Antiguo Egipto: el misterio de Nefertiti y su tumba

Nefertiti fue la Gran Esposa Real de Akhenatón y es una de esas figuras legendarias del Antiguo Egipto sobre las que se hablará de continuo. Vivió hace casi 3.500 años en el período más fascinante de Egipto. Su protagonismo fue central en la corte de Amarna, el Horizonte del Sol, que fundara Akhenatón en honor a Atón, el dios Sol, ya que asumió las funciones de corregente de su esposo, como reina-faraón, según apuntan las crónicas de sociedad de la época.  En el Museo Nuevo de Berlín (por donde me acercaré este fin de semana) aún puede visitarse su bello y elegante busto policromado, hallado en Amarna en 1912, y que el egiptólogo Zahi Hawass no cesa de reclamar para su país siempre que tiene oportunidad. También allí encontramos una estela de Amarna que muestra a Akhenatón y Nefertiti jugando destendidamente con su prole.  Y el rostro sereno de Nefertiti, puede contemplarse en el Museo Egipcio de El Cairo en una Cabeza de cuarcita inacabada de sublime hermosura. La visitaremos con nuestros amigos de Oneira club de viajeros este mes de mayo 2020 (viaje aplazado por excepcionalidad COVID-19)  en un viaje en grupo al Antiguo Egipto.  Vamos a conocer mejor a la fascinante Nefertiti, ahora que al parecer algunos egiptólogos informan, atención,  que su tumba está próxima a encontrarse en Egipto.

Neferu Atón Nefertiti (1.370 – 1.330 a. C.) fue reina de la dinastía XVIII de Egipto. Su nombre significa: “Bondad de Atón, la bella ha llegado”. Su belleza es legendaria, más si cabe que la de la simpar  Cleopatra de Alejandría.  Ha sido frecuentemente representada con su esposo Akhenaton en la intimidad y no tenemos constancia fehaciente de que reinara con el nombre de Semenejkara o Neferneferuatón sucediendo a su marido Akhenaton. En mi artículo de 10/5/2019 en el blog de Oneira “Juego de Tronos y el Antiguo Egipto” aludo a las apreciaciones del profesor Aidan Dodson al respecto, quien también afirmaba que la famosa tumba de Tutankhamón que hallara Carter estaba originalmente destinada para Nefertiti.  En numerosos grabados y obras de arte Nefertiti aparece en igualdad de condiciones respecto de Akhenatón e incluso en alguna de las estelas su figura se descubre tocada con doble corona y dos cartuchos reales en vez de uno.

Los grabados y representaciones de Nefertiti y Akhenaton muestran iconográficamente la vida privada de la pareja real con poses muy románticas. En algunos relieves Nefertiti aparece sentada sobre las piernas de Akhenatón o abrazándose o besándose cálidamente.  Vemos esculturas con los esposos caminando juntos con las manos entrelazadas. Pensaréis que era una representación de amor atemporal, de sentimientos auténticos. Pero no, al parecer según los egiptólogos respondía a un montaje de propaganda muy estudiado. El triunfo de Atón, desterrando a los dioses antiguos y a sus imágenes obligaba a mostrar a la pareja real como única intermediaria entre el el dios sol Atón y el resto de la humanidad. Nunca antes el espinazo de los cortesanos se ha doblado tanto ante la presencia del faraón y su reina. La pareja real vivía en un palacio fortificado separado de la ciudad.

Estas últimas semanas hemos recibido con excitación la noticia de que Nefertiti podría estar enterrada en la tumba de Tutankhamón. Un análisis de georradar afirma haber registrado una cámara funeraria en el Valle de los Reyes.  Estas revelaciones corresponden a la revista Nature  respecto de unas excavaciones y trabajos realizados por Mamdouh Eldamaty, exministro de Antigüedades de Egipto. Al parecer se habría localizado un espacio secreto en forma de pasillo de dos metros de alto por 10 de largo, aledaño a la habitación donde fue descubierto el sarcófago y la momia de Tutankhamón.  Sin embargo, este postulado ha sido descartado por otras instancias de Egipto, ya que las pruebas no son consistentes para afirmar con tal rotundidad que la tumba de Nefertiti se hubiera hallado definitivamente. Entre los escépticos encontramos al egiptólogo Zahi Hawass que acudió a Madrid a dar una conferencia el pasado 1 de febrero en el marco de la Exposición de Ifema Tutankhamón – La Tumba y Sus Tesoros. En el blog Oneira recogimos un resumen de su intervención en Onda Cero en la que claramente apunta a la teoría alternativa de que la momia de Nefertiti está enterrada en la parte occidental del Valle de los Reyes junto a Amenofis III y que tiene 280 arqueólogos trabajando para encontrar su tumba. Afirmó también que la tecnología que ha usado el equipo de Eldamaty no es confiable.

Si se confirma el descubrimiento de Mamdou Eldamaty sería el mayor acontecimiento arqueológico de la historia desde el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón. El estar más cerca de la ubicación de la tumba de Nefertiti nos parece excitante. Si Nefertiti fue enterrada como un faraón y ello saliera a la luz representaría un gran avance para la Egiptología.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Zahi Hawass, el más importante egiptólogo vivo, entrevistado en La Cultureta

El eminente egiptólogo Zahi Hawass dictó una conferencia en Madrid el pasado 1 de febrero en el marco de la Exposición de Ifema  (pabellón 5) Tutankhamon – La Tumba y Sus Tesoros, donde se recrea la exuberante riqueza artística del Antiguo Egipto encontrada en la Tumba de este faraón. La muestra permite descubrir las tres cámaras del faraón, conocer cómo fueron las excavaciones y ver más de mil réplicas de las piezas originales conservadas en El Cairo. Comentamos en este artículo  la entrevista a Zahí Hawass en el programa La Cultureta (Onda Cero) que sigo cada semana. Es fascinante comprobar la pasión que sigue intacta por conocer los misterios de esta antigua civilización egipcia. Oneira club de viajeros organiza para dentro de unos meses, en mayo de 2020, (viaje aplazado por excepcionalidad COVID-19) un nuevo viaje al país de los faraones, un viaje a Egipto, de la mano de otro gran egiptólogo como es el Dr. Sayed Salama, a quien entrevistamos en nuestro anterior viaje de diciembre de 2019 y que nos guiará en nuestro próximo viaje. ¿Nos acompañas?.

Zahí Hawass fue entrevistado recientemente en el programa La Cultureta (Onda Cero) que sigo habitualmente, por los periodistas Carlos Alsina, Rubén Amón, Rosa Belmonte, JF León, Sergio del Molino e Isabel Vázquez. Aquí podéis encontrar el programa y entrevista completa: https://www.ondacero.es/programas/mas-de-uno/la-cultureta/audios-podcast/entrevistamos-zahi-hawass_202001315e3418fb0cf2c51a1664922b.html

El investigador y estudioso de Egipto contó en el programa algunas anécdotas e informó sobre algunas cuestiones de actualidad en torno a la Egiptología. Comenzó con una pequeña historia relacionada con el personaje de Harrison Ford  Indiana Jones. En una ocasión Ford le visitó junto a Omar Sharif en Egipto y le preguntó por qué el sombrero de Hawass es más famoso que el propio sombrero de Indiana Jones y le respondió que es así porque su sombrero es realmente un sombrero auténtico de arqueólogo, no como el del personaje de ficción que es completamente falso. Ahora utiliza una réplica porque el auténtico fue entregado y subastado para una buena causa (para niños que sufren cáncer infantil en su país).

Alsina le preguntó a Hawass por la momia de Nefertiti. Respondió que en la tumba 21 del Valle de los Reyes encontró dos momias, una de ellas descabezada. Él cree que la momia encontrada completa es Nefertiti, pero aún se está investigando. Actualmente tiene a 280 arqueólogos trabajando para encontrar su tumba; la mayor excavación de la historia de Egipto. Mayor que la de Howard Carter. Cree que está enterrada junto a Amenhotep III en la parte occidental del Valle de los Reyes (en el Valle de los Monos).

Hawass informó que  han encontrado la momia de la madre de Tutankhamon en la tumba 35. Preguntado por la muerte de este faraón, informó que el agujero en su cráneo fue producido durante el proceso de momificación; es decir, no fue asesinado como se ha creído hasta ahora.  Muy probablemente moriría de malaria. La fractura en su pierna izquierda parece ser que se la produjo unas semanas antes de su muerte y que su salud era frágil.  El mes que viene, con  el mencionado proyecto de estudio de momias egipcias se tendrá mucha más información, ya que se empleará en el análisis de los cuerpos maquinaria muy sofisticada.

