Enlaces e Información Viaje a Omán y Emiratos enero 2020

Amigos de Oneira club de viajeros:

Todo preparado para nuestra próxima incursión en un nuevo destino oriental. Como sabéis en enero dirigimos nuestra mirada hacia la Arabia más auténtica, la más tradicional, pero también hacia  la “Nueva Arabia”. Nuestro grupo a Omán y Emiratos Árabes surcará los cielos para conocer en enero de 2020 estos dos países que se encuentran en el sureste de la Península Arábiga. Y como siempre, faltando pocas semanas para iniciar nuestra aventura nos complace compartir enlaces e información documental sobre nuestro próximo destino.

Compartimos inicialmente información sobre el proyecto al Madam (Sharjah, Emiratos Árabes Unidos), que comenzara en 1994, cuando un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid se instaló en el SE de Arabia en la región conocida como Magan, según antiguos textos mesopotámicos, y que se corresponde con Omán y Emiratos Árabes. Este proyecto aborda la cultura de los oasis, de la cual hemos hablado en el dossier que hemos compartido con todos los viajeros y los miembros de Oneira club de viajeros. Se trata del falaj (canal subterráneo), del que conoceremos más en nuestro viaje. En el enlace del proyecto se hace referencia a algunos poblados antiguos de la Edad del Bronce y del Hierro encontrados. Nos gusta llamar la atención hacia aquellos proyectos y estudios en los que están envueltos investigadores y universidades españolas.

En nuestro dossier de viaje comentamos el Al-Taghrooda, un tipo de poesía cantada tradicional de los beduinos de los Emiratos Árabes y del sultanato de Omán. Publicamos un artículo en nuestro blog Oneira sobre esta manifestación cultural.

Hoy os trasladamos más información sobre prácticas artísticas similares, que también cuentan con el reconocimiento de UNESCO en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se trata del “Al-ayyala”, una práctica expresiva, popular, del noroeste de Omán y del conjunto de Emiratos Árabes. Incluye danza, poesía cantada, tambores, etc., simulando una batalla. La melodía comprende siete sonoridades con alternancias y repeticiones, junto con poesía cantada y danza. Si queréis conocer más sobre esta práctica cultural, acceder al enlace.

En la Dubai moderna y de los grandes negocios, uno de sus mayores atractivos es su explosión creativa. Aquí estaremos algunos días de nuestro viaje y podremos aprovechar para acercarnos a conocer algunas importantes galerías de arte en la ciudad. Dubai es un importante destino para los amantes del arte y la cultura. En nuestro itinerario hemos incluido una de ellas, la XVA Gallery, una de las más importantes de Dubai. El enlace a XVA Gallery, que visitaremos, es a su página en Facebook. Pero hay otras muchas galerías de interés. En este enlace de VISIT DUBAI (que además incluye mucha información sobre la ciudad)  encontraréis información destacada sobre el mundo del arte en esta ciudad maravillosa desplegada sobre el desierto.

Para los más sesudos viajeros, para quienes quieran profundizar aún más en el Sultanato de Omán, os facilito la página del Centro de Estudios sobre Omán, para documentación e investigación sobre Omán y el Golfo Árabe. Con decenas de links y recursos. De lo más interesante. Ojo, no es una página actualizada, pero puede ser de vuestro interés.

Un descubrimiento arqueológico interesante. Encuentran una perla de 8000 años en Emiratos Árabes. Fue hallada hace un par de meses y se cree que pueda ser la más antigua jamás encontrada, siendo una pieza del neolítico, y que permitirá conocer hábitos de aquella época. Se ha bautizado como “perla de Abu Dabi”.  Leo en la noticia que se expondrá próximamente en el Louvre  de Abu Dhabi, que Oneira club de viajeros visitará en dicha ciudad nada más aterrizar en el país.

Ya sabéis amigos que el pasado 29/10/2019 publicamos en nuestro blog Oneira un breve artículo con información sobre libros de interés para vuestro viaje a Omán y Emiratos Árabes.

Esperamos que todos estos enlaces sean de vuestro interés. Encontraréis más información sobre nuestro destino en nuestro dossier Viaje a Omán y Emiratos Árabes. Si no dispones aún de él y deseas solicitarlo, escríbenos:  info@oneira.es

¡Nos vemos en los viajes!

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 

 

 


Dubai, ciudad del futuro

Dubái, uno de los 7 emiratos del país, es una magnífica ciudad repleta de contrastes. Es internacionalmente famosa por ser la capital del lujo, el consumismo y la opulencia, pero el carácter de la ciudad va aún más allá. Desde 1966 cuando era un puerto comercial y pesquero, se encontró el primer yacimiento petrolífero y en solo 50 años se ha convertido en algo extravagante y superlativo, algo que despierta el interés de tantos y tantos viajeros, y no es para menos. Sus gigantes y lujosos rascacielos, su arquitectura utópica, sus infinitas terrazas y playas, su ágil ritmo de vida, así como sus ritos y tradiciones que marcan el día a día de los emiratíes, despiertan en los viajeros algo complicado de expresar,  pero fácil de imaginar, hacer lo imposible posible. Y es que Dubái no ha perdido el encanto que siempre despiertan los países árabes, aquí donde los grandes edificios crecen como árboles en la jungla y donde la ciudad se dispersa en finos apéndices sobre las aguas creando archipiélagos artificiales en las aguas de color azul turquesa. La Copa Mundial de Fútbol se jugará aquí en invierno de 2022.  La gastronomía representa un gran valor en esta ciudad, donde los chefs más internacionales han abierto restaurante; también es bien conocida esta metrópoli por ser el paraíso de las compras.  

