Viaje a Perú Semana Santa 2019 ONEIRA

Os presentamos nuestro Viaje a Perú ONEIRA 2019  – El legado del Imperio Inca  Viaje que programamos para Semana Santa de 2019, de 16 días de duración, del 12 de abril al 27 de abril de 2019, en Media Pensión.  Dicen que los españoles lo conquistaron siglos atrás; y sin embargo PERÚ ha sido el que nos conquistó a nosotros en nuestro primer viaje de 2014 con nuestro anterior equipo de PERIPLOS. Es un gran viaje que  ningún viajero ha de perderse. Contiene todas las esencias de Sudamérica con todo lo que puedes desear en tu viaje soñado: fascinantes yacimientos arqueológicos, museos y cultura fascinantes, paisajes exuberantes, ciudades coloniales y poblaciones de cultura y riqueza milenarias. PERÚ es la mezcla de culturas, pueblos, geografías, lenguas y gastronomía; una puerta a la gran aventura de ONEIRA Club de viajeros. Os ofrecemos el mejor itinerario para descubrir el sur de PERÚ y a su vez recorrer dos plazas indispensables en el norte como  la colonial ciudad de Trujillo;  y Chiclayo, corazón de la cultura mochica y chimú. Nos deleitaremos con una de las siete maravillas naturales del mundo en el corazón del imperio inca: Machu Picchu, descubierta el siglo pasado; disfrutaremos la espléndida gastronomía peruana;  conoceremos las curiosas islas flotantes del lago Titicaca; admiraremos poblaciones y ciudades hermosas como Arequipa, Puno, Lima; nos enriqueceremos con su cultura local; nos admiraremos al recorrer el cañón del Colca; y pasearemos por las antiguas calles adoquinadas de Cuzco, antigua capital del imperio inca. Atención a las actividades especiales  que hemos programado para todo el grupo. ¡Un viaje completísimo nos espera y queremos compartirlo con nuestros amigos más viajeros!

Ya puedes formalizar tu reserva para este viaje: 

La organización técnica de este viaje recae en la agencia de viajes MÁS QUE UN PLAN de Alicante,   C/ Calderón de la Barca, 2 - 03004 Alicante. Título/Licencia CV-m1833A, expertos en viajes de grupo. RESERVAS:  tel. 965207555 - 699421525. ClubViajeros@MasQueUnPlan.com  Contacto: David Esteso. Las plazas son limitadas.

Salidas desde aeropuerto de Madrid  volando con la Compañía LATAM,  en un viaje de 16 días de duración. Viaje en Temporada Alta (España y Perú) en plena Semana Santa. El régimen de comidas es Media Pensión. Día 11 de viaje:  Pensión Completa.

No dejamos nada al azar. El programa a Perú más completo y muy cuidado, que incluye todas las entradas, visitas y actividades según itinerario. Intenso y con pocos descansos, entendiendo que es el mejor modo de aprovechar el tiempo para descubrir mejor las maravillas de Perú.

Hoteles 4**** seleccionados, estratégicamente situados cercanos a las plazas principales de las ciudades, excepto un 3*** en Chivay (de garantía, puesto que pertenece a la cadena Casa Andina), donde no hemos conseguido categoría superior por tratarse de fechas sensibles (Semana Santa). Costa del Sol Trujillo 5*, siendo mejor hotel no es céntrico, no es nuestra primera opción en Trujillo (dependiendo de la composición del grupo pernoctaremos en uno o en otro). Comidas en restaurantes locales seleccionados, aprovechando los desplazamientos durante las visitas, combinando menús fijos y buffets. En el área del Lago Titicaca el almuerzo será en una de las comunidades locales que visitaremos.

Visitaremos magníficos lugares y ubicaciones en Perú reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad:  destacando el  Santuario histórico de Machu Picchu (inscrito en 1983), la ciudad del Cuzco (inscrito en 1983), el centro histórico de Lima (inscrito en 1988), la zona arqueológica de Chan Chan (inscrita en 1986) y el centro histórico de la ciudad de Arequipa (inscrito en 2000).

¡Abierto plazo de reservas!