Contó una historia sobre la maldición del faraón, que deriva de la muerte de Lord Carnarvon 5 meses después de descubrir la tumba de Tutankhamon. Que no deja de ser un mito, aunque cuenta el egiptólogo que hace tiempo cuando fue a investigar la momia y realizarle un TAC, sufrió una serie de complicaciones y desgracias el mismo día: su asistente casi atropella a un chaval, la muerte de un cuñado, un problema diplomático con el gobierno japonés, el infarto del ministro de cultura egipcio, una tormenta en el Valle de los Reyes, el bloqueo de la máquina de TAC, etc. ¡Una verdadera maldición!

Afirma que ha conseguido devolver seis mil piezas egipcias a Egipto y ha pedido por activa y por pasiva el retorno de la Piedra Rosetta  y el busto de Nefertiti a El Cairo. Que continuará luchando por la devolución de los objetos que considera fueron robados a Egipto en diferentes expoliaciones, entre ellos 28 objetos que están en Madrid y habría que realizar un estudio para averiguar si son auténticos.

Preguntado por el nuevo museo de Guiza  y si afectará a la relevancia del actual Museo de El Cairo comenta que el encanto del viejo museo permanecerá intacto, que sólo se trasladarán al nuevo museo las 25.000  piezas relativas a Tutankhamon, porque considera que los objetos de este rey deben ser expuestos de forma bella, al igual que se exponen las réplicas de la exposición de Madrid en Ifema. La inauguración de este nuevo museo en Guiza coincidirá con el estreno de la Ópera de Tutankhamón que él mismo ha escrito. El siglo XXI será fantástico para la Egiptología, afirma.

¿Cómo se construyeron las pirámides?. Le preguntan. Se conocen los hechos, no son teorías. Se sabe con certeza. Él ha dedicado su vida entera a las pirámides. Con robots dentro de las pirámides han conseguido conocer sus secretos. Hay un equipo francés y otro japonés estudiando cámaras secretas de estas grandes estructuras. Lo cierto es que en el momento actual nadie podría construir algo así, dedicando 10.000 personas a trabajar día y noche en su construcción. Pero en su momento los egipcios de hace miles de años sí lo hicieron, con tiempo y paciencia.

Hasta aquí,  la entrevista de la Cultureta @Lacultureta siempre al día de las informaciones culturales de el país. Una entrevista simpática a un gran arqueólogo que podréis recuperar en el podcast el programa cuyo enlace hemos situado arriba. Egipto sigue muy vivo en los corazones de los amantes de la cultura y de la historia.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes


Viaje Oneira al Antiguo Egipto: Entrevista al Doctor Sayed Salama

Oneira club de viajeros visitó en diciembre de 2019 el Antiguo Egipto, en un viaje atrás en el tiempo para penetrar sus misterios; descubriendo historias y leyendas de los grandes faraones, sus construcciones y el desarrollo artístico que implicó su civilización. En breve propondremos una nueva fecha de viaje el año próximo para todos aquellos amigos viajeros que no pudieron acompañarnos este año. Si quieres conocer Egipto con Oneira club de viajeros, escríbenos info@oneira.es

En 2019 hemos descubierto el Antiguo Egipto de la mano de uno de los más reconocidos e influyentes egiptólogos, el Doctor Sayed Salama, escritor natural de El Cairo, que además de su doctorado en la Universidad Helwan de El Cairo cuenta con una Licenciatura en Bellas Artes y Periodismo por la Universidad de Bostón (EEUU) y en Filología Hispánica y Francesa por la Universidad de Einshamr, Heliópolis, y una decena de títulos y reconocimientos oficiales. Políglota (habla y escribe en español, francés y hebreo, además de en su lengua natal) es el mejor cicerone que podríamos tener para Oneira club de viajeros, en un viaje apasionante e inolvidable.

Aprovechamos la oportunidad que nos brindaba el viaje para en un aparte poder concertar con nuestro guía el Doctor Sayed Salama una  entrevista que realizó David Esteso, de Más Que Un Plan Agencia de Viajes in situ en el Hotel Le Meridien Pyramids de El Cairo, el pasado 13 de diciembre de 2019. Continuad leyendo...

David Esteso:  Al parecer las pirámides eran tumbas de los antiguos faraones, ¿qué hay de cierto en las teorías que apuntan a que tienen muchos más miles de años de lo que la egiptología actual reconoce? ¿O piensa que están bien datadas actualmente?

Dr. Sayed Salama: Si visitamos la cámara subterránea de la Gran Pirámide, todavía podemos observar allí el nombre de Keops. No tiene sentido hablar de extraterrestres ni nada pseudocientífico. Hemos encontrado el nombre del arquitecto, las tumbas de los trabajadores. Tenemos perfectamente datado al personaje, egipcio. No viene de otro planeta. En segundo lugar y no menos importante, la datación en el Imperio Antiguo hay que escribir los nombres en color rojo, importantes,  de todos los que participaron en la construcción de las pirámides, y tenemos información bastante precisa de la datación. El hijo de Ramsés II Jaemuaset restaura todas las pirámides en la Dinastía XIX. Quienes  usaban la escritura jeroglífica no es gente ajena a Egipto. La caligrafía egipcia une a criaturas y al conocimiento egipcio; se pronuncian los mismos sonidos, hay que conocer la fonética del Antiguo Egipto. Las dataciones que conocemos son correctas. Si no fuera así, los faraones de la I y la II Dinastía hablarían de reyes más antiguos y sus creaciones. No podemos inventarlo, es así.

David Esteso:  Queda muy claro su posicionamiento, profesor. Que confirma las dataciones actuales. No obstante, todos los imperios tienen un pasado.  ¿Qué hubo anteriormente a la cultura faraónica de los últimos 5000 años? (antes del Imperio Antiguo) ¿Se sabe con suficiente certeza?

Dr. Sayed Salama: Si, absolutamente. Contabilizamos diez civilizaciones predinásticas anteriores. Acaban con Naqada II. Han tenido un desarrollo importante, hasta inclusive un desarrollo literario. Conocemos restos, conocemos poblados antiguos. En la cuarta era geológica (predinástica) llegó a cambiarse el cauce del Nilo, que estuvo a 30 kilómetros al Oeste, en el desierto. Se instalaron allí los primeros poblados. Cuando precisaban alimento los jóvenes formaban un grupo y cazaban y recolectaban en el valle del Nilo y luego regresaban a sus poblados. De aquellas etapas tenemos murales y alfarería muy bien hecha. Tenían gran sabiduría.

David Esteso:  Profesor, esta es una pregunta más sencilla. ¿Cuándo se inaugura el nuevo Gran Museo Egipcio que se instalará en la Mesesta de Guiza? ¿Alguna novedad interesante al respecto?

Dr. Sayed Salama: La novedad es que habrá mucho público, muchos asistentes. Estaba previsto inaugurarlo hace mucho tiempo; ahora comentan que será en 2020. Pienso que la inauguración definitiva dependerá de la situación de Oriente Medio. Es un museo enorme, con más de treinta mil piezas y quedarán muchas sin exponer. El museo antiguo es como un almacén, con más de cien mil piezas. Los sótanos del museo del Cairo están repleto de maravillas. Queda mucho trabajo.

David Esteso: ¿Y entonces el antiguo Museo del Cairo se cerrará?

Dr. Sayed Salama: No. En absoluto. No se puede cerrar un museo extraordinario, ideal para el conocimiento de Egipto. El nuevo museo de Guiza será para los turistas, para ver lo más brillante. Los investigadores seguirán muy unidos al antiguo museo. Lo que hay en el Museo del Cairo no está en ninguna parte del mundo. Un egiptólogo irá siempre al museo original. No obstante, en el nuevo museo de Guiza se expondrá una parte importante del Tesoro de Tutankamon. El nuevo museo servirá para exponer más piezas y antigüedades.

David Esteso: ¿Hay algún avance en la búsqueda de la tumba de Cleopatra?  Se comenta que está a punto de desvelarse su descubrimiento.

Dr. Sayed Salama:  Sobre Cleopatra tenemos algún lío importante. Aun no se ha encontrado. ¿Dónde murió?. Al parecer murió en Alejandría, en zona sagrada. Probablemente donde estuvo el Templo de Serapis, en la zona de Alejandría donde se erige la Columna de Pompeyo, que pertenecía al Serapeo. Antes de la columna, había una estatua enorme del dios Serapis, si tenemos en cuenta las dimensiones de la base y el pedestal. Cleopatra era una mujer muy ambiciosa, quería ser la Emperatriz de Roma pero acabó llegando como cautiva de Roma. Consideramos que ella eligió morir en un cementerio sagrado, en Alejandría. Cerca del lugar que comento hay catacumbas. Ella solo quería el poder. Ante el enemigo romano, ella nunca sería enterrada como faraona. A Roma nunca le hubiera interesado.

