Videoconferencia: Enigmática Machu Picchu, el Tesoro del Perú

Continuando con esta nueva serie de videoconferencias ofrecidas por Oneira club de viajeros y Más que Un Plan Agencia de Viajes, el pasado viernes 29 de mayo de 2020 dedicamos el encuentro a conocer en profundidad el Santuario Histórico de Machu Picchu con una recreación virtual fotográfica en 3D que nos permitió  imaginarnos como viajeros que nos encontrábamos visitando, entre el Cielo y la Tierra, este lugar sagrado del pueblo inca. Agradecemos profundamente su participación a nuestro equipo de amigos peruanos de nuestro receptivo en destino de confianza, Shura, Yasser, Fernando,  que hicieron posible este encuentro apasionante con nuestros amigos viajeros de Oneira, y al equipo de Más Que Un Plan, con David Esteso a la cabeza, a quien podemos ver en portada, coronando Machu Picchu.

Con este gran equipo programamos y planificamos una ruta fascinante por Perú la pasada Semana Santa de 2019, en un viaje apasionante que podéis descubrir en el enlace en nuestro cuaderno de bitácora.  Programaremos tan pronto como sea posible una nueva ruta por la tierra fascinante de Perú, uno de los grandes destinos sudamericanos al que tantísimo deseamos volver.

Machu Picchu (Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983) se encuentra en un profundo cañón a los pies de las ruinas y junto abundante vegetación y rodeada de imponentes cadenas montañosas. A principios del siglo pasado fue descubierta por el historiador Hiram Bingham y actualmente se siguen realizando nuevas excavaciones e investigaciones. Durante nuestro encuentro virtual, iniciado con una introducción que Yasser nos ofreció sobre Perú como destino, Shura nos dirigió con una recreación 3D por los puntos clave de Machu Picchu, comenzando en la Casa del Cuidador de la Fuente, pasando por los baños ceremoniales, el Templo del Sol, la Tumba Real, la Plaza Sagrada, el Templo de las Tres Ventanas, etc.  Fue en conjunto una experiencia fantástica que nos encantó poder compartir con todos nuestros amigos. En una entrada en el Facebook de Oneira club de viajeros hemos subido unos minutos de nuestra videoconferencia.

Durante un par de horas compartimos una tarde estupenda con más de 30 amigos viajeros que se sumaron al evento. Normalmente invitamos a participar a estas videoconferencias a todos los que nos han acompañado alguna vez en nuestros viajes, tanto miembros de Oneira club de viajeros como viajeros de la anterior etapa de PERIPLOS. Si aún no habéis viajado con nosotros y queréis conectaros  en próximos encuentros virtuales sólo tenéis que escribirnos a info@oneira.es  y os facilitaremos las claves para conectaros por Zoom.  Nuestra próxima cita es Myanmar (Birmania), en breve os comunicaremos fecha. Conoceréis al equipo con el cual hemos preparado algunos viajes a este gran destino hace unos años. Plazas limitadas.

Mientras no podamos viajar…. ¡nos vemos en las próximas videoconferencias!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Si quieres viajar #QuédateEnCasa con... Doctor en Alaska

Continuamos agazapados en nuestro rincón exquisito en palabras de los fabulosos músicos indies murcianos Second,  sujetos a un curativo y prudente confinamiento, que nos ha de permitir vencer al maldito coronavirus COVID19 que además de pretender alterar nuestras células, quiere alterar nuestro mediterráneo modo de vida. Paul Theroux nos cuenta en su libro Tren fantasma a la Estrella de Oriente que “en el viaje perfecto, la desconexión es vuelve una necesidad… es bueno que la gente no sepa tu ubicación ni cómo dar contigo… desaparece del mapa”.  Hoy por hoy, pese a Paul, todos sabemos dónde nos hallamos, en casa. Y mientras no nos dejen hacer las maletas, no nos queda otra que centrarnos en viajes personales o viajes interiores.

Durante mi confinamiento estoy revisando en las sobremesas de estas últimas semanas una de las mejores series de todos los tiempos, que no deja de ser otro confinamiento riguroso, la del Dr. Felischman en Cicely (Alaska). Me vengo a referir a la archipremiada (Emmys, Globos de Oro)  Doctor en Alaska (nombre original: Northern exposure) donde personajes excelentemente perfilados y cálidos llevaban una existencia aparentemente gris en un pueblo perdido de Alaska.  Maurice Minnifield, el dueño del poblado, es además de astronauta,  un experto en vinos franceses y californianos. Adam, un psicótico personaje, un consumado cocinero. El encabronado médico neoyorquino Joel Fleischman ha sido destinado a su pesar durante 4 años a ejercer su profesión lejos de su ciudad natal, Nueva York,  y maldice cada día de su vida en ese pueblecito rural que es Cicely, de ochocientos habitantes y varios alces, con una importante comunidad india con gran protagonismo en la serie. Joel, como representación del norteamericano medio (además de judío), en medio de la magia y el surrealismo de Cicely,  lucha por adaptarse a un entorno no deseado.  Su contraparte en la ficción es Maggie O’Connell, piloto de avionetas y rodeada de una aureola de malditismo por lo que les va sucediendo a sus antiguos novios. Holling es amante de la naturaleza y regenta el Brick, el bar del pueblo, que visitan todos los vecinos para tomar un bocado o establecer contacto social; enamorado hasta las cachas de Shelly. Otro de mis personajes favoritos de la serie es Chris Stevens, un locutor de radio con alma de artista, que tan pronto versa escritos de Emily Dickinson, Allan Poe o Tolstói como organiza espectaculares performances, inefables. Y así, muchos otros personajes de los que te enamoras todos los días. En esta gran familia con naturalidad se despliegan los acontecimientos, los problemas, las relaciones entre sus habitantes, con apariciones de personajes enternecedores. ¡Ya no se hacen series como ésta!

