Salerno, Paestum y Caserta: citas imprescindibles en nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana enero 2019

En enero de 2019 tenemos programado nuestro primer viaje con ONEIRA club de viajeros a Nápoles y Costa Amalfitana, donde recorreremos algunos de los puntos más importantes de la Campania italiana. Os proponemos un pequeño recorrido virtual por tres de los lugares que conoceremos con nuestro grupo.

Salerno es la segunda ciudad más poblada de Campania. Es célebre por la Escuela Médica Salernitana, que fue la primera y la más importante institución médica de la Europa medieval, siendo considerada la precursora de las universidades modernas. La belleza de sus litorales costeros y el encanto de su historia fascina y conquista a todos aquellos que pisan esta bella tierra. Sus verdes valles atravesados por las aguas del río Sarno, con los Montes Picentini y Lattari que vigilan y protegen el lugar, nos muestran una tierra acogedora de sabores y olores característicos, naturaleza y tradición y belleza y sencillez. El paseo Marítimo de Salerno, conocido como Lungomare Trieste, es una avenida que conecta el Porto Turístico y la Piazza della Concordia con el centro histórico. Es un paseo marítimo ajardinado con vistas a edificios neoclásicos a un lado y al otro al golfo de Salerno junto con el puerto. Cerca de allí y siguiendo la avenida hacia la Via Duomo se encuentra la Catedral de Il Duomo. Ésta es la más importante de la localidad en honor al apóstol San Mateo, patrón de la ciudad. Construida en el siglo XI y de arquitectura normanda, su fachada se mantiene en buenas condiciones. Está formada por una basílica, una cripta de tipo barroca y un pórtico por el cual se entra a la catedral. El centro histórico es el alma de la ciudad de Salerno. Su vía principal es una calle peatonal repleta de locales, puestos, restaurantes, y cafeterías los cuales en buena medida mantienen la arquitectura medieval y religiosa tradicional haciendo del paseo de los viajeros un bello momento de admiración y placer. En Salerno también hay increíbles jardines como el de la Villa Comunale, en pleno centro de la ciudad. Se construyó alrededor de la Fontana di Don Tullio, de estilo barroco, que se utilizaba para apaciguar la sed de aquellos viajeros que llegaban al lugar por mar y tierra. El famoso Palacio de San Agostino se sitúa junto a la vía Roma, en el centro histórico de la ciudad. Fue originalmente un claustro dedicado a San Agostino, pero con el paso del tiempo se convirtió en un palacio de estilo neoclásico con una espectacular fachada. El castillo di Arechi, construido en el siglo VII por el lombardo Arechi II, se encuentra en el monte Bonadies, disfrutando de unas vistas panorámicas de la ciudad y del golfo. En el interior del castillo se encuentran piezas originales, herramientas de la época e incluso cerámicas feudales y monedas.

Paestum.  La ciudad fue inicialmente conocida como Posidonia cuyo nombre fue otorgado por sus fundadores, los griegos de Síbaris, pero después de la destrucción de éstos Paestum fue invadida por otras comunidades y poblaciones. Estuvo en manos de lucanos durante más de 2 siglos y fue posteriormente una colonia romana muy leal al imperio y muy próspera. Tras la devastación llevada a cabo por los sarracenos en el siglo IX y los normandos en el XI el lugar fue abandonado durante siglos y oculto por una espesa maleza. En el año 1752, Carlos VII mandó construir una carretera que atravesaba estas ruinas ocultas, saliendo sus restos nuevamente a la luz en su construcción. Una vez dentro de la ciudad, el Templo de Hera nos deleita con toda su belleza. Aunque inicialmente se confundió con una basílica, sus colosales columnas han llegado hasta nuestros días pese a que el frontón de su fachada colapsó en la época medieval. El Templo de Ceres, posiblemente dedicado a Atenea, se construyó en torno al 500 a. C. En la Edad Media se convirtió en Iglesia permitiendo su conservación y evitando ser destruido. En su interior contiene 3 tumbas cristianas. El templo de Neptuno, majestuoso y al mismo tiempo elegante, fue construido en el siglo V a. C. Es una enorme construcción levantada con travertino, de un cálido color dorado que varía según va pasando el día. El Templo de Hera, que se remonta al siglo VI a. C. es el mas antiguo de todos ellos. Tiene la misma estructura que el anterior y sin tejado. El anfiteatro fue fundado sobre el año 50 a. C., quedando muy poco de él en la actualidad. Mucha gente aprovecha para hacer picnic aquí ya que no está cerrado como el resto de templos. El Bouleuterion era el lugar donde el consejo se reunía en las antiguas ciudades griegas. Debatían sobre múltiples conflictos públicos que afectaban a la ciudad. En invierno se pueden observar sus gradas cubiertas de hierbas con un color verde muy atractivo para la vista. Además, e imprescindible, aquello que más deleita la vista en Paestum son sus ruinas. Calles llenas de calzadas de piedra en un gran estado de conservación repleto de edificios cuyos cimientos apenas han sobrevivido.