David Esteso: Entonces Cleopatra quería el poder de Roma, unirlo a su dinastía. Unir Egipto y Roma… y los romanos querían el poder de Egipto…

Dr. Sayed Salama:  Sí. Que sus hijos (de Cleopatra) alcanzaran el poder de Roma. Y ella, con el paso de los años, al menos tener el título de madre de la reina, o madre del rey. Era una señora muy orgullosa. No aceptó su cautiverio. Ella dio el veneno a su sirvienta para ver como sería su propia muerte. Ella prefirió morir envenenada. Suicidio.  Se conoce muy bien la historia por documentación romana.

David Esteso:  Esta es su especialidad, Doctor Salama. Algunos de sus libros abundan sobre la relación de Moisés, el éxodo y el pueblo egipcio ¿existe alguna vinculación entre la antigua cultura hebrea y la incorporación del monoteismo en la reforma religiosa  de Akhenaton? ¿O cabe pensar que las creencias originales israelitas son derivadas de creencias egipcias?

Dr. Sayed Salama:  Tengamos siempre en cuenta que Akhenaton, como cualquier faraón, quería el poder. Considero que toda la religión egipcia siempre estuvo respirando monoteísmo. Pero con el tiempo los sacerdotes impulsaron cambios y modificaciones. Akhenaton tuvo un problema y es que los sacerdotes de Amón tenían un poder enorme; el número era muy grande, 65.000 sacerdotes. Pero sus canciones dedicadas al dios sol Aton, están recogidas de himnos antiguos del Imperio Medio y el Imperio Antiguo; no estaba inventando nada nuevo. El solo quería sentirse faraón, sentirse con poder.  Ya comenzó su movimiento con sus padres. Respecto al mundo judío. Hay que retomar los himnos de la IV dinastía para reconocer la inspiración monoteísta.  En todas las cosmogonías del Antiguo Egipto se encuentra la figura de un creador. Y posteriormente la figura de los dioses... desconocemos completamente el significado de la palabra dios (“necher”) para los egipcios, porque podría tener otro significado. Puede significar dios,  ángel, o ser sagrado. Moisés no  fue el primero de los israelitas, fue el patriarca José, que llegó a Egipto como esclavo. Interpretó los sueños del faraón, según nos cuenta la Biblia. La antigua religión judía adoptó una gran cantidad de ceremonias egipcias. Esto se ve en numerosos templos, tenemos los rituales.

David Esteso:   De hecho hemos visto diversos símbolos de numerosas religiones en los templos que hemos visitado, cruces, escritura copta, etc.

Dr. Sayed Salama:  Hemos visto hasta los signos que empleaban los egipcios para ofrecer la paz, la rama del olivo, las espigas. Numerosa simbología. No diré que los judíos tomaran toda su religión de Egipto, pero sí diré que los rituales judíos fueron muy influidos por las ceremonias religiosas egipcias. Insisto que el origen de la cosmogonía egipcia era el monoteísmo, con el tiempo se fueron añadiendo elementos que distorsionaron las creencias en un solo dios. Y considero que la mayor parte de las religiones están inspiradas por las creencias egipcias. En mi libro “Moisés y el Éxodo: a la luz de las fuentes sagradas y de la egiptología”  he detallado todos los símbolos de Moisés situándolo en el contexto histórico egipcio, hasta el lenguaje. Me ayuda mi buen conocimiento del hebreo.

David Esteso:   En relación con este tema, ¿qué nos puede comentar sobre su relación con el Vaticano?

Dr. Sayed Salama:  No tanto con el Vaticano, como con el Centro de Estudios del Oriente. Estoy trabajando con ellos sobre la terminología egipcia recogida en la Biblia, en el Antiguo Testamento, buscando relaciones. Pero no puedo comentar ahora nada porque estamos trabajando en ello.

David Esteso:  Comprendemos. Vamos con la última pregunta, profesor.  ¿Cuál es el legado que nos deja el Antiguo Egipcio (su cultura) a nuestra propia cultura occidental actual? ¿Qué hemos aprendido de los egipcios?

Dr. Sayed Salama:  ¿Qué dejaron los antiguos egipcios de enseñar? Todo lo nuevo. Lo más moderno. La electrónica, la informática. Todo lo demás nos lo legaron ellos. Esto es lo milagroso en la civilización faraónica.  Pese a que Egipto fue ocupado por un gran número de fuerzas extranjeras, persas, hicsos, sirios, etc., Egipto se defendió muy bien.  Ante el avance de los enemigos del norte y noreste, Egipto emplazaba defensas fuera de su territorio. Pese a las guerras, se mantuvo Egipto fiel a sus costumbres y cultura. Posteriores civilizaciones sólo se limitaron en modificar el legado de los egipcios. Ptolomeo II Filadelfio ordenó poner por escrito todo el saber egipcio para ponerlo a disposición del mundo en la Biblioteca de Alejandría. En referencias griegas antiguas vemos continuamente el trasfondo egipcio. El segundo libro de Heródoto está dedicado en su totalidad a Egipto.  Creo que el origen de todas la culturas occidentales, está en Egipto básicamente. Los propios griegos llegaron a Egipto y se empaparon de su ciencia y su cultura. La astronomía antigua egipcia está más avanzada que la astronomía actual. La mayor parte de los textos antiguos no se conoce bien. La mayor parte de la arquitectura faraónica es arquitectura astronómica. Si alguien no lo cree, que venga, yo le ayudaré. Era un mundo muy desarrollado, muy sabio.

David Esteso:  En algunas conversaciones ha nombrado la Biblioteca de Alejandría en la que se destruyó muchísima información. ¿Cuál es su parecer?

Dr. Sayed Salama:  Hubo un incendió, pero no todo se perdió. En Egipto, por cierto,  conservamos mucha información.  En el Museo Antiguo, tenemos la sala 34, con todas las herramientas usadas por los antiguos egipcios. Hasta los instrumentos usados en la cirugía, las reglas, los metros, las escuadras, la plomada, lo que se usaba en construcción. Al recorrer la sala te das cuenta que no hay nada nuevo en el mundo. Hasta los juegos de los niños. Hasta pelotas de papiro o de cuero. O la balanza romana, que era egipcia. Los romanos movieron los productos egipcios gracias a su red de carreteras; pero todo era egipcio.

David Esteso:  Y ya lo hemos comentado, pero me parece curioso nos de su opinión. ¿Cuál era la creencia de los antiguos egipcios respecto a los extraterrestres?.

Dr. Sayed Salama:  Ellos creían que hay una fuerza mayor en el Universo. No extraterrestres, sino una especie de Energía. Por ello la mirada de los egipcios es una mirada religiosa. Hacer el trabajo cada día con amor, del antiguo egipcio, formaba parte de su felicidad. Era su filosofía de vida.

David Esteso:  Gracias Dr. Salama por esta entrevista. Ahora toca descansar, que mañana continuamos con las visitas.

¡Nos vemos en los viajes!

 

David Esteso

Más que Un Plan Agencia de Viajes (Alicante)

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es


Cuaderno de bitácora: Viaje a Egipto Oneira Diciembre 2019

Nuestros amigos viajeros de Oneira visitaron en diciembre de 2019 el Antiguo Egipto, en un viaje atrás en el tiempo para penetrar sus misterios; descubriendo historias y leyendas de los grandes faraones, sus construcciones y el desarrollo artístico que implicó su civilización. Dirigieron la expedición nuestros dos colegas Gloria Jordán y David Esteso de Más Que Un Plan Agencia de Viajes  Descubriendo el Antiguo Egipto, país de las pirámides, las esfinges, dioses, templos, momias y faraones, cuna de  civilizaciones, de la mano de uno de los más reconocidos e influyentes egiptólogos, el Doctor Sayed Salama, escritor natural de El Cairo, que además de su doctorado en la Universidad Helwan de El Cairo cuenta con una Licenciatura en Bellas Artes y Periodismo por la Universidad de Bostón (EEUU) y en Filología Hispánica y Francesa por la Universidad de Einshamr, Heliópolis, y una decena de títulos y reconocimientos oficiales. Políglota (habla y escribe en español, francés y hebreo, además de en su lengua natal) es el mejor cicerone que podríamos tener para Oneira club de viajeros, en un viaje apasionante e inolvidable.

Nuestros viajeros comenzaron su aventura en Luxor, la antigua Tebas, importante centro espiritual, intelectual y económico de Egipto, descrita por Homero como “la ciudad de las cien puertas”, con la mayor concentración de monumentos antiguos de todo Egipto, ciudad sagrada de Amón-Ra, dios supremo y fuente de toda legitimidad para los faraones. Tebas se alzó como capital del Antiguo Egipto durante la undécima dinastía egipcia (2055  a.C.) y se mantuvo como capital religiosa hasta 1655 a.C. Tebas quedó dividida en barrios y suburbios en torno a los templos de Karnak y Luxor. En la orilla izquierda del Nilo se ubicó la necrópolis, los templos funerarios y los talleres de momificación. La belleza y el poderío de Tebas llegaron a oídos de los antiguos griegos mil años antes de nuestra era.