Las historias de los habitantes de Cicely nos estimulan en estos tiempos de confinamiento porque son personajes humanos, nada vacíos, que portan en su interior vivencias viscerales; personajes ricos, llenos de matices repletos de humanidad. Disfruto con cada una de las pasiones que muestran los protagonistas en la serie. Los peguionistas saben trasladar a la pequeña pantalla la dureza de un entorno hostil y contar en positivo impagables historias dramáticas de superación, reencuentro, manejo de conflictos, ansiedades y frustaciones, cerrándolas todas ellas hábilmente. Y además, dejando sitio para la comedia.

Llama la atención sobre cómo los guionistas de la serie Joshua Brand y John Falsey saben trasladar a la pequeña pantalla la dureza de un entorno hostil (Alaska) en principio poco atractivo para los televidentes, y a un tiempo contar en positivo decenas e impagables historias dramáticas de superación, reencuentro, manejo del estrés, conflictos, ansiedades, desánimo, frustraciones, y tantas otras… y cerrándolas, todas ellas, hábilmente. Los momentos más duros podemos sobrellevarlos y buscar otros instantes repletos de optimismo y llenos de vida que nos permitan abrazar la virtud de sentirnos plenamente humanos.

¡Atención! "The Hollywood Reporter" publica que la cadena estadounidense CBS está preparando una nueva etapa de la serie...

Así que una de mis recomendaciones mientras no podamos viajar, es desempolvar y disfrutar esta magnífica serie centrada en la épica Alaska. Uno de esos magníficos destinos que todos alguna vez hemos pensado en recorrer, con osos de impresión (como uno de los protagonistas de uno de los capítulos de la serie), con parques nacionales de grandioso tamaño y glaciares más grandes que algunos estados de EEUU. Virgen e inmensa Alaska, que es merecedora de alguno de los viajes que hemos de desempolvar en el futuro, para Oneira club de viajeros.

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Sueños viajeros, tras el Coronavirus

Buenas tardes, amigos viajeros, ¿cómo lleváis estos días de recogimiento forzoso? Espero y deseo que muy bien y que todos gocéis de la mejor salud posible. Seguro que en muy pocas semanas estaremos acoplados nuevamente a nuestras experiencias más habituales, gozando de toda la libertad, cerca ya del verano y prestos a viajar. Ahora debemos sacrificarnos un poco más por nuestros amigos, familiares y conciudadanos. Todo sea para vencer el COVID19, el dichoso Coronavirus.

He leído en el ABC un artículo sobre los sueños de los periodistas de viajes, fechado hoy mismo.  Me ha gustado, y desde aquí rindo un particular homenaje a su autor y a todos los periodistas de viaje que se mencionan, usándolos un poco de “percha” en este artículo. Todos ellos se dedican profesionalmente a lo que la nosotros nos encanta, viajar, revisando y visitando nuevos lugares y trasladando sus experiencias en sus Webs y Blogs. El periódico hace un repaso de lo que que serían ahora mismo sus destinos más anhelados una vez que finalice el confinamiento, y sorprendentemente, sus viajes deseados son precisamente algunos de los viajes a nuestros sueños, sobre los que fantaseamos cuando pensamos los mejores destinos Oneira para próximas fechas.

Elena del Amo nos cuenta en el artículo que está loca por volver a tomar un zumo de granada en el Café Konak de Estambul o regresar nuevamente a Marruecos. Nuestros amigos de Oneira club de viajeros, precisamente, en septiembre podrán conocer ese Café Konak (y muchos otros) en nuestro viaje a Turquía que tenemos previsto COVID19 mediante para septiembre 2020.

Mar Ramírez afirma que ha repasado algunos libros de Paul Theroux que le han hecho “moverse” y sus libros le han llevado a imaginar regresar a Goa en India, ¡un excelente destino claro que sí!. Oneira visitará India muy pronto, bien es cierto….  Y ya que menciona Mar a Paul Theroux uno de los libros de este gran autor que llevo siempre en mi Ipad es El Tao del Viajero, un conjunto de aforismos y pasajes memorables de un montón de autores que le han curtido como lector y viajero, y que releo a la menor oportunidad

Miguel Ángel Barroso, un apasionado de los viajes de naturaleza, no anhela especialmente ningún destino, pero sí afirma tener una predilección especial por las ballenas y los lugares en los que las ha visto. Ballenas como esas, que recuerdo que no llegamos a ver Manolo Belda y yo en Islandia, en un viaje memorable… pero sí que en Oneiratendremos muy presente y pronto un destino muy de naturaleza como será el de este próximo mes de enero 2021, en el que visitaremos los lugares más bonitos de Laos.

Ángel Martínez Bermejo, periodista viajero que se apellida como yo, ansía volver a Grecia, Turquía o Egipto. ¡Ganas tengo yo también de pisar estos lugares!. Como os decía más arriba, a Turquía volvemos en septiembre de este año y para Egipto queda pendiente buscar la mejor fecha para disfrutar de un nuevo gran viaje al país de los faraones. En este orden de viajes, esperamos también poner pie en Israel a final de este año de 2020.

Carlos Pascual nos comenta que quiere volver a Lisboa, a donde va casi todos los años o a Roma. En Roma estuvimos el año pasado, descubriendo una ciudad mágica, invernal, distinta de todas las veces que la he visitado anteriormente.

A Alicia Arranz le encantaría visitar la isla de Holbox, en el Caribe Mexicano  a Javier Carrión recuperar el viaje que no pudo hacer este año a Costa Rica, a Ana Luisa Islas descubrir Oaxaca, otro de sus viajes aplazados. A México queremos volver nosotros, con Oneira.

Otros periodistas viajeros no desean alejarse mucho. Fernando Pastrano y Francisco López-Seivane  parece que no quieren moverse mucho de Madrid. Pepa García quiere volver a Cádiz y César Justel a El Bierzo.

Y por último el artículo repasa los anhelos de Miguel Ángel Barbero, con destinos pendientes a Alemania e Indonesia y César Hernández rememora su viaje a EEUU.