Alrededor del siglo IV, los sasánidas se establecieron en la zona, pero tras la expansión del islam en el siglo VII fueron expulsados. Desde el siglo XI al XV se prolongó la actividad comercial y marítima, llamando la atención de la pujante Portugal de la época. En Dubái se estableció un protectorado del gobierno británico durante casi 200 años. La ciudad como tal se fundó en el año 1833 por la tribu Bu Glasa. En 1890 y tras la exportación de los productos producidos por la ganadería y la pesca, la economía del pueblo se expandió. No obstante, fue el descubrimiento del petróleo en 1960 lo que cambiaría la situación del emirato significativamente. Tras la creación de los EAU, Dubái puso fin a su dependencia con Reino Unido. Desde 2006 el gobierno de Dubái practica un sistema de monarquía constitucional dirigida por el jeque Mohamed bin Rashid al Maktum. La mayoría de la población residente en el emirato es extranjera, proveniente de los países adyacentes. El país funciona gracias al petróleo, al comercio, a la construcción y a los servicios financieros. 

Ya en esta enorme ciudad, una de las cosas más importantes que hacer es visitar la Mezquita Jumeirah. Probablemente la más bonita de la ciudad y la única que los no musulmanes pueden visitar, se trata de una imitación exacta de la Mezquita Al-Azhar de El Cairo, aunque la verdadera es 8 veces más grande. Esta maravilla de la arquitectura islámica es aun más bonita cuando se ilumina durante la noche. Tiene una capacidad para más de 1000 personas. Recuerda visitarla siguiendo los estándares culturales respecto a la vestimenta y comportamiento. El hotel Burj al-Arab es simplemente magnífico y ostentoso. Calificado como hotel 7 estrellas, el precio de una noche ronda los 1500 euros. Posee un diseño que recuerda a la vela del dhow, el barco tradicional árabe. Está situado en su propia isla artificial. Si aún así quieres conocerlo por dentro, puedes entrar a tomarte algo al Skyview Bar, aunque la consumición mínima es de 50 euros. A menos de 1 km se encuentra el resort de lujo Madinat Jumeirah, situado junto al golfo Pérsico y privilegiado por poseer su propia playa privada. Es considerada una ciudad en miniatura dentro de la gigantesca Dubái. Posee 3 espléndidos hoteles, junto a una enorme cantidad de apartamentos de verano tradicionales, más de 50 restaurantes, locales de ocio y nocturnos y multitud de actividades a lo largo y ancho de sus 40 hectáreas. El resort cuenta con una red fluvial de más de 5 km con sus propias embarcaciones. A 10 minutos por carretera se encuentra la superlativa isla artificial Palm Jumeirah, un sorprendente y asombroso proyecto que permitió construir una enorme isla artificial con forma de palmera. Lo impactante es que donde antes había agua ahora hay 31 km2 ganados al mar. Su forma de palmera posee un tronco que alberga la avenida principal y conecta con 17 ramas de uso hotelero o residencial. Para poder acceder a las ramas debes ser residente, sino no podrás entrar. El lugar cuenta con túneles y un rompeolas que protege la gigantesca estructura artificial. Aquí mismo se encuentra el ostentoso y lujoso complejo hotelero Atlantis, construido al final de la isla de palmera. El hotel es de los más emblemáticos de Dubái y es una réplica del que existe en las Bahamas. El lugar cuenta con 46 hectáreas, 17 de las cuales son para un parque acuático. También cuenta con bares y restaurantes. 

Otro plan muy interesante es tomar un Crucero en Dhow Tradicional por el Creek de Dubái, desde donde se pueden apreciar los monumentos de la ciudad mientras se navega en un barco tradicional árabe, construido como se hacía en la antigüedad, pero con todas las comodidades. Aquí se puede degustar un buffet y disfrutar de una velada tranquila y agradable. No podemos estar más de acuerdo con aquellos que dicen que Dubái lo tiene todo, una experiencia inigualable. 

La zona más antigua de Dubái, Al Bastakiya, podría ser traducida como “lugar iraní”, ya que en sus tiempos remotos la mayoría de los ciudadanos venían de Irán. Gran parte de sus edificaciones fueron erigidas hace más de 120 años, todas fieles a la arquitectura tradicional árabe. Sus construcciones son grandes caserones, elegantes cafés, exposiciones de arte y teterías reformadas que mantienen el ambiente de la tradicional y bella Dubái.

En suma, Dubai, es uno de esas ciudades totémicas y hedónicas, inclasificables, que merece la pena recorrer en profundidad.