Dendera y Abydos se encuentran a un par de horas  de autobús desde Luxor. En Dendera, en medio del desierto y de bancales de cebolla han visitado el  espectacular Templo de Hathor, (Tolomeo XII Auleto 88-51 a.C.) de los pocos que conservan su techumbre. Hathor presidía en el templo los juegos del amor y en su honor de celebraban fiestas con música y danzas. La sala hipóstila con sus seis anexos y el santuario con sus once capillas son impresionantes, así como el techo, decorado con motivos astronómicos. El Dr. Sayed Salama les explicó las distintas significaciones de las estatuas y la decoración interior, así como el alcance de la resurrección de Osiris (que nos recuerda mutatis mutandi, la resurrección de Jesucristo de la tradición cristiana), descuartizado por su hermano Set y reconstruido por la diosa Isis, concibiendo con él a Horus, heredero real.  En Abydos, la ciudad de Orisis, visitaron el Templo de Seti I, el más completo y bonito de Egipto, con siete entradas dedicadas a los dioses Osiris, Isis, Horus, Amón-Ra, Ra-Horaity y Ptah. Un aire misterioso envuelve la atmósfera de este templo, al recorrer sus oscuras salas y santuarios. Una curiosidad: la inglesa Dorothy Eady, conocida como “Omm Sety” en los ambientes, fue una de las últimas residentes; creía ser reencarnación de la sacerdotisa del templo y amante de Seti I. Vivió 35 años en Abydos y se le permitió realizar antiguos rituales en el templo.

El grupo visitó el fantástico Museo de Luxor, que exibe objetos encontrados en la antigua Tebas. El Dr. Sayed Salama dirigió la visita con explicaciones detalladas sobre el  conjunto de esculturas halladas en 1989 en el Templo de Luxor, las momias de Ahmosis I y Ramsés I, fundador de la XIX dinastía y padre de Seti I. Destacadísima la figura de alabastro de Amenofis III protegido por el gran dios cocodrilo Sobek.  La noche acabó disfrutando de un Espectáculo de Luz y Sonido en el Templo de Karnak, con recorrido del templo al atardecer y con la ejecución de un conmovedor espectáculo desde el Gran Lago Sagrado, descubriendo la historia de Tebas con juego de luces, colores y música.

Nuestros viajeros se trasladaron al Valle de los Reyes, la necrópolis real conocida como “el lugar de la verdad”, con 63 magníficas tumbas reales en la orilla occidental de Luxor. Todo apunta a que los faraones escogieron el lugar para su eterno descanso por la forma piramidal natural de la picuda cima de la montaña Tebana además de para intentar burlar a los saqueadores. El Valle de los Reyes permite descubrir las tumbas de los faraones de las XVIII y XIX dinastías.  Debido a los graves daños sufridos, actualmente sólo es posible visitar una decena de tumbas y todas no podremos verlas: el Departamento de Antigüedades de Egipto ha introducido un sistema de rotaciones abriendo un número limitado de tumbas cada día, pudiéndose visitar únicamente tres de las tumbas más importantes.

La siguiente visita fue al Templo de Hatshepsut, un monumento extraordinario “el más sagrado de los sagrados”, distribuido en terrazas. El templo se integra armónicamente con los acantilados donde se talló, revelando una de las mejores estructuras del Antiguo Egipto. En época de Hatshepsut (1473-1458 a.C.) debió impresionar mucho más por la calzada procesional flanqueada por esfinges; las que quedan se hallan en el Museo Metropolitano de Nueva York. Fue diseñado por Senenmut, amante de la reina. El grupo se trasladó posteriormente a el área donde se erigen los dos Colosos de Memnón, sin rostro, representación de Amenofis III que se levantan 18 m sobre la llanura. El Dr. Salama les habló sobre la leyenda afirma que los Colosos hablaban o silbaban, según  cuentan los antiguos griegos y romanos; ellos creían que era el saludo de Memnón a su madre Eos. A continuación descubrieron el Memorial de Ramsés III en Medinat Habú, vinculado al dios Amón, rodeado por un recinto fortificado, cubriendo más de ocho hectáreas, incluyendo capillas, anexos, patios, murallas, restos del palacio del faraón, etc., con bajorrelieves y paneles exquisitos. La última visita del día fue a Deir Al Medina, donde yacen los grandes artistas y obreros que trabajaron en las tumbas del  Valle de los Reyes y el Valle  de las Reinas. Es un lugar importantísimo desde el punto de vista histórico y artístico (y científico), pues los continuos descubrimientos (el último de ellos nuevos hallazgos de Zahí Hawass que comentamos en nuestro artículo en el Blog de Oneira del 20/11/19) han permitido conocer las costumbres y la vida cotidiana de personas anónimas, alejadas de la aristocracia egipcia y que nos han aportado un gran conocimiento sobre la vida en el Antiguo Egipto, por los ostracones encontrados en yacimientos, papiros y objetos hallados. Cuenta con detalle sobre todo ello nuestro guía Dr. Salama a todos nuestros viajeros.

Cerramos esta etapa dejando al grupo embarcado en su Motonave, en la que iniciarán su Crucero por el Nilo los próximos cuatro días.

Durante la mañana siguiente y antes de iniciar el crucero, nuestros amigos viajeros realizaron la visita del Templo de Karnak. El nombre que Karnak recibió en la antigüedad fue Ipet Sut, “el lugar más venerado”; designa el “centro del mundo”, el lugar donde Amón, tras crearse a sí mismo, dio vida a los seres y a las cosas. Un conjunto espléndido de santuarios, quioscos, pinoles y obeliscos, erigidos a mayor gloria de los dioses. Las escenas en las paredes interiores del templo muestran a los sacerdotes y la realeza en actitudes religiosas, y en las exteriores están dedicadas al todopoderoso faraón. A continuación tocaba regresar para el almuerzo e iniciar travesía por el río Nilo, el mayor río de África, unido física y espiritualmente a Egipto. La mayor parte de los habitantes del Antiguo Egipto vivieron en sus orillas. Nos deleita el escriba con un poema copto de hace milenios “el peregrino del tiempo”: “Mi alma peregrina del tiempo, pasea por las orillas del Nilo/Y me trae mil recuerdos… arrastrados…/Por los vientos del Sur… más allá del desierto/En donde arena y viento… dibujan un nuevo sueño”. Cerca de la hora de la cena nuestro crucero alcanzó la esclusa de Esna, un buen motivo para activar las cámaras fotográficas; una esclusa que el barco debe salvar. Permite el paso de dos barcos cada 30-35 minutos. El grupo Oneira disfrutó antes de la cena de un par de horas relajadas en Edfú, una ciudad religiosa de gran importancia económica para Egipto. Nuestros viajeros aprovecharon para recorrer la ciudad en coche de caballos.

El lunes antes de continuar la navegación no podíamos dejar dejar de visitar el Templo de Horus de Edfú, del dios Halcón, construido entre el 237 y el 57 a. C. , uno de los mejores conservados del Antiguo Egipto. Los relieves de las paredes han proporcionado una gran información a los arqueólogos sobre los rituales del templo y el gran poder que detentaban los sacerdotes. En la última parada de nuestro crucero, el grupo descubrió el Templo de Kom Ombo, sito en uno de los más bellos emplazamientos del valle del Nilo, muy cerca de donde antaño se tumbaban al sol los cocodrilos sagrados. El templo está dedicado a dos divinidades, al dios local Sobej y a Horus el Viejo, dos templos simétricos en uno.

La noche en nuestra motonave fue especialmente jubilosa. Se organizó una fiesta tradicional árabe, y debidamente disfrazados, correspondía bailar al ritmo de la música que un improvisado DJ ofrecía para los viajeros del crucero, mezclando clásicos de discoteca occidental con algunas canciones árabes muy bailables. Una noche divertida.