Estos son ejemplos de viajeros que esperan apaciblemente que pase este mal trago que nos ha supuesto la faena del Coronavirus, reduciendo nuestra movilidad, y que nos cuentan sus viajes anhelados, y tú, amigo viajero , ¿qué destinos planeas visitar próximamente? ¿Qué lugares te apetecería viajar cuando finalice la cuarentena?

 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Si quieres viajar #QuédateEnCasa con... Depeche Mode

Seguimos, amigos, confinados más de 14 días en casa en esta batalla asimétrica que todos mantenemos con un ¿organismo? fantasmal (el coronavirus se encuentra en el límite de la vida y hay científicos que afirman que algunos virus son inmortales) que nos acecha, sin descanso. Quien iba a decirnos que este COVID19 iba a poner de vuelta y media  todos los planes de medio planeta y a nuestra planificación viajera de 2020.

Lamento profundamente todo el dolor que esta crisis está desencadenando en nuestras vidas. Espero y deseo de corazón que pase muy pronto y que de nuevo todos volvamos a nuestras experiencias habituales, compartiendo la vida con seres queridos y buenos amigos, ¡también fuera de casa!, en celebraciones, viajes, fiestas, trabajo…

Hoy quiero hablaros de otros viajes, o de otra forma de viajar. Ayer domingo twitteaba un bonito comentario sobre el excelente libro #elinfinitoenunjunco a su autora, Doctora en Filología Clásica,  Irene Vallejo (en otro post os prepararé una reseña) y me respondía muy inspirada: “… en este confinamiento nos salvan los viajes inmóviles de la mente”. En este tiempo y más que nunca debemos soñar y viajar con la imaginación a todos los puntos del planeta. Una forma de hacerlo, sin duda, es con una buena lectura.

Mas hoy, aprovechando la invitación de mi melómana amiga y colega la psicóloga Elena Aznar, voy a viajar con la música. Nos proponen llenar Facebook de música,  en estos tiempos de cuarentena obligada. Un reto encantador; aquí la música no se elige, la música te elige a ti. Elena decidió que pinchara un tema de Depeche Mode, precisamente, uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos.

Mi último contacto con ellos fue este invierno, en los cines de Alicante. A toda pantalla disfrutamos SPIRITS IN THE FOREST, un documental dirigido por Anton Corjijn, un largometraje centrado en emotivas historias de seis fans muy especiales de Depeche Mode, combinadas con momentos relevantes de su última gira. ¡Muy bueno!.

Decía que Elena me asignó el grupo, pero yo tendría el beneficio de elegir el tema… ¿adivináis?

“… Todo lo que quería

Todo lo que siempre necesité

Está aquí en mis brazos.

Las palabras son muy innecesarias

Ellos solo pueden hacerte daño…”

Enjoy the Silence (Disfrutar el Silencio).

Nada hay más evocador en este tiempo que el silencio. Volcados ahora en nuestros hogares, defendiéndonos del fantasma, toca refugiarnos en el silencio y disfrutarlo. Esta canción habla sobre la búsqueda de la paz en un mundo lleno de ruido. Es su himno indiscutible. Enjoy the Silence fue el gran éxito de Depeche Mode, refrescante pese a sus más de 30 años (cumplidos el pasado 5 de febrero), con ritmo electrónico dirigido por unos riffs de guitarra que señalan el camino de la melodía. Esta canción inicialmente fue imaginada mucho más triste y fúnebre, pero finalmente, Depeche Mode creó esta rítmica obra maestra.

Fijaos en su videoclip, inspirado en la mitología literaria del clásico de todos los tiempos El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, que encajaría totalmente con la letra de la canción, figura en la que se inspiraron.

En el clip, Dave Gahan, recorre mundos silenciosos (que están en este),  caracerizado como rey (o príncipe):  Viajando por montañas, paisajes nevados, playas, prados, caminos solitarios… camina sin rumbo buscando un poco de silencio y paz mental. Un príncipe que lo tiene todo y nada a la vez. A la búsqueda quizás  de lo más importante.

Creo que esta es la mejor metáfora de estas semanas inciertas en las que nos desenvolvemos algo superados por la incertidumbre de no saber cómo cambiarán nuestras vidas cuando termine nuestra cuarentena. Hemos de mantener la esperanza, acompañados de la mejor música y lectura. Aun  hay fuerza, hay creación, hay mucha vida dentro de nosotros, que podemos percibir en silencio. Seguiremos disfrutando, seguiremos viajando. Solo hay que esperar un poco más… Enjoy the Silence.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Museo y Memorial de Auschwitz - Birkenau (Polonia)

AUSCHWITZ - CAMPO NAZI ALEMÁN DE CONCENTRACIÓN Y EXTERMINIO (1940-1945)

Levantado en 1940 tras la ocupación de Polonia por los nazis y ubicado a unos 70 km de Cracovia, el complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el más grande constituido por el régimen alemán. Se encuentran en Oswiecim, una tranquila ciudad industrial de tamaño medio, frontera entre Silesia y Malopolska, localización del mayor intento de exterminio genocida de la Historia de la Humanidad. La visita es obligatoria para que todos conozcamos de primera mano la maldad absoluta que representó el Holocausto.  Conectado con esta propuesta de visita para nuestro viaje a Polonia Oneira de julio 2020, hace  unas pocas semanas tuve un encuentro también muy duro en Alemania, que os paso a comentar.

Como os refiero, a principios de este mes  visité en Alemania el Campo de Concentración de Sachsenhausen, en Oranienburg, a 35 km. de Berlín. Otro verdadero centro del horror, con su cámara de gas, patíbulo y cámaras de incineración. Establecido en 1936. Sachsenhausen sirvió como modelo para otros campos de concentración. Criminales, opositores al régimen, apátridas (incluso españoles abandonados a su suerte por Francia) homosexuales, judíos, comunistas, testigos de Jehová y soldados rusos fueron “invitados” a disfrutar su hospitalidad. De 200.000 personas que entraron, la mitad perdieron la vida. La “Zona neutral” en la fotografía, con vallas electrificadas, representaba el límite del campo y cualquiera que pisara la misma era inmediatamente ejecutado. El campo fue liberado en abril de 1945 pero en agosto Saschenhausen se convirtió en el Campo especial nº7 del NKVD, un campo de concentración soviético donde morirían 12.500 internos. Tras esta visita, quedé absolutamente impactado y con el deseo firme de poder visitar tan pronto fuera posible, el campo de concentración y exterminio de Auschwitz en Polonia.