Caserta.  Esta increíble ciudad destaca especialmente por su inmenso Palacio Real, levantado por Carlos III de Borbón y obra del arquitecto napolitano Luigi Vanvitelli, considerado el edificio más grande construido en el siglo XVIII en Europa. Representa la victoria del barroco italiano, encantando a los viajeros y soñadores por su belleza interior y la grandeza y ostentación exterior. El espléndido palacio es de facto una mezcla original de la configuración de otras dos residencias reales: El Palacio de Versalles y el Palacio del Escorial. De 45.000 metros cuadrados, este conjunto monumental de 5 plantas mide 36 metros de altura. En su fachada principal hay 143 ventanas y 1200 habitaciones con 34 escaleras. Los pisos inferiores están envueltos en losas de travertino y toda la edificación se culmina con una cúpula central. Su interior está repleto de bajorrelieves, esculturas, frescos y suelos de mosaico. Impresiona la Sala del Trono, la más grande de los apartamentos reales utilizada para recibir a personalidades. La Capilla Palatina, diseñada por completo por Vanvitelli, es el lugar que con más claridad muestra el estilo de Versalles. La pinacoteca ofrece pinturas de naturalezas muertas, retratos familiares de los Borbón y acontecimientos bélicos. En el Apartamento Vecchio se encuentra el pesebre borbónico, afición de la familia que orientó la tradición napolitana para la decoración navideña. La Biblioteca Palatina está ornamentada con frescos y relieves, como el de los signos del Zodíaco y el de las constelaciones. La majestuosidad del conjunto también radica en su llamativo parque. Un jardín de estilo italiano. A lo largo de sus prados se suceden estanques, fuentes y cascadas adornadas junto a obras escultóricas. Este culmina con la Gran Cascada.

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Herculano, la otra víctima del Vesubio

Las Ruinas de Herculano fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Es un lugar tan sobrecogedor como la misma Pompeya, a la que hemos dedicado un espacio en nuestro blog, con restos muy bien conservados. En nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana, viaje que realizamos el próximo mes de enero de 2019 realizaremos una visita a este espacio arqueológicoLas Ruinas de Herculano fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Es un lugar tan sobrecogedor como la misma Pompeya, a la que hemos dedicado un espacio en nuestro blog, con restos muy bien conservados. En nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana, viaje que realizamos el próximo mes de enero de 2019 realizaremos una visita a este espacio arqueológico. ¿Queréis conocer algo más de Herculano? seguid leyendo.

Herculano también fue arrasado por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d. C. Se encuentra asimismo a unos pocos kilómetros de Nápoles y a causa de su cercanía al volcán, incluso más cerca que Pompeya. Los ciudadanos no tuvieron tiempo de huir y fueron sepultados con mayor violencia. La erupción fue tan fuerte, que una masa de lodo caliente destruyó la ciudad en poco tiempo, junto con una lluvia de cenizas y gases que complicó las posibilidades de los supervivientes. Durante 1000 años después de la erupción la zona quedó despoblada y donde una vez estuvo Herculano se fundó una población llamada Resina. Unos siglos después, un granjero encontró trozos de mármol y columnas mientras cavaba un pozo, llegando a oídos del Duque de Elbeuf, que compró la granja para utilizar estos materiales en la construcción de su vivienda en Partici. Con el paso del tiempo, fueron apareciendo estatuas y otros objetos que utilizó para embellecer su vivienda, regalando algunas piezas a monarcas europeos. Unos años después, llegó a oídos de Carlos III de España y VII de Nápoles lo que estaba sucediendo y compró los terrenos al Duque, mandando realizar una cuidadosa excavación. Los descubrimientos asombraron en poco tiempo a toda Europa, impulsando un nuevo movimiento cultural, el Neoclasicismo. Hace 50 años, la población de Resina cambió su nombre por la de Ercolano, en honor a esta gran ciudad que tantos años ha perdurado oculta a nuestros ojos. Por lo sucedido, las ruinas se conservaron casi intactas, en un magnífico estado.

