Viaje a Cuba ¡Cautivadora y auténtica! febrero 2020

Nos complace presentaros un nuevo proyecto Oneira para el próximo mes de febrero de 2020: un viaje a Cuba. Un viaje varias veces pospuesto y que creemos que es el mejor momento para acometerlo. ¿Quieres vivir una aventura en Cuba con Oneira? ¡Acompáñanos!. En este momento estamos diseñando el mejor itinerario con las mejores propuestas para los viajeros que vengan con nosotros. Si estás interesado en este destino escríbenos a info@oneira.es y te informaremos de todas las novedades de este viaje en próximas semanas.

Cuba está bañada por el océano Atlántico, el mar Caribe y las aguas del golfo de México. Es la mayor isla de entre las Grandes Antillas, situadas al sur del Trópico de Cáncer. A 180 km de Florida, 210 km de México y muy cerca de Haití y Jamaica.

En febrero de 2020 ONEIRA club de viajeros. parte rumbo al Caribe para conocer la auténtica y cautivadora Cuba. La isla donde Cristobal Colón arribó en su primer viaje (1492) Es el mejor momento para visitar esta hermosa isla anclada en el tiempo, consentida por el Caribe, que en enero pasado celebró los 60 años de su revolución, perenne en cada rincón de la isla y con todo, abierta de par en par a la modernidad  y al siglo XXI. Bienvenidos a uno de los países con mayor diversidad musical del mundo: desde el son y la salsa hasta el hip-hop. Fascinante dicotomía cubana. Fachadas y edificios destartalados llenos de encanto, con sus gentes maravillosas,  creativas y acogedoras. Un legado cultural soberbio, con ciudades coloniales de las más bellas del mundo que no en vano son Patrimonio de la Humanidad UNESCO:  Santiago de Cuba (Castillo de San Pedro de la Roca), la Ciudad vieja de La Habana, los magníficos edificios del XVIII y XIX de Trinidad, o los  centros históricos de Cienfuegos y Camagüey.  Con paisajes extraordinarios, no sólo sus reconocidas playas de arena blanca,  como el valle de  Viñales un Parque Nacional también reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, que también visitaremos. Y a destacar también su exquisita oferta culinaria.

Cuba es sinónimo de sol, plantaciones de caña de azúcar, altas palmeras y playas cristalinas maravillosas de tonos azules y turquesa. Con una cultura riquísima que aúna tradición y modernidad a un tiempo. Una isla joven, repleta de color y música, que mantiene una identidad característica. En Cuba también descubriremos paisajes montañosos y paisajes exquisitos.

La oferta de actividades de ocio en Cuba es extraordinaria. No en vano la pasión por la música de los cubanos es bien conocida, así como su gusto por el arte, el baile y el teatro. Durante todo el año puede disfrutarse de representaciones teatrales, ballet, conciertos y festivales.  La mayoría de sus ciudades disponen de salas de teatro y conciertos y las pequeñas poblaciones cuentan con una Casa de Cultura o de la Trova que acogen actuaciones de música cubana tradicional. Las Casas de la Trova son espacios donde la gente puede escuchar música en directo, bailar o tomar un cóctel. Fueron fundadas en 1959 en prácticamente todas las capitales de provincia del país.

Y si tú viajero tienes una especial predilección por las bellas playas con palmeras típicas de Varadero, en Cuba, de merecida fama internacional, al finalizar nuestro viaje en grupo podrás dedicar unos días a relajarte frente al mar (Extensión a Varadero, opcional)

Toda la información sobre el viaje: https://oneira.es/viaje-a-cuba-2020/

Si estás interesado en el destino, escríbenos info@oneira.es

¡Viaja con ONEIRA a la Cuba más auténtica y cautivadora!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Cuaderno de bitácora: Viaje a Perú Oneira Semana Santa 2019

Os contamos, amigos, nuestro viaje a Perú, de Semana Santa 2019 de Oneira club de viajeros que hemos disfrutado con nuestros buenos amigos viajeros . Una de nuestras citas imprescindibles, el pueblo hermano de Perú, que ya visitamos en 2014 en el anterior proyecto PERIPLOS. El Perú que dicen fuera “conquistado” por españoles hace siglos, y que ha sido este lugar quien ha conquistado a todos los viajeros de Oneira. Y es que este país lo contiene todo en sí mismo: yacimientos arqueológicos, museos, cultura fascinante, paisajes de ensueño, ciudades coloniales y poblaciones de cultura y riqueza milenarias. Perú es una mezcla de culturas, pueblos, geografías, lenguas y gastronomía. Una puerta a la gran aventura de Oneira club de viajeros. En este viaje la expedición fue comandada por el Adelantado David Esteso, alma máter de Más Que Un Plan Agencia de Viajes, nuestro nuevo equipo desde 2019 en la preparación y programación de los mejores viajes de Oneira club de viajeros.  Os dejamos con nuestra particular bitácora viajera, para dejar negro sobre blanco de lo que este viaje ha representado para todos nosotros.

12/04/19 - 13/04/19. El primer disgusto nos lo encontramos con lo clásico en estas fechas: los problemas aéreos. Un retraso de cerca de 3 horas impediría iniciar el viaje a la hora prevista. Tras un cansado viaje nocturno en avión el vuelo aterrizó sin incidentes en el Aeropuerto de Lima. Allí nos esperaba el equipo de agentes peruanos que se responsabilizaron de llevar a buen término nuestra aventura programada con detalle desde hace meses: los hermanos Silva, Yasser y Fernando, y también José Lezama el guía local. ¡El viaje comenzaba y lo hacía en Lima, capital de Perú!.

Esta extensa metrópoli, elevada encima de una larga costa de acantilados desmoronados, sumerge a quienes la visitan en una mezcla de templos precolombinos, culturas milenarias, museos de arte y cerámica sublime, apasionantes procesiones religiosas y una revolución gastronómica a la altura de las mejores del mundo. Visitamos lo más importante. Huaca Pucllana, un centro ceremonial de adobe sorprendente, que data del 400 d.C. Imperdible el Centro Histórico de Lima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988, repleto de ejemplos de arquitectura colonial conservada hasta ahora y bonitas iglesias barrocas. La Plaza Mayor fue el núcleo del asentamiento del imperio español en el continente. Algo cansados, descubrimos todos los maravillosos lugares de esta gran capital. A la hora del almuerzo el grupo se desplazó a tener un primer encuentro con los ricos platos de la gastronomía peruana, asistiendo a una clase de cocina local en la que aprendieron a preparar un delicioso ceviche y pisco sour, una bebida espléndida. El ceviche es un plato peruano por excelencia, que ha enamorado a gastrónomos de todo el mundo, elaborado con pescado, ají, limón, pimienta, ajo, cebollas moradas, cilantro y sal, todo bien macerado. Nuestros amigos viajeros lo aprendieron a hacer, y quien se animó para la preparación del mismo fue Cristina, que con su gorro de cocinera preparó un buen plato (quizás le faltó algo de cilantro). Yo estoy enamorado del pisco sour. Es un cóctel elaborado con pisco (un tipo de aguardiente de uvas) y zumo de limón; nada más, y nada menos, con el especial toque del barman. Perú y Chile se pelean por la propiedad de esta bebida.   