Hoy en día en Polonia se pueden visitar 2 campos: Auschwitz I, el campo de concentración original y centro administrativo del lugar, y Auschwitz II (conocido también como Birkenau), erigido con posterioridad como campo de exterminio. El primero, levantado inicialmente como campo de trabajo, fue construido para alojar a los presos políticos de Polonia ya que las cárceles estaban abarrotadas por los constantes arrestos promovidos en la nación. No obstante, no tardaron mucho en seguirles miembros de la resistencia, homosexuales, gitanos, intelectuales y judíos. Se diseñó para albergar entre 15 mil y 20 mil prisioneros pero la masificación de reclusos fue tan grave que 2 años después fue necesario construir un segundo campo, el de Birkenau. Fue aquí donde se llevó a cabo el genocidio masivo haciendo uso de las cámaras de gas como parte de la conocida Solución Final, ideada por parte de la Alemania nazi hacia el fin de la contienda tras el inminente fracaso y con el objetivo de exterminar a la raza judía de la faz de la tierra.

La metodología fue desgarradoramente sencilla: los reclusos llegaban a los campos agolpados en trenes tras un trayecto en el que muchos fallecían por las deplorables condiciones. Aquellos que sobrevivían eran divididos en 2 grupos. Aquellos capaces de trabajar eran enviados a Auschwitz I y los más débiles eran trasladados directamente a las cámaras de gas de Birkenau, donde tras agonizar y morir asfixiados con Zyklon B y tras ser desposeídos de cualquier objeto de valor, eran calcinados en los hornos crematorios del campo. Las estimaciones hablan del asesinato de casi un millón y medio de personas procedentes de más de 20 nacionalidades. La gran mayoría eran judíos aunque debemos mencionar también a los homosexuales, gitanos, presos políticos y demás disidentes que fueron asesinados.

En enero de 1945 el campo fue libertado por el ejército soviético, tras ser previamente abandonado por las tropas alemanas. El centro de visitantes del museo se halla a la entrada del recinto de Auschwitz. Antes de empezar la visita, se suele recomendar ver un pequeño documental de 15 minutos con ilustraciones en blanco y negro que se puede visionar antes de entrar al recinto. Una vez visto el video se llega a la puerta del campo de concentración con la desagradable pero famosa consigna Arbeit Macht Frei (El trabajo os hará libres). A partir de aquí, el itinerario atraviesa los distintos barracones donde estuvieron hacinados los reclusos que finalmente serían asesinados. Las zonas más impactantes son, indudablemente, las grandes salas acristaladas donde se encuentra apilados miles de objetos utilizados por los prisioneros, como maletas y pelo humano utilizado para tejer. En los pasillos de los barracones podrás observar cientos de fotos de los prisioneros que aquí vivieron. Otros impactantes lugares son el Muro de la Muerte, donde se fusilaban a los prisioneros, o las prisiones donde se encerraban a los prisioneros rebeldes e incluso las salas donde se gaseaban a los presos. Los alemanes que huyeron en estampida tras la intervención del ejército aliado no consiguieron destruir Auschwitz y es sorprendente encontrar los originales edificios de ladrillo como testigos sombríos de la historia del campo. Auschwitz se ha convertido hoy en icono del holocausto judío y monumento a la memoria de las incontables personas que allí fueron asesinadas. Y es que Auschwitz es algo más que un campo de concentración. Es un aviso del pasado, un grito de terror que aún resuena entre los antiguos barracones y nos recuerda cuán despiadados pudimos ser.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


La música en Turquía

Aun retengo en mis pupilas un inspirador concierto en Madrid ofrecido por el músico turco Omar Faruk Tekbilek el gran renovador de la música turca. Fue en una pequeña sala de conciertos de la capital y nos fascinó a todos, en la forma que supo transmitirnos su filosofía y encanto y la esencia de la música turca. Este multiinstrumentista maneja con maestría múltiples instrumentos árabes, como la baglama o la darbouka, dando a sus melodías un aire occidental uniendo en una fusión de músicas, Oriente y Occidente, pero con una clara prevalencia de expresión artística oriental.

La música turca tradicionalmente ha estado ligada a la religión y a la política. Llegó a ser perseguida por gobiernos y medios de comunicación. Algunos de los instrumentos folclóricos típicos de Anatolia son el saz, la zurna, el davul o la darbuka que mencionamos antes manejada por Omar Faruk, un verdadero especialista en este tipo de músicas y canciones tradicionales y folclóricas.

Las danzas que se ofrecen acompañando en los conciertos son también importantes, como el halay, que se baila pasando los brazos por los hombros de los compañeros, y cualquier excusa es buena para montar una pequeña fiesta con música y baile.

Muy diferente, la música ozán es de carácter místico y vinculada a la comunidad de alevíes, quienes promueven el humanismo como vía de realización personal. Su danza asociada es el sema, o danza circular.

Entre los géneros clásicos turcos cabe destacar el sanat, que se estudia en el conservatorio y el sema, vinculado a los derviches Mevlana, así como el fasil, que se escucha en los barrios céntricos de grandes ciudades. Para estas composiciones clásicas se emplean instrumentos como el ud, tanbur, la ney, el klarnet o la kanun.

El rítmico estilo arabesk hunde su raíz en la música egipcia, introducida en Turquía en 1940, y que nos narra las dificultades de los turcos emigrantes que abandonaron el campo por trasladarse a las grandes ciudades. Su instrumentación: teclados, guitarras y percusión, con el aditamento de una voz lastimera.

