Presentación de nuestro Viaje a Cuba Oneira febrero 2020

Nos complace saludaros desde  Oneira CLUB DE VIAJEROS  y presentaros un proyecto  ¡Nos vamos a Cuba! La recorreremos de punta a punta. Descubriendo su música, sus gentes, los pueblos, su rica historia, sus playas. Un viaje inolvidable.

Es un año muy especial para Cuba. Celebran en la isla el 500 aniversario de la Habana, entre grandes fastos. Hay que conocerla cuanto antes. Amamos Latinoamérica, que nos parece fascinante y seguiremos programando grandes viajes para conocerla mejor. Ya hemos estado en México, Guatemala, Argentina, Honduras y Perú en nuestro proyecto anterior. Y nos quedan muchos países por recorrer en Oneira. Os podemos adelantar que en enero de 2021 estamos trabajando en preparar un viaje a Chile muy especial.

La música de estas latitudes, la música cubanaserá nuestro hilo conductor en este viaje. Algunas de las visitas programadas tienen la música como protagonista. Como ya sabéis, Cuba presenta atractivo innumerables, con múltiples sitios declarados Patrimonio de la Humanidad UNESCO.  Iniciaremos viaje en Santiago de Cuba, cuna de la Revolución, una bella ciudad que apenas ha cambiado: africana, musical y repleta de pasión. García Lorca la definió como “un arpa hecha de hojas vivas, un caimán, una flor de tabaco”.  Conoceremos Bayamo, con algunos episodios de rebeldías a sus espaldas (desde el s. XVI) que recorreremos en coche de caballos. El casco antiguo de la legendaria Camagüey es laberíntico y repleto de antiguas iglesias, grandes plazas y joyas arquietectónicas diversas. Descubriremos Trinidad, recalando antes en Sancti Spiritus, visitando sus grandes atractivos arquitectónicos. Cienfuegos, la perla del Sur, presenta una de las más bellas bahías del mar Caribe y un aire francés muy característico. ¿Y qué deciros de La Habana?. La alegre capital de Cuba es una ciudad rebosante de actividad salpicada de espléndidos edificios coloniales. Su Habana Vieja hay que conocerla bien, como su Malecón. Recorreremos todo lo principal. También conoceremos la Cuba del escritor Hemingway, que vivió allí 20 años ¡Y disfrutaremos de la música cubana! Hemos hecho coincidir este viaje con el Festival de la Salsa de La Habana   que se celebra en la capital a finales de febrero. Y los que lo deseen podrán prolongar su estancia dos noches más en La Habana o bien trasladarse a Varadero (como propuesta opcional fuera de programa principal). Y mucho más.

Os invito a que os animéis a acompañarnos a este gran destino, espiritualmente muy unido a nosotros, con el que hemos compartido parte de su historia. Este destino ansiaba conocerlo desde hace tiempo, por lo que espero compartir viaje con todos vosotros. Recordad: las plazas son limitadas y las reservas han de hacerse en MÁS QUE UN PLAN Agencia de Viajes, el mejor equipo para los viajes de Oneira club de viajeros, que tanto nos ayudan a hacer realidad nuestros sueños de viajar a tantos y tantos lugares del mundo

MAS QUE UN PLAN AGENCIA DE VIAJES – David Esteso

C/ Calderón de la Barca, 2 - 03004 Alicante

Título/Licencia CV-m1833A

David Esteso - Silvia González 965207555 - 699421525ClubViajeros@MasQueUnPlan.com

Preparando nuestro viaje a Croacia y Eslovenia Octubre 2019

En breve nos embarcamos en una nueva y fascinante aventura onérica a Croacia y Eslovenia, dos países fascinantes. Vamos a conocer con el grupo de viajeros un cacho de la antigua Yugoslavia, en cuanto a su historia y a su riqueza cultural, y como no, también su medio natural, que también disfrutaremos. Empezamos y cerramos viaje en dos ciudades históricas, de deslumbrante belleza y ambas asomándose al Mar Mediterráneo: Venecia y Dubrovnik. En esta oportunidad no es Venecia protagonista, tornándose ciudad de paso, pero a buen seguro nos proveerá del mejor impulso para descubrir los tesoros que nos esperan en Croacia y Eslovenia.