Daniel Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Wadis de Omán, Sur y Musandam

Nos quedan pocas semanas para disfrutar en grupo uno de los territorios más hermosos de Oriente Medio. Será nada mas comenzar el año 2020. Descubriremos juntos Omán y Emiratos Árabes en enero 2020. Si quieres descubrir este tesoro con tus amigos de Oneira, han quedado libres unas plazas recientemente. Hoy volvemos a hablar de Omán, de variados paisajes, para centrarnos en sus oasis y wadis.  El génesis nos relata que lo primero que Dios creó fue un jardín llamado Edén, un oasis lleno de árboles, plantas y riachuelos. Estas piscinas naturales salpican la geografía de Omán. El Wadi Shab es uno de los más hermosos del mundo, que conoceremos.

Al norte de Al-Kamil y ascendiendo en zigzag por la cordillera de Hajar atravesando un precioso paisaje de tonos ocres y rojos se alcanza Wadi Bani Khalid. El lugar está compuesto por un conjunto de pueblos y plantaciones situados cerca del wadi (valle o cañón). El agua brota durante todo el año de un manantial en la parte superior del wadi, lo que beneficia la aparición de abundante vegetación y lo que provoca que el lugar se convierta en una tierra tan fértil y bella. La mayoría de viajeros se dirigen hacía el nacimiento del manantial, donde se encuentran una serie de piscinas naturales profundas que alegran a cualquiera. Las ganas de bañarte en un lugar como este, que posee un paisaje tan inverosímil de aguas cristalinas harán que apenas quieras adentrarte al interior del cañón.

Tras unas horas recorriendo la carretera en dirección norte se alcanza la ciudad costera de Sur. Capital de la región de Ash Sharquiyah, cuenta con una población aproximada de 120 mil habitantes y se encuentra a 150 km de la capital del país, Mascate. Históricamente, la ciudad ha sido conocida por ser un punto de destino importante entre los marineros. Alrededor del siglo VI, Sur fue un centro de comercio importante con el este de África. Durante el siglo XVI estuvo gobernada por los portugueses, pero fue liberada por el Imán omaní Nasir ibn Murshid que facilitó una reanimación económica gracias al comercio con la India y el este de África. Este crecimiento se vio disminuido cuando los británicos prohibieron el comercio de esclavos. La ciudad entró en declive cuando se abrió el Canal de Suez mientras veía que el comercio con la India se desvanecía. La ciudad goza de un bonito paseo marítimo, playas magníficas, dos fuertes y una importante tradición de construcción de dhows (barcos de madera tradicionales). Su paseo marítimo ofrece unas vistas increíbles del precioso pueblo de Ayjah. De hecho, en la antigüedad los dhows eran transportados a buen puerto junto a las 3 atalayas de Ayajh, que señalan el ingreso a la laguna, donde aún se puede apreciar como arreglan los barcos. Al contemplar la faena de los trabajadores de los astilleros de dhows de la ciudad, puliendo a mano los tablones de madera, el viajero no necesitará mucho tiempo en darse cuenta de apreciar el verdadero arte sucedido por los maestros artesanos, de generación en generación. Wadi Shab es un lugar capaz de dejar sin palabras a cualquier viajero. Tras adentrarse al interior del valle se llegaba a algo parecido al edén de los wadi, ya que aquí el agua fluye sin parar y se puede recorrer el lugar a nado durante largo tiempo. Aquí el agua sigue siendo azul turquesa y transparente y cuanta más luz, más maravilloso es el lugar. El tiempo y conociendo ya Wadi Bani Khalid sólo nos permitirá realizar una parada fotográfica.

FIORDOS DE MUSANDAM, LA NORUEGA DE ARABIA

Cliché o no, los delfines que se escurren entre estos fiordos al más puro estilo noruego son el objetivo y deseo de la placentera península de Musandam, al sur del estrecho de Ormuz y separada del resto de Omán por la costa oriental de los EAU. El lugar destaca por sus khors (fiordos) al estilo nórdico bañados por las aguas marinas. De ahí que este maravilloso lugar sea conocido mundialmente como la Noruega de Arabia gracias a sus atractivas y altas montañas, la brisa del mar y sus fiordos. Lógicamente son cosas distintas y puede ser muy atrevido compararlas, pero eso no quita que sea encantador lanzarse al agua con un dhow (el barco tradicional árabe), disfrutar de un almuerzo agradble y relajarse en este extraordinario lugar. La zona cuenta con una de las biosferas más particulares y sorprendentes del mundo, con una apasionante vida marina que traspasa las montañas de Haja a lo largo de 16 km y que cuenta con corales, peces, invertebrados y tortugas entre sus huéspedes. Sus aguas cristalinas y tranquilas de color azul turquesa resaltan los maravillosos acantilados de piedra caliza de color blanco. Si se tiene suerte, se puede observar a los delfines acercándose a las embarcaciones y acompañar a los viajeros como si de escoltas se tratasen. Otro elemento esencial del viaje en barco es la posibilidad de darse un baño en estas magníficas aguas, con la posibilidad de hacer buceo o simplemente disfrutar del paisaje con una deliciosa bebida fría en la mano.

