Natividad y la figura de Jesús Histórico

En diciembre de 2020 con Oneira club de viajeros tenemos proyectado realizar un bonito viaje por Tierra Santa, en concreto por Israel y algunos puntos de Palestina, que complementará nuestro reciente viaje a Jordania de hace unos meses. Pisaremos lugares sagrados vinculados a la figura de Jesucristo, como Belén, ciudad que visité en enero de 2018 durante mi viaje a Israel. Estos días los países de tradición cristiana como el nuestro celebran la Navidad, la conmemoración del nacimiento de Jesucristo. ¿Y qué sabemos de cierto acerca de la figura de Jesús Histórico? ¿Existió realmente o podemos concluir que se trata de una figura legendaria?

Es indudable que Jesús dejó una huella histórica recogida en libros y documentos. También es cierto que las pruebas arqueológicas de su existencia son limitadas y controvertidas. En cualquier caso, la mayor parte de expertos académicos y arqueológicos sostienen que la figura de Jesús Histórico es real. Ningún investigador lo pone en entredicho. La historia de Jesús no es ninguna fábula religiosa. Y lo cierto es que cuadra perfectamente con el escenario histórico que vivió el personaje.

Hay numerosas pruebas arqueológicas en la conmovedora Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén (el lugar más sagrado de la cristiandad) encontradas durante la restauración de 2016 que apuntan a un antiguo santuario levantado sobre el supuesto sepulcro de Jesús de Nazaret. En Betseda una excavación arqueológica encontró vestigios de una piscina ritual mencionada presumiblemente en el Evangelio de San Juan. En Galilea, cerca del lago, se hallaron unas ruinas soterradas de una sinagoga de la época de Jesús, la primera estructura hallada en Galilea de su género, destacando la “Piedra de Magdala” -del tamaño de un baúl y decorada con bajorrelieves del Templo de Jerusalén-, lo que demuestra que los galileos no eran rústicos impíos alejados de la religión, como se pensaba hasta entonces. Los Evangelios mencionan a Jesús en varias ocasiones accediendo a una sinagoga en Galilea. En Cafarnaún podemos encontrar un centro de peregrinación donde se ha excavado en 1968; unos arqueólogos franciscanos encontraron debajo del centro del edificio los restos de una casa del siglo I que se considera pudo ser un foro de reunión pública de índole cristiana. Los relatos del movimiento de muchedumbres que acudían a Jesús en búsqueda de sanación concuerdan con algunas revelaciones arqueológicas en los yacimientos de la Palestina del s. I.

En la Basílica de la Natividad en Belén (la existencia histórica y arqueológica de esta población se demostró y confirmó recientemente), en una gruta ligeramente alumbrada con pequeñas lámparas hay un nicho revestido de mármol; ahí una estrella de plata marca el lugar donde según la tradición nació Jesucristo. Esta basílica es la iglesia cristiana más antigua todavía en uso. Las excavaciones llevadas a cabo en la basílica no han aportado luz ni indicios ciertos de que los primeros cristianos consideraran sagrada esta localización. Aunque el teólogo Orígenes de Alejandría en su visita a Palestina en el s. III dejó escrito: “En Belén se muestra la cueva en la que nació (Jesús)”.

A principios del s. IV el emperador Constantino envió una delegación imperial a Tierra Santa para identificar los escenarios de la vida de Jesús y consagrarlos con santuarios e iglesias. Por las evidencias encontradas en Nazaret, su lugar de crianza, los expertos consideran que su figura se correspondía a la de un reformador religioso o revolucionario social, pero siempre se le consideró un judío observante, aunque reformador. En aquel tiempo proliferaran numerosos profetas mesiánicos y apocalípticos, e incluso algunos líderes rebeldes que se oponían al poder romano.