A 31 kilómetros de Lima se encuentra Pachacamac, yacimiento inca con una ciudadela precolombina de adobe, palacios de piedra y templos piramidales. Fue un importante centro inca a la llegada de los españoles, que empezó siendo un centro ceremonial de la cultura lima hacia el año 100. El nombre se traduce como “Aquel que animó el mundo” o “El que creó la tierra y el tiempo”. Levantado en honor al dios huari de dos cabezas. A destacar el Templo de las Doncellas Incas, “las elegidas”, donde David sugirió fotografiar sólo a  las chicas del grupo. Al acabar nuestra visita tocaba moverse  hacia el Museo Larco Herrera, del que nos enamoramos en nuestra visita de 2014, y que encierra más de 45000 piezas de la colección privada de Rafael Larco Herrera (1901 – 1966). Sus nuevas galerías exhiben la mejor y más completa colección de oro y plata del Perú precolombino en el mundo; así como su famosa colección de cerámica erótica, lo que siempre da para las consabidas comparaciones, bromas y chanzas. Allí se disfrutó de una buena comida al aire libre, en un entorno precioso, en sus jardines. Los viajaros tomaron pisco sour local y el mate de coca; a Micaela y a Conchi les entró un ataque de risa que algunos atribuyeron al mate. Esperemos que también les ayude a sobrellevar el “mal de altura” en el Altiplano, dentro de una semana. Conectamos con el aeropuerto en dirección a Trujillo. Allí nos recibieron Henry y Alexis. Mañana conoceremos Trujillo y los importantes yacimientos que nos ofrece esta gran localidad peruana.

14/04/19 - 16/04/19. Nos preparamos temprano para conocer Trujillo, una ciudad con una herencia histórica de más de 12000 años de pueblos peruanos. Nos dirigimos hacia Chan Chan, (DECLARADO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1986) capital del reino chimú, la ciudad precolombina más grande de toda América y la mayor de adobe del mundo, hasta caer bajo el poderío inca. Su majestuosidad perdura en el tiempo. Se ubica frente al mar, muy cerca de la desembocadura del río Moche. En su apogeo llegó a contar con cerca de 60.000 habitantes y una enorme riqueza. Recorrimos sus plazas ceremoniales, adoratorios, graneros, templetes y su plataforma funeraria. Los cercanos centros arqueológicos Huaca del Sol y de la Luna son dignos de admiración, mucho más antiguos que los de Chan Chan y atribuidos al periodo mochica. El museo hace revivir la iconografía moche destacando piezas como el Pato Guerrero, el Sacerdote Ciego y piezas como el Felino. La Huaca del Sol de 43 metros de altura es la estructura individual más grande de Perú. Nos gustaron los bonitos murales polícromos con representaciones religiosas que pudimos contemplar.

Comimos bien en Trujillo, pegados al mar.  Dedicamos parte de la tarde a conocer los tradicionales caballitos de totora, antiguas embarcaciones mochicas. Uno de los pescadores nos hizo una demostración sobre su uso en la antigüedad y cómo se emplean en la actualidad. Por la noche algunos cenamos en el restaurante El Celler de Cler, muy buen puntuado en Tripadvisor y que desde aquí recomendamos, en el centro de la ciudad. No dejes de visitarlo si vienes a Trujillo. Nos encantó la ciudad por la noche, con un sabor colonial muy especial. Es una de las ciudades que más han crecido, una de las más importantes del país. Como la visitamos en día feriado, en plena Semana Santa, el ambiente  era soberbio. Por la mañana los actos litúrgicos culminan con la bendición de las palmas. Por la tarde-noche el ambiente es muy festivo, con todos los trujillanos paseando por las calles de esta hermosa ciudad. 

Andar por las calles de Trujillo, la Ciudad de la Eterna Primavera es delicioso. Nos encantaron sus edificios coloniales y su Plaza Mayor. Algunas casas y mansiones que visitamos nos sorprendieron. Es una ciudad que hay que anotar para volver con más tiempo. Por la tarde continuábamos con nuestra particular cita con la arqueología peruana. En el entorno del valle de Chicama nos esperaba el Complejo Arqueológico El Brujo, y conocimos la Huaca Prieta,  la Huaca Partida (Huaca el Brujo) y la Huaca Cao Viejo con decoraciones policromas en alto relieve en las paredes, lugar del hallazgo de la Señora de Cao, quien posiblemente fue la gobernante y sacerdotisa de dicho lugar. En el Museo de Cao se exhiben las piezas encontradas en la tumba de la Dama de Cao (joyas en oro, plata y piedras preciosas; cerámicas, etc.). La Momia de la Dama de Cao, con tatuajes de serpientes, arañas en los brazos y piernas se conserva en estas instalaciones. Cuentan los guías que las Huacas en general y en la del Brujo en particular son centros de energía, de acuerdo con la tradición ancestral,  y han recibido peregrinaciones de gentes de otros lugares buscando beneficiarse de dichas energías positivas. Lo cierto es que nos sentimos muy bien en estos mágicos lugares.  Continuamos ruta hacia Chiclayo.

Visitamos el Mercado de Brujos. En este singular mercado encontramos una variedad de productos y hierbas medicinales usados por los chamanes de la zona. Las creencias chamánicas del lugar son potentes. Alexis nos ha hablado aquí de temas esotéricos, curaciones, chamanismo y nos ha destacado los baños de florecimiento, en aguas de flores, hierbas, etc. Para eliminar todas las energias negativas y salir totalmente renovados con energía positiva ¡ahí es nada! En esta ciudad hay lugares con interés arqueológico que visitaríamos: el Museo Nacional de Sicán y el Complejo Arqueológico de Batán Grande. Pero el más fascinante fue el Museo de las Tumbas Reales de Sipán que cuenta con 10 salas de exhibición en todo su recorrido, con todos los tesoros del Señor de Sipán y una  gran colección de objetos de oro, plata y cobre de la cultura Mochica. Está considerado como unos de los mejores museos de Latinoamérica. Hay que recordar que hace varios años visitamos en  el Museo Marq de Alicante (Museo Arqueológico Provincial)  una impresionante colección prestada de este museo y titulada: El señor de Sipán: misterio y esplendor de una cultura pre-inca, que incluía la recreación de su tumba.

17/04/19 - 18/04/19.  Nuestro relevante y próximo punto de destino fue Arequipa, la ciudad Blanca y cuna del afamado escritor Mario Vargas Llosa, una de las ciudades coloniales más importantes de Sudamérica, repleta de riquezas culturales. Ya lo decía Jorge Polar, el poeta: “No se nace en vano al pie de un volcán”.  Y es que la ciudad está amparada por tres grandes volcanes y sus calles están repletas de edificios barrocos que no nos dio tiempo a verlos todos. En el Museo de Santuarios Andinos se conservan diversas momias de niños o adolescentes ritualmente sacrificados a la montaña, al volcán y a la Pachamama, presuntamente para calmar la ira de los dioses. La momia más importante es “Juanita”, la doncella de hielo, sacrificada en 1450 y que ¡siempre está de viaje! en otras muestras o museos. Recorrimos diversas Iglesias y Capillas, el Mercado San Camilo y paseamos por las calles de esta encantadora ciudad, con el protagonismo de su Plaza de Armas. La Catedral de Arequipa está levantada a partir de sillares blancos y el interior es sencillo, espacioso y luminoso. El lugar que más nos conmovió de Arequipa fue el Monasterio de Santa Catalina de Siena, ¡una verdadera ciudadela erigida en la propia ciudad!. Levantada en barro y sillar con excelentes obras artísticas al fresco y otros tesoros religiosos y pictóricos, ocupando un área de 20.000 m2. Las primeras mujeres que ingresaron a este convento fueron criollas, mestizas e incluso indígenas. Su estructura es laberíntica, ¡fácilmente te puedes perder! con intrincados pasillos. En este convento las monjas disponían de doncellas o esclavos, e invitaban a músicos y se daban a la gran vida, poco frecuente en el ámbito cristiano. En 1871 el Papa Pio IX puso orden y acabó con sus tradicionales fiestas. Parte del grupo por la noche nos dirigimos a cenar al restaurante Chicha, del chef Gastón Acurio, disfrutando de una muy agradable velada con buenas viandas y buen pisco-sour.