El martes alcanzamos Asuán. Aquí el desierto cambia de aspecto. Es la atmósfera nubia, la auténtica África, la frontera del Antiguo Egipto. Las aguas de un Nilo ancho, indolente y bonito se abren paso a través de rocas graníticas rodeando la Isla de Sehel. Desde la Antigüedad, Asuán es un inmenso mercado sito en una encrucijada de caminos procedentes de África. En la Isla de File visitamos el Templo de Philae (o Templo de Isis), la “perla del Nilo”,  uno de los más importantes y bellos a orillas del río, el último templo construido en estilo clásico egipcio. Atrajo peregrinos durante miles de años, uno de los últimos templos paganos en funcionamiento tras la extensión del cristianismo. El culto a Isis en File se remonta al s. VII a. C. y se mantuvo hasta el 550 d.C. Un templo extraordinario y bello. En la capilla de Osiris se celebraban los misterios del dios, con paredes cubiertas  sobre el mito de la muerte y resurrección de Osiris. Nos acercaremos a la orilla oriental de Asuán para conocer el espectacular Obelisco Inacabado sito en las canteras, explotadas desde la VI dinastía hasta la época grecorromana. Su peso está calculado en 1.200 toneladas, con 36 m de longitud.

Por la tarde realizamos una navegación en faluca (típico velero egipcio) por el Nilo, donde no faltó un poco de jolgorio a cargo de uno de los músicos de abordo que animó al grupo invitándolos a un baile monocorde, con percusión, muy africano. Dicen que la música que escucharon los antiguos faraones es la música que se escucha en Nubia.  A continuación, el grupo realizó una excursión al poblado Nubio, montados en camello,  para conocer la vida cotidiana de sus habitantes. Preciosas sus coloridas casas hechas de adobe y sus puestos de comidas y especias, y las inevitables tiendecillas de vendedores,  con las que se ganan la vida, descubriendo la amabilidad de sus gentes de piel oscura y hechizante mirada. Los nubios perdieron sus casas y hogar tradicionales tras la construcción de la antigua presa en el río Nilo.

A la finalización del crucero hicimos algunas visitas en el entorno de Asuán, una vez visitada la Gran Pesa Alta de Asuán. Más allá del dique se extiende el lago artificial Nasser. En nuestra ruta hacia Abu Simbel visitamos el Templo de Kalabasha, una impresionante estructura ptolemaica y romana dedicada al dios solar nubio Meruel.  Cerca encontramos el Templo de Beit Al Wali, construido por Ramsés II y excavado en  roca. De nuevo con relieves conmemorando los triunfos de Ramsés II sobre sus enemigos nubios y sirios. Al norte del Templo de Kalabasha se hallan las ruinas del Templo o Kiosko de Kertassi, Los restos son muy pintorescos, mostrando dos columnas de Hathor, un gran arquitrabe y cuatro columnas con capiteles papiriformes.

Llegamos a nuestro destino, a Abu Simbel. Los templos de Abu Simbel fueron erigidos por Ramsés II de forma tal que los rayos del sol penetraran en el interior de la montaña e iluminaran el santuario del dios los días de su aniversario y su coronación, el 21 de febrero y 21 de octubre. El imponente Templo de Ramsés II, es la edificación funeraria subterránea ( o espeo) más meridional del Antiguo Egipto. Los cuatro colosos de Ramsés II vueltos hacia Levante se muestran altivos en una fachada de 33 m de alto por 33 m de largo. El Templo de Nefertari, también conocido como Templo de Hathor es el más pequeño de los templos de Abu Simbel. En su fachada excavada en roca se reproduce el tema del coloso real de Ramsés II alternando con las efigies de su gran esposa Nefertari, con su traje de Hator-Sotis y las de sus hijos. Juan Goytisolo escribió sobre Abú Simbel en EL PAÍS el 14 de enero de 2012: “… me fascinó contemplar unas estelas y pinturas de prodigiosa modernidad.  No me enfrentaba allí a un arte hermoso, pero muerto y museizado, sino a expresiones artísticas de una energía misteriosa que no me remitía a lo creado hace casi cuarenta siglos, sino a picassos y giacomettis. Mientras me abstraía en su contemplación dudaba del siglo en que vivía…”.  Aprovechamos la estancia en este lugar apartado de Egipto para contemplar por la tarde/noche el Espectáculo de Luz y Sonido de Abú Simbel, con proyecciones en las fachadas mayor y menor del templo, mostrando su aspecto original; con maravillosa iluminación, música y narraciones.

Nos queda, amigos, disfrutar de Menfis… en El Cairo. La última parte del viaje la dedicaríamos a visitar la Ciudadela, construida en el Medievo por Saladino; sobresaliendo magníficamente la Mequita de Alabastro, donde también nos fotografiamos en grupo. Nuestra primera visita el primer día en la capital de Egipto fue trasladarnos a visitas la única de las siete maravillas del mundo antiguo que han permanecido en pie hasta nuestros días: La Gran Pirámide de Keops. Nada más alucinante sobre la Tierra (que no sea un espectáculo natural). ¿Quién construyó estas pirámides en la Meseta de Guiza? ¿Cómo se levantaron y por qué? Además de la de Keops, la Pirámide de Kefrén, y la de Micerinos; esta última hermosa en su forma, pero la más pequeña de las tres.  La segunda aún conserva el revestimiento de caliza original. Podemos imaginarnos estas pirámides en su origen, cubiertas con piedra blanca y pulida, de brillo cegador. Su revestimiento fue arrancado para uso en palacios y mezquitas. El grupo, los que quisieron entrar, visitaron las cámaras y pasadizos del interior de Keops, otra magnífica experiencia.  Continuamos todo el día realizando múltiples visitas: el Coloso Tumbado de Ramsés II, una “colosal” estatua esculpida en un solo bloque de más de 10 m. No dejamos de visitar la Pirámide Escalonada de Zoser, el monumento de piedra más antiguo del mundo, rodeada por un enorme recinto funerario. En Menfis también visitaríamos dos nuevas tumbas excavadas: Tumba de Mereuka y la Tumba de Mijo, esta última recientemente aperturada. Mereruka fue visir y yerno del faraón Teti de la dinastía VI, su tumba, en forma de mastaba se halla al noreste de la pirámide de este rey. Ocupa 1000 m2 y mide 40 m de largo por 24 m de ancho.

Las visitas del día siguiente, además de a la parte antigua musulmana de Egipto, se centraron en disfrutar al máximo el Museo Egipcio de El Cairo, actualmente dispuesto en dos plantas. Pasear por sus pasillos representa un auténtico viaje al pasado, al Antiguo Egipto. Hay más de 100.000 objetos en 15.000 m2. Algunas de las galerías más importantes son:  Galerías de Tutankamón; ocupan gran parte del primer piso. Salas del Imperio Antiguo, 42, 37 y 32. Sala Amarna, con el protagonismo de Akenatón. Tumbas reales de Tanis; sala con joyas de oro y piedras preciosas. Las diferentes galerías de momias, incluidos algunos restos embalsamados de animales. Según sus creencias, el alma existía y podía regresar y reencarnarse en el cuerpo del difunto. La momificación está basada en la leyenda de Osiris; Seth descuartiza su cuerpo para impedir su resurrección y es Isis quien reúne los trozos y recompone el cuerpo, lo venda y le devuelve el soplo de vida. Algunas de sus piezas más importantes:  la musculosa estatua de Kefrén, las cabezas de Nefertiti, el sillón de la esposa real Satamón (hija de Amenofis III), el Tesoro de Tutankamón, grupo colosal de piedra de siete metros de alto descubierto en Medina Habu y las estatuas de Rahotep y Nofret, entre muchas otras.

Y hasta quí dio de sí nuestro fulgurante  viaje al misterioso Antiguo Egipto.  Pronto estableceremos una nueva fecha para armar un nuevo grupo para descubrir estos antiguos tesoros arqueológicos. Desde aquí nuestro agradecimiento a Gloria

Alberto Bermejo

Gloria Jordán y David Esteso (MQUP)

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


El club de viajeros Oneira en el Antiguo Egipto

Nuestros amigos viajeros de Oneira visitan visitan en diciembre de 2019  el Antiguo Egipto, en un viaje atrás en el tiempo para penetrar sus misterios; descubriendo historias y leyendas de los grandes faraones, sus construcciones y el desarrollo artístico que implicó su civilización. Les acompañan nuestros compañeros de Más Que Un Plan Agencia de Viajes, David y Gloria.   Descubrirán el Antiguo Egipto, país de las pirámides, las esfinges, dioses, templos, momias y faraones, cuna de  civilizaciones, de la mano de uno de los más reconocidos e influyentes egiptólogos, el Doctor Sayed Salama, escritor natural de El Cairo, que además de su doctorado en la Universidad Helwan de El Cairo cuenta con una Licenciatura en Bellas Artes y Periodismo por la Universidad de Bostón (EEUU) y en Filología Hispánica y Francesa por la Universidad de Einshamr, Heliópolis, y una decena de títulos y reconocimientos oficiales. Políglota (habla y escribe en español, francés y hebreo, además de en su lengua natal) es el mejor cicerone que podríamos tener para Oneira club de viajeros, en un viaje apasionante e inolvidable.