¿Nos acompañas en nuestra aventura de enero de 2020?

Alberto Bermejo

Daniel Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

Un viaje a tus sueños

www.oneira.es

info@oneira.es


Nizwa (Omán), la Perla del Islam

En enero de 2020 Oneira club de viajeros organiza un viaje a Omán y Emiratos Árabes en grupo para  admirar algunas de las maravillas de la Península Arábiga ¿Nos acompañas?. Omán sigue teniendo el atractivo de ser un destino que empieza a abrirse  a los viajeros de todo el mundo y donde no encontraremos mucho turismo de masas. Conoce hoy una de las ciudades más hermosas de Omán. Hoy os hablamos de Nizwa en nuestro blog Oneira.

Nizwa, antigua capital del país, es un pequeño tesoro, conocida como la tacita de plata de Omán. un lugar encantador. Ubicada en un gran oasis con enormes palmeras, alrededor de las montañas más altas del país y en el punto neurálgico de las caravanas del sur y del norte, la ciudad siempre controló las rutas comerciales de la región. Fue Ibn Battuta, el mayor viajero de la Edad Media, el cual se recorrió desde el Sáhara hasta China y de Rusia hasta la India durante 30 años, quien describió el lugar como “una bonita ciudad bajo las montañas, cercada por enormes huertas y bellos bazares”.

El lugar dispone de una de las mezquitas más antiguas del mundo. Curiosamente y hace más de medio siglo, el explorador inglés Wilfred Thesiger fue forzado a pasar de largo por Nizwa, ya que sus compañeros beduinos le recomendaron ignorarla por su feroz conservadurismo, temiendo por su vida y evitando finalmente que entrara. Hoy se reiría de pensar que es la segunda ciudad más visitada del país. Otro nombre que recibe es el de la “Perla del islam” ya que desde la década de los 50 ha sido lugar de nacimiento de los imanes más agitadores por lo que actualmente sigue siendo una ciudad conservadora, aunque abierta a todos los viajeros que quieren conocerla.

Ya en la ciudad lo primero que se suele hacer, y más si se visita la ciudad un viernes (como así hemos programado expresamente), es dirigirse de buena mañana al Mercado de ganado de Nizwa. Esta es probablemente una de las experiencias más originales y únicas que pueden disfrutarse en Omán. El mercado comienza con la venta de ñus y vacas. Posteriormente continua con el comercio de ovejas y cabras, que es algo que los viajeros que vuelven de Omán cuentan como maravillosamente divertido. El aire está envuelto en un penetrante olor a cabra mientras que los vendedores organizan circuitos exhibiendo a su ganado. Los compradores se amontonan, examinando detalladamente (sí, detalladamente) a cada uno de los animales para elegir correctamente, interesándose por ellas, preguntando por su valor y obteniendo la máxima información del animal. La mayoría de los participantes son hombres, aunque algunas mujeres de pueblos lejanos también interaccionan. Nos sorprenderán los atavíos de algunas mujeres y hombres, sus máscaras en algún caso; la vida latiendo en este remoto lugar del Medio Oriente.

Muy cerca del mercado se encuentra el Fuerte de Nizwa, levantado en el siglo XVII por el Sultán Saif al-Yaruba, el primero de la dinastía Ya’aruba. Es el más grande y antiguo del país y tenía la importantísima misión de defender este estratégico y extraordinario cruce de caminos. De hecho, hubo un tiempo que Nizwa fue la plaza más disputada entre las contendientes tribus, antes de que Omán se convirtiera en un sultanato. Es una construcción magnífica, especialmente la enorme torre que mide más de 30 metros de diámetro y 40 metros de altura. Desde arriba se puede observar el Oasis de Nizwa al completo, donde crecen hasta 40 variedades diferentes de dátiles y también hay una bonita perspectiva de la cordillera de Hajar. El fuerte posee unas dimensiones enormes, con colores ocres y líneas virtuosas. El Zoco de Nizwa, el cual ha conseguido permanecer durante cientos de años, está repleto de puestos de todo tipo y posee un aspecto moderno pero con una arquitectura que intenta recordar el pasado. Aquí podremos encontrar también dagas omaníes (khanjar) – similares a las yemenitas- cobre, joyería de plata, ganado, pescados, verduras y todo tipo de artesanías. Nizwa es eso, una ciudad tradicional de las que ya no quedan, que probablemente y con toda seguridad, nos dejará con la boca abierta... caeremos rendidos por su poder evocador de historias y leyendas de esta parte del mundo.

Alberto Bermejo y Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Al-Ain, "La Fuente del Agua"

Al-Ain, ubicado a unos 160 km al sureste de Dubái, es la cuarta mayor ciudad de los EAU, con una población de 800 mil habitantes. La conoceremos próximamente, en enero de 2020, en nuestro viaje a Omán y Emiratos Árabes de Oneira club de viajeros.  Su historia se remonta 7 mil años atrás. Existen evidencias de establecimiento humano que solo se pueden explicar por la riqueza en palmeras y en agua dulce que sirvieron para facilitar la prosperidad de las poblaciones. Es conocida también como “la Ciudad jardín del Golfo” o “El Manantial” a causa de los oasis que la refrescan. De hecho, su traducción significa el manantial y hace referencia a que está situada en una región de oasis rodeado por un desierto.