La ciudad estaba formada por 3 decumanos y cruzada por 5 cardos perpendiculares al mar. Como en Pompeya, las fachadas se abren hacia las principales intersecciones y su centro neurálgico es el foro. Las termas suburbanas son de las mejor conservadas de la antigüedad y fueron construidas en el siglo I d. C. Atravesando un pórtico con semicolumnas entramos a un vestíbulo que posee un estanque construido para recoger agua de lluvia junto con 4 columnas. De un pilar con el busto de Apolo fluía agua sobre una fuente que se calentaba en el praefurnium. Uno de los edificios más llamativos es el gimnasio, dedicado fundamentalmente a practicas deportivas cuya construcción data de la época de Augusto. Organizado en torno a dos terrazas, se puede acceder a través de un vestíbulo realzado por dos columnas. La terraza inferior consta de una gran área con varios pórticos y un criptopórtico en su lado Norte donde se encuentra la otra terraza. Además de termas suburbanas, también había otras termas superficiales abastecidas por pozos de grandes dimensiones y divididas en función del género. La sede de los Sacerdortes Augustales, dedicada al culto del emperador Augusto, estaba ubicada en las proximidades del foro. Es un edificio con cuatro columnas centrales y varios arcos ciegos en las paredes. Hay varios frescos en las paredes representando a Hércules en el Olimpo junto a Júpiter y a Juno y Minerva, dioses romanos.

Hemos de pararnos a pensar que únicamente el 25% de la ciudad ha sido excavada, por lo que aún podemos sorprendernos con lo que queda por descubrir debajo de la tierra y que en un futuro será revelado.

Daniel Bermejo

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Viaje a Perú Semana Santa 2019 ONEIRA

Os presentamos nuestro Viaje a Perú ONEIRA 2019  – El legado del Imperio Inca  Viaje que programamos para Semana Santa de 2019, de 16 días de duración, del 12 de abril al 27 de abril de 2019, en Media Pensión.  Dicen que los españoles lo conquistaron siglos atrás; y sin embargo PERÚ ha sido el que nos conquistó a nosotros en nuestro primer viaje de 2014 con nuestro anterior equipo de PERIPLOS. Es un gran viaje que  ningún viajero ha de perderse. Contiene todas las esencias de Sudamérica con todo lo que puedes desear en tu viaje soñado: fascinantes yacimientos arqueológicos, museos y cultura fascinantes, paisajes exuberantes, ciudades coloniales y poblaciones de cultura y riqueza milenarias. PERÚ es la mezcla de culturas, pueblos, geografías, lenguas y gastronomía; una puerta a la gran aventura de ONEIRA Club de viajeros. Os ofrecemos el mejor itinerario para descubrir el sur de PERÚ y a su vez recorrer dos plazas indispensables en el norte como  la colonial ciudad de Trujillo;  y Chiclayo, corazón de la cultura mochica y chimú. Nos deleitaremos con una de las siete maravillas naturales del mundo en el corazón del imperio inca: Machu Picchu, descubierta el siglo pasado; disfrutaremos la espléndida gastronomía peruana;  conoceremos las curiosas islas flotantes del lago Titicaca; admiraremos poblaciones y ciudades hermosas como Arequipa, Puno, Lima; nos enriqueceremos con su cultura local; nos admiraremos al recorrer el cañón del Colca; y pasearemos por las antiguas calles adoquinadas de Cuzco, antigua capital del imperio inca. Atención a las actividades especiales  que hemos programado para todo el grupo. ¡Un viaje completísimo nos espera y queremos compartirlo con nuestros amigos más viajeros!

Ya puedes formalizar tu reserva para este viaje: 

La organización técnica de este viaje recae en la agencia de viajes MÁS QUE UN PLAN de Alicante,   C/ Calderón de la Barca, 2 - 03004 Alicante. Título/Licencia CV-m1833A, expertos en viajes de grupo. RESERVAS:  tel. 965207555 - 699421525. ClubViajeros@MasQueUnPlan.com  Contacto: David Esteso. Las plazas son limitadas.

Salidas desde aeropuerto de Madrid  volando con la Compañía LATAM,  en un viaje de 16 días de duración. Viaje en Temporada Alta (España y Perú) en plena Semana Santa. El régimen de comidas es Media Pensión. Día 11 de viaje:  Pensión Completa.