Este viaje será para mí muy especial, significativamente cuando ponga de nuevo pie en Dubrovnik. La belleza de la Ciudad vieja de Dubrovnik es apabullante; como sabéis fue elegida para representar Desembarco del Rey en Juego de Tronos.  Nadie puede cansarse ni sentir indiferencia al pasear al borde de sus murallas o recorrer sus calles de mármol y contemplar sus edificios barrocos.  Me emocionó profundamente conocerla por primera vez en 1990 justo un año antes de los bombardeos de 1991 por la Guerra de Yugoslavia. Aún recuerdo el día gris, ese halo de tristeza que emanaba tan bella ciudad, que pareciera que anticipara su inmediato destino. Me enamoró hondamente. Y espero que igualmente, ahora intacta, os enamore a todos los amigos que viajan con nosotros. A mí ya me tiene conquistado. ¡Pero antes de Dubrovnik descubriremos más sitios extraordinarios! Lo contaremos en nuestras Redes Sociales.

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Zagreb misteriosa

En tres meses Oneira club de viajeros se embarcará en una nueva aventura a dos países europeos francamente interesantes: Croacia y Eslovenia. Nos vamos en octubre, aprovechando el Puente del Pilar.

La capital de Croacia es Zagreb y actualmente es una de las más agradables ciudades centroeuropeas. Se la considera una "pequeña Viena".  Perfecta para una escapada. De hecho, nuestro paso por allí será fugaz, porque hay mucho que ver en 8 días, aunque si te gusta seguro que programas una vuelta a esta ciudad centroeuropea con más días para descubrir sus tesoros. Tiene museos, música, arquitectura y buena gastronomía, además, los croatas son animados y alegres como los españoles.

Hoy os quiero comentar un par de historias sobre leyendas de Zagreb y hablaros sobre los famosos túneles secretos subterráneos.

La Puerta de Piedra se halla en una de las entradas principales de la ciudad medieval de Zagreb. Un pasaje al que devotos de la ciudad acuden para orar o encender una vela. Cuenta la leyenda sobre esta puerta medieval que en 1731 se produjo un incendio que acabó con buena parte de las viviendas del área, alcanzando esta Puerta de Piedra. Tras extinguir el fuego al dia siguiente se encontró la imagen de una Virgen María en perfecto estado. Desde entonces esta puerta se convirtió en una pequeña capilla como lugar de culto.  La Virgen de la Puerta de Piedra es actualmente la patrona de Zagreb.

Bajo la ciudad de Zagreb existe una red kilométrica de túneles ocultos y secretos, de los cuales se especula que algunos conectan hasta con las montañas de Medvednica, a casi 40 km de distancia de la ciudad. De hecho, la gran mayoría de túneles son un enigma para los habitantes de la región, aunque hay uno que no es secreto, conocido como el túnel de Gric. Se construyó hace 76 años en tiempos de la Segunda Guerra Mundial como refugio antiaéreo y se reutilizó durante la Guerra de la Independencia del país 50 años después. En el año 2016 se remodeló y se abrió al público, por lo que en la actualidad se preparan eventos culturales en su interior y se disfruta como atracción turística. También se ha preparado el Museo de los Sentidos en su interior, visita fundamental para largas estancias en la ciudad. Quién sabe el origen de estos túneles ocultos y los secretos que albergan en su interior.

Las montañas boscosas de Medvenica se localizan a unos 40 kilómetros al norte de Zagreb. El mayor atractivo de este Parque Natural es la Fortaleza de Medvedgrad. En el s. XIII la Reina de Negro gobernaba Medvedgrad y habitaba la fortaleza medieval. La crueldad de esta reina era bien conocida en todo el entorno. Cuenta la leyenda que esta mujer vestía siempre de negro y era acompañada de un cuervo entrenado para sacar los ojos a sus enemigos. Sus súbditos eran maltratados, con tributos elevados y con prohibiciones para acceder a algunos recursos naturales, como el agua. Se cuenta que cuando los turcos cercaron su fuerte sus súbditos le dieron la espalda y le negaron el auxilio. La leyenda cuenta que pactó con el Diablo para deshacerse de los invasores, prometiéndole todo tipo de riquezas; dicen que aceptó y promovió la retirada de las tropas turcas. Sin embargo la Reina de negro intentó engañar al mismísimo Diablo.  Afirman los del lugar que el Diablo la castigó convirtiéndola en serpiente, condenada a vagar eternamente por Medvedgrad, recuperando su apariencia humana original por las noches. Los habitantes de Medvedgrad no cesaron de intentar localizar los tesoros de la reina, llegando al mismo subsuelo de Zagreb lo que podría explicar la existencia de los enigmáticos túneles bajo la capital. A finales de septiembre se conmemoran los Días Medievales de Medvedgrad, rememorándose esta historia tan popular.

En octubre preguntaremos a nuestro guía sobre esta historia, aprovechando nuestra estancia en Croacia.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Dubrovnik, la Perla del Adriático

La Perla del Adriático, la Atenas Dálmata o Desembarco del Rey para los amantes de Juego de Tronos son varias formas de reafirmar la grandeza de la ciudad de Dubrovnik, una de las ciudades más bellas del mundo y portada con todos los honores de nuestro dossier de viaje. Con dos noches en Dubrovnik cerraremos el viaje a Croacia y Eslovenia que organiza Oneira para Octubre de 2019.