Si la comparamos con las famosas ciudades cosmopolitas Abu Dhabi y Dubái, nos podremos dar cuenta de su auténtica apariencia árabe. Al ingresar allí nos percatamos de que nos alejamos del mundo moderno y progresivamente entramos en las tradiciones más genuinamente árabes. Sus jardines, bulevares y glorietas verdes la ensalzan con el nombre de “jardín”, contando con 75 parques y jardines a lo largo de la ciudad. Curiosamente, en la ciudad no se pueden levantar edificios de más de 4 plantas, por lo que no hay construcciones que borren la belleza que esconde la ciudad. Al-Ain cuenta con 7 oasis que utilizan el método de irrigación subterránea, conocida como “falaj”, a partir del cual se obtiene agua mediante perforaciones para hidratar las granjas e irrigar las palmeras. En el  oasis de Al-Ain-Buraimi llegó a hacerse fuerte Arabia Saudí, que se retirara en los años sesenta ante la amenaza británica. En 1966 los Emiratos y Omán fijaron la línea fronteriza en mitad del oasis .

Ya en la ciudad, una de las experiencias más interesantes es descubrir el Mercado de Camellos de Al-Ain, situado a las afueras de la ciudad. Es lo más parecido a un mercado central tradicional, pero en este caso se exponen y se venden animales vivos. No podemos negar que sea ruidoso y caótico, pero es una increíble inmersión en la cultura árabe ancestral. El lugar es visitado por gentes de todo el país y son los dromedarios los protagonistas de la historia. El mercado es de un tamaño enorme y capta el interés de los viajeros por la impactante cantidad de camellos que dispone. Aquí se pueden encontrar de cualquier edad y de cualquier tipo, tanto camellos para carreras como sementales instruidos con fines reproductivos, junto a otros animales domésticos. Aquí acuden incansables  comerciantes de los cuatro puntos cardinales de UAE. Los dromedarios suelen ser las estrellas del lugar, un animal de extraordinaria y estratégica importancia en estos países desérticos. La imagen de los vendedores negociando la compra-venta de su ganado llamará nuestra atención

Muy cerca se encuentra el Fuerte Al-Jahili, levantado en adobe entre el año 1891 y el año 1898 por el jeque Zayed bin Jalifa. Cuenta con una impactante belleza arquitectónica y es de los más grandes que posee EAU. Es un buen ejemplo de la arquitectura militar del país. Es la residencia real en verano y es un importante atributo de control y poder. El Museo del Fuerte Al-Jahili dispone de imágenes del explorador, fotógrafo y escritor británico Wilfred Tesiger (de hace más de 70 años) detallando la forma de vida y las costumbres de la época. El edificio dispone de inteligente sistema de refrigeración: se han introducido tuberías de agua fría en las paredes de adobe, lo que permite mantener una temperatura interior constante de unos 22ºC. Muy cerca se encuentra el Museo del palacio Sheikh Zayed, erigido en 1937 en la sección occidental del oasis de Al Ain como residencia en la ciudad para el expresidente Sheikh Zayed Bin Sultan Al Nahyan. El jeque vivió en su interior hasta el año 1966 y no fue hasta 2001 que se convirtió en un museo. En la actualidad muestra las habitaciones del laberíntico y bellamente restaurado palacio junto a una galería de arte en su interior que permitirá a los viajeros disfrutar alguna representación del desconocido pero atractivo arte emiratí. De hecho, en su interior se pueden encontrar algunos elementos relacionados con la vida de los beduinos en el desierto y su estrecha relación con los oasis. 

Daniel Bermejo y Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es


Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos

Abu Dhabi es uno de los 7 emiratos que forman parte de la monarquía federal de los Emiratos Árabes Unidos, en el Golfo Pérsico. Será la primera ciudad a la que dedicaremos nuestras visitas en nuestro próximo viaje a Omán y Emiratos Árabes Oneira de enero 2020. La capital de Emiratos, un lugar repleto de fascinación. Vamos a conocer mejor esta gran ciudad de la Península Arábiga.