Entre las músicas más actuales, el pop despuntó en los 80 gracias a cantantes como Serdar Ortac y Sezen Aksu, muy apreciados en el país. El rock turco, más conocido como Rock Anadolu fusiona músicas ancestrales turcas y el rock occidental más moderno. Destacables son algunas músicas de base electrónica, con grupos como Baba Zula o Teoman, y la música kurda, cuyo mayor exponente es Aynur. Si te gusta la música y quieres conocer la de este país te recomendamos que revises el documental Crossing the Bridge (2005) del director germano turco Fatih Akin.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


La huella judía en Cracovia

Epicentro de la cultura judía durante centurias, Kazimierz fue uno de los lugares que más padecieron el terror nazi durante la Segunda Guerra Mundial,  y en su mayor parte, los judíos que habitaron este barrio fueron trasladados forzosamente al gueto de Podgorze. Os contamos algo más sobre la triste historia de este emblemático barrio de Cracovia y algunos aspectos interesantes sobre la huella judía en esta gran ciudad de Polonia que es Cracovia.

El  Barrio Judío de Kazimierz durante buena parte de su temprana historia fue una región independiente con sus propias normas y fueros donde cristianos y judíos convivían puerta con puerta. En el año 1335, el monarca Casimiro III el Grande fundaría Kazimierz en la periferia sur de la ciudad. Los privilegios otorgados propiciaron el fuerte crecimiento de la comunidad, la constitución de su propio ayuntamiento y la construcción de una plaza casi tan grande como con la cuenta Cracovia. El lugar fue cercado por una muralla y a finales del siglo XIV se convirtió en la ciudad más importante y próspera después de Cracovia.

Los primeros judíos se establecieron en Kazimierz poco después de que su creación, pero no fue hasta el año 1494, momento en que fueron desterrados a extramuros de la ciudad por orden del rey Jan Olbracht, cuando su población creció abrumadoramente. Reasentados al noreste del barrio cristiano, un muro dividía a las dos comunidades. Desde entonces, la historia de Kazimierz se caracterizó por las inundaciones, incendios y plagas, con cristianos y judíos viviendo próximos pero separados. Evadiendo las persecuciones sufridas a lo largo y ancho del viejo continente, judíos de todas partes de Europa llegaron al barrio, haciendo que este creciera exponencialmente y marcando el carácter de la ciudad entera. En cuanto comenzó la II Guerra Mundial, Kazimierz era un barrio de la periferia con mayoría judía que poseía una cultura y un ambiente únicos. Los alemanes mandaron forzosamente a los habitantes judíos hacia un gueto de entrada restringida en Podgórze. Desde este lugar los judíos eran enviados a campos de concentración y de trabajos forzados, donde, con el paso del tiempo, serían ejecutados por el régimen nazi.

En el año 1939 la ciudad contaba con 65 mil judíos y tras el final de la IIGM solo sobrevivieron 6000, menos de un 10% de su población original. Durante la época comunista el barrio sería completamente olvidado y todo cambió cuando que se estrenó La Lista de Schlinder, que sirvió para recordar al mundo la inhumana historia en contra de los judíos. Este es el segundo barrio de la ciudad considerado por la Unesco en 1978 como Patrimonio de la Humanidad. La atractiva e imprescindible Calle Szeroka es el centro de gravedad del barrio. Es bonito pasear a través de algunas de sus calles más importantes, como Józefa, Bozego Ciala o Miodowa, o callejones como los de Lewkowa, Ciemna o Izaaka. Es bastante común visitar alguna sinagoga. Cracovia es, sin duda, una ciudad inigualable que te dejará atónito. Actualmente el barrio desempeña una doble función: reúne numerosos lugares importantes e interesantes (por ejemplo, iglesias, sinagogas y museos) y alberga alguno de los más aclamados y animados cafés, locales de ocio y restaurantes de Cracovia.  El Barrio Judío propiamente hablando se encuentra en la parte oriental de Kazimierz y es un núcleo cultural judío que no tiene parangón en Polonia. El barrio ha recuperado algo de su personalidad judía por inauguración de restaurantes kosher con música klezmer en directo, al lado de museos centrados en la cultura judía. Si cruzas el río encontrarás la conocida Fábrica de Oskar Schindler (Muzeum Schindlera) gracias a la película mundialmente conocida “La Lista de Schindler” y dirigida por Steven Spielberg. Oskar Schindler fue un habilidoso hombre de negocios que, miembro del Partido Nazi en busca de oportunidades de negocio, fue inscrito por las SS como informante, algo que le posibilitó establecer un fuerte vínculo con el alto poder nazi. Una vez Polonia fue invadida, Schindler se adueñó de una fábrica de ollas llamada Deutsche Emaillewaren-Fabrik en la que tomó la decisión de elaborar utensilios de campaña. A causa de que la mano de obra alemana era excesivamente cara, resolvió elegir a sus empleados entre los judíos que se hallaban en el campo de trabajo de Plaszow. Una vez fue adquiriendo conocimiento de como los nazis trataban a los judíos, Schindler empezó a tomar conciencia y negoció para que sus empleados pudieran mantenerse lejos del campo de trabajo de Plaszow, alojándolos a todos en la fábrica. A medida que pasaba el tiempo, la fabricación de ollas dejó de ser rentable, por lo que empezó a construir cápsulas de proyectiles, dando la orden de que una parte de ellos fueran defectuosos. Gracias a la labor tan peligrosa que realizó pudo salvar la vida a más de 1200 personas. Actualmente se conserva como el Museo de la Fábrica de Schindler donde alberga una exposición permanente denominada “Cracovia bajo la Ocupación Nazi entre 1939 y 1945”. 

Sentimos aún dolor por el gran exterminio de que fue objeto el pueblo judío por el régimen nazi. Lo pude sentir, virtualmente, en mi reciente visita a Berlín y al Campo de Concentración de Sachsenhausen... pero esto es otra historia que más adelante os contaremos.