El día siguiente fue puramente de autobús. Atravesamos la Pampa Cañahuas para alcanzar el Cañón del Colca, actualmente considerado el primer cañón más profundo del mundo, según los estudios de un polaco en el año 2005. Nuestro autobús nos llevó por Vizcachani, las Pampas Toccra y bordeamos el cráter del volcán Chucura alcanzando el Mirador de los Andes en Patapampa, a una gran altura, más de 4.000 metros. Allí nos hicimos una fotos preciosas. Después descendimos al pueblo de Chivay, con excelentes vistas, aunque llegamos bien caída la tarde. Visitamos los baños termales las Caleras, y unos cuentos viajeros  aprovecharon para darse un chapuzón y disfrutar de las cálidas aguas antes de ir al hotel.

19/04/19 - 20/04/19. Continuamos haciendo carretera y viendo pueblos y localizaciones maravillosas de esta parte del Altiplano peruano. Estamos a casi 4.000 m de altitud y conviene que vayamos aclimatándonos para llegar frescos y despiertos al área de Cuzco y Machu Picchu, culmen de nuestro viaje. Dormir en altura como hacemos estos días nos permite fabricar glóbulos rojos que nos ayudarán a oxigenar nuestro cuerpo y aclimatarnos bien. Cruz del Cóndor que se encuentra a 40 km de Chivay es un paraje espectacular donde pudimos apreciar el vuelo del cóndor. Decenas de ellos saludaron a todos los que presenciábamos el espectáculo sobre el Cañón del Colca. Sólo faltaba la mítica canción peruana “El cóndor pasa” para crear el momento perfecto del día. En estos trayectos disfrutamos paisajes andinos llenos de encanto: bosques de piedras, lagunas inmensas con variedad de aves, pequeños caseríos y algunos pueblos. Hasta llegar a Puno, la capital del folclore peruano y a fe que es así pues en el lugar hay continuas procesiones y bailes locales.

Desde Puno nos preparamos para disfrutar una jornada inolvidable en el Lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo. Los de acá creen que fue en este lago donde nacieron el sol y los padres del pueblo inca: Mano Cápac y Mama Oclio.  Visitamos las Islas flotantes de los Uros, construidas con capas de totora que se reponen constantemente. Es toda una isla vegetal artificial. La totora sirve también para construir sus viviendas y sus balsas. Continuamos visita en el lago en Isla Taquile, una isla diminuta de 7 km2 con una población de 2000 habitantes. La comunidad nos recibió amablemente y conocimos sus costumbres y tradiciones; allí tuvimos nuestro almuerzo con productos locales. El paraje del Lago Titicaca es espectacular y bellísimo.

21/04/19 - 22/04/19. Domingo. Hoy iniciamos ruta hacia una de las ciudades emblemáticas del Perú, Cuzco. Por el camino, progresivamente más aclimatados a la altura, visitamos el recogedor Sitio arqueológico de Sillustani, uno de los yacimientos funerarios más sorprendentes sito en un hermoso lugar. Es un lugar muy visitado por heterodoxos y gentes seguidores de misterios ancestrales. En el Museo lítico de Pukara se exponen algunas de las tallas más importantes de la época preincaica. Su pieza más importante: “El degollador”, un monolito representando Hatun Ñakaq, una de las mejor talladas del conjunto y es un ícono de la fiereza de la cultura Pucará. Sostiene una cabeza humana; considerado el monolito más sanguinario del conjunto museográfico. Otros yacimientos visitaDos: Raqchi (el Templo del Dios Wiracocha). Paramos en el bonito pueblo andino de Andahuaylillas, donde se ubica la Iglesia de San Pedro, preciosa edificación del siglo XVII.

Lunes. Hemos dormido en Cuzco, corazón del Imperio Inca en la región más bella del cono sur americano. En nuestra opinión en la ciudad más bonita de todo América, pero esto es algo subjetivo... La mañana la dedicamos a visitar los centros arqueológicos de los alrededores: el más impactante  la Fortaleza de Sacsayhuamán, imponente muestra de arquitectura militar incaica que domina la ciudad. Aquí aun se celebra cada 24 de junio de cada año el Inti Raymi recreando la adoración de los ancestros al dios Sol, la festividad más solemne y grandiosa del imperio incaico. El Inca Pachakuteq mandó a construir el Qorikancha, un fastuoso templo dedicado a reverenciar al Sol, dios al que los incas denominaban Apu P`unchao o Apu Inti. Este Templo del Sol lo visitaríamos por la tarde. Otros yacimientos fueron los importantes Qenko y Puka-Pukara, soberbios. Entramos a conocer Tambomachay, conocido como “los baños del Inca”; formado por una magnífica bañera de piedra ceremonial que canalizaba el agua de un manantial; algunas teorías lo asocian al culto al agua de los antiguos incas. En Nuestra historia en Instagram hay algunas fotos. Por la tarde disfrutamos el centro histórico de Cuzco con sus monumentos y plazas más características. La Plaza de Armas es una de las más bellas del mundo, rodeada por una arcada colonial. La Catedral y diversas iglesias que visitamos nos fascinaron. El Barrio de los Pintores de San Blas gustó mucho a los viajeros. Preparamos una despedida anticipada del viaje cenando en ambiente festivo en un restaurante destacado que nos ofreció un espectáculo de folclore de gran nivel.

23/04/19 - 24/04/19. Hoy nos adentramos en el inefable Valle Sagrado de los incas. El río Urubamba se abre paso a través del mismo y discurre junto a los atractivos pueblos andinos, pueblos militares incas que se caen a pedazos y cultivos en terrazas de origen inmemorial. Hemos conocido imponentes ciudadelas incas junto a otros yacimientos, mercados  (como Chincheros) y vistas de gran belleza. Conocimos las Minas de Sal de Maras, una explotación de sal que se remonta al Tahuantinsuyo y otros maravillosos lugares en el área. Por la noche participamos en una Ceremonia ancestral inca conocida como Coca k´intu; esta ceremonia tiene como protagonista a la sagrada hoja de coca venerada por los incas, una ceremonia de agradecimiento a los Apus por la vida. Lo cierto es que la ceremonia fue muy emotiva. En torno a una hoguera, bajo un cielo estrellado y en una perfecta atmósfera, siguiendo la voz de Shura, con el músico Taray envolviéndonos con su música… nos ofrecieron 3 hojas de coca a cada uno, que entregamos al fuego purificador pensando en 3 deseos. Esta actividad nos ilustra sobre muchas de las reuniones o encuentros que en torno a ritos ancestrales  incas aún se siguen realizando por los peruanos. 

Al día siguiente continuamos las visitas por el Valle Sagrado, pues no en valo seleccionamos un hotel del entorno para poder tener a mano todas las visitas más importantes.  A destacar una visita al Museo Inkary, inaugurado recientemente. Uno de los museos más completos de las culturas prehispánicas hasta llegar a la inca pasando por Caral, Lambayeque, Chavín, Paracas, Moche, Nasca y Chimu. Continuamos todo el día disfrutando de hermosos paisajes y visitando centros arqueológicos muy destacados, como las Ruinas de Pisac. El gúia nos contó algunas formas de distribución de trabajo colaborativo entre los pueblos del Valle. La minka es una tradición de trabajo colectivo voluntario con fines de utilidad social; la mita es un sistema de reciprocidad muy habitual en la Región Andina y el ayni es una forma de ayuda mutua; al atardecer sólo nos restaba abordar el tren turístico con destino a Aguas Calientes. Desde allí mañana realizaremos la excursión tan esperada a Machu Picchu.

