Comer con encanto en Vietnam

Nuestra amiga viajera Susana Ávila comparte con nosotros su pasión por los viajes y su gastronomía en este artículo. Susana Ávila es experta en el
universo mitológico indio. Es periodista, colaboradora en diversos medios de comunicación y Miembro de la Federación Española de Periodistas y Escritores de turismo. Tiene en su haber la publicación de dos libros espléndidos sobre mitología hindú: "Mitología de la India. Mítica y Mística" y "Ecos de la India Leyendas Clásicas y Populares".  Publicados en Miraguano Ediciones. Hoy nos traslada al universo gastronómico vietnamita, país que conoce muy bien. Toda vez que nuestra previsión es viajar con Oneira club de viajeros  en octubre 2022 a Vietnam será una magnífica oportunidad para conocer sus impresiones gastronómicas.

 

Comer con encanto en Vietnam

Dicen que para gustos, los colores, pero es una opinión bastante generalizada que la comida vietnamita es una de la mejores, si no la mejor, del sudeste asiático. Un país tan fértil, con cerca de 3.500 Km. de costa, proporciona una abundante materia prima con la que elaborar sus platos.

Se emplean muchos vegetales, hierbas y especias, pero son las salsas las que le dan un toque peculiar, como la salsa de pescado, la de soja y la hoisin, compuesta básicamente por agua, azúcar, soja, vinagre destilado, arroz, sal, harina de trigo, ajo y chiles que le dan un sabor suavemente agridulce y que no puede faltar en ninguna mesa.

Un viaje por Vietnam lleva desde Hanoi a Saigón o viceversa con una parada en la región central para visitar dos lugares emblemáticos: las ciudades de Hoi Am y Hue. Desde esta página proponemos elegir cuatro restaurantes con encanto, uno en cada ciudad.

SAIGÓN (hoy Ho-Chi-Minh)

En Saigón el lugar elegido es el Temple Club (29-31 Tôn Thất Thiệp, Bến Nghé, Quận 1, Hồ Chí Minh) si se encuentra la entrada. Está situado en la primera planta de un céntrico edificio colonial al que se accede por un angosto corredor iluminado por lamparillas sobre figuras de elefantes que no anticipan lo que encierra su interior y que fácilmente pasa desapercibido salvo que se acuda con certeza y determinación. Su decoración y su ambiente, porque es algo que va más allá de su mobiliario, evocan aires de un nostálgico pasado retratado magníficamente por Graham Greene.

Dos amplios comedores decorados con una cuidada estética, que concluyen en dos miradores, son las salas principales, pero además hay un cómodo salón donde tomar un aperitivo, quizá una copa posterior o prolongar una perfecta sobremesa que lo convierte en uno de los locales más románticos de la vieja Saigón.

El buen gusto y los ecos del pasado no dejan que pase desapercibida una excelente comida de platos vietnamitas con guiños a la cocina china y francesa, las dos grandes influencias culturales de la ciudad.

HộI AN

La cocina del centro del país ha sido influenciada por la colonización de diferentes culturas, eso la convierte en la más variada y colorista, dándole sabores únicos gracias a la profusa utilización de especias.

La ciudad de Hoi An tiene encanto por sí misma. Hoy es una pequeña ciudad costera, pero históricamente fue un importante puerto que recibía mercancías de todo el mundo y a cuyo amparo se asentaron mercaderes procedentes de China, la India, Japón… ello se refleja en su trazado, su arquitectura perfectamente conservada y el sincretismo de sus templos. Aquí seleccionamos el Cargo Club Café & Restaurant (107-109 Nguyen Thai Hoc Street, Hoi An 560000), situado en un edificio singular a orillas del río Thu Bon donde palpita el alma y vida de la ciudad. Tiene dos entradas, una desde el río y otra en la calle posterior. Su terraza, iluminada con farolillos como es característico en esta ciudad es una atalaya desde la que ver pasar la vida. Dispone de una cuidada carta de platos vietnamitas como el pollo en olla de barro con jengibre o el pato braseado, cocinado con jugo de coco y servido sobre un lecho de noodles crujientes. También es posible tomar productos más internacionales como pizzas o hamburguesas de excelente calidad aunque sus presentaciones no sean tan elaboradas como la de los platos autóctonos. Hay que destacar la cuidada selección de postres que puede ofrecer.

HUE

Hué, la antigua capital de Vietnam, sede de los emperadores de la dinastía Nguyen, es una ciudad regia, y el lugar que proponemos está a la altura. El Anciane Hue Restaurant (104/47 Kim Long Street, Hue, VietNam).

Se trata de un restaurante que ocupa la finca Phu Mong, cerca de la pagoda Linh Mu, en la zona de la Ciudadela imperial, algo lejos del centro turístico de la ciudad que se agolpa en la otra orilla del río Perfume, pero el desplazamiento merece la pena. El recinto total cubre un área de 3000 metros cuadrados en el que se levantan cinco casas, jardines, lagos, puentes, terrazas que permiten recrear distintos ambientes.

Conviene llegar con luz del día para poder ver el atardecer y disfrutar del paraje antes de zambullirse en su gastronomía.