Los eruditos aceptan en general la existencia de Jesús y dan fe de dos relatos de su vida que se consideran actualmente ciertos y probados: el bautismo en el Jordán por Juan el Bautista, y la crucifixión de Jesús por orden del prefecto romano Poncio Pilato. Este año precisamente, Oneira descubrió (en su visita a Jordania) el lugar en el río Jordán donde la tradición considera que Jesús fue ungido por el Bautista; una excursión muy emocionante. La propia existencia de Juan el Bautista y su eventual ejecución por Herodes Antipas es atestiguada por Josefo en el s. I. “El hermano de Jesús, quien fue llamado Cristo, cuyo nombre era Jacobo”. Existen dos fuentes no cristianas que mencionan a Jesús. El mencionado Josefo en su libro Antigüedades judías, del año 93 a 94 d.c. incluye dos referencias al bíblico Jesucristo en los libros 18 y 20. El historiador romano Tácito se refirió a “Cristo” y su ejecución por Poncio Pilato en sus Anales. Hay otras menciones a Jesús en el Talmud judío: «En la víspera de la Pascua Ieshú fue colgado. Durante cuarenta días antes que la ejecución se llevara a cabo, un heraldo salió y gritó: Él va a ser apedreado porque ha practicado la hechicería y atraído a Israel a la apostasía». El divulgador Néstor F. Marqués, en su libro Fake news en la Antigua Roma (Espasa) menciona que Yeshúa (Jesús) fue "un judío estudioso de la ley que fracasó en su empeño de comunicar que el fin del mundo estaba próximo y que fue ejecutado por ser un sedicioso contra la ley romana".

Lo que sí se considera leyenda es la fecha del nacimiento de Jesús. No está demostrado que naciera el diciembre, siendo realmente improbable. La festividad de la Natividad se asimilaría a otras fiestas paganas existentes antes de la consolidación del cristianismo, como el festival del solsticio de invierno o fiesta del sol invicto. Los investigadores apuntan que Jesús tuvo que nacer en fechas más cálidas con toda seguridad, y además lo haría entre el el año 6 y 2 antes de Cristo, aunque esta polémica, es otra historia.

En fin, si tenemos en cuenta todo lo que se conoce sobre el Jesús Histórico, podemos concluir que efectivamente el personaje realmente existió. Es obvio que lo más polémico es debatir acerca de la aproximación de esta figura a lo que los Evangelios cuentan sobre él. Se especula históricamente que la tumba de Jesús, tras su muerte se encontró vacía y así fue como se extendió la leyenda de que había resucitado de entre los muertos y ascendido a los cielos. Años más tarde, el judío converso Pablo de Tarso, de formación helenística, se encargaría de general el mito fundacional de Jesucristo y de comenzar a extender la religión cristiana por todo el mundo hasta alcanzar la gran fuerza que tiene en nuestros días.

Queridos amigos, esta noche es Nochebuena y celebramos la Natividad de Jesús. Toca pues felicitaros a todos, amigos y lectores, en estas fiestas y esperar que 2020 nos traiga un año lleno de dicha para todos y repleto de viajes fantásticos.

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 

 


Oneira, en viaje a Jordania junio 2019

¡Hola amigos viajeros!

Ya está todo preparado para poner rumbo hacia uno de los países legendarios del Medio Oriente, Jordania. Un país de ensueño, de sensaciones, emoción y sorpresas; uno de los más bellos del cercano Oriente. Para este mes de junio hemos organizado dos salidas en grupo en fechas 8 y 11 de este mes para descubrir la tierra que enamoró a Lawrence de Arabia. Quien escribe, Alberto Bermejo, compartirá viaje con el grupo con salida el 8 de junio. Y el próximo año, para todos los que quedéis prendados de estos paisajes, podréis conocer la tierra de Israel, ya que hemos previsto un viaje a Tierra Santa para diciembre de 2020.

En Jordania conoceremos la capital Amman, la “Ciudad Blanca”, descubriremos el valle del Jordán donde nos toparemos con una sorprendente región de paisajes verdes sin dejar de ver Jerash. Visitaremos los Castillos de los Omeyas y conoceremos sus gestas. Flotaremos a placer en el Mar Muerto, recorreremos el Camino de los Reyes y nos admiraremos ante la gran maravilla de Jordania: la Ciudad Perdida de Petra. Recorreremos los paisajes desérticos de Wadi Rum , una de las zonas más hermosas del país, en vehículos 4x4 y allí dormiremos bajo las estrellas.

Contamos con un equipo en destino muy cualificado, responsable de la organización in situ. En Alicante contamos con la experiencia y el buen hacer del equipo de grupos de Más Que Un Plan Agencia de Viajes, con David Esteso en la dirección. Ellos son los responsables de la organización técnica y los que habéis viajado ya conocéis el modo en que hacen realidad  los sueños viajeros de Oneira. Contamos con servicios de gran calidad y de muy buenos amigos para acompañarnos en esta aventura viajera.