Daniel Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Antiguo Egipto: el misterio de Nefertiti y su tumba

Nefertiti fue la Gran Esposa Real de Akhenatón y es una de esas figuras legendarias del Antiguo Egipto sobre las que se hablará de continuo. Vivió hace casi 3.500 años en el período más fascinante de Egipto. Su protagonismo fue central en la corte de Amarna, el Horizonte del Sol, que fundara Akhenatón en honor a Atón, el dios Sol, ya que asumió las funciones de corregente de su esposo, como reina-faraón, según apuntan las crónicas de sociedad de la época.  En el Museo Nuevo de Berlín (por donde me acercaré este fin de semana) aún puede visitarse su bello y elegante busto policromado, hallado en Amarna en 1912, y que el egiptólogo Zahi Hawass no cesa de reclamar para su país siempre que tiene oportunidad. También allí encontramos una estela de Amarna que muestra a Akhenatón y Nefertiti jugando destendidamente con su prole.  Y el rostro sereno de Nefertiti, puede contemplarse en el Museo Egipcio de El Cairo en una Cabeza de cuarcita inacabada de sublime hermosura. La visitaremos con nuestros amigos de Oneira club de viajeros este mes de mayo 2020 (viaje aplazado por excepcionalidad COVID-19)  en un viaje en grupo al Antiguo Egipto.  Vamos a conocer mejor a la fascinante Nefertiti, ahora que al parecer algunos egiptólogos informan, atención,  que su tumba está próxima a encontrarse en Egipto.

Neferu Atón Nefertiti (1.370 – 1.330 a. C.) fue reina de la dinastía XVIII de Egipto. Su nombre significa: “Bondad de Atón, la bella ha llegado”. Su belleza es legendaria, más si cabe que la de la simpar  Cleopatra de Alejandría.  Ha sido frecuentemente representada con su esposo Akhenaton en la intimidad y no tenemos constancia fehaciente de que reinara con el nombre de Semenejkara o Neferneferuatón sucediendo a su marido Akhenaton. En mi artículo de 10/5/2019 en el blog de Oneira “Juego de Tronos y el Antiguo Egipto” aludo a las apreciaciones del profesor Aidan Dodson al respecto, quien también afirmaba que la famosa tumba de Tutankhamón que hallara Carter estaba originalmente destinada para Nefertiti.  En numerosos grabados y obras de arte Nefertiti aparece en igualdad de condiciones respecto de Akhenatón e incluso en alguna de las estelas su figura se descubre tocada con doble corona y dos cartuchos reales en vez de uno.

Los grabados y representaciones de Nefertiti y Akhenaton muestran iconográficamente la vida privada de la pareja real con poses muy románticas. En algunos relieves Nefertiti aparece sentada sobre las piernas de Akhenatón o abrazándose o besándose cálidamente.  Vemos esculturas con los esposos caminando juntos con las manos entrelazadas. Pensaréis que era una representación de amor atemporal, de sentimientos auténticos. Pero no, al parecer según los egiptólogos respondía a un montaje de propaganda muy estudiado. El triunfo de Atón, desterrando a los dioses antiguos y a sus imágenes obligaba a mostrar a la pareja real como única intermediaria entre el el dios sol Atón y el resto de la humanidad. Nunca antes el espinazo de los cortesanos se ha doblado tanto ante la presencia del faraón y su reina. La pareja real vivía en un palacio fortificado separado de la ciudad.

Estas últimas semanas hemos recibido con excitación la noticia de que Nefertiti podría estar enterrada en la tumba de Tutankhamón. Un análisis de georradar afirma haber registrado una cámara funeraria en el Valle de los Reyes.  Estas revelaciones corresponden a la revista Nature  respecto de unas excavaciones y trabajos realizados por Mamdouh Eldamaty, exministro de Antigüedades de Egipto. Al parecer se habría localizado un espacio secreto en forma de pasillo de dos metros de alto por 10 de largo, aledaño a la habitación donde fue descubierto el sarcófago y la momia de Tutankhamón.  Sin embargo, este postulado ha sido descartado por otras instancias de Egipto, ya que las pruebas no son consistentes para afirmar con tal rotundidad que la tumba de Nefertiti se hubiera hallado definitivamente. Entre los escépticos encontramos al egiptólogo Zahi Hawass que acudió a Madrid a dar una conferencia el pasado 1 de febrero en el marco de la Exposición de Ifema Tutankhamón – La Tumba y Sus Tesoros. En el blog Oneira recogimos un resumen de su intervención en Onda Cero en la que claramente apunta a la teoría alternativa de que la momia de Nefertiti está enterrada en la parte occidental del Valle de los Reyes junto a Amenofis III y que tiene 280 arqueólogos trabajando para encontrar su tumba. Afirmó también que la tecnología que ha usado el equipo de Eldamaty no es confiable.

Si se confirma el descubrimiento de Mamdou Eldamaty sería el mayor acontecimiento arqueológico de la historia desde el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón. El estar más cerca de la ubicación de la tumba de Nefertiti nos parece excitante. Si Nefertiti fue enterrada como un faraón y ello saliera a la luz representaría un gran avance para la Egiptología.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Cracovia, capital espiritual de Polonia

Cuenta la leyenda que Cracovia se creó tras la derrota de un dragón que vivía en las cavernas de la colina de Wawel saliendo victorioso el príncipe eslavo Kraus, de ahí que sus preciosas plazas y calles exuden una atmósfera mítica. Ubicada a orillas del río Vístula, Cracovia es considerada la niña mimada de Polonia y una de las ciudades de mayor importancia del país. De hecho en nuestro viaje Oneira de julio de 2020 le dedicamos una atención especial y la conoceremos al completo, no solo los bellos lugares que encierra la ciudad, los puntos más importantes de su entorno. No olvidemos que el ejército alemán indultó a esta ciudad y apenas arremetió con sus bombas contra ella: apenas sufrió daños en la II Guerra Mundial.

