¿Sabéis que hay una corriente de opinión que afirma que Marco Polo nació y vivió en Croacia, nuestro destino viajero Oneira para octubre de 2019? Los croatas se jactan de ello en toda ocasión que se les presenta. Lo contamos en nuestro blog.

Se dice que en el año 1254 nació Marco Polo, el padre de todos los viajeros y el más famoso de todos los tiempos. Curiosamente, se especula que lo pudo hacer en una isla croata, Korcula, a 120 kilómetros de Dubrovnik y en un lugar con una increíble sensación a ciudad medieval amurallada con torreones y almenas.

Como mercader y explorador, Marco Polo fue famoso por sus viajes a Asia a través de la Ruta de la Seda, visitando países actuales como China, Turquía, Irak, Egipto, Irán y muchos más. En Korcula la gran mayoría de personas hablan croata pero algunos conversan en un magnífico dialecto melódico que deriva de la mezcla del croata meridional, el latín, el veneciano, el griego e incluso palabras utilizadas en la náutica. La ciudad es pequeña y agradable gracias a sus callejones con suelos de mármol repletos de edificios góticos y renacentistas. En aquella época la isla estaba controlada por los venecianos, aunque eso no cambia que Marco Polo naciera en lo que actual e históricamente fue Croacia.

En el año 2011 y casi 700 años después de su fallecimiento, Marco Polo se convirtió en el tema central en una pequeña discusión diplomática entre Croacia, Italia y China, ya que Stjepan Mesic, expresidente croata, tras inaugurar un museo dedicado a este dijo que Marco Polo nació en Croacia y permitió abrir China a Europa. Esta declaración enfadó a los medios de comunicación de Italia, confusos por, según sus palabras, apropiarse de uno de sus tesoros nacionales más importantes. Y es que, tras esta divertida situación, nos imaginamos lo que vivió y sufrió como viajero, todo empezando en Korcula o quizás en Venecia, en aquellas tierras donde probablemente descubriera su pasión por viajar y por la que muchos cientos de años después también lo hacemos nosotros gracias a sus increíbles aventuras. Una persona capaz de integrarse en un mundo absolutamente desconocido, empaparse de cultura asiática y regresar para poder contarlo todo. De hecho, la leyenda cuenta que cuando él estaba con la muerte acechándole, algunos familiares se acercaron para el último adiós. Uno de ellos le preguntó si todo lo que vio y relató era cierto y Marco Polo, tajante, claro y conciso respondió: “No conté ni la mitad de lo que vi”.

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es