Qué duda cabe que los platos fuertes de este viaje son Petra y Wadi Rum. Tendremos tiempo de conocer en profundidad Petra, la capital de los nabateos. Construida en roca y habitada desde tiempos prehistóricos. Petra está reconocida internacionalmente como una de las 7 maravillas del mundo moderno. Con lugares imperdibles como El Siq, el Teatro de Petra, el Tesoro y tantos otros. En Wadi Rum encontraremos el desierto que enamoró a Lawrence de Arabia, quien escribió sobre él: “Los paisajes, en los sueños infantiles, tenían aquel mismo aspecto vasto y silente”. Este paisaje desértico, cuasi un paisaje lunar, es uno de los entornos más sobrecogedores de Oriente Próximo. Disfrutaremos una excursión en vehículos 4x4 conducido por beduinos.

Os contaremos esta aventura, como siempre hacemos, en nuestras Redes Sociales, Facebook, Instagram y Twitter, en las que estáis invitados a participar.

Facebook:    https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram:   https://www.instagram.com/oneiraviajes/

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

¡Un viaje a tus sueños!

www.oneira.es

info@oneira.es


Periplo de Egeria por Tierra Santa s. IV: la primera guía de viajes

Hemos de rendir constante tributo a las grandes mujeres protagonistas del devenir histórico de nuestro país. ¡Y también a las pequeñas protagonistas de su día a día!. Nunca serán suficientes todos los homenajes que podamos ofrecerles. No en vano busqué como insignia de nuestro club de viajeros un nombre femenino: Oneira, término vinculado como sabéis al reino de los sueños y la fantasía, experiencias del alma que también contienen un importante componente femenino. Y siendo precisos respecto a nuestra trayectoria viajera desde el inicio de PERIPLOS,  el hecho cierto es  que el conjunto de peripleros y peripleras (y ahora viajeros onéricos) que han viajado con nosotros en su mayor parte son mujeres. Ellas, con su especial sensibilidad, ¡son más viajeras que nosotros!.

Venga esta reflexión al caso de presentaros un magnífico libro de un autor que sigo en tertulias literarias y de humanidades: Javier Santamarta, gran escritor y amante de la historia. Su libro es un homenaje a las grandes heroínas españolas (luego me quedaré con una de ellas para centrar esta comunicación) en buena parte semiolvidadas: “Siempre estuvieron ellas: Galería histórica de hispanas memorables”. Editado por Edaf. Debajo os dejo enlace. Este libro reproduce semblanzas muy destacables de grandes figuras femeninas de nuestra historia, las cuales no han sido suficientemente recompensadas debidamente por los textos más sesudos de Historia, donde siempre han destacado las figuras masculinas como protagonistas.

Además de meritorio, que lo es para un autor señalar a estas grandes mujeres, también es importante observar cómo afronta Javier Santamarta las pequeñas y grandes historias de estas ilustres hispanas, con gran riqueza de elementos narrativos que facilita ostensiblemente la lectura. A destacar mujeres como Egeria (Antigua Roma) María de Zayas (Siglo de Oro) Ángela Ruiz Robles (siglo XX) Carmen de Burgos (cronista de guerra) y tantas otras. Pero ya no solo tiene mérito el tema que trata el bueno de Javier Santamarta, sino cómo lo hace y explica. No es una novela, pero capítulo tras capítulo (de los trece que lo componen), dedicado a una o varias de esas ilustres hispanas, nos pone en contexto con unos diálogos y situaciones en los que, por momentos, parece que estamos leyendo una narración que parece ficción pero que se ajusta, fielmente, a lo sucedido.

Si he de quedarme hoy con una de estas protagonistas y grandes heroínas lo haré con Egeria, por distintas razones, porque es mujer, es viajera y aventurera, gallega (Galaecia, de la Hispania romana), porque en el siglo IV viajó a Tierra Santa (donde vamos nosotros, Oneira, en junio en viaje a Jordania) convirtiéndose en la primera viajera o peregrina de la historia, ¡y escribiendo la primera guía de viajes! pues durante su periplo (recorrió más de 5.000 km, la mayor parte a lomos de un burro) estuvo escribió contando su aventura: El Itinerarium de Egeria por Tierra Santa (debajo os dejo un enlace para encontrarlo en Internet) aunque incompleto,  recoge anécdotas, encuentros con religiosos, su recorrido, descripciones de los lugares Santos que visita, detalles de monumentos visitados, una maravilla. Lugares como Egipto, Palestina, Siria, Mesopotamia, Asia Menor y Constantinopla. ¡Escrito en el siglo IV!. Un libro fundamental para conocer Tierra Santa y alrededores. Libro que ha llegado a nosotros de milagro: se encontró en el siglo XIX. Nos da la visión de una curiosa viajera de principios de nuestra era, información de distancia, detalles filológicos importantes y costumbres de la época. Una curiosidad, en su visita al Mar Muerto, afirmó que cuando localizó el lugar donde supuestamente se convirtió en estatua de sal de la mujer de Lot en el Itinerarium afirmaba que por más que la buscara no encontró dicha estatua…