Esta urbe, la cual se lleva todos los elogios por su envidiable belleza, tuvo la suerte de salir prácticamente ilesa de la desolación que produjo la II Guerra Mundial, lo que le permitió preservar su patrimonio arquitectónico en casi toda su totalidad. Destaca por su presumible labor cultural, espiritual, económica y científica y por ser la ciudad con más edificios y monumentos destacados a lo largo y ancho del país. Alguna razón tendría la UNESCO al incluir su centro histórico (Wawel, Stare Miasto y Kazimierz) en su primera lista del Patrimonio Mundial en 1978, cuando todavía padecía junto al resto del país la severidad del gobierno comunista. Alrededor del casco antiguo hay cientos de bares, restaurantes y locales nocturnos. Cuando se pasea por éste se percibe la consonancia de sus plácidas calles y su juego natural de arquitectura y luz. Esa labor cultural se ve representada en personajes como Nicolás Copérnico, astrónomo y polímata que cursó sus estudios en la Universidad Jaguellónica de Cracovia en la última década del siglo XV; el Papa Juan Pablo II, el primer pontífice eslavo de la historia de la Iglesia Católica; Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz, sindicalista y presidente de Polonia, fundamental en la lucha contra el régimen comunista; los poetas Creslaw Milosz y Wislawa Szymbroska, Premios Nobel de la literatura por sus hermosos versos; Stanislaw Lem, uno de los más importantes autores de ciencia ficción y no podía faltar el director mundialmente conocido Román Polanski. En el año 1038 la ciudad se convirtió en capital del país, pero en 1241 los tártaros la desvalijaron y la destruyeron. Una vez fue nombrado Casimiro III el Grande, la ciudad fue recuperando su prosperidad de forma progresiva. Emblema de esta mejoría fue la creación de la Universidad Jaguellónica en 1364. En 1596, el estatus de la ciudad peligró de forma ensordecedora cuando Segismundo III Waza se llevó la capital a Varsovia. No obstante, Cracovia siguió llevando a cabo las coronaciones y funerales reales. En el siglo XIX, el Imperio austriaco, que por aquel entonces se apropió de buena parte de Polonia, incorporó la ciudad en la provincia de Galitzia. Una vez superada la I Guerra Mundial, Polonia recuperó su independencia y libertad, floreciendo hasta el comienzo de la II Guerra Mundial. La invasión alemana durante la guerra propició el asesinato de la élite intelectual y académica de la urbe y la aniquilación de cientos de miles de judíos durante el tristemente conocido Holocausto. El régimen comunista que se estableció en la postguerra levantó una enorme planta siderúrgica en Nowa Huta, a poco más de 10 km al este del centro histórico de la ciudad, lo que acrecentó aún más la miseria de la población local. Cracovia y su semejante más cercano, Karol Wojtyla (quien acabaría siendo nombrado papa con el nombre de Juan Pablo II y quien se convertiría en principal motivo de orgullo para los cracovianos) realizaron una labor fundamental liderando el movimiento anticomunista del país durante los años 70 y 80. 

 

Ya en la ciudad, una de las cosas más recomendables que ver es la Plaza del Mercado (Rynek Glówny), levantada en el año 1257. Es la plaza medieval más grande y probablemente la más bella del Viejo Continente, con más de 40 mil m2 (forma casi un cuadrado perfecto de 200 m de lado) repletos de sorpresas: coloreados palacios, residencias históricas de origen medieval e iglesias. Durante el periodo de ocupación nazi, la plaza se denominó Adolf Hitler Platz. Una de esas antiguas construcciones es la Basílica de Santa María, construida en el año 1300, distinguida por su enorme y exquisito retablo interior de madera medieval (considerado tesoro artístico de Polonia) y por las increíbles vistas desde su torre Hejnalica tras subir los 239 escalones necesarios para alcanzar su punto más alto. Es un templo gótico rematado con dos torres de altura dispar cuyo presbiterio está alumbrado por opulentas vidrieras confeccionadas en el siglo XIV y poseedor de una bóveda de estrella azul central de un carácter extraordinario. Cada hora se produce el hejnal, un toque de corneta desde la torre más alta que se ha convertido en todo un símbolo musical de la ciudad. Antaño se utilizaba para alertar a la población y particularmente se interrumpe a mitad de una nota. La leyenda dice que, en la época de invasiones tártaras, cuando el guardia de turno vio aproximarse a sus enemigos, este comenzó a tocar la corneta y casi al mismo tiempo recibió una flecha que le atravesó la garganta, por lo que el toque se mantuvo así en su memoria. La Torre del Ayuntamiento es todo lo que queda de esta construcción del siglo XIV, derribada en 1820. En verano se puede acceder a lo más alto. La Lonja de los Paños (Sukiennice) es un enorme edificio renacentista con una fachada color crema y con un lateral construido a partir de arcos y columnas. En la antigüedad se utilizó como centro de comerciantes mientras que hoy en día se ha convertido en un espacio comercial y museo. El Collegium Maius (traducido del latín como “Gran Colegio”) es la construcción más antigua de la Universidad Jaguellónica de Cracovia y uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica de la ciudad. Su interior posee antiguos archivos históricos así como una biblioteca ilustre y luce un magnífico patio porticado. Las Antiguas Murallas Defensivas están expuestas en un pequeño museo que permite acceder a la Puerta de Florián y a la Barbacana entre otras cosas. La primera data del siglo XIV, en cuya época fue la puerta principal de la ciudad. La Barbacana fue una fortificación circular embellecida con 7 torrecillas, 130 saeteras (huecos en el muro desde donde se disparaban flechas a los enemigos) y se construyó a principios del siglo XVI para proporcionar protección adicional a la ciudad. A 30 metros de altura sobre el casco medieval se encuentra la Colina de Wawel, protegida según la leyenda por el fuego del dragón que ahí habitaba. En este promontorio se alzan 2 de las obras arquitectónicas más importante de Polonia. La Catedral de Wawel, también conocida como Catedral Románica de San Wenceslao y San Estanislao, es el santuario nacional de Polonia. Cuenta con más de mil años de historia a sus espaldas y era el lugar tradicional de coronación de los reyes polacos. Es también conocida como la Catedral de los Tres Santos ya que está consagrada a San Estanislao el patrón del país, a San Wenceslao el soberano que fue asesinado por su hermano y a Santa Eduvigis que es la patrona de las reinas. En su interior se encuentra el Mausoleo de San Estanislao, el más bello de todos y las criptas de otros muchos personajes ilustres, monarcas, obispos y héroes nacionales. El Castillo de Wawel se construyó en el siglo XIV por decreto directo del rey polaco Casimiro III El Grande. Está situado a orillas del río Vístula y posee una exquisita arquitectura renacentista, donde destacan decenas de elementos góticos y secciones al estilo románico. Fue ideada por los artistas Francisco de Florencia y Eberhard Rosemberg, los cuales no pudieron vivir para verlo terminado, por lo que la obra fue terminada por Bartolomeo Berrecci y Benedykt. Durante el periodo que Cracovia fue capital del país, el castillo se utilizó como residencia real hasta su fatal abandono. En su interior se encuentra una enorme estatua del Dragón de Wawel, quien alimenta la leyenda de la ciudad. 