25/04/19. Continuamos nuestro viaje de ONEIRA alcanzando la visita más esperada de nuestro circuito, la guinda de nuestro viaje: Ciudad inca de MACHU PICCHU (DECLARADA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO EN 1983). Nos trasladamos a la Ciudadela en bus turístico compartido,  hasta la cima de la montaña y a la ciudad de Machu Picchu, uno de los más famosos ejemplos de la arquitectura Inca, rodeada de abundante vegetación, iniciando nuestra particular visita a este mágico asentamiento. Atención a los 16 baños ceremoniales interconectados que descienden en cascada a través de las ruinas. Encima de los baños se encuentra el Templo del Sol, una torre curvada y ahusada que contiene algunos de los mejores ejemplos de mampostería del complejo, al parecer utilizado con fines astronómicos; en el interior hay un altar y una curiosa ventana trapezoidal que se abre al complejo. Debajo del templo se halla la Tumba Real, una cueva de roca natural cuidadosamente tallada con un altar en forma de escalón y varios nichos sagrados. La Plaza Sagrada cuenta con cuatro lados; el lado más alejado contiene un pequeño mirador con una pared curvada que ofrece vistas de la nevada Cordillera Vilcabamba en la lejanía y del río Urubamba. Los tres lados restantes están flanqueados por el Templo de las Tres Ventanas, el Templo Principal (llamado así por su robustez y perfección) y la Casa del Alto Sacerdote. Detrás del Templo Principal se levanta la Sacristía, con numerosos nichos cuidadosamente tallados que quizás sirvieran para almacenar objetos ceremoniales. Por detrás de La Sacristía se asciende a una pequeña colina donde se erige el principal santuario de Machu Picchu, Intihuatana, “lugar donde se amarra el sol”, que se refiere al pilar de roca tallada (erróneamente confundido con un “reloj de sol”) que se erige en la cima; mediante las aristas de este pilar, los astrónomos incas predecían los solsticios. En la parte superior del Intihuatana hay otra escalera que desciende hasta la Plaza Central. En la parte inferior encontraremos el Sector de Cárceles, un laberíntico complejo de celdas, nichos y pasadizos, excavados tanto bajo tierra como al nivel del suelo. El elemento central del conjunto es el Templo del Cóndor, donde se puede admirar una cabeza de cóndor tallada y varias rocas detrás que parecen las alas extendidas de esta ave andina. Detrás del cóndor hay un agujero en forma de pozo, en cuyo fondo hay una puerta que conduce a una diminuta celda subterránea a la que solo se puede acceder de rodillas. Acabada la visita, retorno en tren hacia la estación de Ollantaytambo para luego tomar los buses privados que nos trasladan a la ciudad de Cusco. Con tristeza, nuestro viaje a Perú ha finalizado, ¡Hasta siempre Perú!

David Esteso y Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Viaje a Perú Oneira... Broche de oro en Machu Picchu

Viaje a Perú Semana Santa 2019 Oneira club de viajeros. Todas las experiencias, hasta las más hermosas, tienen un final. Nuestro viaje Oneira a Perú finalizó y nuestros viajeros vuelven a casa con Perú en sus corazones para siempre. Y el broche de oro del viaje no fue otro que la inmortal Machu Picchu el ejemplo más maravilloso de arquitectura inca que ha conmovido a millones de viajeros desde su descubrimiento. Nuestros amigos disfrutaron este país de la mano de Oneira y acompañados en esta oportunidad por el Adelantado David Esteso de Más Que Un Plan Agencia de Viajes de Alicante, responsable de la Organización Técnica de nuestra aventura.

Los últimos días de viaje fueron "quemados" en el inefable Valle Sagrado de los incas. El río Urubamba se abre paso a través del mismo y discurre junto a los atractivos pueblos andinos, pueblos militares incas que se caen a pedazos y cultivos en terrazas de origen inmemorial. Hemos conocido imponentes ciudadelas incas junto a otros yacimientos, mercados  (como Chincheros) y vistas de gran belleza.  Y así hablamos de quemar y de fuego... organizamos para la noche una ceremonia ancestral inca para descubrir experiencias que los autóctonos reviven en respeto a sus ancestros.  Se trató de la ceremonia ancestral inca conocida como Coca k´intu, con el protagonismo de la sagrada hoja de coca venerada por los incas, una ceremonia de agradecimiento a los Apus por la vida. Lo cierto es que la experiencia fue muy emotiva. En torno a una pequeña hoguera, bajo un cielo estrellado y en una perfecta atmósfera, siguiendo la voz de Shura, con el músico Taray envolviendo al grupo con su música… se ofrecieron tres hojas de coca a cada participante, que entregaron al fuego purificador pensando en tres deseos.  Fue muy especial.

Al día siguiente continuaron  las visitas por el Valle Sagrado, pues no en vano seleccionamos un hotel del entorno para poder tener cerca las visitas más importantes.  A destacar una visita al Museo Inkary, inaugurado recientemente.  Continuamos todo el día disfrutando de hermosos paisajes y visitando centros arqueológicos muy destacados. El guía  contó algunas formas de distribución de trabajo colaborativo entre los pueblos del Valle. Al atardecer sólo  restaba abordar el tren turístico con destino a Aguas Calientes, para dormir pegados a la Ciudadela de Machu Picchu.

Y a fe que alcanzamos la visita más esperada de nuestro circuito, la guinda de nuestro viaje: Ciudad inca de MACHU PICCHU,  Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Nos trasladamos a la Ciudadela, hasta la cima de la montaña y a la ciudad de Machu Picchu, uno de los más famosos ejemplos de la arquitectura Inca, rodeada de abundante vegetación, iniciando nuestra particular visita a este mágico asentamiento. La fotografiamos desde todos los puntos de vista. Nos hizo un día algo cubierto, pero que  permitió poder quedar fascinados por esta obra maestra de la naturaleza y el hombre.

Fue la última jornada organizada para todos. Quedaba únicamente regresar a Cuzco y a Lima, para tomar nuestro avión de regreso. Perú siempre quedará en nuestros corazones. Nosotros seguiremos viajando, descubriendo nuevos lugares maravillosos que están ahí fuera. ¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo y David Esteso

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Oneira en viaje por Perú Semana Santa 2019

Nuestros amigos y viajeros Oneira han cruzado el ecuador de viaje por tierras de Perú, que iniciaron el pasado 12 de abril de 2019. Y lo hacen acompañados por el Adelantado David Esteso, de Más Que Un Plan Agencia de Viajes, nuestro nuevo equipo desde 2019 en la preparación y programación de los mejores viajes de Oneira club de viajeros.  Os contamos algunos detalles del viaje en redes sociales:

Nuestros viajeros comenzaron su periplo en Lima, la capital donde fueron recibidos por los responsables de la expedición en destino, los hermanos Silva, Yasser y Fernando.  En Lima han descubierto algunos tesoros arqueológicos y culturales (como Pachacamac)  y conocido buena parte de su Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. También visitaron el exquisito Museo Larco Herrera, imprescindible si visitas esta localidad peruana.

Desde aquí continuaron viaje hacia la parte norte del país, Trujillo y Chiclayo, cuna de importantes civilizaciones preincaicas. Visitaron Chan Chan, las Huacas más importantes en ambas localidades, algunos museos y diversos complejos arqueológicos. Asimismo, han conocido en profundidad estas ciudades, sus centros históricos y mercados, como el Mercado de Brujos, usado por los chamanes de la zona, con creencias y supersticiones muy curiosas.

Al acabar las visitas en esta parte del país volaron hacia Arequipa, otra muy principal ciudad peruana, cuna del afamado escritor Mario Vargas Llosa y repleta de riquezas culturales. El lugar que más conmovió a nuestros amigos viajeros fue el Monasterio de Santa Catalina, una ciudadela-convento enorme y que deja impresionados a quienes la visitan.