Nuestros viajeros ya llevan unos días en el país de los faraones, desde el pasado jueves, y han comenzado su aventura en Luxor, la antigua Tebas, importante centro espiritual, intelectual y económico de Egipto, descrita por Homero como “la ciudad de las cien puertas”, con la mayor concentración de monumentos antiguos de todo Egipto, ciudad sagrada de Amón-Ra, dios supremo y fuente de toda legitimidad para los faraones. Tebas se alzó como capital del Antiguo Egipto durante la undécima dinastía egipcia (2055  a.C.) y se mantuvo como capital religiosa hasta 1655 a.C. Tebas quedó dividida en barrios y suburbios en torno a los templos de Karnak y Luxor. En la orilla izquierda del Nilo se ubicó la necrópolis, los templos funerarios y los talleres de momificación. La belleza y el poderío de Tebas llegaron a oídos de los antiguos griegos mil años antes de nuestra era.

La primera visita de nuestros viajeros fue a Dendera y Abydos, a un par de horas  de autobús desde Luxor. En Dendera,en medio del desierto y de bancales de cebolla han visitado el  espectacular Templo de Hathor, (Tolomeo XII Auleto 88-51 a.C.) de los pocos que conservan su techumbre. Hathor presidía en el templo los juegos del amor y en su honor de celebraban fiestas con música y danzas. La sala hipóstila con sus seis anexos y el santuario con sus once capillas son impresionantes, así como el techo, decorado con motivos astronómicos. El Dr. Sayed Salama les explicó las distintas significaciones de las estatuas y la decoración interior, así como el alcance de la resurrección de Osiris (que nos recuerda mutatis mutandi, la resurrección de Jesucristo), descuartizado por su hermano Set y reconstruido por la diosa Isis, concibiendo con él a Horus, heredero real.  En Abydos, la ciudad de Orisis, visitaron el Templo de Seti I, el más completo y bonito de Egipto, con siete entradas dedicadas a los dioses Osiris, Isis, Horus, Amón-Ra, Ra-Horaity y Ptah. Un aire misterioso envuelve la atmósfera de este templo, al recorrer sus oscuras salas y santuarios. Una curiosidad: la inglesa Dorothy Eady, conocida como “Omm Sety” en los ambientes, fue una de las últimas residentes; creía ser reencarnación de la sacerdotisa del templo y amante de Seti I. Vivió 35 años en Abydos y se le permitió realizar antiguos rituales en el templo.

A continuación el grupo visitó el fantástico Museo de Luxor, que exibe objetos encontrados en la antigua Tebas. El Dr. Sayed Salama dirigió la visita con explicaciones detalladas sobre el  conjunto de esculturas halladas en 1989 en el Templo de Luxor, las momias de Ahmosis I y Ramsés I, fundador de la XIX dinastía y padre de Seti I. Destacadísima la figura de alabastro de Amenofis III protegido por el gran dios cocodrilo Sobek.  La noche acabó disfrutando de un Espectáculo de Luz y Sonido en el Templo de Karnak, con recorrido del templo al atardecer y con la ejecución de un conmovedor espectáculo desde el Gran Lago Sagrado, descubriendo la historia de Tebas con juego de luces, colores y música.

Al día siguiente nuestros viajeros se trasladaron al Valle de los Reyes, la necrópolis real conocida como “el lugar de la verdad”, con 63 magníficas tumbas reales en la orilla occidental de Luxor. Todo apunta a que los faraones escogieron el lugar para su eterno descanso por la forma piramidal natural de la picuda cima de la montaña Tebana además de para intentar burlar a los saqueadores. El Valle de los Reyes permite descubrir las tumbas de los faraones de las XVIII y XIX dinastías.  Debido a los graves daños sufridos, actualmente sólo es posible visitar una decena de tumbas y todas no podremos verlas: el Departamento de Antigüedades de Egipto ha introducido un sistema de rotaciones abriendo un número limitado de tumbas cada día, pudiéndose visitar únicamente tres de las tumbas más importantes.

La siguiente visita fue al Templo de Hatshepsut, un monumento extraordinario “el más sagrado de los sagrados”, distribuido en terrazas. El templo se integra armónicamente con los acantilados donde se talló, revelando una de las mejores estructuras del Antiguo Egipto. En época de Hatshepsut (1473-1458 a.C.) debió impresionar mucho más por la calzada procesional flanqueada por esfinges; las que quedan se hallan en el Museo Metropolitano de Nueva York. Fue diseñado por Senenmut, amante de la reina. El grupo se trasladó posteriormente a el área donde se erigen los dos Colosos de Memnón, sin rostro, representación de Amenofis III que se levantan 18 m sobre la llanura. El Dr. Salama les habló sobre la leyenda afirma que los Colosos hablaban o silbaban, según  cuentan los antiguos griegos y romanos; ellos creían que era el saludo de Memnón a su madre Eos.

A continuación descubrieron el Memorial de Ramsés III en Medinat Habú, vinculado al dios Amón, rodeado por un recinto fortificado, cubriendo más de ocho hectáreas, incluyendo capillas, anexos, patios, murallas, restos del palacio del faraón, etc., con bajorrelieves y paneles exquisitos. La última visita del día fue a Deir Al Medina, donde yacen los grandes artistas y obreros que trabajaron en las tumbas del  Valle de los Reyes y el Valle  de las Reinas. Es un lugar importantísimo desde el punto de vista histórico y artístico (y científico), pues los continuos descubrimientos (el último de ellos nuevos hallazgos de Zahí Hawass que comentamos en nuestro artículo en el Blog de Oneira del 20/11/19) han permitido conocer las costumbres y la vida cotidiana de personas anónimas, alejadas de la aristocracia egipcia y que nos han aportado un gran conocimiento sobre la vida en el Antiguo Egipto, por los ostracones encontrados en yacimientos, papiros y objetos hallados. Cuenta con detalle sobre todo ello nuestro guía Dr. Salama a todos nuestros viajeros.

Un grupo de viajeros, junto a Gloria y David, volaron en globo por el Valle de los Reyes y Luxor, una experiencia alucinante que os recomendamos realizar si visitáis Egipto. Cerramos esta etapa dejando al grupo embarcado en su Motonave Kon-Tiki, en la que iniciarán su Crucero por el Nilo los próximos cuatro días.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 

 


En ruta hacia el Antiguo Egipto - Dendera y Abydos

Nuestros amigos viajeros de Oneira club de viajeros ponen rumbo en unos días hacia el país de los faraones. Todo está preparado para disfrutar una experiencia extraordinaria en el Antiguo Egipto. Será el viaje de Oneira que cierre este año 2019. No será el último viaje a Egipto pues en próximos años tendremos oportunidad de regresar con este programa onérico. Un viaje para amantes de Egipto; nuestra aventura será conducida en destino por el reconocido egiptólogo Dr Zayed Salama. Asimismo hemos añadido al programa algunas propuestas adicionales al programa principal. Uno de los puntos fuertes de nuestro viaje es conocer dos plazas de importancia histórica, Dendera y Abydos, a las que dedicamos especialmente el artículo de hoy.

En la zona y a unos 75 km al norte de Lúxor se encuentra Dendera, que fue la capital del VI nomo del Alto Egipto. Los antiguos egipcios la llamaron Lunet y Tantere, los griegos la apodaron Tentyris mientras que los árabes acabaron bautizándola como Dendera. Aquí se encuentra el maravilloso Templo de Hathor, uno de los pocos que conservan su techumbre, dedicado a la diosa de la fertilidad y del amor que le da nombre y su enriquecedora necrópolis. Es el templo más grande y ricamente embellecido de la época, repleto de relieves muy abundantes que trataban de describir las ceremonias religiosas que aquí se practicaban con una enorme riqueza de temas y motivos. La mayor parte de mitos que describen los relieves tratan de enaltecer y exaltar al faraón, al que cada uno de los dioses que forman parte del panteón le proporcionaba sus atributos. El edificio más importante de entre todos es el dedicado a Hathor, la diosa con orejas de vaca que aguanta el disco solar entre ellas. Las procesiones eran completamente habituales y trataban de honrar el matrimonio con Horus, el dios con cabeza de halcón. Gracias a que permaneció oculto bajo la arena su conservación ha sido óptima. Tras atravesar la Puerta de Domiciano y Trajano, la cual se conserva casi intacta, se adentra hacia el edificio principal, con una monumental fachada soportada por 6 columnas de capiteles hathóricos, cada uno de ellos correspondido por una hilera de 3 columnas de la sala hipóstila. El techo está ornamentado con motivaciones astronómicas mientras que en las paredes hay representaciones de la diosa Nut junto a criptas decoradas con objetos sagrados y estatuas divinas en 3 de sus lados. Hacia el tejado se encuentran las 6 capillas consagradas a la resurrección de Osiris, descuartizado por su hermano Set. La diosa Isis concibió a Horus a partir de los fragmentos de Osiris. De hecho, es el lugar donde se enterró una de las 16 partes en que fue segmentado el cuerpo de Osiris durante su batalla contra Set. 