En un próximo artículo os acercaremos la huella judía en Cracovia, a la que dedicaremos un artículo.

Daniel Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Tesoros de Málaga: Caminito del Rey y Colección del Museo Ruso

Existe un lugar en la Península Ibérica de enorme atractivo. Se encuentra en la provincia de Málaga. ¿Puedes imaginar un desfiladero escarpado y disfrutarlo recorriendo sus rincones en un paseo emocionante e inolvidable?. Pues no es preciso imaginarlo, lo tienes bien cerquita. Está en Málaga y seguro que lo conoces: El Caminito del Rey.  Es un paso histórico construido en lo alto del Desfiladero de los Gaitanes. Por la tarde acabamos nuestra peripecia en Málaga capital visitando una exposición pictórica que ansiaba descubrir en la Colección del Museo Ruso de esta ciudad andaluza, que presenta obras de Nicolái Roerich, un viajero y pintor en busca de Shambhala.

El Caminito del Rey se encuentra en el Desfiladero de los Gaitanes, un cañón de paderes casi verticales que el tiempo y el río Guadalhorce ha excavado para crear un lugar estratégico;  disfrutamos un día genial en el corazón de la provincia de Málaga. Un paseo aéreo e histórico adaptado que data de principios del siglo XX. Se inició como camino auxiliar para los trabajadores de una de las primeras centrales hidroeléctricas del país, que por entonces controlaba Sevillana de Electricidad. El paisaje que encuentras en este lugar es extraordinario con vistas alucinantes. Si eres sensible a la altura, no te acerques por el lugar; pero si quieres vivir una experiencia interesante y emocionante, no dejes de conocerlo.  En algunos de los tramos la estrechez es de 10 metros y en algunos puntos caminas a cientos de metros de altura.  Por esta ruta aún transitan algunos trenes que unen algunas capitales de Andalucía.

El Caminito fue construido por expertos marineros malagueños, acostumbrados a colgarse de los palos de sus embarcaciones. Rafael Benjumea fue el impulsor de la obra de ingeniería que permitió dar luz a toda la comarca y diseñó gran parte del Caminito, que en un principio fue un paso para los trabajadores que con el tiempo atrajo la atención de montañeros y entusiastas de la naturaleza. En su momento llegó a ser un camino de los más peligrosos del mundo, sobre todo cuando sufrió un deterioro importanteal ser  semiabandonado.

Este paso fue visitado por el Rey Alfonso XIII (antes ya lo visitó Primo de Rivera) que acudío a premiar la labor de Benjumea. Se cuenta que hizo buena parte del caminito, aunque la parte principal la realizó en tren, según cuentan las crónicas.

El Caminito ha sido restaurado y abierto al público a modo de atracción turística, con un recorrido de 7,7 km, entre accesos y pasarelas. El paseo dura alrededor de 4 horas y te recomendamos que si quieres visitarlo lo hagas en una excursión privada y guiada para conocer todos los detalles del mismo.  Os dejamos con algunas fotografías.

Mi visita a Málaga tenía una intención más cultural. Quería conocer la exposición temporal de Nikolái Roerich, “En Busca de Shambhala” sobre el que ya escribí en  el blog: El viaje a Oriente de Nikolái Roerich en diciembre del año pasado.  La obra singular de este artista, maestro del simbolismo ruso y hombre extraordinario, se presenta con una selección de 70 cuadros pertenecientes a todas sus épocas. Algunas de sus obras se han valorado en más de un millón de libras esterlinas.

Fue promotor de la cultura y la paz, viajero incansable, arqueólogo, filósofo, artista y gran esteta. Tuvo contacto con el mundo intelectual y artístico de su época. Gran amante del budismo y de la historia de las religiones, en 1923 inició con su familia una expedición a Oriente, para conocer su cultura de primera mano. Durante ese tiempo elaboró más de 500 pinturas. Su obra está llena de vida, aunque sólo refleje en algunos casos paisajes montañosos; con una luz extraordinariamente lograda, creando imágenes llenas de simbolismo y fuerza y de gran profundidad. Son espectaculares las series dedicadas a su amado y grandioso Himalaya, donde vivió cierto tiempo. En esta Web podréis encontrar algunas fotos reales y las pinturas que él imaginó:   https://es.rbth.com/cultura/81517-himalaya-pinturas-roerich

Fue una visita excepcional. Y debo deciros que la misma ya ha terminado, pues acababa con el cierre de febrero de 2020. Yo me apresuré a visitarla en el último fin de semana. Cierro artículo con una de sus citas : “¿Cuál es el mejor medio para alcanzar la felicidad? (…) la Belleza”. Una reflexión certera, ¿no os parece?

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/