 

A continuación pusieron rumbo hacia el sur, atravesando la Pampa Cañahuas hasta alcanzar el Cañón del Colca donde contemplaron el vuelo de los cóndores en Cruz del Cóndor. Desde Puno el día de ayer hicieron una preciosa excursión por el Lago Titicaca, visitando algunas de sus curiosas islitas y contactando con sus gentes.  Están a una gran altitud en el entorno de los 4.000 metros y deben ir aclimatándose para encarar la parte fuerte del viaje, el área de Cuzco, el Valle Sagrado y como no Machu Picchu.

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 

 

 


Documentación para tu viaje a Perú

¡Buenas tardes amigos viajeros!

Tenemos a la vuelta de la esquina nuestro viaje a Perú, en Semana Santa de este año 2019. Como siempre me complace compartir con todos vosotros enlaces interesantes que nos ayudarán a conocer mejor nuestro destino.

Si queréis un buen documental de National Geographic sobre Machu Picchu aquí lo tenéis. Lo tenéis en Youtube.

https://youtu.be/0pTnAJxa0CY

Soy un apasionado de la buena mesa ( y el buen vino ). Uno de los divulgadores más interesantes en este ámbito es Anthony Bourdain. Me encantan sus programas, donde no le hace ascos a nada comestible. Este cocinero, algo deslenguado, que aparentemente gozaba de la vida, decidió acabar con la suya no hace mucho tiempo; pero nos deja programas inolvidables. Uno de los que preparó en Perú, cuya cocina se encuentra entre las mejores del mundo, lo tenéis aquí enlazado. Pero lamentablemente no lo he encontrado en español. Algunas partes se entienden muy bien. Bourdain visita algunos de los lugares que conoceremos. En algunos momentos el video se interrumpe con publicidad.

https://www.dailymotion.com/video/x53x3jd

Más sobre gastronomía y Perú. Un entretenido programa sobre gastronomía peruana “Fogones Lejanos”

https://youtu.be/UW5jMQc18Kk

Para los más cocinillas. La biblia definitiva de la cocina casera peruana. Cocina con el gran Gastón Acurio, una celebridad nacional en Perú, que cuenta con restaurante en Madrid. Podéis comprarla aquí.

https://www.amazon.es/dp/0714870048/ref=cm_sw_r_cp_api_i_2sMHCbTRDDCEB

Volvemos a la arqueología. Esta colección de National Geographic es sobresaliente. El libro dedicado a Machu Picchu no tiene desperdicio. Una reconstrucción en 3D de la ciudadela, como se indica en portada.

https://www.amazon.es/dp/8482986708/ref=cm_sw_r_cp_api_i_bvMHCbM2C4WYF

En nuestro viaje de Semana Santa de 2019 conoceremos al pueblo chimú en nuestro recorrido por Chiclayo y Trujillo. Recientemente se descubrieron los restos de una masacre llevada a cabo en el siglo XV por esta civilización, desconociendo actualmente sus motivaciones. Aquí, un reportaje completo.

https://www.nationalgeographic.com.es/historia/sacrificio-masivo-ninos-y-llamas-peru-siglo-xv-conclusiones-cientificas_13983/3

En mi artículo en el blog de Oneira de 4/1/19 publiqué información sobre los principales descubrimientos arqueológicos de 2018. Entre ellos cité los ídolos de madera que se encontraron en la ciudadela de Chan Chan en Trujillo, que visitaremos.  A continuación tenéis información más completa; siempre podréis encontrar referencias adicionales en Internet sobre este descubrimiento.

https://andina.pe/agencia/noticia-idolos-descubiertos-chan-chan-entre-los-10-mejores-hallazgos-arqueologicos-2018-737407.aspx

Y nos vamos con mi programa de radio favorito sobre viajes en Radio Nacional: "Nómadas". Aquí tenéis el programa que dedicaron a Perú:

https://blog.rtve.es/nomadas/2010/02/escucha-el-programa-de-perú.html

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es


El Perú: culturas precolombinas

Las culturas peruanas precolombinas o prehispánicas más antiguas se han desarrollado en Perú por todo su territorio. Todos relacionamos rápidamente la antigua cultura inca con el pueblo peruano, sin embargo hay una serie de pueblos que se asentaron antiguamente en distintos lugares. Algunas de las culturas más antiguas surgieron en la parte norte del país, que descubriremos en nuestro viaje a Perú de Semana Santa 2019. Os dejamos una reseña de los principales pueblos prehispánicos del norte:

Huaca Prieta

Esta cultura primitiva se asentó en la zona que ocupa el yacimiento de su mismo nombre. Floreció entre los años 3500 y 2300 a.C. Cazadores recolectaros, no obstante también cultivaban algodón y algunas hortalizas. Su máxima expresión artística se manifestó en las decoraciones en vasijas elaboradas con calabaza seca. 

Chavín

De gran influencia cultural, ocuparon los alrededores de Huaraz, en los Andes Centrales, entre el 800 y el 400 a.C.

Mochica

Floreció entre los años 100 a.C. y 800 d.C. Con cerámica, tejidos y objetos de metal característicos, dejando su huella con la construcción de grandes pirámides. La decoración de sus vasijas son realistas, con figuras y escenas agrícolas y pequeños animales, así como algunas escenas ceremoniales. Esta cultura se inició en las intervenciones quirúrgicas y y desarrolló un conjunto de arte erótico que conoceremos en nuestra visita al Museo Larco, en Lima.

Sicán

Descendientes de la cultura mochica, se expandió entre los años 750 y 1375 d.C. Fundamentalmente agricultores desarrollaron técnicas metalúrgicas, con oro, plata, cobre y bronce. Fueron activos comerciantes y se relacionaron con culturas alejadas.

Chimú

Contemporáneos de los anteriores, desarrollándose entre los años 850 y 1470 d.C. Tendieron más a la producción masiva que a la creación artística. Desarrollaron la metalurgia e instauraron una sociedad urbana. Tenían enormes pozos con accesos de entrada, canales, talleres y templos, y enterraban a sus soberanos en túmulos funerarios rodeados de ofrendas.  En 1471 fueron conquistados por los incas.

Sin embargo, la civilización más importante y que ha marcado la historia de Perú fue el pueblo inca, o lo que también se conoce como Imperio Inca. Y durante nuestro recorrido de viaje también conoceremos en profundidad el legado que los incas dejaron a la humanidad. Cuenta la leyenda que la civilización inca emergió cuando Manco Cápac y su hermana Mama Ocllo, hijos del Sol, emergieron del lago Titicaca para establecer la civilización en el Cuzco. Su influencia y expansión comienza en el s. XV, cuando el noveno rey, el Inca Yupanqui, defendió Cuzco contra el pueblo invasor chanca del norte. Yupanqui llevó su conquista hacia los Andes. Bajo su reinado creció un vasto imperio de hasta 10 millones de súbditos conocido como el Tahuantinsuyo (“tierra de cuatro regiones”), que comprendía no sólo todo Perú, sino también regiones de Ecuador, Bolivia y Chile. Yupanqui, con el sobrenombre de Pachacutec, trazó el primer asentamiento en Cuzco con forme de puma y levantó los fabulosos monumentos de piedra de Sacsayhuamán, y probablemente Machu Picchu. Mejoró las calzadas que entretejían su imperio y desarrolló sistemas agrícolas y estableció el quechua como lengua franca.  Atahualpa fue el decimotercer emperador inca y está considerado como el último de sus líderes. Nació en 1500 y condujo al Imperio Inca a una larga y sangrienta Guerra Civil en 1527. Fue en 1532 cuando los conquistadores españoles al mando de Pizarro, en Cajamarca, tendieron una trampa a 3500 hombres de Atahualpa produciendo una gran matanza y la captura de Atahualpa, que al año siguiente sería ejecutado, dispersando con ello a los ejércitos incas que rodeaban Cajamarca y facilitando la conquista del impero por Pizarro. 

