El fado, saudade portuguesa

Nuestro país vecino Portugal,  que visitaremos en octubre de 2020 con Oneira club de viajeros,  tiene su particular banda sonora. La música de fado es una forma de canción portuguesa que se originó oficialmente en Portugal en la década de 1820, aunque tiene orígenes más antiguos. El fado es reconocido por lo expresivo y profundamente melancólico que es; es la esencia de la saudade (que significa “anhelo”, en el fondo un sentimiento de pérdida) símbolo de identidad de los portugueses. La saudade es un concepto cuasi metafísico, de sensibilidad sociológica, antropológica y sin duda alguna etnográfica, que estructura la realidad de Portugal.

El fado (del latín fatum) podemos encontrarlo en la lírica galaico-portuguesa del s. XIII y en la poesía del renacimiento.

En el fado, el músico canta las duras realidades de la vida cotidiana, uniendo  la resignación y la esperanza de que todavía se pueden resolver sus tormentos. La música de fado a menudo tiene una o dos guitarras de 12 cuerdas, una o dos violas, y a veces un pequeño bajo de 8 cuerdas.

Variedades de música de fado

Lisboa

El fado de Lisboa es el estilo más conocido. Con raíces  en contextos sociales derivados de la marginalidad y la transgresión. Asociado frecuentemente a lugares de marineros y prostitutas. En 1900 florecería, encontrando un gran seguimiento popular hasta el día de hoy. Incluye con bastante frecuencia segmentos de improvisación.  Se encontró con algunos momentos difíciles en 1926, cuando la censura causó cambios importantes en el entretenimiento urbano y puso requisitos importantes en cualquier espectáculo y lugar. Gracias a la popularidad de la radio, el fado encontró su lugar en los hogares de Portugal. En la década de los 90 encontró un lugar especial en los circuitos de las músicas del mundo y las nuevas músicas.

Coimbra

El fado de Coimbra tiene vínculos con las tradiciones académicas de la Universidad de Coimbra. Los cantantes y otros músicos llevarán el vestuario académico tradicional que consiste en túnicas oscuras, capas y polainas (¡y no, no son los tunos españoles!). Las canciones se escuchan de noche por las calles o en las plazas de la ciudad. Mientras que Lisboa a menudo atraía a aquellos en los campos de la clase trabajadora, Coimbra atrajo a las clases más privilegiadas. A diferencia del fado de Lisboa, el estilo de Coimbra solo es cantado por hombres, sin lugar a la improvisación y muy ensayado.

Amalia Rodrigues y el fado moderno

El género fado fue llevado al mundo de la música por Rainha do Fado (Reina del Fado) Amalia Rodrigues (23 de julio de 1920 - 6 de octubre de 1999). Conocida como Amalia en todo el mundo, se convirtió en una de las personalidades más importantes para el género y la principal inspiración para el fado contemporáneo. Amalia, de fuerte personalidad y carisma, con un timbre de voz de extraordinaria belleza,  se convirtió en una artista aclamada cuyos servicios eran solicitados por reyes y presidentes. En el momento de su muerte, Amalia había recibido más de 40 condecoraciones y honores por su música, presencia escénica y filantropía, incluida la Legión de Honor del gobierno francés. Recibió un  funeral de estado y sus restos reposan en el Panteón Nacional de Lisboa (la única mujer que tiene el honor). Amalia colocó el fado sin ayuda en el mapa mundial.

El fado se ha popularizado extraordinariamente. El fado moderno ha incorporado nuevos instrumentos como piano, violín o el acordeón. También han comenzado a combinar el fado con otros géneros populares. Algunos artistas actuales de este género son Madredeus, Ana Moura, Dulce Pontes y Mariza. Mariza, en particular, es muy popular, ganó numerosos premios en la categoría de Músicas del mundo y ha aparecido en el show de David Letterman.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 

 


Croacia: curiosidades y pequeñas historias

El próximo mes de octubre, coincidiendo con el Puente del Pilar,  Oneira club de viajeros visitará Croacia y Eslovenia, un paseo por  la Costa Adriática y Los Balcanes que nos permitirá hacernos una idea de las maravillas que encierra esta parte del mundo que tenemos tan cercana a nosotros y tan desconocida para muchos.

