Claves culturales de nuestro viaje a Rumanía

Viajamos en junio 2022 a Rumanía. Antes de iniciar un viaje, en Oneira club de viajeros nos gusta destacar algunas de las claves culturales que podemos encontrar en el país que visitaremos. De esta forma, tendremos una mejor perspectiva del destino y si nos apetece podremos iniciarnos con algunas lecturas. En junio nos embarcamos (en vuelo) a este lindo país; será en pequeño grupo. Hay unas últimas plazas disponibles si finalmente quieres unirte en los próximos días, antes del cierre.

Bram Stoker. Aunque el autor de la novela “Drácula” (1897) no es precisamente rumano, sí que merece un lugar destacado entre las claves culturales de este hermoso país. Lo homenajeamos desde aquí encabezando este artículo. Hablamos de Bram Stoker, novelista irlandés, un clásico, muy influyente entre los autores de temática de terror. De niño llegó a sufrir una parálisis que le afectó a la locomotricidad. Sin embargo, en la Universidad destacó como atleta y futbolista, además de ser un gran matemático y presidente de la Sociedad Filosófica.  Stoker escribió numerosas novelas y relatos, destacando: El paso de la serpiente (1890), El misterio del mar (1902), La joya de las siete estrellas (1904) y La dama de la mortaja (1909). Sin embargo, su novela más célebre es Drácula, donde realizó un retrato muy preciso del vampiro de Transilvania recogiendo diversas leyendas centroeuropeas. En la novela podemos encontrar numerosas resonancias eróticas y simbólicas, tratando con una gran sensibilidad aspectos fronterizos entre la vida y la muerte, configurando una novela de gran poder y seducción. Su trabajo fue un gran best seller e inspiró grandes obras cinematográficas, destacando la más reciente de Francis Ford Coppola (1992).

Braniste. Continuando con literatura, quiero resaltar a una autora mucho menos conocida pero de gran actualidad. Acaba de publicar en nuestro idioma su muy premiada novela “Interior cero”, que retrata la inestabilidad profesional y personal de una treintañera de Bucarest (que bien podría tratarse de cualquier otro país europeo). La autora es Lavinia Braniste y recomendamos desde aquí su lectura. Afirma en una reciente entrevista en El Confidencial que “los jóvenes añoran a Ceaucescu”. Describe a una juventud que no encuentra una vivienda digna, que sobrevive con un trabajo precario alienante y sus relaciones son líquidas e inestables. ¿Os suena?

Otros libros.  Relacionado con  Rumanía puedes disfrutar de una gran literatura. “Entre los bosques y el agua” (Patrick Leigh Fermor, 1986); memorias de un británico embarcado en un apasionante viaje por Transilvania en los años 30. “La historiadora” (Elizabeth Kostova, 205); una relectura del mito de Drácula centrada en torno a Vlad Tepes. O “Nostalgia” (Mircea Crtrescu, 2005); lo real y lo onírico entretejido en la moderna Rumanía.

El arte en Rumanía. Este país cuenta con un rico patrimonio artístico, destacando también la artesanía. El país se moderniza a marchas forzadas, pero en nuestro viaje aún tendremos ocasión de ver activos caldereros, alfareros, tejedores u otros trabajadores manuales. Las alfombras de lana son elementos muy apreciados en el interior de las casas tradicionales rumanas. Su tradición cerámica también os sorprenderá. Las fiestas tradicionales tienen un gran predicamento en el país: el canto y el baile predominan en estas alegres fiestas. Las orquestas y bandas de música son muy populares. ¡Ah, y no te olvides de la cerveza!.

Lo bizantino influyó profundamente en la pintura medieval rumana. Lo comprobaremos al recorrer los monasterios pintados de Bucovina y sus magníficos frescos (interiores y exteriores). También tendremos ocasión de disfrutar algunas muestras te arte escultórico en algunas visitas.