A 100 km hacia el oeste se encuentra la ciudad santa de Abydos, también conocida como la ciudad de Osiris, uno de los más sagrados y principales sitios arqueológicos del antiguo Egipto. La ciudad tiene más de 5 mil años de antigüedad y fueron los primeros faraones quienes durante la unificación del Bajo y Alto Egipto eligieron a Abydos, conocida antiguamente como Umm el-Qa’ab, lugar de enterramiento. Con el paso del tiempo, el afán por ser sepultado en la zona provocó que el lugar creciera como centro de peregrinación y de culto, adquiriendo Abydos el estatus de ciudad sagrada (se creía incluso que era aquí donde se encontraba la cabeza de Osiris). De hecho, todos los egipcios estaban obligados a realizar una peregrinación a Abydos al menos una vez en su vida. Originalmente se veneraba a Jentiamentiu, un dios con cabeza de chacal encargado de proteger la necrópolis, quien terminaría siendo asimilado por Osiris, dios egipcio de la resurrección y de los muertos, simbolizado por la regeneración y fertilidad del Nilo. Fue aquí donde los reyes mandaron levantar un cenotafio donde los faraones colocaban una estela con su nombre inscrito aguardando que tras su muerte pudieran realizar en barco la última travesía hasta llegar a ciudad santa. Ya en la ciudad y sobre la ribera occidental del río Nilo, se sitúa el Templo de Seti I, levantado por el segundo faraón de la dinastía XIX, Seti I y consagrado a su padre Ramsés I y al dios Amón-Ra. La construcción es de una importancia vital, no solo por su increíble arquitectura sino también porque posee grandes escenas representadas en torno a la vida de Seti I y su hijo Ramsés II, las cuales representan un sustancial documento religioso e histórico. De hecho, aquí se encontraron una de las  raras Listas Reales que menciona a 77 reyes del Antiguo Egipto desde Menes, de la I Dinastía, hasta el propio Seti I, lo que ilustra cómo entendían los egipcios su propia historia. Erigido en piedra caliza, su planta posee forma de L y cuenta con 7 grandes entradas dedicadas a los dioses Osiris, Isis, Horus, Amón-Ra, Ra-Horajty, Ptah y al faraón que da nombre al templo. Una de las escenas más llamativas y extraordinarias del interior es la imagen de Seti frente a Osiris. El Santuario de Osiris conecta con cámaras interiores dedicadas al dios, a su hijo y a su mujer, a Isis y a Horus, e incluso al omnipresente Seti. Entre sus particularidades destacan las Siete Capillas Axiales, dedicadas a Seti I divinizado, Ptah, Harmajis, Amón-Ra, Osiris, Isis y Horus. 

¿Quieres disfrutar el mejor viaje a Egipto? Escríbenos y te informaremos.

Alberto Bermejo 

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Enlaces e Información Viaje a Egipto Oneira diciembre 2019

Amigos de Oneira club de viajeros: en breve iniciamos una apasionante aventura por las tierras del Antiguo Egipto, en diciembre de 2019. Los viajeros apuntados a este viaje van a disfrutar de una experiencia fascinante en el país de los faraones, de la mano del afamado egiptólogo Doctor Sayed Salama, que será nuestro guía acompañante de lujo. Hemos previsto experiencias muy especiales en nuestro recorrido.

Siempre nos gusta acompañar cierta información de especial interés para los que nos acompañarán en este periplo, en especial de carácter cultural, aunque ya hemos ido publicando artículos de interés en nuestro blog Oneira y compartido información con nuestros amigos viajeros en nuestro dossier que servirá de programa de viaje para todos vosotros. No os perdáis revisar el enlace a  @ProyectoDjehuty dirigido por españoles.

No quiero dejar de compartir con vosotros un enlace fundamental, el del Proyecto Djehuty @ProyectoDjehuty www.excavacionegipto.com  En Facebook. Este proyecto tiene como objetivo la excavación, restauración, publicación científica y divulgación de un conjunto de monumentos funerarios y enterramientos en la colina de Dra Abu el-Naga (al norte de la antigua ciudad de Tebas). La clave de este proyecto es que está dirigido por españoles, desde el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC Madrid, y su alma mater es José Manuel Galán un afamado egiptólogo español, Director del proyecto. Merece la pena echar un vistazo a la información en la Web, el diario de las excavaciones, el material audiovisual. Indispensable para todo amante del Egipto faraónico; para conocer la actividad de los españoles en el país.

Un libro, muy especial. Especialmente editado. “Tutankhamón. El viaje por el Inframundo”.  Una exquisitez de Sandro Vannini,  publicada en el centenario de la primera expedición de Howard Carter. Vannini es un experto fotógrafo, especializado en la reproducción fotográfica de murales y objetos del antiguo Egipto. Una guía iluistrada sobre el viaje de este faraón tras su muerte. Para deleitarse con ella sin prisas. Yo estuve ojeándola en una librería madrileña.

Abordamos a continuación algunas noticias sobre Egipto.  Descubierta una necrópolis predinástica en Ismailia. Perteneciente a ese período un tanto oscuro que se desconoce extraordinariamente. Una cronología entre 3300 – 3150. Aquí tenéis algo de información.

En su búsqueda de las tumbas de Nefertiti y la esposa de Tutankhamón, Zahí Hawass, el incombustible egiptólogo egipcio (y Exministro de Antigüedades) se ha topado con hallazgos de importancia en los valles de los Reyes y de los Monos. Estos descubrimientos se vinculan a personas que horadaron en el desierto tumbas para los faraones: preparación de ajuar funerario, áreas de descanso para los artistas y obreros, talleres, etc. En este caso no se trata de objetos pertenecientes a la realeza, sino vasijas y todo tipo de elementos que cuentan la historia de las gentes que construyeron las tumbas del Valle de los Reyes.

Todos somos un poco fans de los trabajos de National Geographic. Aquí tenéis un enlace donde encontraréis fotos preciosas del lugar que vais a visitar.

Si tenéis Netflix o Movistar tendréis acceso a múltiples documentales sobre Egipto. Me encontré no obstante este otro documental en Internet de lo más interesante: El Libro de los Muertos  un documental de lo más completo (hora y media) que profundiza en las creencias de los antiguos egipcios tras la muerte, con historias de tumbas y de momias. Fascinante. Buena calidad. Lo tenéis en Youtube.

Valgan todos estos enlaces e informaciones como introducción a nuestra aventura de diciembre. ¡En dos semanas salimos de viaje a descubrir los misterios del Antiguo Egipto!  Nos vemos en los viajes.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Libros para tu viaje a Egipto

Nuestro viaje al Antiguo Egipto de diciembre de 2019 lo tenemos más cerca. Y toca ahora hacer un repaso por la literatura que podemos encontrar relacionada con esta mágica civilización. Los libros que podemos hallar sobre la temática son miles y se torna complicado hacer una selección, pero nos aventuraremos a realizarla. Conocer algunos  de estos libros nos ayudará a tener un mejor conocimiento del viaje completo e intenso que vamos a realizar. Podéis seguir leyendo.

Iniciamos nuestra propuesta con un enlace a una de las últimas entradas sobre Egipto que incluimos en nuestro blog oneira.es el pasado 8/7/19 . Lo titulamos: Pequeñas y grandes historias (y novelas) del Antiguo Egipto.  Aquí encontraréis comentarios con enlaces sobre el libro “La herida de la Esfinge” de Terenci Moix, “Sinuhé el egipcio” de Mika Waltari,  Ramsés el hijo de la Luz” de Christian Jacq,  La Esfinge” de Robin Cook y “La Maldición de Ra, Keops y la Gran Pirámide” del Premio Nóbel de Literatura Naguib Mahfuz.  Valga como muestra de pequeña y gran literatura sobre el Antiguo Egipto. Podéis acceder desde aquí a mi artículo:

https://oneira.es/pequenas-y-grandes-historias-y-novelas-del-antiguo-egipto/

El pasado 21/7/19 en nuestro blog Oneira publiqué la reseña de un libro fascinante: “Egipto, sueño de Dioses” de la Editorial Círculo de Tiza, con una doble mirada, la del poeta romántico Gerard de Nerval y la novelista Amelia B. Edwards. Muy interesante. Podéis acceder al artículo desde este enlace:

https://oneira.es/egipto-sueno-de-dioses/

Una revista monográfica,Altaïr   EGIPTO. Tiene publicado en 2004 en 163 páginas diferentes artículos de calidad respecto de Egipto, tratados con enfoque viajero y ameno, dejando de lado el academicismo. Con información práctica, costumbres, historia, religiones, tradiciones, etc. No la he revisado completamente, es posible que en algún caso pueda estar algo desactualizada. 