No dejamos nada al azar. El programa a Perú más completo y muy cuidado, que incluye todas las entradas, visitas y actividades según itinerario. Intenso y con pocos descansos, entendiendo que es el mejor modo de aprovechar el tiempo para descubrir mejor las maravillas de Perú.

Hoteles 4**** seleccionados, estratégicamente situados cercanos a las plazas principales de las ciudades, excepto un 3*** en Chivay (de garantía, puesto que pertenece a la cadena Casa Andina), donde no hemos conseguido categoría superior por tratarse de fechas sensibles (Semana Santa). Costa del Sol Trujillo 5*, siendo mejor hotel no es céntrico, no es nuestra primera opción en Trujillo (dependiendo de la composición del grupo pernoctaremos en uno o en otro). Comidas en restaurantes locales seleccionados, aprovechando los desplazamientos durante las visitas, combinando menús fijos y buffets. En el área del Lago Titicaca el almuerzo será en una de las comunidades locales que visitaremos.

Visitaremos magníficos lugares y ubicaciones en Perú reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad:  destacando el  Santuario histórico de Machu Picchu (inscrito en 1983), la ciudad del Cuzco (inscrito en 1983), el centro histórico de Lima (inscrito en 1988), la zona arqueológica de Chan Chan (inscrita en 1986) y el centro histórico de la ciudad de Arequipa (inscrito en 2000).

¡Abierto plazo de reservas!

Daniel Bermejo

www.oneira.es

 


Perú... por tierras de los Incas

Manuel Belda, coleccionista de Quijotes y gran viajero, como lo fuera a su modo el Caballero de la triste figura, nos ha acompañado con PERIPLOS a lugares mágicos por todo el orbe. Y aprendemos mucho con su "maleta amarillaa la que siempre nos invita. Recordamos especialmente nuestro viaje a Perú de 2014, compartido con él.

La semblanza de aquel periplo   en El Tragaluz del Tiempo  bajo el título de "Fotos no" es reflejo de las emociones que despertó aquel viaje inolvidable, y lo traemos hoy a nuestro blog de ONEIRA club de viajeros, como aperitivo de nuestro siguiente viaje a Perú el legado del Imperio Inca, en Semana Santa 2019. 

FOTOS NO

Miércoles Santo. Amanece y el sol enciende los picachos nevados de los Andes cuando emprendemos la ruta más larga del periplo por Perú. De Puno a Cuzco. Dejamos al costado, como dicen por allí, la mágica maravilla del vuelo de los cóndores del Colca y los vivos colores de los uros en el lago Titicaca.
Entre andenes de maíz y de quínoa aparecen y desaparecen los pequeños pueblos de iglesias blancas. Hacemos una parada en un de ellos. Pese a lo temprano de la hora, hay mujeres vendiendo mantas y muñecas de alpaca, y unos niños bailando en torno a una fuente… A lo lejos, recortado sobre el nítido azul, un volcán echando humo…
Visitamos los saqueados yacimientos funerarios de Sillustani y el museo lítico de Pukara, donde vemos, (fotos no), con un cierto desasosiego, al Degollador, al Decapitador, el monolito de un hombre que sostiene en sus manos una cabeza humana…
Seguimos haciendo kilómetros por el altiplano con paisajes como de cine, donde casi se tocan las nubes con la mano…Y ya estamos en el llamado Paso de la Raya, a 4.300 metros de altitud, una sin igual postal cromática donde sí se pueden hacer fotografías con llamas de verdad…
Sin demorar (verbo muy peruano) demasiado porque hemos de llegar antes de las cinco de la tarde al pueblo de Andahuaylillas, a unos 45 kilómetros de Cuzco, continuamos viaje.
Imprescindible la visita al Templo del dios Wiracocha, junto al volcán Quimsachata. Un singular complejo de distintas construcciones incas de almohadilladas piedras… Quema el sol y pinta destellos sobre el agua del río Vilcanota que corre al lado de la carretera.
Y por fin, pocos minutos antes de las cinco de la tarde, estamos a las puertas de la Iglesia de San Pedro, en el pequeño pueblo de Andahuaylillas, nombre que en quechua significa “pradera cobriza”.
Subimos la escalinata de granito que la rodea. Y entramos, fotos no,  a la que llaman Capilla Sixtina de América.
Miramos para arriba, para los lados, para todos los lados, en todas las direcciones. Nuestros ojos se mueven sin parar. Y nos quedamos atónitos, sin habla… Asombrados, desconcertados, ante tan peculiar belleza. Acaso como se quedaron los antiguos nativos, convertidos a la fuerza al cristianismo, al contemplar ese repujado y brillante volcán dorado. De pan de oro. El cielo de su artesonado. La riqueza de su ornamentación. El deslumbrante y retorcido barroco andino. Tallas y valiosas pinturas… Y un órgano, mudo en ese momento igual que nosotros, y que acaso suene como  los ángeles y los querubines que lo rodean…
Fotos no. En el altar mayor, puesto en andas, un preciado y precioso Cristo, copia del Cristo de los Temblores de la catedral de Cuzco.
Fotos no.
El sol ya se ha puesto cuando salimos.
Del cielo a la tierra. Del todo a la nada. Del oro a la lana…
Corremos al autobús. Aún hay que llegar a Cuzco.
Al final de las gradas, a los pies de las cruces desnudas del Calvario del atrio, una viejecita de tez negra. La Soledad. La Dolorosa. Acaso la Piedad.
La Pachamama.
Y un perro.
Es Miércoles Santo.
Fotos no.