Fueron los romanos tardíos los primeros en levantar un fuerte y el dominio de la ciudad cambió con el paso de los tiempos, primero por el Imperio Romano de Oriente, luego la República de Venecia, después el Imperio Otomano y finalmente el Imperio Austrohúngaro. Dubrovnik es una ciudad indescriptible. Surgió en el siglo VII, poblada por pescadores que huyeron de los eslavos en los Balcanes. Recibió ataques por parte de los árabes, aunque la ciudad se recuperó y a partir del siglo IX la conocida como Ragusa se transformó en la ciudad más importante de toda Dalmacia. Por esta época también se convirtió en una potencia naval en el Adriático y Mediterráneo Oriental aunque más en un sentido comercial que militar, siendo invadidos varias veces por los normandos. En el siglo XIII fue conquistada por los venecianos y un siglo después comenzó a llamarse Dubrovnik (que significa robledal). Esta misma época se caracterizó por un pacto de no agresión entre el Imperio Otomano y Dubrovnik, implicando que después de la conquista turca de los Balcanes esta cuidad no fuese asediada. Esta situación generó la creación de un monopolio marítimo en el Mediterráneo Oriental, que produjo que una ciudad con no más de 100 mil habitantes tuviera una flota de 200 buques. Este esplendor llegó a su fin con el terremoto de 1667 que desoló la ciudad casi al completo. Desde este momento nada volvió a ser igual, y fue en el siglo XIX cuando Napoleón puso fin a la República de Ragusa. En 1815 el tratado de Viena concluyó el periodo napoleónico y comenzó la época del Imperio Austrohúngaro. La decadencia continuó y se acrecentó a causa de las dos guerras mundiales del siglo XX, y fue a partir de la pobreza y la miseria generada en este periodo que comenzó a crecer el turismo y por ende la prosperidad. La guerra de 1991 entre croatas, serbios y montenegrinos provocó la desolación de una ciudad desarmada y sin defensas. Unas 30 mil personas dejaron sus hogares, y otros sufrieron los horrores de la guerra en todos sus sentidos. El fin del conflicto hace casi 30 años ha permitido a Dubrovnik volver a brillar y recuperarse, siendo una potencia turística en la actualidad. En la página siguiente destacaremos sus localizaciones más interesantes.

Con un casco antiguo maravilloso y fantasioso y bañada por aguas cálidas color zafiro, la ciudad es hermosa hasta rabiar, un diamante en bruto oculto entre fortificaciones medievales y protegido por montañas repletas de robles que dan nombre a la localidad. La ciudad te empuja a deambularla, a recorrer de arriba abajo sus magníficas calles empedradas buscando huellas pasadas de su larga existencia y a deleitarte por sus increíbles construcciones y monumentos. Dubrovnik no solo tiene playas mágicas de piedra de un encanto excepcional, si no que te conquista gracias a su propuesta cultural atestada de elegancia y ostentación medieval. En la ciudad recomendamos visitar las imponentes murallas construidas en el siglo XIII, las cuales se encuentran rodeando el casco viejo de Dubrovnik. Se puede caminar por su interior cercando todo el perímetro que mide unos 2 km aproximadamente, aunque no es apto para todas las personas ya que la muralla no está adaptada y hay partes donde hay que llevar mucho cuidado. La Stradun es la calle principal del Casco Antiguo que penetra desde la conocida Puerta de Pile, donde se encuentra la estatua del patrón de la ciudad, San Blas, hasta la plaza Luza, donde se puede observar la Columna de Orlando y la Torre del Reloj. La mayoría de monumentos se encuentran en esta zona, como por ejemplo la Gran fuente de Onofrio, una inmensa fuente esférica con 16 chorros de agua cuya construcción inicial data de 1438. En la misma Stradun se sitúa el Palacio Sponza, construido en el siglo XVI albergando los Archivos del Estado y la Sala conmemorativa de los Defensores de Dubrovnik. Lo más vistoso es la fachada principal con detalles  góticos y renacentistas, un pórtico con seis columnas y un patio inferior.