El lugar se presenta como un destino de misterio y lujo para los viajeros, con innumerables actividades que realizar y otros tantos sitios que visitar. Hasta finales del siglo XX, la economía del emirato dependía de la producción de dátiles, la cría de camellos y la búsqueda de perlas preciosas en las costas del Golfo Pérsico. Antes que el petróleo comenzara a fluir, la ciudad tenía menos de 50 mil habitantes, 4 doctores y 5 colegios. Los más pudientes levantaban sus casas sobre el fango mientras que las familias más pobres las erigían a partir de caña. No fue hasta el año 1958 cuando investigadores británicos encontraron bajo Abu Dhabi la quinta reserva de crudo más grande del mundo. A causa de la expansión del petróleo, Abu Dhabi se transformó no solo en la capital financiera de Oriente Medio, sino también en el eje central del turismo de la región. Al contrario que sucede con Dubái, su enorme producción (1,5 millones de barriles al día) lo convierte en uno de los mayores productores de petróleo del mundo. Hablamos de una localidad llena de encanto y magia, cercada por la brisa del desierto e ilusionada por una cultura espléndida. La modernización y el desarrollo de Abu Dhabi está lejos del pletórico desarrollo de Dubái, que está generando una gigantesca ciudad a base de rascacielos. No obstante, el atractivo viajero de la ciudad no se ve mermado por el atractivo de la otra, sino que ambas dos se ven beneficiadas. La ciudad cuenta con un desarrollo urbano establecido en la exuberancia de recursos procedentes de los petrodólares, con una historia de desarrollo comparable a la de los gigantes asiáticos, India y China. 

Ya en la ciudad, uno de los conjuntos más bellos es la extraordinaria Mezquita Sheikh Zayed. Con 82 cúpulas, minaretes de más de 100 metros de altura, y la alfombra hecha a mano más grande del planeta, la famosa mezquita es uno de los edificios más maravillosos e impactantes del mundo. La flamante mezquita se inauguró hace 12 años y es una maravilla levantada en un exquisito y magnífico mármol blanco. Se decoró delicadamente con piedras preciosas, elementos cerámicos y oro. Su enorme plaza central de mármol está embellecida con elementos florales de hermosas tonalidades y escoltada por más de mil columnas. Todo levantado y proyectado siguiendo los criterios tradicionales de la arquitectura musulmana, pero desde un absoluto enfoque actual e incluso futurista. Sus proporciones son gigantescas, permitiendo una capacidad de más de 40000 feligreses. Todo está preparado a lo grande, desde las infinitas alfombras hasta las enormes lámparas, aunque siempre cuidando los detalles y el maravilloso diseño. El resultado de esta megaestructura es un complejo de unos 20 mil m2 que supera las expectativas una vez en su interior. La vestimenta para poder ingresar es bastante rigurosa. No se deben exhibir partes del cuerpo al aire, excepto manos y caras, las mujeres se deben cubrir la cabeza y hay que evitar ropa ceñida. En su interior uno debe ir descalzo.

A 15 minutos en coche se encuentra la Avenida Corniche, un lugar maravilloso para dar un paseo en bicicleta o a pie a través de su paseo marítimo o por sus jardines. Aquí cerca se encuentra el Marina Mall y también se encuentra el hotel de 7 estrellas Emirates Palace, construido inicial y exclusivamente para el jeque que dirigía el país y de un precio estratosférico, probablemente el más caro del mundo. Aquí también se puede visitar el Jumeirah, un rascacielos que ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad. Muy cerca de allí se encuentra el Heritage Village (Pueblo del Patrimonio), un museo al aire libre y el mejor lugar para saber como era la ciudad en los años 50. Aquí se puede encontrar un campamento beduino, un zoco tradicional, una casa barasti, una antigua mezquita y otros elementos típicos de la arquitectura tradicional emiratí. Desde el año 2017, las aguas del Golfo Pérsico de la Saadiyat Island acogen el museo del Louvre Abu Dhabi, el único museo universal en toda la sociedad árabe. Desde su llegada, EAU está coronándose como el destino cultural por excelencia en la región. De hecho, al gobierno emiratí le costó 400 millones de euros poder utilizar la marca del Louvre durante 30 años y sin contar los gastos de su construcción. Su construcción es el comienzo de un ambicioso proyecto artístico que continuará con el levantamiento del Guggenheim Abu Dhabi y el Zayed National Museum. La principal obra de arte es el propio museo a causa de su increíble arquitectura. Alrededor de las aguas azul turquesa que cercan la isla Saadiyat, se erige una estructura de cubos blancos recubierta por un domo enorme de color plateado, con aberturas irregulares que posibilitan el ingreso de la luz al museo para economizar el consumo energético. El contraste del blanco impoluto del museo con las aguas cristalinas del Golfo Pérsico invita a uno a sentarse en las escaleras que brotan del agua, alabando durante horas la magnifica belleza de la obra y relajándose con el excelente sonido del mar golpeando contra los muros del museo. Su interior es aún más fantástico ya que el domo puede observarse desde la enorme explanada que une el edificio del museo con el del restaurante y con el resto de salas. Curiosamente, los orificios que permiten la entrada de la luz solo admiten la necesaria para que no se sienta el intenso calor del desierto. No nos extenderemos con las obras expuestas, pero advertir que presenta más de 600 piezas, desde estelas funerarias cristianas, judías y musulmanas muy antiguas, hasta arte moderno y contemporáneo. Muy cerca se sitúa la Isla artificial de Yas, de 2500 ha. Ya sea para alojarse en su espléndido y lujoso hotel, para disfrutar el Grand Prix de Fórmula 1 o para divertirse en un soleado día en su parque acuático, la isla de Yas es un lugar de entretenimiento que permite cualquier cosa imaginable o inimaginable. ¿Qué os parece como comienzo de un viaje extraordinario por los Emiratos?