Manuel Belda

Ciudad Rodrigo

 El Tragaluz del Tiempo 


Un paseo por Nápoles

El próximo mes de enero de 2019 el club de viajeros ONEIRA viajará a Nápoles y la Costa Amalfitana. En estos momentos el grupo de viajeros está completo, pero tenemos abierta una lista de espera. Este será nuestro primer viaje de ONEIRA. Hoy os proponemos un paseo por la ciudad a modo de breve guía, que será el centro de gravedad de nuestra escapada italiana.

Nápoles. (CENTRO HISTÓRICO DE NÁPOLES, DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1995).

 El Corso Umberto I es una de las calles históricas más recientes de Nápoles, con 1,3 km de longitud y representa una arteria fundamental en la ciudad. Otra arteria principal de la ciudad es la famosísima via Caracciolo desde la que se puede disfrutar de uno de los panoramas más bellos de Nápoles.

La Catedral de Nápoles o de San Gennaro es el monumento religioso más importante y fue construido en el año 1314 donde hubo antes un templo consagrado al dios Apolo. Es un edificio enorme con un elevado número de obras de un valor incalculable en su interior donde también se encuentra un baptisterio que es el más antiguo de Occidente. De estilo barroco, posee dentro una estatua de plata del patrón de Nápoles, San Gennaro, junto con sus reliquias.

En Santa Lucía arranca el paseo marítimo, barrio marinero por excelencia que conecta con el Castel dell’ Ovo a través de un puente. Este castillo es una fortaleza maciza que destaca por unas magníficas vistas de Nápoles que recibe su nombre de una leyenda napolitana: Virgilio habría ocultado en sus cimientos una urna con un huevo mágico, de cuya salud dependería la suerte del castillo y de toda Nápoles. Dentro se encuentra la iglesia de Salvatore, galerías, grandes salas y terrazas con vistas panorámicas. Si continuamos por el paseo marítimo, nos encontraremos con el puerto de Mergellina, el segundo más importante de la ciudad de Nápoles, desde donde se puede admirar la colina de Posillipo, un promontorio de enorme belleza caracterizado por espléndidas villas y acantilados sobre el mar. La plaza del Plebiscito es de las más bonitas de Nápoles y también es conocida por su enorme tamaño. De esplendor europeo difícilmente superable, fue encargada por Fernando I en 1871 para celebrar la restauración de su reinado después del paréntesis napoleónico; fuera está la estatua de Antonio Canova de Carlos VII (Carlos III de España) y la interpretación de Antonio Calí del hijo de Carlos, Fernando I. Se encuentra al final de la vía Toledo, la zona comercial de la ciudad, con edificios tan famosos como la Basílica de San Francisco de Paula de estilo neoclásico y el Palacio Real de Nápoles. Posee un evidente parecido al Panteón de Roma; con unas elegantes columnas dóricas toscanas construidas por el arquitecto Leopoldo Laperuta. El Palacio Real, de claro estilo barroco, fue construido en el 1600 por Doménico Fontana, aunque no se dio por concluido hasta el siglo XIX,  siendo durante siglos la residencia de los virreyes españoles, austríacos y borbones y centro de la vida política y social napolitana. La Basílica de San Francesco de Paola es considerada de las más grandes de la ciudad. De diseño circular, se aprecia un pronaos de 6 columnas y 2 pilares de estilo jónico con 3 estatuas en la parte superior coronando la iglesia.