Al lado de la Stradun se encuentra la Iglesia de San Blas, construida al estilo barroco en el año 1715 en honor a San Blas, encima de las ruinas de un antiguo santuario románico. En su interior existe un Altar Mayor de mármol policromado que destaca sobre todo lo demás. Si continuamos paseando por la Stradun se llega a los monasterios Franciscano y Dominico. Los dos aposentan iglesias con torres elevadas y su propio convento. En el interior del monasterio de los Franciscanos se sitúa la tercera farmacia más antigua del planeta (funcionando desde hace más de 600 años) considerada Farmacia histórica y un museo religioso de arte. Los muros conservan restos de metralla de la guerra de la década de 1990; destacable es la magnífica Pietá encima de la puerta de entrada esculpida por los maestros Petar y Andrijic en 1498. El palacio del Rector es actualmente un museo de historia, aunque en el pasado fue un palacio que albergó a los rectores de la República de Ragusa entre el siglo XIV y el XIX. Su disposición actual es producto de sucesivas restauraciones con el paso del tiempo presentando elementos barrocos, góticos y renacentistas. La Catedral de la Asunción fue levantada hace más de 300 años sustituyendo un antiguo templo románico destruido durante el fatídico terremoto de 1667. De  estilo barroco y se distingue por su cúpula y en su interior por los altares principales y el Tesoro, donde se guardan las reliquias de San Blas y otras piezas de valor. Saliendo del centro de la ciudad nos encontramos con el Mirador Monte Srđ, imagen panorámica ideal para disfrutar de la belleza indescriptible de la ciudada más de 400 metros de altura. Se puede ascender a pie, en coche o en teleférico. En lo más alto hay una base militar del año 1810 construida por los franceses durante el periodo napoleónico. Este mismo emplazamiento posee el Museo de la Guerra de Independencia. Testigo de batallas y enfrentamientos a lo largo de los siglos, Dubrovnik ha sabido resistir cada golpe, incluida la Guerra de los Balcanes, para mantenerse en pie tras sus invencibles murallas, para levantar una y otra vez aquello que el tiempo y la naturaleza se llevó y para recordar todo lo sufrido como experiencia de vida para las próximas generaciones.

Y es que Dubrovnik posee algo especial, algo que nos conduce a mundos de ensueño, mundos oníricos que solo se descubren pocas veces en la vida. Y eso lo queremos conocerlo de primera mano, amigos y viajeros Oneira.

Alberto Bermejo

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Un paseo por Rovinj

Rovinj es un precioso pueblo costero, uno de los más románticos y expresivos de todo el Mediterráneo. Esta pequeña localidad de menos de 15 mil habitantes seduce al viajero gracias a su centro histórico de callejuelas empedradas, su increíble gastronomía, su encantador embarcadero y el ambiente de sus calles. Su historia se remonta probablemente al Imperio Romano y puede que incluso antes, cuando la región estaba controlada por las tribus ilirias. Por aquella época, Rovinj estaba situada en una isla y no fue hasta 1763 que esta se unió al continente al rellenarse el canal que los distanciaba. La huella más importante en Rovinj la dejó la República de Venecia ya que gobernó la región durante más de 500 años, por lo que se respira cierto encanto veneciano en la ciudad. De hecho, un censo realizado hace poco más de 100 años confirmó que el 98% de los habitantes hablaban italiano. Posteriormente, la ciudad se integró en el Imperio Austríaco, al Reino de Italia, y después de la Segunda Guerra Mundial, a la región soviética de Yugoslavia. Tras la independencia de la región en los años 90, Rovinj pasó a formar parte de la República de Croacia.

El pueblo es un museo al aire libre, silencioso, tranquilo y con sonidos de pájaros que invaden el lugar. Pasear por su Centro Histórico es en sí encantador, gracias a sus expresivas y preciosas calles empedradas. La Catedral de Santa Eufemia es el templo barroco más grande y considerable de toda Istria, con un enorme parecido a la Basílica de San Marcos de Venecia. La patrona Eufemia descansa en un sarcófago de mármol en el interior de la basílica. Se puede subir hasta lo alto del campanario, por encima de los 60 metros y en el punto más alto de Rovinj, desde donde se puede apreciar un océano de tejas color rojo. A través del Arco de Balbi, antigua entrada a la ciudad, puedes acceder a Grisia, la calle principal. Sobre los pies de la catedral hay multitud de artistas con estudios de arte y galerías hallados por doquier, especialmente en agosto. El Paseo Marítimo, repleto de barcos anclados, es un lugar fantástico para respirar y pasear en un ambiente que puede recordarnos tiempos pasados. Al sur de la ciudad se encuentra el Golden Cape, una enorme zona verde con numerosos parques repletos de pinos y cipreses situado al lado del mar. Los habitantes suelen pasear, usar la bici y correr ya que se respira un ambiente de montaña espléndido. A menos de 5 minutos se encuentra la preciosa playa de Lone Bay, especialmente utilizada en verano. Hay otras muchas cosas que aquí se pueden hacer, como ver el atardecer desde el embarcadero, visitar alguna de las islas cercanas, perderte en los mercados locales y visitar Monkodonja.

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es