Uno de esos libros clásicos que recogen un viaje de otro tiempo. Hablamos del siglo XIX y de Flaubert. Oriente fue tema recurrente en su juventud. Junto con el fotógrafo Maxime du Camp, nuestro escritor realizó su viaje soñado, recorriendo entre 1849 a 1851 Egipto, Líbano, Palestina, Rodas, Asia Menor y Constantinopla. Egipto Viaje Oriente de Editorial Cabaret Voltaire 2010 recoge la primera etapa de su viaje con fotografías de Du Camp, de todos los sitios que veremos en nuestro viaje Oneira. 

Otro de los libros “que hacen época” es uno que me he encontrado editado por Miraguano en 2013: “Relatos de viajes por Egipto de la época de los Reyes Católicos”. Y es que a finales de la Edad Media proliferaron los viajes de peregrinación a Tierra Santa. Desde Venecia embarcan peregrinos en búsqueda de beneficios espirituales. 5 relatos, 5 viajeros, Bernardo de Breidenbach, el Cruzado, Pedro Mártir de Anglería, Diego de Mérica y Alonso Gómez de Figueroa contaron la historia de su viaje por El Cairo, lugares bíblicos del Mar Rojo y Monte Sinaí y por el Nilo. Es una edición comentada dpor Victor de Lama de la Cruz, de la Universidad Complutense. 

Y para finalizar una mirada un tanto más esotérica al país de los Faraones: “Un viaje mágico por Egipto” de Fernando Jiménez. En el marco de una colección dirigida por Lorenzo Fernandez Bueno. El libro no es fácil de encontrar pues se encuentra descatalogado, pero me apetecía señalar su existencia. Ediciones Espejo de Tinta 2007.  Estructurado como un viaje virtual, el autor recopila experiencias, conversaciones y reflexiones sobre el Antiguo Egipto y sus misterios. 

¡Feliz viaje al Antiguo Egipto amigos!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 

 


El valle de los Reyes, panteón de los faraones del Antiguo Egipto

La necrópolis real conocida como el  Valle de los Reyes, "el lugar de la verdad",  se encuentra en el lado más occidental de Tebas (Luxor). Y ya lo dijo en su momento Howard Carter, El Valle de los Reyes, ¡Cómo hace soñar ese simple nombre! De todas las cosas maravillosas de Egipto no hay ninguna que excite de tal manera nuestra imaginación. Lejos de los sonidos y de la rutina, en este valle de puro desierto sobre una cima en forma de pirámide natural, reposan más de 30 reyes del Antiguo Egipto, sus faraones. Son 63 tumbas magníficas.

Los ocupantes eligieron en vida este lugar para su eterno descanso por la forma piramidal natural de la picuda cima de la montaña Tebana; con intención asimismo de burlar a los saqueadores. Debido a los graves daños sufridos actualmente solo es posible visitar una decena de tumbas y todas no se pueden ver: el Departamento de Antigüedades de Egipto ha introducido un sistema de rotaciones abriendo un número limitado de tumbas cada día. Los panteones más destacados son: Tumba de Ramsés IX, Tumba de Merenptah, Tumba de Ramsés I, Tumba de Ramsés VI, Tumba de Ramsés III, Tumba de Horemtheb, Tumba de Amenofis II y Tumba de Setnajt.

Durante 5 siglos y 3 dinastías, las XVIII, XIX y XX, de 1552 a 1069 a. C., el Valle de los Reyes fue empleado para acoger las momias de los faraones y de algunos mandatarios aceptados a quedarse por toda la eternidad junto a los soberanos que marcaron con su espíritu aquella magnífica época conocida como el Imperio Nuevo. Por ejemplo, Tutmosis III, Tutankhamon o Ramsés II fueron enterrados aquí. Durante el Reino Antiguo y el Reino Medio, los reyes del Antiguo Egipto eran sepultados en enormes pirámides levantadas en la zona norte del país, cerca de la capital, Menfis.

Tras la construcción de las últimas pirámides, Egipto se adentró en un intenso periodo de crisis generando la pérdida de poder de los faraones. A través de Asia accedieron a Egipto los hicsos, que terminaron dominando la zona del Delta. Al mismo tiempo, la región sur del país terminó en manos de una familia gobernante instalada en Tebas, provocando la división de Egipto en dos. Cuando la familia real de Tebas se apoderó de todo el territorio y sus miembros adquirieron el título de nuevos faraones, decretaron que Tebas se convertiría en la nueva capital del país y que no se construirían más pirámides, ya que estas eran muy grandes y fáciles de robar. Esta decisión implicó el enterramiento de las momias en un lugar más discreto y apartado, donde nadie pudiera acceder y con mayor seguridad. Este lugar es el Valle de los Reyes. La última tumba de las 63  descubiertas fue la de Tutankamón. Suelen estar embellecidas con relieves y fragmentos del Libro de los Muertos junto a otros escritos funerarios.  Es interesante conocer la importancia que concedían los reyes al denominado Libro de los Muertos. Se colocaban estos textos sagrados con las fórmulas que había que pronunciar ante los guardianes en las entradas de cada una de las doce horas de la noche. Estas fórmulas estaban contenidas en estos textos, que realmente los egipcios llamaban "Libro de la salida a la luz".

Los sarcófagos de madera se introducían unos dentro de otros a la manera de muñecas rusas, en ataúdes sucesivos; protectores todos ellos de la momia real. Los primeros féretros son trabajados en madera finalmente labrada y/o tejidos. Los siguientes son elaborados con materiales nobles como oro y vidrio en imitación de piedras preciosas. Los sarcófagos externos son terminados en piedra. Aunque hay diferencias dependiendo de los distintos reyes. Fascinante, ¿no es así?

Daniel Bermejo y Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


El Templo de Hatshepsut, la reina faraón de Egipto

Hatshepsut fue el quinto faraón de la XVIII Dinastía. Y ojo, que fue una fémina y muy poderosa; en todos los sentidos una verdadera faraona. Fue la segunda mujer en el trono después de Sobekneferu. Se aupó a lo más alto en 1.478 a.C. De linaje impecable, hija, hermana y esposa de un rey y muy inteligente. Se condujo con éxito en su reinado. Se cuenta que tuvo como amante al arquitecto responsable del templo erigido en su honor; el extraordinario Templo de Hatshepsut, que visitaremos en nuestro viaje a Egipto de diciembre de 2019.

El imponente Templo de Hatshepsut,  “el más sagrado de los sagrados”, es el templo más importante de los levantados en Deir el Bahari y único en el país. Se construyó durante los años séptimo y vigesimoprimero del reinado de Hatshepsut. El templo se integra armónicamente con los acantilados donde se talló, revelándose como una de las mejores estructuras del Antiguo Egipto.

En época de Hatshepsut (1473-1458 a.C.) debió impresionar mucho más por la calzada procesional de 36 metros de ancho flanqueada por esfinges qué guiaban desde la entrada hasta el Gran Patio; las esfinges que se han conservado se hallan en el Museo Metropolitano de Nueva York. Podéis imaginad el aspecto que en su conjunto debió tener todo el complejo. Fue diseñado por Senenmut, el mencionado amante de la reina. Al recinto se accede por el Gran Patio, atravesando dos terrazas graduales conectadas por medio de rampas.

Al entrar encontramos la primera terraza, un gran patio cercado por muros de pequeña altura con un pórtico doble de cierre embellecido con relieves que simbolizan barcazas hechas con el fin de cargar obeliscos desde Asuán hasta el gran templo de Amón en Karnak, junto a secuencias de pesca y de caza. Los de la columnata norte detallan el nacimiento divino de la reina Hatshepsut. Los relieves mejor conservados se ven en la terraza intermedia.

Otros fascinantes lugares son el santuario de Amón,  además de la terraza superior y la intermedia, la columnata de Punt y los restos existentes del templo de Mentubotep I. Este últimpo templo fue construido en el Imperio Medio y es el más antiguo. Un corredor subterráneo penetraba en la montaña hasta el panteón. La Tercera Terraza está cerrada al público y comprende un patio central con columnas. El Santuario del Templo penetra en el acantilado. No se conserva prácticamente nada del templo que Tutmosis III construyera; se concibió para eclipsar al de la reina y debió tener un bello aspecto a juzgar por la calidad de los bloques que se conservan.

Como veis, sin duda un templo grandioso. Y un dato, fue descubierto en el siglo XVIII. Estuvo siglos y siglos cubierto completo de arena, lo que ayudó a su mejor conservación.

Alberto Bermejo y Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Uso de cookies

“Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies