizás, valoremos si nos atrevemos adoptar alguna nueva forma de mostrarnos cercanos y amables, ahora que no podemos besar, ni abrazar, ni dar la mano.

En América, tanto en el norte como en el sur, con distintas diferencias se muestran cariñosos como nosotros, con besos y abrazos diversos. Curioso el saludo en la República Dominicana, este lo podríamos adoptar: los chicos saludan con un choque o uniendo los puños. ¿Una buena opción con COVID19 en lugar de chocar los codos?. Podría valer.

Yo antes de dar codazos adoptaría el saludo tradicional japonés. Me fascinó cuando lo conocí en vivo y en directo, cuando lo experimenté en uno de nuestros viajes de PERIPLOS. Una reverencia, con la espalda recta, todo un arte. Así ponemos nuestra parte más débil en manos del otro. Es distinta la inclinación que podemos mostrar, dependiendo de la persona que tenemos delante. Con el eshaku inclinamos la cabeza unos 15 grados, para saludar a personas con el mismo estatus social.  Keirei es la reverencia estándar, unos 30 grados de inclinación, la más formal. Saikeirei implica un mayor respeto, con 45 grados. Válida para pedir disculpas. Si hemos metido bien la pata, realizaremos la reverencia más extrema, dogeza: una reverencia de rodillas. ¡Casi como si pidiéramos el seppuku!

En el Tíbet, una región del Himalaya que me encantaría visitar, te saludan sacándote la lengua. No se si calaría este saludo entre los españoles; más de uno se molestaría… y se trata de evitar conflictos.

Me gusta el saludo groenlandés, el kunik. Consiste en llevar la nariz y el labio superior a la mejilla de la otra persona e inhalar profundamente. No hay contacto, pero no sé si este gesto se malinterpretaría por parte de nuestros amigos más melindrosos. Y tampoco es que me guste ir olfateando a la gente a la que saludo.

En Guinea Ecuatorial adoptan el saludo más complicado. Posando la mano izquierda en el hombro derecho, acercando la cabezas ligeramente inclinadas como si besáramos con las sienes a un lado y al otro. Creo que este lo descartamos, por difícil.

Entre algunas etnias polinésicas maoríes se saludan acercando las narices y manteniendo contacto también con las frentes. Es similar al saludo de Omán, que visitamos con Oneira este año en enero; según su tradición, el saludo también consiste en juntar las narices. Los esquimales también besan con la nariz. Definitivamente este gesto no tendría mucho éxito, demasiado cerca, no conseguiríamos prevenir el contagio.

En Zimbabwe, al sur de África, es común aplaudir para saludar. El número de aplausos dependería de las circunstancias. Creo que este gesto no lo podríamos adoptar… más de un desconfiado podría considerarlo pitorreo...

Definitivamente me quedo con mi saludo preferido,  el de Tailandia. Y es el que propongo que adoptemos en lugar de los codazos.  El wai, colocando las manos juntas en posición de oración mientras inclinas la cabeza en señal de respeto. Similar al Añjali Mudrč  de India, que es seguido del saludo verbal “Namasté”. ¡Voto por él!

A ver amigos viajeros,  ¿con qué nuevo saludo nos quedamos?

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Sorteo - Encuesta viajera sobre viajes en grupo Oneira 2020 y 2021

¡Hola amigos viajeros!

El mes pasado preparamos y compartimos una encuesta viajera sobre la que informamos en esta misma Web (entrada de blog) y en Facebook.

Queríamos conocer vuestras impresiones sobre los próximos proyectos de viajes en grupo  Oneira  para 2020 y 2021

. De las respuestas a la encuesta se deriva que todos queréis seguir viajando en 2020 y especialmente en 2021, pese a la pandemia COVID19 que vivimos actualmente. ¡Esperamos que pase pronto!. No se viaja en las mismas condiciones, pero se sigue viajando.

Agradecemos vuestra participación. Muchos nos escribisteis comentando las numerosas respuestas y algunos tuvieron dificultad en responderla. Los amigos que quisieron participar en el sorteo de los regalos están reflejados en la parte inferior, en total 55 amigos; aunque todos no publicaron sus datos de contacto. De entre todos estos amigos sortearemos un pack compuesto por un pack compuesto de un Monocular 10×25 y Brújula de National Geographic (o regalo equivalente).

El sorteo se realizará automáticamente mediante la Web indicada abajo, echaloasuerte.com  y se sorteará mañana sábado por la mañana a las 13:17 horas. Se generará un número al azar entre el 2 y 56. Si veis debajo, la segunda columna identifica (de forma parcial) al viajero, con quien contactaremos si es agraciado para pedir la dirección de envío de los regalos. Si el número generado es de alguno de los amigos no identificados (columna inferior 2 en blanco) realizaremos un nuevo sorteo al día siguiente hasta que resulte agraciado uno de los amigos cuyos datos están en nuestro poder. Actualizando esta entrada de blog.

https://echaloasuerte.com/number/bcfbc33a-261f-4411-86f5-6c64d6a9d161

Ya tenemos una ganadora del sorteo, nuestra amiga Rian (núm 14). ¡Enhorabuena!