Daniel Bermejo

www.oneira.es

 


Perú... por tierras de los Incas

Manuel Belda, coleccionista de Quijotes y gran viajero, como lo fuera a su modo el Caballero de la triste figura, nos ha acompañado con PERIPLOS a lugares mágicos por todo el orbe. Y aprendemos mucho con su "maleta amarillaa la que siempre nos invita. Recordamos especialmente nuestro viaje a Perú de 2014, compartido con él.

La semblanza de aquel periplo   en El Tragaluz del Tiempo  bajo el título de "Fotos no" es reflejo de las emociones que despertó aquel viaje inolvidable, y lo traemos hoy a nuestro blog de ONEIRA club de viajeros, como aperitivo de nuestro siguiente viaje a Perú el legado del Imperio Inca, en Semana Santa 2019. 

FOTOS NO

Miércoles Santo. Amanece y el sol enciende los picachos nevados de los Andes cuando emprendemos la ruta más larga del periplo por Perú. De Puno a Cuzco. Dejamos al costado, como dicen por allí, la mágica maravilla del vuelo de los cóndores del Colca y los vivos colores de los uros en el lago Titicaca.
Entre andenes de maíz y de quínoa aparecen y desaparecen los pequeños pueblos de iglesias blancas. Hacemos una parada en un de ellos. Pese a lo temprano de la hora, hay mujeres vendiendo mantas y muñecas de alpaca, y unos niños bailando en torno a una fuente… A lo lejos, recortado sobre el nítido azul, un volcán echando humo…
Visitamos los saqueados yacimientos funerarios de Sillustani y el museo lítico de Pukara, donde vemos, (fotos no), con un cierto desasosiego, al Degollador, al Decapitador, el monolito de un hombre que sostiene en sus manos una cabeza humana…
Seguimos haciendo kilómetros por el altiplano con paisajes como de cine, donde casi se tocan las nubes con la mano…Y ya estamos en el llamado Paso de la Raya, a 4.300 metros de altitud, una sin igual postal cromática donde sí se pueden hacer fotografías con llamas de verdad…
Sin demorar (verbo muy peruano) demasiado porque hemos de llegar antes de las cinco de la tarde al pueblo de Andahuaylillas, a unos 45 kilómetros de Cuzco, continuamos viaje.
Imprescindible la visita al Templo del dios Wiracocha, junto al volcán Quimsachata. Un singular complejo de distintas construcciones incas de almohadilladas piedras… Quema el sol y pinta destellos sobre el agua del río Vilcanota que corre al lado de la carretera.
Y por fin, pocos minutos antes de las cinco de la tarde, estamos a las puertas de la Iglesia de San Pedro, en el pequeño pueblo de Andahuaylillas, nombre que en quechua significa “pradera cobriza”.
Subimos la escalinata de granito que la rodea. Y entramos, fotos no,  a la que llaman Capilla Sixtina de América.
Miramos para arriba, para los lados, para todos los lados, en todas las direcciones. Nuestros ojos se mueven sin parar. Y nos quedamos atónitos, sin habla… Asombrados, desconcertados, ante tan peculiar belleza. Acaso como se quedaron los antiguos nativos, convertidos a la fuerza al cristianismo, al contemplar ese repujado y brillante volcán dorado. De pan de oro. El cielo de su artesonado. La riqueza de su ornamentación. El deslumbrante y retorcido barroco andino. Tallas y valiosas pinturas… Y un órgano, mudo en ese momento igual que nosotros, y que acaso suene como  los ángeles y los querubines que lo rodean…
Fotos no. En el altar mayor, puesto en andas, un preciado y precioso Cristo, copia del Cristo de los Temblores de la catedral de Cuzco.
Fotos no.
El sol ya se ha puesto cuando salimos.
Del cielo a la tierra. Del todo a la nada. Del oro a la lana…
Corremos al autobús. Aún hay que llegar a Cuzco.
Al final de las gradas, a los pies de las cruces desnudas del Calvario del atrio, una viejecita de tez negra. La Soledad. La Dolorosa. Acaso la Piedad.
La Pachamama.
Y un perro.
Es Miércoles Santo.
Fotos no.