Un precioso fresco con su retrato pudimos contemplarlo el pasado mes de enero en nuestro viaje a Nápoles y Costa Amalfitana, cuando visitamos Pompeya y que podéis ver ilustrando este artículo; en la cabecera dejo otro retrato con un mapa. Esta inefable dama al parecer falleció en Constantinopla, porque allá por el final del libro comenta que está “muy malita” y que si Dios le da vida contará más cosas. Da muestras de cansancio y poca apetencia por regresar a su Galicia natal.  Años más tarde se derrumbaría el Imperio Romano y llegaron las consabidas invasiones bárbaras convirtiéndose el viajar, en una actividad aún más peligrosa: tristemente, las mujeres vivieron a partir de entonces más encerradas que nunca.

Enlace al texto original en latín del libro de Egeria

Enlace al libro de Javier Santamarta “Siempre estuvieron ellas…” en Amazon

 

Alberto Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es


El Camino de los Reyes

En las tierras altas del interior de Jordania, una ruta con más de 5 mil años atraviesa excepcionales paisajes que custodian un sinnúmero de atractivos, desde el imponente cañón de Wadi al Mujib hasta los misteriosos mosaicos de Madaba, sin ignorar el impresionante Monte en el que está enterrado Moisés, la Reserva Natural de Dana o el excepcional Castillo de Karak.

Además, sus más de 335 km transcurren entre numerosos lugares de interés arqueológico, como algunos de los asentamientos prehistóricos de la Edad de Piedra, pueblos bíblicos de los reinos de Edom, Ammon y Moab, castillos cruzados, fortificaciones romanas, santuarios nabateos y antiguas ciudades islámicas. Nos referimos al Camino de los Reyes, una odisea mirando al pasado que asegura los paisajes más diversos y la sensación de quietud más apaciguada. Vínculo entre el Nilo y el Eúfrates, fue una de las vías comerciales más influyentes de la antigüedad. De hecho, una de sus primeras alusiones se presenta en la Biblia (se piensa que el camino representa la ruta que tomó Moisés cuando dirigió a su pueblo hacia el norte a través del territorio de Edom). Durante su trayecto la vía se manifiesta por los numerosos espacios naturales del país, tanto los paisajes boscosos del norte de Jordania hasta llegar al golfo tropical de Aqaba, haciendo parada en ciudades fascinantes del país como son Jerash, Amán, Madaba, Karak o Petra.

Una de las referencias antiguas a este camino es de origen bíblico:

Así que te rogamos que nos dejes pasar por tu territorio. No pasaremos a través de campos sembrados o de viñedos, ni beberemos el agua de los pozos; iremos a lo largo del camino del rey, sin desviarnos a derecha o izquierda hasta que hayamos pasado a través de tu territorio.

Números 20, 17

Será otra de las experiencias importantes e interesantes en nuestro viaje ONEIRA a Jordania, puesto que atravesaremos con nuestro autobús por gran parte de la ruta y conoceremos más sobre su historia.

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Al Oeste de Jordania

Vamos a ir conociendo algunos de los lugares que conoceremos en nuestra aventura prevista para junio de 2019 en Jordania. Hoy daremos una vuelta por ciudades y lugares en la parte oeste del país.