Daniel Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

 


Viaje a Omán y Emiratos Árabes: El sueño de las Mil y Una Noches | Enero 2020

Buenas tardes, amigos viajeros

Os saludamos desde Oneira CLUB DE VIAJEROS, con nuestra pasión por los viajes por bandera, para presentaros nuestro flamante proyecto viajero con el que iniciamos el próximo año 2020:

Viaje a Omán y Emiratos Árabes: “el sueño de las Mil y Una Noches”.  Del 13 al 23 de enero de 2020.

Imaginad tierras de antiquísimas tradiciones levantadas en torno al desierto, imaginad que podéis descubrir la mezquita más hermosa del mundo;  poder admirar un Louvre no estando en París.  Imaginad castillos y fortalezas de gran belleza arquitectónica que jalonan el desierto; que camináis por bellos oasis,  descubriendo un pueblo inmenso abandonado, casi fuera del tiempo. Imaginad zocos y mercados ancestrales que se remontan a tiempos inmemoriales, imaginad la experiencia de dormir bajo las estrellas en uno de los desiertos más bellos, de altas dunas; y poder caminar y nadar en relajados wadis. Imaginad que  recorréis pueblos y capitales de rica tradición árabe y saboreáis deliciosos platos de Oriente Medio. Imaginad recorrer en dhow los sorprendentes fiordos de Musandam en las bellas costas de Omán.  Imaginad, al tiempo, que subís al edificio más alto del mundo y que caéis rendidos por una ciudad visionaria levantada en el desierto, con los mayores centros comerciales, galerías de arte soberbias y construcciones de gran lujo.  No lo imaginéis. Es un viaje a tus sueños.  Podréis vivirlo en enero de 2020 en un periplo emocionante y onérico que realizaremos en 11 días en Omán y Emiratos Árabes con los mejores servicios y el mejor equipo para hacer realidad este gran viaje.  ¿Queréis saber más?

Viajamos a tierras de las Mil y Una Noches, a Omán y Emiratos Árabes, buscando las esencias de los paisajes de esta parte del mundo: de lo tangible: paisajes desérticos, torres antiguas, paisajes de ríos y montañas, fuertes formidables y las sempiternas mezquitas, y también nueva arquitectura y modernidad. Y lo intangible: evocación del espíritu de las grandes leyendas, el arte, los aromas de incienso, té y especias, la calidez de sus gentes. Descubriremos la caótica y visionaria ciudad de Dubái, con torres edificios de vidrio y acero como tótems del futuro en tanto que la vida de las gentes continúa como hace siglos. En Abu Dhabi nos espera la asombrosa Gran Mezquita, que a decir de los viajeros es la más bonita del mundo. Nos adentraremos en Omán,  la Arabia más fascinante, entre el mar y el desierto, con poblaciones de rica tradición como  Al Ain, Al Hamra o Nizwa, con zocos donde “regatear hasta la muerte” es la consigna. Paisajes, los de Omán, con desiertos evocadores, como el de Wahiba Sands, donde pernoctaremos bajo las estrellas. Con ríos y montañas, o sus wadis  (Wadi Bani Khalid, Wadi Shab…) capaces de transportarnos a dimensiones jamás imaginadas. Visitaremos algunos fuertes y palacios  como el de Jabrín y nos deleitaremos con la belleza de la capital de Omán, Mascate.. Además de todo ello realizaremos un maravilloso crucero entre los fiordos de Musandamy visitaremos el evocador puerto de Sur.  Acompáñanos a Omán y Emiratos Árabes. Viaja al sueño de las Mil y Una Noches, con Oneira CLUB DE VIAJEROS  .

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

 

PRECIO POR PERSONA en habitación doble (Incluye tasas aéreas) 3.390 €

A destacar en nuestro programa

  • Salida desde aeropuerto de Madriden VUELO DIRECTO con una de las mejores compañías aéreas del mundo: EMIRATES, con destino Dubai (EAU). Viajamos en Temporada Alta, con buena temperatura en el mejor mes para recorrer estos países de la Península Arábiga.
  • El importe del viaje incluye las tasas y suplementos de carburante a fecha de 31/07/2019, además de los billetes aéreos en vuelo regular.
  • Asimismo se incluyen en el precio de viaje los siguientes costos gubernamentales:  visas de salida y entrada a Emiratos Árabes, visado entrada/salida Omán y las tasas turísticas en los hoteles del circuito.
  • El programa que os hemos preparado incluye las visitas y actividades más importantes que podemos realizar en Dubai, Abu Dhabiy por supuesto Omán. Un programa muy completo, orientado a conocer la esencia de los paisajes y cultura arábigas, el Omán más tradicional, que recorreremos en autobús y todoterreno 4x4;y de igual forma, sorprendernos con las modernas metrópolis de Abu Dhabi y Dubai. Esta última, gran polo turístico internacional, unas de las grandes metrópolis del mundo.
  • Contaremos con guías autóctonos durante las excursiones en español tanto en Emiratos Árabes como en Omán. Para todo el recorrido.Hemos hecho un gran esfuerzo para conseguirlo en el Sultanato, lo que no ha sido fácil. La mayoría de circuitos ofrecidos por mayoristas sólo ofrecen un guía en inglés, debido a que sólo hay disponibles en Omán muy pocos guías oficiales en nuestra lengua, apenas un puñado de profesionales.
  • Viajamos en Pensión Completa, y nos alojaremos en hoteles 4* seleccionados. En Al Ain contaremos con un hotel 5*.  Tendremos oportunidad de conocer la interesante gastronomía de esta parte del mundo. Normalmente los almuerzos se realizarán en restaurantes locales y la cena se servirá en los buffets de los hoteles donde nos alojamos, aunque esto está sujeto a posibles modificaciones.
  • El grupo de viajeros previsto para este Viaje Oneiraa Omán y Emiratos Árabes es un estimado de 26-28pax máximo.  Por las especiales características del viaje y requerimientos contractuales de proveedores el grupo de viajeros deberá quedar confirmado y definido con antelación al 11 de octubre de 2019.
  • Facilitamos toda la información necesaria. Dossier de viaje, e información y documentación que iremos trasladando a los viajeros y miembros de Oneira club de viajerosque vengan con nosotros de viaje.