Manuel Belda

Ciudad Rodrigo

 El Tragaluz del Tiempo 


Nuevos descubrimientos mayas en Guatemala

El próximo mes de diciembre de 2018 PERIPLOS viaja a Guatemala, un país que ofrece lo máximo al viajero: ciudades coloniales, cultura viva maya, recintos arqueológicos y una naturaleza exuberante.  El próximo mes de diciembre de 2018 PERIPLOS viaja a Guatemala, un país que ofrece lo máximo al viajero: ciudades coloniales, cultura viva maya, recintos arqueológicos y una naturaleza exuberante.  Como sabéis este es el cierre de nuestra etapa de PERIPLOS, el último viaje que realizamos con el anterior equipo y que tiene continuidad a partir de 2019 con el nuevo proyecto viajero ONEIRA club de viajeros.

Sabed que para este nuestro último viaje con PERIPLOS a fecha de hoy hay 2 ó 3 plazas libres para poder reservar. Podéis encontrar toda la información enlazando desde aquí. Guatemala es probablemente uno de los países más atractivos de todo el globo y hemos preparado para vosotros el viaje más completo e interesante.

Hoy queremos centrarnos en una noticia que nos ha removido en nuestros asientos. El tesoro arqueológico presente en Guatemala es extraordinario y aún siguen encontrándose estructuras de la antigua civilización maya.  Según el artículo publicado en El Mundo del pasado 27 sept 2018, la cartografía aérea con láser ha descubierto más de 60000 estructuras (templos y edificios civiles) desconocidas hasta ahora. El hallazgo sugiere que la población maya era mucho mayor de lo que se pensaba y se confirma la existencia de una organización centralizada.

Los vestigios hallados son fortificaciones, calzadas, edificios, canalizaciones y como no, pirámides y lo que probablemente sean templos. Se han hallado en un área de más de 2000 kilómetros cuadrados en Guatemala, lo que hace replantearse lo que hasta ahora se conocía de los antiguos habitantes mesoamericanos.

La investigación está recogida en la última edición de la revista “Science”. Se estima que más de 11 millones de personas poblaron las tierras del sur del país durante el llamado período clásico (entre el 650 y el 800 d.C.), duplicando las estimaciones anteriores. Francisco Estrada-Belli, arqueólogo de la Universidad de Tulane, coautor del artículo original afirma que “… en el norte de Yucatán hubo además otras grandes ciudades más tardías, hasta la llegada de los españoles”. Todo apunta a que el desarrollo de la civilización maya en estas tierras fue espectacular. Los arqueólogos confirman que tecnológicamente esta civilización fue muy avanzada. Hasta el tiempo de las sequías los mayas aprovecharon de forma muy inteligente las tierras disponibles para el cultivo. Las redes de calzadas que conectaban ciudades y pueblos distantes ha sorprendido profundamente a los especialistas. Las investigaciones prueban una organización centralizada y mano de obra cualificada para llevar a cabo grandes obras públicas.

Sin embargo, grandes enigmas siguen rodeando al estudio de la cultura maya. Se sigue desconociendo las razones por las cuales una civilización de este calibre colapsó en un breve espacio de tiempo. A nosotros, como curiosos viajeros, enamorados de la cultura, los viajes y las civilizaciones antiguas, nos queda acercarnos una vez más a estos lugares para ser testigos de su misterio.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

 


Una escapada a Las Vegas (EEUU)

Sí, conocemos los topicazos del destino, pero se trataba de 25 años. De unas Bodas de Plata. Había que estar allí.  ¡Y qué mejor ciudad para casarse que Las Vegas! Yo le dije a Meli que quería una boda en Bali, romántica, como Mick Jagger o Alejandro Sanz. Pero no, ¡ella quería Las Vegas!. Para una boda en Bali tendríamos que esperar a las Bodas de Oro, aunque ella amenaza con volver a los Estados Unidos en 2043, aunque sea en silla de ruedas.  Que por cierto a Bali tendremos oportunidad de ir con ONEIRA club de viajeros el próximo mes de junio de 2019, que tenemos programado un gran viaje  a Indonesia. También podréis casaros en Bali si os apuntáis a nuestro viaje