Cine. En cuanto a la cinematografía, aunque el cine rumano no ha logrado sobrepasar las fronteras de Rumanía, hace una veintena de años apareció una brillante generación de cineastas que bajo el nombre de “Nueva Ola” rumana destacaron por una estética hiperrealista de bajo presupuesto. Algunas obras destacadas: “La muerte del Sr. Lazarescu” (2005) de Cristi Puiu, o la fascinante “4 meses, 2 semanas y 2 días” (2007), de Cristian Mungiu.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Ceaucescu y la impronta comunista en Rumanía

Amigos, en menos de un mes iniciamos nuestro viaje Oneira a Rumanía. Será en pequeño grupo,  una excelente forma de conocer este magnífico país europeo. Seré yo (Alberto) quien acompañe a los viajeros desde Alicante.  Hemos hecho algunos cambios en el itinerario para encajar del mejor modo los vuelos de ida y vuelta a Alicante. Si quieres acompañarnos, y quieres salir de Alicante, contacta con nosotros.  Los vuelos desde Madrid también están disponibles en distintos horarios. Con ganas de iniciar este periplo, os traigo la historia de Ceaucescu y un perfil de la Rumanía soviética, que mucho ha cambiado desde que cayó el Telón de Acero. También os dejo una reseña breve sobre el Parlamento de Bucarest que visitaremos ¡Nos vemos en los viajes!

Nicolae Ceaucescu (Scornicesti, 1918 – Bucarest 1989) hizo carrera política desde muy joven. Comenzó a tener protagonismo en las ilegales Juventudes Comunistas, sufriendo varios arrestos, y se casó con Elena Petrescu a quien conoció en la cárcel. Al finalizar la II Guerra Mundial, y al caer Rumanía bajo el yugo soviético, escaló en política comenzando como diputado raso en 1946, siendo en 1974 nombrado Presidente de la República de Rumanía. Ceaucescu se mantendría en el poder 25 años, controlando férreamente el país con puño de hierro.

De Nicolae Ceaucescu se llegó a decir que era un apasionado admirador del Drácula histórico y que llegó a hacerse transfundir sangre de lactantes para mantener su juventud. La dictadura comunista rumana fue de las más duras. Los partidos políticos estuvieron prohibidos (salvo el comunista). No había libertad de prensa: la tenencia de una máquina de escribir podía llevarte al cadalso. El lavado de cerebro de toda la población se ejecutaba desde la televisión y los medios de comunicación controlados por el poder, que abundaban en loas en torno al venerable líder.

Rumanía se consolidó como estado policial de corte estalinista bajo control de la Securitate, la policía política. Nicolae y Elena Ceaucescu (el “clan Ceaucescu) organizaron un estado corrupto abusando del nepotismo. La familia Ceaucescu monopolizó los cargos más importantes del país y acumularon una considerable fortuna. Sin embargo, Occidente no vio con malos ojos a Rumanía, porque Ceaucescu fue crítico con la línea oficial soviética y llegó a abandonar en los años 60 el Pacto de Varsovia.

En los años ochenta, intentando saldar una deuda externa desbocada, el dictador exportó los alimentos que producía el país condenando a su población a una pobreza extrema. Fue una época de racionamiento de alimentos, con colas de más de 2 horas para conseguir alimentos de primera necesidad. El pueblo sufría excepto los altos cargos del Partido.

Era un país de pesadilla: paranoia y miedo, teléfonos pinchados, estrictos toques de queda, persecuciones policiales y políticas, retenciones salariales, control de la natalidad (hubo una “policía menstrual” que localizaba signos de preñez entre las ciudadanas), aniquilación rural, etc. Se cuenta que la Securitate reclutó a una de cada 30 personas en la década de 1980, como chivatos del estado.

A finales de 1989 con la caída de los regímenes comunistas, el padre Laszlo Tokes condenó públicamente al dictador desde el púlpito de la iglesia de Timisoara. En una agitación sin precedentes, opositores y manifestantes se levantaron contra  los Ceaucescu. Fueron detenidos, juzgados sumariamente y fusilados el día de Navidad de 1989. En televisión se emitieron imágenes de apartamentos de lujo con codina de oro macizo, zapatos tachonados de diamentes y otros objetos de lujo exclusivos.