Antes de las guerras yugoslavas de los años noventa ya hice una incursión, en mi etapa de mochilero, por territorios de la entonces llamada Yugoslavia, conociendo muchos de los lugares que veremos en octubre con Oneira. Ya entonces se respiraban aires de conflicto, pues al hablar  con los oriundos (en esa zona se maneja muy bien el inglés) las conversaciones se tornaban tensas y pesaban mucho los temas políticos. Ahora tenemos la suerte de que la paz reina en el sur de Europa y debemos aprovecharlo para disfrutar de nuestro mayor placer, que es viajar por nuestra siempre sorprendente y bella Europa.

Hoy quisiera compartir con vosotros algunas de las curiosidades de Croacia, ¿seguís leyendo?

La flor nacional de Croacia es la iris, proviniendo del nombre de Perun. En la mitología eslava es el dios más alto del panteón y también dios del rayo y el trueno. En las montañas croatas crecen por doquier. La leyenda cuenta que la iris crece solo cuando la luz de Perun toca sobre el suelo.

Los croatas dispusieron de su propia escritura, el glagolítico, utilizado entre los siglos IX y el XIX, que estuvo muy arraigado en Kvarner.

El Anfiteatro Romano que descubriremos en Pula el segundo día de viaje es el sexto más grande del mundo, con tres alturas. Impresionante.

El perro dálmata es originario de Croacia (Dalmacia), una raza autóctona.

¿Sabéis que los habitantes de la isla de Silba, en Zadar dispusieron que su isla fuera 100% peatonal? Los coches y los humos no son allí bienvenidos.

En Split, cuando visitemos el Palacio de Diocleciano, estad atentos a una auténtica esfinge egipcia que el emperador mandó traer de Egipto, que adorna la entrada de su mausoleo. Nos cansaremos de verlas en diciembre, cuando viajemos a Egipto, pero no está de más curiosear la que enamoró a Diocleciano (no es tan grande como la Gran Esfinge).

El caso de vampirismo más antiguo de Europa se localizó en la región de Istria. Es uno de los atractivos turísticos de Kringa. Jure Grando, el vampiro de Croacia.

Zagreb, capital de Croacia, tiene en funcionamiento más de 200 lámparas de gas, con más de un siglo de antigüedad. Se encienden y apagan manualmente todos los días.

Cuentan las leyendas que Ludbreg, en el norte de Croacia, es el Centro del Mundo. La patrona de la localidad mató al demonio clavándole una estaca que atravesó el mundo. En Ludbreg el 1 de abril se celebra el Día del Centro del Mundo.

No sabréis que la corbata, ahora no tan de moda, derivó de la costumbre de los soldados croatas de anudarse al cuello un pañuelo rojo durante la Guerra de los 30 años. Esta moda de anudarse el pañuelo “a la croate” evolucionó “a la cravate”, corbata en español.  Croacia celebra el 18 de octubre el “Día de la Corbata”.

Bajo la ciudad de Zagreb se esconde una kilométrica red de túneles secretos. Lo contamos en nuestro dossier de viaje y hablaremos de ello en un próximo post en Oneira blog.

Cuenta otra leyenda que los orígenes del Parque Nacional de Plitvice, que visitaremos, derivan de la intervención de la Reina Negra que misericordiosa prometió darles el agua que los antiguos habitantes ansiaban, tras años de cosechas perdidas y muertes por hambre y sed. Llovió con fuerza todo el día y toda la noche hasta que el río se desbordó formando sus lagos.