El restaurante fue inaugurado en 2007, pero el complejo fue edificado en el siglo XIX y principios del XX. Varios son los salones de que dispone repartidos entre los diversos edificios, decorados con sumo gusto, desde comedores íntimos para una cena romántica, hasta el Golden Dragon, una sala para banquetes; el Jade Lake diseñado especialmente para las cenas de negocios, el Royal Garden e incluso el Family House destinado a celebraciones familiares en un confortable ambiente hogareño.

La cocina es de alto nivel y fusiona la cocina moderna con la antigua cocina imperial vietnamita. Pero si se dice que se come también por los ojos, este es el lugar, dada la presentación personalizada de cada plato en el que además del bien elaborado alimento principal la presentación es un espectáculo. Un plato a base de pollo o pato puede muy bien estar decorado con dos aves levantando el vuelo, o un plato de pescado lleva prendido un pececillo o si se trata de una comida vegetariana incluye un artístico tiesto hecho de hortalizas, todo ello comestible, aunque de pena estropear esa obra de arte. Anciane Hue es un lugar acogedor, muy bien ambientado, lleno de detalles. En diciembre de 2018 ha cerrado sus puertas para hacer algunas reformas. Esperemos que ello no afecte a su encanto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

HANOI

Ya en el norte nos encontramos con una comida que tiende a ser más simple en sus preparaciones en comparación con la cocina de la parte central o del sur.

Para Hanoi proponemos un restaurante diferente a lo que llevamos viendo, donde el encanto estriba en la elección, en la variedad, sin descuidar el marco. El Khai's Brothers Restaurant (26 Phố Nguyễn Thái Học, Điện Bàn, Ba Đình, Hà Nội,) se sitúa en un antiguo templo budista rehabilitado y ofrece una amplísima selección de comida vietnamita con toques de la china y japonesa sin por ello perder su sello de identidad. Conforme se rebasa la puerta ya se ha de hacer la primera elección: el salón interior con sus arcadas y los mostradores de postres que ya hacen la boca agua o el gran patio, cubierto por sombrillas si el tiempo lo requiere.

Al fondo del patio se alinea el buffet donde vamos a encontrar que están preparando algunos de los platos a la vista del público. Platos hechos en barbacoa, tanto de carnes como de pescados y mariscos, frituras, como la típica comida popular vietnamita que preparan dos muchachas como si se tratara de un puestecillo callejero pero con toda la calidad que respalda al local.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Original, selecto, con la posibilidad de probar muchas y variadas preparaciones en una sola comida, sin preocuparnos de haber hecho correcta la selección de un plato de la carta. Para terminar, el mostrador de postres, en el salón interior, resulta un magnífico colofón a la comida.

En este recorrido nos hemos propuesto lanzar unas sugerencias donde además de comer bien, con una buena relación de calidad/precio, se puede disfrutar de la Indochina que palpita en el ideario colectivo y que conocemos por novelas y películas.

Susana Ávila

Miembro de la Federación Española de Periodistas y Escritores de turismo FEPET


Documentación para tu viaje a Perú

¡Buenas tardes amigos viajeros!

Tenemos a la vuelta de la esquina nuestro viaje a Perú, en Semana Santa de este año 2019. Como siempre me complace compartir con todos vosotros enlaces interesantes que nos ayudarán a conocer mejor nuestro destino.

Si queréis un buen documental de National Geographic sobre Machu Picchu aquí lo tenéis. Lo tenéis en Youtube.

https://youtu.be/0pTnAJxa0CY

Soy un apasionado de la buena mesa ( y el buen vino ). Uno de los divulgadores más interesantes en este ámbito es Anthony Bourdain. Me encantan sus programas, donde no le hace ascos a nada comestible. Este cocinero, algo deslenguado, que aparentemente gozaba de la vida, decidió acabar con la suya no hace mucho tiempo; pero nos deja programas inolvidables. Uno de los que preparó en Perú, cuya cocina se encuentra entre las mejores del mundo, lo tenéis aquí enlazado. Pero lamentablemente no lo he encontrado en español. Algunas partes se entienden muy bien. Bourdain visita algunos de los lugares que conoceremos. En algunos momentos el video se interrumpe con publicidad.

https://www.dailymotion.com/video/x53x3jd

Más sobre gastronomía y Perú. Un entretenido programa sobre gastronomía peruana “Fogones Lejanos”

https://youtu.be/UW5jMQc18Kk

Para los más cocinillas. La biblia definitiva de la cocina casera peruana. Cocina con el gran Gastón Acurio, una celebridad nacional en Perú, que cuenta con restaurante en Madrid. Podéis comprarla aquí.

https://www.amazon.es/dp/0714870048/ref=cm_sw_r_cp_api_i_2sMHCbTRDDCEB

Volvemos a la arqueología. Esta colección de National Geographic es sobresaliente. El libro dedicado a Machu Picchu no tiene desperdicio. Una reconstrucción en 3D de la ciudadela, como se indica en portada.