En nuestro viaje a Rumanía visitaremos en Bucarest el Palacio del Parlamento, que nos recordará parte de la historia soviética de Rumanía. Representa el proyecto más decidido del megalómano dictador; emblema de su obsesión por una Rumanía comunista poderosa. Es el segundo mayor edificio administrativo del mundo, siendo el Pentágono el primero. Sus dimensiones son colosales y se alza en una de las áreas más lujosas y modernas de la capital. Se comenzó a construir en 1984 y aún no se ha completado. Ocupa una superficie de 330000 m2 y cuenta con más de 3000 salas, con despachos, salones de recepción, comedores; un enorme vestíbulo, escaleras de mármol y enigmáticos subterráneos que conectan con un bunker antinuclear. Para su construcción se demolieron varios barrios de la colina y trabajaron más de 25000 personas.  Comenzó como Casa del Pueblo, al objeto de que Ceaucescu controlara a importantes funcionarios. A su muerte, se planteó la demolición del edificio, pero finalmente se tomó la decisión de albergar en ella la sede de las dos cámaras legislativas de la Rumanía moderna.

Pero la historia es tozuda. Los rumanos han sabido pasar página y quieren compartir su futuro con Europa. Actualmente miembro de la Unión Europea tiene un largo camino que recorrer para mejorar política y económicamente; y el país mantiene algunas desaveniencias con la Unión. Pero eso, es otra historia.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Monasterios de Bucovina: una armonía de arte

Los Monasterios de Bucovina (DECLARADOS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1993) son unos templos pintados extraordinarios, de estilo bizantino, que encontraremos en una región singular, bucólica y acogedora. Encontraremos a nuestro paso mujeres de edad avanzada, con coloridos trajes tradicionales; quizás algunos niños montando a caballo sin montura, o lugareños buscando setas en bosques cercanos. Los frescos que encontraremos en los Monasterios de Bucovina (interiores y exteriores) muestran las habilidades artísticas de los creadores de estas bellas pinturas, una Biblia de imágenes vivas, que han demostrado una gran resistencia al paso del tiempo, pues aquí los inviernos no son como los nuestros.

Estos magníficos monasterios se elevan en un lugar admirable, entre los bosques del norte de Rumanía y representan una auténtica exquisitez artística.  Hablamos de la región de Moldavia, desconocida y de gran belleza; uno de los rincones vírgenes de Europa. Los Monasterios de Bucovina muestran en sus muros interiores y exteriores unos singulares frescos que hacen las delicias de los viajeros más curiosos. La estructura fortificada de estos magníficos templos se debe a facilitar la mejor protección del recinto frente al enemigo turco de la época, convirtiéndose en auténticas ciudadelas. Las torres y las dependencias monacales están unidas a las murallas, y en el centro se sitúa la iglesia.

La mayoría de estos cenobios se desplegaron en tiempos de Esteban el Grande, entre los siglos XV y XVI. Al vencer en cada batalla al enemigo, el rey ordenaba levantar un monasterio como exvoto. Algunos murales se afinaron y modificaron con ocasión de la reforma protestante, que rechazaba imágenes y pinturas.

Los murales medievales que podemos contemplar en la visita tenían un objetivo primordial:  aleccionar en la fe a la población que mayoritariamente era analfabeta y solo era posible transmitir los valores de la religión mediante dibujos y pinturas.  Los murales son una expresión de perfecta armonía entre el hombre y la naturaleza circundante, ensamblado de forma inefable. Las pinturas explican hechos históricos, relatos de la Biblia e incluso vidas de santos. El mejor ejemplo, el Apocalipsis de San Juan explicado en las paredes del cenobio de Sucevita. Algunos de los frescos son bellísimos, como el que mostramos en este artículo.

¿Qué monasterios visitaremos?

 

Comenzaremos visitando el más grande de Bucovina, el Monasterio de Sucevita, levantado en el s. XVI,  también conocido como “la joya verde”, por el espectacular paisaje montañoso que le rodea. Un muro exterior rodea el monasterio, a modo de ciudadela. El fresco más impactante es La escalera de las Virtudes, 32 escalones que llevan al Cielo. Algunos motivos griegos y cristianos se superponen. En el lado sur del pórtico destacan los frescos del Apocalipsis y las Revelaciones de San Juan, ya comentado. En la cúpula del pronaos destaca el Pantocrátor. Todos de gran belleza.

