El fado, saudade portuguesa

Nuestro país vecino Portugal,  que visitaremos en octubre de 2020 con Oneira club de viajeros,  tiene su particular banda sonora. La música de fado es una forma de canción portuguesa que se originó oficialmente en Portugal en la década de 1820, aunque tiene orígenes más antiguos. El fado es reconocido por lo expresivo y profundamente melancólico que es; es la esencia de la saudade (que significa “anhelo”, en el fondo un sentimiento de pérdida) símbolo de identidad de los portugueses. La saudade es un concepto cuasi metafísico, de sensibilidad sociológica, antropológica y sin duda alguna etnográfica, que estructura la realidad de Portugal.

El fado (del latín fatum) podemos encontrarlo en la lírica galaico-portuguesa del s. XIII y en la poesía del renacimiento.

En el fado, el músico canta las duras realidades de la vida cotidiana, uniendo  la resignación y la esperanza de que todavía se pueden resolver sus tormentos. La música de fado a menudo tiene una o dos guitarras de 12 cuerdas, una o dos violas, y a veces un pequeño bajo de 8 cuerdas.

Variedades de música de fado

Lisboa

El fado de Lisboa es el estilo más conocido. Con raíces  en contextos sociales derivados de la marginalidad y la transgresión. Asociado frecuentemente a lugares de marineros y prostitutas. En 1900 florecería, encontrando un gran seguimiento popular hasta el día de hoy. Incluye con bastante frecuencia segmentos de improvisación.  Se encontró con algunos momentos difíciles en 1926, cuando la censura causó cambios importantes en el entretenimiento urbano y puso requisitos importantes en cualquier espectáculo y lugar. Gracias a la popularidad de la radio, el fado encontró su lugar en los hogares de Portugal. En la década de los 90 encontró un lugar especial en los circuitos de las músicas del mundo y las nuevas músicas.

Coimbra

El fado de Coimbra tiene vínculos con las tradiciones académicas de la Universidad de Coimbra. Los cantantes y otros músicos llevarán el vestuario académico tradicional que consiste en túnicas oscuras, capas y polainas (¡y no, no son los tunos españoles!). Las canciones se escuchan de noche por las calles o en las plazas de la ciudad. Mientras que Lisboa a menudo atraía a aquellos en los campos de la clase trabajadora, Coimbra atrajo a las clases más privilegiadas. A diferencia del fado de Lisboa, el estilo de Coimbra solo es cantado por hombres, sin lugar a la improvisación y muy ensayado.

Amalia Rodrigues y el fado moderno

El género fado fue llevado al mundo de la música por Rainha do Fado (Reina del Fado) Amalia Rodrigues (23 de julio de 1920 - 6 de octubre de 1999). Conocida como Amalia en todo el mundo, se convirtió en una de las personalidades más importantes para el género y la principal inspiración para el fado contemporáneo. Amalia, de fuerte personalidad y carisma, con un timbre de voz de extraordinaria belleza,  se convirtió en una artista aclamada cuyos servicios eran solicitados por reyes y presidentes. En el momento de su muerte, Amalia había recibido más de 40 condecoraciones y honores por su música, presencia escénica y filantropía, incluida la Legión de Honor del gobierno francés. Recibió un  funeral de estado y sus restos reposan en el Panteón Nacional de Lisboa (la única mujer que tiene el honor). Amalia colocó el fado sin ayuda en el mapa mundial.

El fado se ha popularizado extraordinariamente. El fado moderno ha incorporado nuevos instrumentos como piano, violín o el acordeón. También han comenzado a combinar el fado con otros géneros populares. Algunos artistas actuales de este género son Madredeus, Ana Moura, Dulce Pontes y Mariza. Mariza, en particular, es muy popular, ganó numerosos premios en la categoría de Músicas del mundo y ha aparecido en el show de David Letterman.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/