La impronta cultural que han dejado estos pueblos precolombinos es palpable por todo el país. Una de las figuras religiosas más características de los pueblos incas es la figura del chamán. El chamán entiende que la vida está presente en todas las cosas y con habilidades especiales puede ser percibida en su verdadera esencia. Los chamanes tratan con respeto a la tierra, las rocas, las plantas y los animales, que son sus hermanos y aliados. Su filosofía se fundamenta en el trasvase energético entre los seres vivos, sobre la ley del dar y recibir, y sobre el retorno de cualquier acto que uno haga a los demás seres vivos. Estos brujos creen en el Gran Espíritu (Dios) como fuente suprema del cosmos. Energía y materia es una única cosa, todo está interrelacionado en el cosmos y en la naturaleza. Todo está vivo y en continua vibración. Cualquier plano material tiene su propia conciencia. La enfermedad en la sociedades tribales se observa como una falta de armonía y equilibrio. Estos terapeutas del alma emplean todo tipo de rituales, materiales y de pensamiento, entre ellos la toma de brebajes, para reinstaurar el equilibrio. 

En Perú es muy común el consumo de ayahuasca (una planta alucinógena) para entrar en trance en algunos sitios del Amazonas y algunos puntos de Perú. Su ingesta forma parte de una ceremonia que puede durar horas o días. Algunos viajeros se arriesgan a participar en algunas de estas ceremonias poniendo en riesgo su salud. La ayahuasca puede producir efectos secundarios como deshidratación, convulsiones, aumento de la presión arterial e incluso ceguera. Algunos chamanes charlatanes la mezclan con LSD para potenciar “el viaje”. Algunas de estas ceremonias son usadas para robar a los viajeros. ONEIRA no recomienda en sus viajes, en ningún caso,  someterse o participar en ceremonias de este tipo por lo peligroso que resulta. 

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Gastronomía de Perú

Tenemos muy cerca nuestro viaje de Semana Santa, a Perú. Disfrutaremos de un recorrido histórico y muy completo, con el protagonismo del arte, la historia y la arqueología, además del contacto con el mundo andino y el recuerdo colonial. Los paisajes de Perú son fascinantes, pero un elemento que cobra especial significado en este país es su gastronomía. Con permiso de la nuestra, la española, la gastronomía peruana se ha hecho un hueco entre las más importantes del mundo, y la prueba son los reconocimientos y premios que reciben sus promotores y creadores y el número cada vez más alto de restaurantes que se abren en todo el mundo.

Una de las claves es la combinación de sabores y texturas, el uso de cítricos y el amplísimo repertorio de recetas (como también ocurre con la cocina española). Además en Perú, la comida es una religión. Su cocina es muy variada y existen restaurantes de diversos estilos y categorías que ofrecen calidad a buen precio y garantías de higiene. El concepto de “fusión” está a la orden del día:  aquí los estofados andinos se mezclan con frituras asiáticas, y los platos españoles absorben los sabores del Amazonas. De hecho tuve ocasión de comprobarlo directamente, en Cuzco. En 2014 con nuestro primer viaje a Perú con PERIPLOS, visité el restaurante de Virgilio Martínez, uno de los grandes chef peruanos, en Cuzco, en aquel entonces enclavado en pleno centro de la ciudad. Disfruté aquella noche enormemente con su propuesta novoandina, con propuestas sorprendentes, fusionando todo tipo de sabores selváticos, de la cordillera andina.  Virgilio Martínez, conocido en el mundo gastronómico por su restaurante en Lima Central, entre los mejores del mundo, ofrece una nueva propuesta en pleno Valle del Cuzco, a unos 3.680 metros sobre el nivel del mar. El nombre de su nuevo restaurante:  Mil.

Si nos centramos en Perú y su gastronomía, ¿qué entendemos por cocina fusión?. Tenemos un buen ejemplo en la  Cocina Criolla, fusión local, europea y africana; la Chifa, local y China; Nikkei, local y japonesa y nuevas tendencias como la ya mencionada cocina Novoandina, que ha recuperado recetas y productos ancestrales, sin dejar de lado la variada oferta de comidas regionales y la comida internacional.

En la zona andina predominan el maíz (existen en el país más de 50 variedades de este cereal), las patatas y las aves de corral. En cambio, en la costa abundan las carnes, el pescado, los mariscos y las menestras. Por cierto ¡este país produce 3000 variedades distintas de patata!. Platos de patata son la papa a la huancaína (patata bañada en una salsa de  queso) y la “causa” (una terrina de patata con capas de marisco, verdura o pollo). 

En la costa y en todo el territorio peruano el plato estrella es el ceviche, una combinación fría de pescado, gambas u otro marisco, marinado con zumo de lima, cebolla, cilantro y chile. 

La gastronomía peruana ha traspasado fronteras y goza de un gran prestigio internacional. Hay que destacar que hoy en día los restaurantes de los hoteles y cadenas hoteleras se han preocupado por elevar la calidad y oferta gastronómica peruana y a muchas de ellas acuden comensales que no están alojados o están en otros alojamientos.

Hay que dedicarle un apartado especial al pisco peruano, que nos lo encontraremos durante todo el viaje. Inicialmente se elaboraba en haciendas privadas cerca de Ica y se vendía a marineros que recalaban en el puerto de Pisco. A principios del s. XX el pisco sour (un cóctel de aguardiente de uva con zumo de lima y azúcar) se popularizó entre los principales restaurantes de Lima. Hay distintas variedades de pisco y diferentes formas de presentación. En nuestro viaje tendremos oportunidad de disfrutar de unas clases para aprender a elaborar el famoso cóctel peruano y tendremos muchas oportunidades de disfrutarlo.

Daniel Bermejo 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


PERIPLOS de viaje en Guatemala

Este fin de año 2018 es muy especial para nuestro anterior proyecto PERIPLOS. Cerramos una etapa que comenzó con un viaje a India y Nepal en 2010 finalizándolo con un viaje que nuestros peripleros disfrutan en Guatemala, un país formidable, probablemente uno de los más bellos de América. Nuestro proyecto viajero continúa con Oneira club de viajeros.
Nuestros viajeros de PERIPLOS, en este último viaje,  ya lo están disfrutando todos estos días; iniciaron viaje a comienzos de diciembre de 2018 y regresarán en torno a mediados.
Guatemala destaca por su oferta cultural (en cuanto a arqueología maya más importante que México)  por sus espléndidos paisajes (uno de los países más biodiversos del mundo), sin olvidar la cultura viva maya, las poblaciones de mayas que aún perviven en Guatemala manteniendo costumbres de hace siglos, o las ciudades coloniales como Antigua (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) que son una delicia.
El grupo ha visitado la ciudad colonial de Antigua. Joya de insólita belleza, con peso histórico y efervescente cultura. Sus reliquias coloniales son admirables. Algunas de sus estructuras eclesiásticas y civiles han sido rehabilitadas y otras conservan el encanto del paso del tiempo. La ciudad ha sido golpeada por la Naturaleza, que ha sido inmisericorde con ella, con erupciones volcánicas, terremotos e inundaciones. Algunos de estos fenómenos meteorológicos muy recientes.
El grupo asimismo ha visitado ya algunos rincones arqueológicos de importantes como Iximché. Y están descubriendo los pueblecitos del lago Atitlán, como San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó. El lago Atilán es uno de los parajes más bellos del mundo. Este lago, curcundado por volcanes, representa la imagen más conocida de la belleza natural de Guatemala
Hoy jueves nuestros amigos peripleros están visitando Chichicastenango lugar que contiene, entre otras cosas, el mercado callejero más importante de toda Latinoamérica, y un sorprendente cementerio local lleno de color. Chichicastenango, rodeada de valles y majestuosas montañas, sorprende por el colorido de la vestimenta de sus habitantes y parece aislada en el tiempo y el espacio del resto de Guatemala. Por cierto, fue aquí, en Chichicastenango donde se descubrió en el siglo XVIII el Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas que documenta la creación de la humanidad de acuerdo con su visión sagrada y siendo actualmente base de las creencias y prácticas tradicionales. 
¡El viaje acaba de empezar! 
Alberto Bermejo
Oneira club de viajeros
www.oneira.es
info@oneira.es

Machu Picchu: entre el Cielo y la Tierra

Con este post os invitamos a sumergiros en el impresionante Machu Picchu. Una de las grandes maravillas de Perú y de todo el orbe, entre el Cielo y la Tierra. Un lugar cargado de significación y de gran importancia para el pueblo inca que nos descubre el poder y la riqueza de una civilización perdida. Es un espectáculo grandioso que os invitamos a conocer si aún no habéis puesto pie en Perú. Nosotros viajaremos a este lugar en Semana Santa de 2019. En un viaje a Perú. ¿Queréis saber algo más de este yacimiento arqueológico  ciudadela?. 