En el recinto fortificado del Monasterio de Moldovita destaca la Iglesia de la Anunciación con frescos de 1537. En una de las pinturas contemplaremos el asedio de Constantinopla en el 626 d.C. por los persas y ávaros. En el interior del santuario, el príncipe pío Pedro Rares ofrece la Iglesia a Cristo.

El Monasterio de Voronet del s. XV, conmemora una victoria sobre los turcos en 1488. Presenta frescos de extrema calidad, en parte por la restauración de 2011. Es conocido como “La Capilla Sixtina de Oriente”. Este monasterio dio nombre a un color, el “azul Voronet” (que figura en catálogos internacionales), por el tono vivo azulado que presenta. Destaca el fresco de El Juicio Final, por su tamaño y detallismo, una verdadera maravilla. Observamos a los ángeles enrollando los signos zodiacales (el fin de los tiempos) con la humanidad en el centro siendo enjuiciada. En otro de los muros, contemplamos historias del Génesis: Adán y Eva, o Caín y Abel. San Jorge, patrón del monasterio, lo vemos luchando contra el dragón. La Iglesia de San Jorge es una de las más bonitas de Rumanía, aunando arquitectura bizantina y arte gótico.

Estos Monasterios de Bucovina no solo representan un depósito inigualable de arte.  Su colección de murales artísticos es una verdadera armonía de arte, de gran belleza natural, un verdadero regalo para el espíritu. ¿Te vienes con nosotros a conocerlos? Nuestro viaje a Rumanía es en junio de 2022, más información en nuestra página Web www.oneira.es

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


RUMANÍA en el Museo Arqueológico de Madrid

Estamos más unidos a Rumanía de lo que imaginamos. Además de la identidad europea, también compartimos raíces romanas. Tuve oportunidad de comprobarlo el pasado mes de diciembre de 2021, visitando la espléndida exposición: TESOROS ARQUEOLÓGICOS DE RUMANÍA, Las Raíces Dacias y Romanas, en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, organizada por diversas entidades de Rumanía y el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Todas las piezas han estado expuestas desde el 1 de octubre de 2021 al 27 de febrero de 2022.

Se trató de una selección de más de 800 objetos arqueológicos relevantes, procedentes de diversos museos e instituciones rumanas.

Y es que la situación geográfica de Rumanía se halló en una verdadera encrucijada entre el mundo grecorromano, Asia y el norte de Europa. Como ya sabemos, esta región que visitaremos es particularmente rica en todo tipo de recursos. La situación de privilegio de Rumanía, en una encrucijada de culturas, facilitó los contactos e intercambios con todo tipo de pueblos vecinos y tuvo una gran impronta a nivel cultural.

La Dacia fue provincia romana (106-271 d. C.) en tiempos de Trajano. Este territorio estuvo vinculado  a celtas, romanos y pueblos germánicos, con la presencia inevitable de visigodos, durante varios siglos.

La muestra partió desde la Primera Edad del Hierro (VII-VI a. de C.) con objetos de la cultura Basarabi (cerámicos, bronce y hierro). La guerra y las creencias religiosas particulares se derivan de los elementos presentados. Destacaba un anillo de sello de gran belleza, encontrado en Corbu.

Los “geto-dacios” ocuparon el referente en la exposición entre los siglos V a.C.  y siglo I d.C., de gran dinamismo espiritual. Una sociedad jerarquizada dividida en guerreros, sacerdotes y gente libre. A destacar los ajuares funerarios presentados.

La Pax Romana (siglos I-III) establecida en el territorio rumano cambió rotundamente la historia de este rincón del mundo, estructurándose como la última frontera imperial. Nuestros emperadores hispanos Trajano y Adriano tuvieron mucho interés en defender los lejanos derritorios de la Dacia.

A las Puertas del Imperio (ss. I-IV) profundiza en la transformación del territorio que conocemos como Rumanía en la actualidad, en el contexto de la nueva realidad romana. Espléndido el Tesoro de Buzau de finales del s. I.

La muestra característica de la Continuación de la vida romana en Dacia (ss. III-VII) recoge el tiempo en que la provincia de la Dacia deja de existir tras la remodelación de las fronteras del Imperio, por la entrada con fuerza del cristianismo.