Pero centrémonos en Las Vegas. Fueron 6 días, en agosto de 2018,  inmortalizados en algunos posts de Facebook, Twitter e Instagram, en los que, acompañados de familia y amigos, pasamos jornadas estupendas. Unas pequeñas vacaciones, necesarias. Para desconectar. Las Vegas es la ciudad más espectacular del estado de Nevada, ¿quién no ha visto una película con Las Vegas como escenario?. Es una ciudad que lleva reinventándose desde los tiempos del Rat Pack. Aquí se han rodado dramas como Leaving Las Vegas, 1995 con Nicolas Cage, hasta desvergonzadas comedias como Resacón en Las Vegas 2009, con Bradley Cooper, por mencionar dos relativamente recientes. Nevada es una franja de desierto semivacío, un puñado de antiguas ciudades mineras que cambiaron las palas de trabajo por las palancas de las tragaperras;  en Las Vegas la antigua fiebre del oro sigue pegando fuerte, aunque el jugador no es oro lo que busca, sino hacer su agosto en los casinos. Las Vegas es un cóctel explosivo de sofisticación, indecencia, riesgos y premios. En muy pocas horas puedes ver jeroglíficos antiguos, la torre Eiffel, el puente de Brooklyn y los canales de Venecia. Sí, son reproducciones… ¡pero tienen su encanto! Escaparse a Las Vegas, “la ciudad del pecado”, es una práctica muy extendida por el americano medio y es digno de ver.  A mí me llamó la atención que en el vuelo interior a Las Vegas en el avión viajaban sobre todo hombres solos. Creo que aún este destino está muy copado por hombres.

Por cierto, si quieres casarte mañana o renovar tu vínculo matrimonial, estás en el lugar apropiado; es lo que hicimos nosotros, casándonos en Viva las Vegas Wedding Chapel  donde contrajeron matrimonio por cierto Alaska con su inefable Mario. Pero si vienes a casarte a Las Vegas tienes que hacer un poco el friki, ¿no? porque si no, no cruzas el charco, te quedas en Albacete. Claro que por seriedad  voy a evitar subir acá, a esta respetable página onérica cualquier foto con nuestros disfraces de Marilyn y Elvis

¡Si no tienes cuidado puedes perder la cabeza en Las Vegas!  El tiempo no importa. Los casinos abren las 24 horas. No hay relojes, porque así se decidió en el primer casino instalado en el área. Interminables comidas y ríos de bebidas encontrarás. Me gustaron los cócteles que preparan aquí, a base de granizados. Por cierto, a los americanos les encanta que se los sirvan en vasos largos de plástico, de medio metro. Los ejecutivos y la gente bien fácilmente pierden el oremus en las salas de fiesta, los universitarios buscan la juerga barata y los abuelos arman jolgorio en las tragaperras. Y yo me sorprendía permanentemente de ver los casinos hasta arriba, ¡incluso de madrugada! Últimamente, las chicas también realizan sus escapadas y sus despedidas de soltera, y no faltan lugares de fiesta, discotecas de ensueño  e incluso pubs al más estilo country  para disfrutar de unas vacaciones a la americana.

Lo primero de todo, no tienes que dejar de fotografiarte en el emblemático cartel Welcome to Fabulous Las Vegas, imprescindible. Todos se hacen la foto y sorprende conocer que el cartel no está precisamente en Las Vegas, sino en las afueras.

The Strip o Las Vegas Blvd  con 6,4 km es el centro de todo y es muy fácil moverse por él porque hay transporte público. Hacia el norte termina con el  Hotel Circus Circus Las Vegas ( en serio, es como entrar a un circo) y al sur con el Hotel Mandalay Bay, tristemente famoso por el reciente atentado terrorista iniciado desde una de sus ventanas. A lo largo de la Strip encuentras todos los hoteles más importantes y locales de referencia. Nosotros nos hospedamos en el Hotel Isla del Tesoro, con la piscina más marchosa de Las Vegas.  Si vienes a esta loca ciudad debes visitar todos los hoteles que te permita el tiempo disponible, o contratar mejor alguno de los tours que permitan moverte más rápidamente, aunque el transporte público en la ciudad es rápido y hay taxis y ubers por todos lados ¡Y también limusinas! Encantadora la experiencia de las fuentes danzarinas del Bellagio, un hotel casino que deslumbra con su arquitectura toscana y su lago artificial de más de 3 hectáreas donde unas fuentes bailan en un espectáculo llamativo y precioso, al ritmo de músicas diversas. En el Hotel París, con su ambiente parisino en el interior, destaca su Torre Eiffel, justo de mitad de tamaño que la real. La decoración del interior de algunos hoteles es tan espléndida que incluso de noche pareces estar paseando de día por uno de los escenarios reales del lugar de replican. El
Venetian es otro buen ejemplo.  El Mirage ofrece en su laguna un volcán que entra en erupción a determinadas horas del día. En el Hotel Flamingo puedes ver en su interior a flamencos reales.  No debes dejar de visitar el Downtown, donde comenzó todo, para conocer el mundialmente famoso show de luces y sonido que cada noche se disfruta en Fremont Street. La Fremont Street Experience, es un centro comercial peatonal de cuatro manzanas coronado por una bóveda de acero y repleto de luces controladas informáticamente, que ha devuelto la vida al centro. Cada noche la bóveda se transforma en un espectáculo de luz con 550000 vatios de sonido envolvente.