https://www.amazon.es/dp/8482986708/ref=cm_sw_r_cp_api_i_bvMHCbM2C4WYF

En nuestro viaje de Semana Santa de 2019 conoceremos al pueblo chimú en nuestro recorrido por Chiclayo y Trujillo. Recientemente se descubrieron los restos de una masacre llevada a cabo en el siglo XV por esta civilización, desconociendo actualmente sus motivaciones. Aquí, un reportaje completo.

https://www.nationalgeographic.com.es/historia/sacrificio-masivo-ninos-y-llamas-peru-siglo-xv-conclusiones-cientificas_13983/3

En mi artículo en el blog de Oneira de 4/1/19 publiqué información sobre los principales descubrimientos arqueológicos de 2018. Entre ellos cité los ídolos de madera que se encontraron en la ciudadela de Chan Chan en Trujillo, que visitaremos.  A continuación tenéis información más completa; siempre podréis encontrar referencias adicionales en Internet sobre este descubrimiento.

https://andina.pe/agencia/noticia-idolos-descubiertos-chan-chan-entre-los-10-mejores-hallazgos-arqueologicos-2018-737407.aspx

Y nos vamos con mi programa de radio favorito sobre viajes en Radio Nacional: "Nómadas". Aquí tenéis el programa que dedicaron a Perú:

https://blog.rtve.es/nomadas/2010/02/escucha-el-programa-de-perú.html

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es


Gastronomía de Perú

Tenemos muy cerca nuestro viaje de Semana Santa, a Perú. Disfrutaremos de un recorrido histórico y muy completo, con el protagonismo del arte, la historia y la arqueología, además del contacto con el mundo andino y el recuerdo colonial. Los paisajes de Perú son fascinantes, pero un elemento que cobra especial significado en este país es su gastronomía. Con permiso de la nuestra, la española, la gastronomía peruana se ha hecho un hueco entre las más importantes del mundo, y la prueba son los reconocimientos y premios que reciben sus promotores y creadores y el número cada vez más alto de restaurantes que se abren en todo el mundo.

Una de las claves es la combinación de sabores y texturas, el uso de cítricos y el amplísimo repertorio de recetas (como también ocurre con la cocina española). Además en Perú, la comida es una religión. Su cocina es muy variada y existen restaurantes de diversos estilos y categorías que ofrecen calidad a buen precio y garantías de higiene. El concepto de “fusión” está a la orden del día:  aquí los estofados andinos se mezclan con frituras asiáticas, y los platos españoles absorben los sabores del Amazonas. De hecho tuve ocasión de comprobarlo directamente, en Cuzco. En 2014 con nuestro primer viaje a Perú con PERIPLOS, visité el restaurante de Virgilio Martínez, uno de los grandes chef peruanos, en Cuzco, en aquel entonces enclavado en pleno centro de la ciudad. Disfruté aquella noche enormemente con su propuesta novoandina, con propuestas sorprendentes, fusionando todo tipo de sabores selváticos, de la cordillera andina.  Virgilio Martínez, conocido en el mundo gastronómico por su restaurante en Lima Central, entre los mejores del mundo, ofrece una nueva propuesta en pleno Valle del Cuzco, a unos 3.680 metros sobre el nivel del mar. El nombre de su nuevo restaurante:  Mil.

Si nos centramos en Perú y su gastronomía, ¿qué entendemos por cocina fusión?. Tenemos un buen ejemplo en la  Cocina Criolla, fusión local, europea y africana; la Chifa, local y China; Nikkei, local y japonesa y nuevas tendencias como la ya mencionada cocina Novoandina, que ha recuperado recetas y productos ancestrales, sin dejar de lado la variada oferta de comidas regionales y la comida internacional.

En la zona andina predominan el maíz (existen en el país más de 50 variedades de este cereal), las patatas y las aves de corral. En cambio, en la costa abundan las carnes, el pescado, los mariscos y las menestras. Por cierto ¡este país produce 3000 variedades distintas de patata!. Platos de patata son la papa a la huancaína (patata bañada en una salsa de  queso) y la “causa” (una terrina de patata con capas de marisco, verdura o pollo). 

En la costa y en todo el territorio peruano el plato estrella es el ceviche, una combinación fría de pescado, gambas u otro marisco, marinado con zumo de lima, cebolla, cilantro y chile. 

La gastronomía peruana ha traspasado fronteras y goza de un gran prestigio internacional. Hay que destacar que hoy en día los restaurantes de los hoteles y cadenas hoteleras se han preocupado por elevar la calidad y oferta gastronómica peruana y a muchas de ellas acuden comensales que no están alojados o están en otros alojamientos.

Hay que dedicarle un apartado especial al pisco peruano, que nos lo encontraremos durante todo el viaje. Inicialmente se elaboraba en haciendas privadas cerca de Ica y se vendía a marineros que recalaban en el puerto de Pisco. A principios del s. XX el pisco sour (un cóctel de aguardiente de uva con zumo de lima y azúcar) se popularizó entre los principales restaurantes de Lima. Hay distintas variedades de pisco y diferentes formas de presentación. En nuestro viaje tendremos oportunidad de disfrutar de unas clases para aprender a elaborar el famoso cóctel peruano y tendremos muchas oportunidades de disfrutarlo.

Daniel Bermejo 

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es