A 9 km al norte del Mar Muerto y muy cerca de Jericó se encuentra Betania de Transjordania, enclave bíblico de mayor importancia en el país que en el año 2015 fue nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Aquí fue donde Jesús de Nazareth, conforme a la tradición cristiana, obtuvo el Bautismo a manos de Juan Bautista según los textos bizantinos medievales. También fue donde Jesús rezó por vez primera ante Dios y donde congregó a sus primeros discípulos. En Betania se encuentran los restos de la iglesia donde Bautista difundía la palabra de Dios, y una pileta en forma de cruz, donde se bautizó a Jesús. El lugar dispone de restos bizantinos y romanos junto con restos de 5 iglesias paleocristianas y templos. Tell Al-Kharrar (Jobar Mar Elías - la colina de Elías-) contiene los restos romanos y bizantinos. Una gran experiencia espiritual y religiosa para muchos creyentes, que renueva y transporta a otra época gracias a su increíble y fascinante historia. Cerca de allí se encuentra la ciudad de Karak, donde los cruzados construyeron a 960 metros por encima del nivel del mar la Fortaleza de Qal’at al-Karak para nosotros Castillo de los Cruzados de Karak. Esta fascinante fortificación levantada en un lugar estratégico, de 220 metros de largo y 125 metros de ancho constituía una línea invisible junto a otros bastiones que iba desde Aqaba hasta Turquía y que tenía como fin vigilar y defender las valiosas rutas comerciales provenientes de Egipto y la península Arábiga en dirección a Siria y a Turquía. Se levantó encima de una antigua ciudad moabita que se remonta al año 850 a. C. en lo alto de una altiplanicie por encima de los 900 metros sobre el nivel del mar. Esto permitió a los cruzados vigilar los valles cercanos y controlar las importantes rutas comerciales que atravesaban la zona. En dirección a Petra se encuentra el Castillo de Shobak, también conocido como Mont Real o Mons Regalis, recuerdo de la antigua gloria de los Cruzados, levantado en el 1115 en la ladera de una montaña por el rey Balduino con el objetivo de defender la comunicación entre Egipto y Damasco. Saladino, en su intento de conquistar el castillo, necesitó 75 años para sitiarlo.

El sitio arqueológico de Umm Er Rassas o Kastrom Mefa’a se sitúa a 60 kilómetros del sur de Amman, a 30 km al sureste de Madaba y en su mayor parte se encuentra sin excavar. En su interior se hallan vestigios de su pasado romano, bizantino e islámico, que comprenden desde el siglo III hasta el IX d. C. El lugar ha sido considerado el asentamiento bíblico de Mephaat en el Libro de Josué 13:18 y posteriormente, se agregó a una de las ciudades de Moba, contra la que Jeremías profetizaba (Jeremías 48:21). El ejército romano aprovechó el lugar como guarnición estratégica, aunque más tarde fue transformada y poblada por comunidades cristianas e islámicas. En el año 2004 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ha sido muy valorada por los arqueólogos por sus vastas ruinas que se remontan a la época romana, bizantina y musulmana. Además, franciscanos han organizado excavaciones en el norte de la zona en las últimas décadas, aunque gran parte del lugar continúa sepultado bajo los escombros. Aquí se han encontrado inmensos frescos en muy buen estado elaborados en mosaicos del periodo bizantino. Se han reconocido 4 iglesias en el interior de los muros, de las cuales 2 son del siglo VI y están desenterradas. En la zona exterior de los muros del norte las extracciones han desvelado algunos impresionantes mosaicos, de finales del siglo VI y principios del VIII. El más fastuoso se encuentra en la Iglesia de San Esteban, colocado en el siglo VIII, que representa las regiones de Palestina, Egipto y Jordania.

A poco más de 30 kilómetros de distancia se encuentra la ciudad de Madaba, conocida como la “ciudad de los mosaicos”. Bien conocida por sus apasionantes mosaicos omeyas y bizantinos, aquí se conserva el famoso mapa-mosaico de Jerusalén y Tierra Santa del siglo VI que recubre todo el suelo de la iglesia ortodoxa griega de San Jorge. Compuesto por 2 millones de pedazos hechos con piedra local de colores vivos, exhibe valles, colinas, pueblos y ciudades hasta el delta del Nilo. La iglesia se construyó en 1896, encima de los restos de una iglesia bizantina anterior del siglo VI d. C. El tablón de mosaico que encuadra el mapa tenía un tamaño originalmente de 15,6 m X 6 m, unos 94 m2, aunque en la actualidad sólo se conserva una cuarta parte del original. Además, existen cientos de mosaicos diferentes comprendidos entre los siglos V y VII distribuidos por todas las iglesias y edificios de Madaba como los de la iglesia de la Virgen y los Apóstoles y los del Museo Arqueológico.

Como veis, los rincones que ofrece Jordania sobre Tierra Santa son increíblemente interesantes. Os seguiremos contando.

 

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es