Si quieres más experiencias en Las Vegas puedes visitar el Shark Reef Aquarium y caminar bajo el agua en sus túneles,  visitar el museo de cera de Madame Tussauds que cuenta con más de 100 muñecos de cera de celebrities o bien acercarte por una galería de tiro para disparar con pistolas y fusiles de todos los tipos, algo que les encanta a muchos americanos y que  pone la carne de gallina.

Yo me escapé uno de los días a ver al mago David Copperfield, una de esas experiencias que siempre quise presenciar alguna vez en la vida y nos quedamos todos en la sala alucinados. Además de hacer aparecer y desaparecer personas, motos y coches, hizo aparecer  un platillo volante en medio de la sala del tamaño de un vehículo medio y sacarlo fuera por detrás del escenario. Un efecto tecnológico impresionante. Las chicas hicieron sus compras en los famosos Outlets del norte de Las Vegas.  Por la noche nos subimos a la torre del Stratosfhere, la más alta de Las Vegas y con una panorámica de 360 grados. Arriba puedes comer en uno de sus restaurantes o tomar una copa con las mejores vistas.

Pero para mí la experiencia más fascinante de estos días en Estados Unidos fue la visita al Gran Cañón.  Concretamente dedicamos un día a trasladarnos en furgoneta con una pequeña empresa que seleccioné después de estudiar todas las opciones para la visita Gran Adventurers Tours  y nos ofrecieron un tour estupendo. En concreto fuimos a la parte Oeste del Gran Cañón , que está dentro de la reserva de la tribu Hualapai, la más cercana a Las Vegas. Aprovechamos para hacer algunas paradas en la impresionante Presa Hoover y conocer alguna variedad de los famosos “Joshua Tree” con los que U2 dieron nombre a uno de sus míticos discos.  El Cañón aquí cuenta con magníficas formaciones rocosas talladas de forma natural, como el Eagle Point: una estructura venerada por los antiguos indios Hualapai. Impresionante la pasarela de vidrio Skywalk que se expande sobre el cañón y permite ver el fondo, una caída aproximada de kilómetro y medio. Otra de las paradas que hicimos fue el Guano Point, con unas vistas fantásticas sobre el Río Colorado. El Gran Cañón es uno de los fenómenos geológicos más impresionantes del mundo conocido y está considerada como una de las siete maravillas naturales del mundo. Fácilmente quedas absorto contemplando la belleza de las formas y colores y apreciando las increíbles dimensiones del espectáculo que tienes a la vista.  Por la cuenca del Gran Cañón fluye El Río Colorado, como una serpiente a lo largo de unos 445 km, que lleva socavando la profunda y escarpada garganta del cañón la friolera de seis millones de años y sacando a la luz rocas de más de dos mil millones de años (la mitad de la historia de la Tierra).

Y no cuento más para no hacer esta crónica excesivamente larga, y para poner en valor la cita más conocida de quienes ponen pie en este fascinante territorio de Nevada: lo que pasa en Las Vegas... se queda en Las Vegas. (No podemos contarlo todo)

¡Hasta un próximo viaje amigos de Oneira!

Alberto Bermejo 
ONEIRA club de viajeros

Un viaje a tus sueños  -  alberto@oneira.es
http://www.oneira.es

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram:  https://www.instagram.com/oneiraviajes/