Hay muchas más historias, jugosas y muy interesantes, de este país encantador. Seguiremos contando historias para conocer mejor el lugar que visitaremos el próximo mes de octubre. Si quieres acompañarnos, si quieres conocer Oneira club de viajeros, hay unas pocas plazas disponibles todavía. ¡Hasta pronto!

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 

 


Venecia, ciudad de los sueños

El próximo mes de octubre hemos preparado para nuestros incondicionales de ONEIRA club de viajeros un fantástico recorrido por Croacia y Eslovenia. Dicho recorrido lo iniciaremos con una visita express a Venecia, la ciudad de los sueños,es decir, ¡onírica!

Venecia es un lugar que corta la respiración a cualquiera; produce una de esas apneas que sentimos cuando estamos ante algo maravilloso. En cierto modo, Venecia denota cierta tristeza pero maravilla el alma de quien la recorre al encontrar tanta belleza a su paso. Sobra con examinar sus palacios erigidos encima del agua,  contemplar el gondoliere remando por los canales de esta bella ciudad o salir de noche y celebrar como un auténtico donjuán disfrazado, si nos sentimos algo frikis. Aunque Venecia siempre ha sido mostrada por los intelectuales revestida de cierta decadente tristeza, como George Sand en “Cartas de un viajero” e “Historias de mi vida”, o John Ruskin en “Piedras de Venecia”. Henry James ambientó sus novelas llenas de pasiones maniacas en Venecia, como en “Los papeles de Aspern”. Desasosiega la expresión de belleza y muerte de Thomas Mann en su “Muerte en Venecia”.

Venecia es una agrupación de 120 islas conectadas a través de cientos de canales y puentes. Como todos sospechamos, el lugar ha sufrido multitud de crecidas y desbordamientos constantes a lo largo de su historia, a causa del fenómeno conocido como Acqua Alta. La ciudad se construyó hace más de 1500 años para protegerse de los ataques germanos y en sus inicios formó parte del Imperio Romano de Oriente (eje fundamental del comercio entre Occidente y Oriente) hasta su posterior independencia. Se convirtió en una potencia mercantil que comercializaba esclavos, sedas, metales, especias y madera con ciudades de Alejandría y Constantinopla. Su máximo apogeo se produjo al final de la Edad Media, elaborando su propia moneda y rigiendo buena parte del noreste italiano. Su declive comenzó con el descubrimiento de América y la progresiva influencia en la región de los otomanos. Hasta el año 1797 fue capital de la República de Venecia y con una población de 180 mil habitantes era de las ciudades más pobladas de toda Europa. Ya en el interior de la ciudad, destacamos el Gran Canal veneciano, junto a distinguidos palacios y elegantes iglesias que cercan esta increíble avenida fluvial de más de 4 kilómetros de largo. Desde Santa Maria della Salute se puede iniciar un recorrido fantástico por el canal subidos a una góndola. La Plaza de San Marcos, de imprescindible visita, está rodeada por la basílica, el Palacio Ducal, la Torre del Reloj y el Campanile. Merece la pena perderse por los pequeños callejones y descubrir cosas inesperadas. La basílica de San Giorgio Maggiore es titánica y singular, repleta de mosaicos, esculturas y pinturas. Aquellos que obtenían beneficios en sus negocios debían hacer regalos e intentar embellecer (más aún si cabe) el edificio. A pocos metros del muelle o sobre las barcazas, se sitúan los mercados de la ciudad. Algo que mucha gente hace en la ciudad es visitar sus preciosos puentes, como el de Rialto o el de la Academia, innegociable práctica para vivir una hermosa experiencia. Venecia, espléndida y tradicional, tiene decenas de cosas cautivadoras. Para concluir, hacemos mención de una cita de Sansovino, arquitecto y escultor renacentista italiano: “Algunos sustentan que la palabra VENETIA significa VENI ETIAM, o sea, regresa otra vez, y otra vez, porque por mucho que vengas, siempre verás nuevas cosas, y nuevas bellezas”.

Alberto Bermejo

Daniel Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es