La última sección de esta espectacular exposición se dedicó a la evolución histórica del territorio al norte del Danubio, fuera de las fronteras imperiales: el Imperio y Los Bárbaros (ss. IV-VII).  Ávaros y eslavos introducen transformaciones que influyen poderosamente en la cultura de esta parte del mundo. A destacar una pátera de oro con estatuilla femenina verdaderamente delicada, del tesoro de Pietroasele.

El catálogo completo de la exposición puedes descargártelo desde aquí mismo.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Transilvania y los Cárpatos

En junio ONEIRA club de viajeros visita una tierra mítica: Transilvania. Será el corazón de nuestro viaje a Rumanía de junio de 2022, ¿nos acompañas?.

Transilvania se halla en el corazón de Rumanía. Hacia el norte despliega colinas y lagos y hacia el sur se hallan sus míticos valles boscosos. En esta región se encuentran algunas de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa, que recorreremos en nuestro viaje. A nivel social y cultural representa el resultado de las diferentes culturas que influyeron en la región, destacando germanos y húngaros.

Las misteriosas montañas de los Cárpatos, rodeadas de valles y prados verdes, enmarcan la región de Transilvania, cubierta por la niebla de la irrealidad y la fantasía. Ofrece sublimes paisajes. Aquí se encuentran la mayor concentración de osos y linces de Europa. Además, los Cárpatos rumanos albergan más de un tercio de las aguas termales del continente europeo. Nos encontramos en el área más grande de bosques vírgenes de Europa (si exceptuamos Rusia), con más de 250.000 hectáreas.

La cadena montañosa de los Cárpatos divide a Rumanía de norte a sur y de centro al oeste, una especie da arco que separa Transilvania del resto del país. Si dispusiéramos de todo el tiempo del mundo en nuestro viaje, recorreríamos la miriada de pueblos que hay en las laderas de los Cárpatos, o descubriríamos unas montañas con gargantas impresionantes.

En este romántico marco incomparable se halla la pintoresca Transilvania, tierra de origen del mito de Drácula. Aquí encontraremos espléndidas fortalezas elevadas en cimas pedregosas. Transilvania es una de las regiones más preciosas de Europa. Excitante y enigmática, por otro lado, de población escasa y paisaje de otro siglo.  Sus valles boscosos y neblinosos están grabados en el imaginario colectivo. Nos sorprenderá el Desfiladero del Borgo cuando lo atravesemos. A través de bosques y llanuras se suceden pequeños poblados con casas de madera, cruces levantadas y cementerios familiares enclavados cerca de las casas campesinas.

En los vértices del triángulo que forman Brasov, Sibiu y Sighisoara (poblaciones con encanto, que visitaremos) se asienta el llamado “País Sajón”. Estas preciosas ciudades alimentan la fantasía del viajero extraordinariamente, pues nos remite a localizaciones de cuento. Esta región se enmarca dentro de Transilvania y reluce por la presencia de múltiples iglesias fortificadas y pueblos medievales. La geografía montañosa de Rumanía facilitó la creación de una cultura autóctona campesina, muy productiva. Cientos de pueblos autosuficientes, remotos (del siglo XVII) se despliegan en toda la región, con todo tipo de profesionales que recuperan tradiciones centenarias (pastores, tejedores, herreros…).

Transilvania se caracteriza desde un punto de vista natural por sus cumbres rocosas, que parecen estar pidiéndonos que las escalemos. Las fronteras naturales de Transilvania están definidas por una cordillera de 2500 m de altura que divide el país. Paisajes naturales de gran belleza (como la Cordillera Apuseni) en los Cárpatos Occidentales, o el Parque Nacional de Retezat, o el Glaciar Scariosoara.

Transilvania también satisfará a los viajeros amantes de los “vampiros” y les cautivará con sus ciudades y pueblos fuera de tiempo.

Viaje Oneira a Rumanía (Junio 2022). Haz tu reserva en la Agencia de Viajes Más Que Un Plan. Encuentra toda la información en https://oneira.es/viaje-a-rumania-2022/

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/