Para alcanzar el Santuario Histórico de Machu Picchu   uno siempre debe atravesar Aguas Calientes. Este pueblo se encuentra en un profundo cañón a los pies de las ruinas, junto con una abundante vegetación y rodeado de imponentes cadenas montañosas, grandes bosques nubosos y dos caudalosos ríos. Nosotros lo alcanzamos en tren. Ubicado en la Cordillera Oriental del sur de Perú, Machu Picchu o del quechua “Montaña Vieja” es el yacimiento arqueológico más famoso de toda Sudamérica y el tesoro más preciado del país. Esta antigua ciudad inca fue erigida en el siglo XV y se sospecha que fue una de las residencias del noveno inca del Tahuantinsuyo, Pachacútec. No obstante, algunas de sus construcciones y la evidente naturaleza ceremonial del lugar dan a entender un origen más antiguo a Pachacútec y su uso como templo religioso. Machu Picchu ha sido valorada al mismo tiempo como una obra maestra de la ingeniería y de la arquitectura gracias a sus particulares características visuales y arquitectónicas y al velo de misterio generado por aquellas obras literarias difundidas sobre el lugar. Machu Picchu nunca se mencionó en los relatos de los conquistadores españoles y no fue hasta 1922 cuando el historiador Hiram Bingham habló de su aventura 10 años atrás. Bingham estaba tratando de buscar la ciudad de Vilcabamba, creyendo haberla encontrado al ver Machu Picchu. Los restos de Vilcabamba, por cierto, se hayan ocultos en la espesura de la selva, conocidos como las ruinas de Espíritu Pampa. Pese a la gran afluencia de visitantes, Machu Picchu sigue conservando un aire de grandeza y misterio que cautiva al viajero. Originalmente las ruinas estaban recubiertas de densa vegetación; Bingham regresó en 1912 y 1915 para proceder con una ardua limpieza de toda la maleza; también trazó mapas de las ruinas del llamado camino inca.  Los arqueólogos debaten sobre la función original del santuario. El director del yacimiento defiende que fue un centro político, religioso y administrativo. Para nosotros no nos cabe duda de la función claramente ceremonial de este sagrado lugar. Aún recordamos que Alejandro Toledo, el primer presidente peruano totalmente indígena, celebró aquí su investidura en el 2001. Actualmente siguen realizándose nuevas excavaciones e investigaciones.

Ya dentro de las ruinas, desde la Casa del Cuidador de la Fuente, restaurada con techos de paja, se tienen unas vistas increíbles y las mejores fotos. Muy cerca de aquí se encuentra la escalinata de las fuentes (baños ceremoniales), un conjunto formado por una gran escalera por la que corren 16 caídas de agua interconectadas, descendiendo en cascada a través de las ruinas. Encima de estas fuentes se encuentra el Templo del Sol, construido en el barrio Hanan por los incas para rendir homenaje y dar ofrendas al sol. El sol era una de las divinidades más esenciales de la cultura incaica, fundamental en la vida de los pobladores y responsable del desarrollo de las cosas. Por lo tanto, solo sacerdotes sacramentados y las personas más importantes del imperio tenían acceso a su interior. La estructura está erigida sobre una cueva natural, hecha a base de bloques de granito y sus muros están hechos con piedras de forma y tamaño irregular colocadas de forma perfecta. No obstante, una de sus paredes le otorga cierta curvatura, dándole un aspecto asombroso. En su interior hay un altar tallado en roca donde se realizaban ceremonias religiosas en honor al dios Sol y la sombra que proyecta la luz de las ventanas permitía medir con exactitud la salida del sol durante los solsticios de verano e invierno, confirmando  la función del templo como observatorio astronómico. Debajo del templo se halla la Tumba Real, una cueva de roca natural cuidadosamente tallada con un altar en forma de escalón y varios nichos sagrados. La Plaza Sagrada es un conjunto de edificaciones situadas alrededor de un patio cuadrado. Esta contiene un pequeño mirador con una pared curvada que ofrece unas magníficas vistas de la nevada Cordillera Vilcabamba y del río Urubamba.

El lugar estuvo destinado a distintos rituales e incluye a su alrededor algunos de los edificios más importantes de Machu Picchu:  el Templo de las Tres Ventanas, con un muro de rocas ensambladas como un rompecabezas que posee 3 preciosas ventanas trapezoidales, que según la leyenda de Tamputoq’o, cada ventana representa una de las tribus mitológicas que dieron lugar a la cultura incaica; el Templo Principal, llamado así por su robustez y perfección, fue el principal recinto ceremonial de la ciudad y la Casa del Alto Sacerdote, que fue la cámara de los ornamentos. Detrás del Templo Principal se erige la Sacristía, con numerosos nichos cuidadosamente tallados que posiblemente sirvieron para guardar objetos ceremoniales. En la parte posterior de la Sacristía se asciende a una pequeña colina donde se encuentra el principal santuario de Machu Picchu, Intihuatana. Esta es una roca tallada sobre un afloramiento rocoso, destacando por sus numerosos planos pulidos con elevada exactitud y destreza matemática. Además, también sirvió como reloj solar y es conocida desde hace muchos años como “la roca que irradia energía”. Los incas podían hacer observaciones extremadamente precisas del movimiento del sol, mediciones sobre el clima y sobre cambios estacionales gracias a la sombra que produce el pilar tallado en la parte central. Además, la traducción literal en lengua quechua significa “donde se amarra el sol”. En dirección descendente se encuentra la Plaza Central y en su parte inferior, el Sector de Cárceles, el cual era un laberíntico complejo de celdas, nichos y pasadizos, excavados tanto bajo tierra como al nivel del suelo. El elemento central del conjunto es el Templo del Cóndor, situado sobre una cueva natural aprovechando la propia roca de la montaña. Desde aquí sobresale una formación rocosa que fue moldeada y tallada para dar forma a las alas extendidas y a la cabeza de un cóndor bajo ellas. Cabe la posibilidad de que fuera un altar de sacrificios y teniendo en cuenta la condición de dios que tenían los cóndores en la civilización incaica, es posible pensar que los prisioneros de las cárceles eran sacrificados y situados en el altar, para que posteriormente, un cóndor descendiera desde la Cordillera de los Andes para darse un festín. Detrás del cóndor hay un agujero en forma de pozo, en cuyo fondo hay una puerta que conduce a una diminuta celda subterránea accesible solamente de rodillas.

Alberto Bermejo

Daniel Bermejo.

www.oneira.es

info@oneira

Un viaje a tus sueños.


El Valle Sagrado de los Incas, en Perú

Nos vamos a Perú. País que visitamos en 2014 con PERIPLOS. Nuestra fecha de partida Semana Santa de 2019. Un viaje con ONEIRA club de viajeros. Conocer el Valle Sagrado de los Incas es merecedor, por sí solo, para justificar un viaje a Perú. Allí se encuentra enclavado Machu Picchu al que dedicaremos otro post aparte. ¿Os apetece conocer este territorio tan sagrado para los peruanos?