El Teatro de la Ópera de San Carlo, el más antiguo que sigue activo, se construyó en el año 1737 cuando Carlos III de España, rey de Nápoles y de Sicilia pensó que la ciudad merecía un nuevo lugar para representar las mejores obras. En su escenario se ha representado multitud de obras cómicas y óperas bufas haciendo de estas últimas aumentar su fama y ser reconocidas por toda Europa. Es estilo neoclásico; mide 33 metros de longitud y 34 metros de ancho. Su apogeo lo vivió en el siglo XIX con obras de músicos tan reconocidos como Giussepe Verdi o Gaetano Donizetti.

La Galleria Umberto I de 1890 es una galería llena de restaurantes y tiendas, bastante parecida a la Galería Victor Manuel II de Milán, con techos de cristal y acero, suelos de mármol con mosaicos y dos calles que se cruzan.

El Castel Nuovo, popularmente conocido como Maschio Angioino fue construido por Carlos de Anjou cuando ascendió al trono de los reinos de Nápoles y Sicilia en 1266. Le debe el imponente arco de triunfo de mármol de la entrada a la conmemoración realizada por Alfonso V de Aragón al entrar a Nápoles en 1443. Su salón central es el monumental Salón de los Barones, que hoy es sede de las reuniones del Consejo Municipal y el Museo Cívico.

Alberto Bermejo | Daniel Bermejo

www.oneira.es

ONEIRA club de viajeros


Nuevos descubrimientos mayas en Guatemala

El próximo mes de diciembre de 2018 PERIPLOS viaja a Guatemala, un país que ofrece lo máximo al viajero: ciudades coloniales, cultura viva maya, recintos arqueológicos y una naturaleza exuberante.  El próximo mes de diciembre de 2018 PERIPLOS viaja a Guatemala, un país que ofrece lo máximo al viajero: ciudades coloniales, cultura viva maya, recintos arqueológicos y una naturaleza exuberante.  Como sabéis este es el cierre de nuestra etapa de PERIPLOS, el último viaje que realizamos con el anterior equipo y que tiene continuidad a partir de 2019 con el nuevo proyecto viajero ONEIRA club de viajeros.

Sabed que para este nuestro último viaje con PERIPLOS a fecha de hoy hay 2 ó 3 plazas libres para poder reservar. Podéis encontrar toda la información enlazando desde aquí. Guatemala es probablemente uno de los países más atractivos de todo el globo y hemos preparado para vosotros el viaje más completo e interesante.

Hoy queremos centrarnos en una noticia que nos ha removido en nuestros asientos. El tesoro arqueológico presente en Guatemala es extraordinario y aún siguen encontrándose estructuras de la antigua civilización maya.  Según el artículo publicado en El Mundo del pasado 27 sept 2018, la cartografía aérea con láser ha descubierto más de 60000 estructuras (templos y edificios civiles) desconocidas hasta ahora. El hallazgo sugiere que la población maya era mucho mayor de lo que se pensaba y se confirma la existencia de una organización centralizada.

Los vestigios hallados son fortificaciones, calzadas, edificios, canalizaciones y como no, pirámides y lo que probablemente sean templos. Se han hallado en un área de más de 2000 kilómetros cuadrados en Guatemala, lo que hace replantearse lo que hasta ahora se conocía de los antiguos habitantes mesoamericanos.

La investigación está recogida en la última edición de la revista “Science”. Se estima que más de 11 millones de personas poblaron las tierras del sur del país durante el llamado período clásico (entre el 650 y el 800 d.C.), duplicando las estimaciones anteriores. Francisco Estrada-Belli, arqueólogo de la Universidad de Tulane, coautor del artículo original afirma que “… en el norte de Yucatán hubo además otras grandes ciudades más tardías, hasta la llegada de los españoles”. Todo apunta a que el desarrollo de la civilización maya en estas tierras fue espectacular. Los arqueólogos confirman que tecnológicamente esta civilización fue muy avanzada. Hasta el tiempo de las sequías los mayas aprovecharon de forma muy inteligente las tierras disponibles para el cultivo. Las redes de calzadas que conectaban ciudades y pueblos distantes ha sorprendido profundamente a los especialistas. Las investigaciones prueban una organización centralizada y mano de obra cualificada para llevar a cabo grandes obras públicas.

Sin embargo, grandes enigmas siguen rodeando al estudio de la cultura maya. Se sigue desconociendo las razones por las cuales una civilización de este calibre colapsó en un breve espacio de tiempo. A nosotros, como curiosos viajeros, enamorados de la cultura, los viajes y las civilizaciones antiguas, nos queda acercarnos una vez más a estos lugares para ser testigos de su misterio.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es