Rian, 2019. Durante un paseo por el lago Bled, en Eslovenia. Con los amigos de Oneira Club de viajeros.
Nuestra amiga viajera Rian ha sido la afortunada ganadora en el sorteo de un pack de regalos National Geographic por su participación en la encuesta de verano Oneira que os enviamos a todos vosotros. ¡Es nuestra protagonista de verano! Gracias por participar Rian.
Nos encantará volver a viajar con todos vosotros muy pronto. Viajar es una droga muy dura de la que cuesta desengancharse.
¡Nos vemos en los viajes!
Alberto
Oneira club de viajeros

1
2 Lola
3 paquis
4
5
6
7 ull
8 Cami
9 Maríat
10
11 pgd Pablo
12
13 Alfonso
14 m.gon
15 Ros
16
17 Carl
18
19
20
21 luis o
22 Maria J
23 Esp
24 José Ma
25 carm
26 Alber
27 cova
28 iren
29 gra
30 jdion
31
32 Dav
33
34 Ang
35 Ram
36
37
38
39
40
41
42 Mari
43 ANT
44
45 Pili
46
47
48 Jos
49
50
51
52
53 Jos
54 gra
55 Gu
56

 

 

 


Sueños viajeros, tras el Coronavirus

Buenas tardes, amigos viajeros, ¿cómo lleváis estos días de recogimiento forzoso? Espero y deseo que muy bien y que todos gocéis de la mejor salud posible. Seguro que en muy pocas semanas estaremos acoplados nuevamente a nuestras experiencias más habituales, gozando de toda la libertad, cerca ya del verano y prestos a viajar. Ahora debemos sacrificarnos un poco más por nuestros amigos, familiares y conciudadanos. Todo sea para vencer el COVID19, el dichoso Coronavirus.

He leído en el ABC un artículo sobre los sueños de los periodistas de viajes, fechado hoy mismo.  Me ha gustado, y desde aquí rindo un particular homenaje a su autor y a todos los periodistas de viaje que se mencionan, usándolos un poco de “percha” en este artículo. Todos ellos se dedican profesionalmente a lo que la nosotros nos encanta, viajar, revisando y visitando nuevos lugares y trasladando sus experiencias en sus Webs y Blogs. El periódico hace un repaso de lo que que serían ahora mismo sus destinos más anhelados una vez que finalice el confinamiento, y sorprendentemente, sus viajes deseados son precisamente algunos de los viajes a nuestros sueños, sobre los que fantaseamos cuando pensamos los mejores destinos Oneira para próximas fechas.

Elena del Amo nos cuenta en el artículo que está loca por volver a tomar un zumo de granada en el Café Konak de Estambul o regresar nuevamente a Marruecos. Nuestros amigos de Oneira club de viajeros, precisamente, en septiembre podrán conocer ese Café Konak (y muchos otros) en nuestro viaje a Turquía que tenemos previsto COVID19 mediante para septiembre 2020.

Mar Ramírez afirma que ha repasado algunos libros de Paul Theroux que le han hecho “moverse” y sus libros le han llevado a imaginar regresar a Goa en India, ¡un excelente destino claro que sí!. Oneira visitará India muy pronto, bien es cierto….  Y ya que menciona Mar a Paul Theroux uno de los libros de este gran autor que llevo siempre en mi Ipad es El Tao del Viajero, un conjunto de aforismos y pasajes memorables de un montón de autores que le han curtido como lector y viajero, y que releo a la menor oportunidad

Miguel Ángel Barroso, un apasionado de los viajes de naturaleza, no anhela especialmente ningún destino, pero sí afirma tener una predilección especial por las ballenas y los lugares en los que las ha visto. Ballenas como esas, que recuerdo que no llegamos a ver Manolo Belda y yo en Islandia, en un viaje memorable… pero sí que en Oneiratendremos muy presente y pronto un destino muy de naturaleza como será el de este próximo mes de enero 2021, en el que visitaremos los lugares más bonitos de Laos.

Ángel Martínez Bermejo, periodista viajero que se apellida como yo, ansía volver a Grecia, Turquía o Egipto. ¡Ganas tengo yo también de pisar estos lugares!. Como os decía más arriba, a Turquía volvemos en septiembre de este año y para Egipto queda pendiente buscar la mejor fecha para disfrutar de un nuevo gran viaje al país de los faraones. En este orden de viajes, esperamos también poner pie en Israel a final de este año de 2020.

Carlos Pascual nos comenta que quiere volver a Lisboa, a donde va casi todos los años o a Roma. En Roma estuvimos el año pasado, descubriendo una ciudad mágica, invernal, distinta de todas las veces que la he visitado anteriormente.

A Alicia Arranz le encantaría visitar la isla de Holbox, en el Caribe Mexicano  a Javier Carrión recuperar el viaje que no pudo hacer este año a Costa Rica, a Ana Luisa Islas descubrir Oaxaca, otro de sus viajes aplazados. A México queremos volver nosotros, con Oneira.

Otros periodistas viajeros no desean alejarse mucho. Fernando Pastrano y Francisco López-Seivane  parece que no quieren moverse mucho de Madrid. Pepa García quiere volver a Cádiz y César Justel a El Bierzo.

Y por último el artículo repasa los anhelos de Miguel Ángel Barbero, con destinos pendientes a Alemania e Indonesia y César Hernández rememora su viaje a EEUU.

Estos son ejemplos de viajeros que esperan apaciblemente que pase este mal trago que nos ha supuesto la faena del Coronavirus, reduciendo nuestra movilidad, y que nos cuentan sus viajes anhelados, y tú, amigo viajero , ¿qué destinos planeas visitar próximamente? ¿Qué lugares te apetecería viajar cuando finalice la cuarentena?

 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/