El Valle Sagrado de los Incas en los Andes peruanos está compuesto por abundantes ríos que fluyen por quebradas y pequeños valles. Además, alberga innumerables monumentos arqueológicos y pueblos indígenas. Este valle fue muy apreciado por los incas debido a sus singulares propiedades geográficas y climáticas. Sus habitantes, nativos de la etnia quechua, conservan muchas costumbres y ritos ancestrales. Además, no solo fue importante como centro agrícola, sino también para la cosmología religiosa del pueblo inca.

Visitaremos el Museo Inkary inagurado recientemente  que está considerado como unos los museos más completos de las culturas prehispánicas hasta llegar a la cultura inca, pasando por Caral, Lambayeque, Chavin, Paracas, Moche, Nasca, Chimú, expuestas en un recorrido cronológico, donde no solo se muestran las piezas y cerámicos sino también los rostros de antiguos pobladores y sus costumbres en una exhibición 100% vivencial. Se trata de 8 salas que muestran algo de la vida cotidiana de cada civilización. El pueblo de Chinchero conserva el estilo de la época y está rodeado por los nevados de Salkantay, Verónica y Soray. Sus habitantes viven donde sus antepasados lo hicieron con sus construcciones casi intactas. La leyenda afirma que Chinchero fue incendiada en 1536 por Manco Inca, en su fuga hacia Vilcabamba, con la intención de no dejarles nada a los españoles. En Chinchero las tradiciones perduran en el tiempo, como si la esencia de una cultura milenaria se aferrara en este lugar, rechazando marcharse. Los habitantes nativos, vestidos con coloridos trajes característicos se juntan en el Mercado de Chincheros, ubicado en la Plaza de Armas y en frente de la iglesia, para intercambiar sus productos (el trueque sigue muy presente). Contemplar todo este grupo de personas de raíces culturales acentuadas y profundas, ajenos a todo signo de modernidad, resulta toda una experiencia. Aquí se exhiben vestimentas de lana de oveja, alpaca y llama, artesanías, instrumentos musicales autóctonos, alimentos como patata, chicharrones, hojas de coca, café, maíz y otras decenas de alimentos entre otros.


La importancia del pueblo de Maras radica en la extracción de sal. Desde la época incaica fue un mineral muy importante, transcendental para el consumo humano. Estas salinas están compuestas por más de 5000 pozas, cada una de ellas empleada por una familia las cuales se obtienen del flujo de un manantial de agua salada y de la inclinación de la montaña Qaqawiñay. El pueblo de Moray alberga una serie de terrazas abancaladas circulares de manera concéntrica en forma de cuenco, evocándonos la imagen de un cráter artificial o de un anfiteatro. Este fue uno de los más distinguidos centros de investigación agrícolas incaicos, dedicado a experimentos y siembra de cultivos provenientes de todos los lugares del imperio. Los andenes están colocados de tal forma que cada terraza posee un clima muy particular, pudiendo plantar decenas y cientos de alimentos al mismo tiempo. El pueblo de Ollantaytambo, conocido como “Ollanta”, fue durante la época incaica una ciudad fortificada, con zonas urbanas, agrícolas, templos y muros defensivos. Constituyó un complejo militar, religioso, administrativo y agrícola. La leyenda cuenta que Ollántay (el titán de los Andes), de origen humilde, amaba a la princesa Cusi Coyllor, hija del rey Inca Pachacútec, quien estaba disconforme con su amor. Este envió a su hija a una casa de vírgenes, momento que aprovechó Ollántay para raptarla, aunque finalmente no tuvo éxito. Ollántay desde su fortaleza se rebeló contra Pachacútec, el cual después de sangrientas batallas, derrotó al amado de su hija y le acabó perdonando la vida. La fundación del pueblo es atribuida a Ollántay cuya fortaleza aun prevalece estratégicamente entre dos montañas. Tanto la fortaleza como los ricos yacimientos arqueológicos incaicos pueden visitarse, entre ellos, el templo a Inti (el dios sol), el Incamisana, los baños de las Ñustas (princesas), las chullpas de Cachiccata, y otros lugares. La entrada se realiza por una puerta conocido como Punku-punku, erigida con piedra y doble jamba imperial. Se empieza subiendo unas escalinatas precisamente bien trazadas y se termina sobre una obra maestra de la arquitectura incaica. En la cumbre despuntan seis monolitos hechos a base de granito de enorme tamaño, encajados con una enorme precisión, los cuales tienen esculpidos enigmáticos mensajes de iconografía inca. Se estima que para subir estas enormes piedras se necesitaron alrededor de mil esclavos para empujarlas cuesta arriba. Después de la llegada de los españoles, se convirtió en un lugar muy visitado por los virreyes y muchos viajeros consideran el lugar, después del Machu Picchu, como las ruinas de piedra más impresionantes de Perú y del mundo. 

Existen en el entorno del valle comunidades indígenas de marcadas costumbres ancestrales. Un ejemplo es la ceremonia ancestral inca Coca k’intu  (que incluiremos en nuestro viaje) que significa en quechua ofrenda o flores para la divinidad. Este k’intu consiste en 3 hojas de coca que simbolizan los 3 mundos del pueblo andino (el de los dioses, el de los humanos y el de los muertos) que lo utilizaban como ofrenda en sus rituales religiosos para propiciar bendiciones, protecciones y buenas cosechas. El pueblo de Pisac se sitúa en las faldas del cerro Inithuatana y es mundialmente afamado por su mercado artesanal y sus admirables restos arqueológicos, dispuestos sobre una montaña en lo alto de un pueblo. Este fue esencial en la época incaica gracias a su privilegiada ubicación y a sus ricas tierras. Posee el mejor sistema de andenería (terrazas abancaladas) conseguido por los incas en todo los Andes. Gracias a este sistema salvaron la pendiente de la montaña para mejorar sus cultivos y conseguir una mayor variedad en los mismos. A partir de la Plaza principal, el poblado se transforma en feria y queda enlazado al Mercado de Pisac donde se pueden encontrar artesanía, tejidos multicolores, telas, ponchos, joyas, antigüedades, objetos rituales, alimentos, frutas y bebidas tradicionales milenarias. Además, las empanadas tradicionales son muy típicas en el pueblo, hechas en hornos de Barro con un sabor y un arte especial. Las ruinas de Pisac son de una belleza fascinante y de una ubicación privilegiada, en lo alto de una colina, rodeada de barrancos, terrazas agrícolas y con vistas al Valle Sagrado. Esta estructura servía de protección al valle del Urubamba, sito a sus pies, pero también a un paso que conducía a la selva, al noroeste. Dentro del yacimiento hay templos, pozos de agua y construcciones de piedra tallada formando torreones, fortalezas y observatorios astronómicos. Dentro de las ruinas encontramos diferentes barrios, como el de Pisaq’a, que estaba dedicado a albergar a aquellos que aquí vivían; el barrio de Intiwatana, donde se encontraban los palacios y templos del recinto arqueológico con preciosos ejemplos de mampostería y el barrio de K’alla Q’asa, en lo más alto de la montaña con torreones, murallas y unas vistas magníficas de todo el Valle Sagrado.  En la parte superior se encuentra el centro ceremonial, varios canales de agua aún en funcionamiento y preciosos ejemplos de mampostería en los templos. Unos agujeros en la  pared del peñasco configuran unas tumbas incas saqueadas y actualmente cerradas al público.

El Valle Sagrado de los Incas en Perú, en suma, es realmente un destino en sí mismo: repleto de lugares, paisajes y actividades para todo tipo de viajeros.

Alberto Bermejo

www.oneira.es

info@oneira.es