  • Transporte en autocares turísticos modernos y con aire acondicionado. Una pequeña parte del itinerario en Omán es realizado en cómodos vehículos todoterreno 4x4.
  • Toda la asistencia que precisa el viajero. Además de los guías en Emirates y Omán, con el grupo viajará un acompañante desde España de ONEIRA y/o MÁS QUE UN PLAN. 
  • Aparte de las visitas y actividades culturales, se incluyen algunas actividades especiales de carácter más relajado orientadas a disfrutar mucho más nuestra aventura en Omán y Emiratos Árabes, entre ellas:  pernoctaremos en el desierto de Wahiba bajo las estrellas en jaimas debidamente acondicionadas; conoceremos una Casa Beduina muy cerca de allí compartiendo dátiles y café con la familia,  nos refrescaremos en el encantador Wadi Bani Khalid, pasearemos en Abra por la bahía en Dubái,   disfrutaremos un Crucero en Dhow por el Creek de Dubái y un crucero de mayor duración entre los fiordos de Musandam al norte de Omán, también  subiremos a lo más alto de Burj Khalifa (ticket estándar para planta 124) y finalmente tendremos una cena de despedida de viaje en un lugar muy especial de Dubái. 
  • El viaje incluye un renovado seguro de amplias coberturas: Multiasistencia Plus. Cobertura de Asistencia sanitaria en viaje (enfermedad o accidente) con un límite de 1.000.000 € y gastos de cancelación de viaje hasta 5.000 €

RESERVAS.  La organización técnica de este viaje recae en la agencia de viajes MÁS QUE UN PLAN de Alicante,   C/ Calderón de la Barca, 2 - 03004 Alicante. Título/Licencia CV-m1833A, expertos en viajes de grupo. RESERVAStel. 965207555 - 699421525. ClubViajeros@MasQueUnPlan.com  Contacto: David Esteso. Las plazas son limitadas. 

Encontraréis todos los detalles del viaje en el enlace que a continuación os facilitamos. Podréis descargaros un PDF con el programa completo de viaje, desde la fotografía de portada. Si usáis un teléfono móvil, situarlo en posición horizontal. Si deseáis recibir un dossier completo que incluye, además del programa, datos prácticos, históricos, información adicional sobre los lugares a visitar, etc., solicitadlo a info@oneira.es  ¡Buen viaje a Omán y Emiratos Oneira 2020!

https://oneira.es/oman-emiratos-arabes-2020/

 


Al-Taghrooda: Poesía en los desiertos de Omán y Emiratos Árabes

En breve presentaremos nuestro flamante viaje a Omán y Emiratos Árabes que Oneira club de viajeros organiza para el próximo mes de enero de 2020. Un recorrido por la Arabia más auténtica, especialmente en Omán, un sultanato que mantiene las tradiciones como ningún otro país del entorno. Os iremos contando algunas de las maravillas que encierran estos dos estados. Hoy queremos hablaros de Al-Taghrooda, la poesía cantada de los beduinos. 

Se trata de poesía cantada tradicional de los beduinos de los Emiratos Árabes y del Sultanato de Omán. Este bien cultural fue inscrito en 2012 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (UNESCO).

Esta poesía tradicional es una composición recitada por los hombres que viajan a lomos de camello por los desiertos de Omán y Emiratos Árabes. Podemos imaginarnos a nuestros amigos beduinos recorriendo el desierto de Wahiba, que conoceremos en nuestro viaje de enero 2020, cantando y recitando en sus cabalgaduras para matar el tiempo. Los beduinos consideran que esta poesía cantada representa una distracción para los jinetes y estimula a los camellos para, por ejemplo, galopar al compás del ritmo de los versos.

Los poemas son relativamente cortos, de no más de siete versos y su principal característica es la improvisación y la repetición al recitar los poemas, con frecuencia a modo de una antífona, entre dos grupos de camelleros.

En general, un cantor principal propone la recitación de un primer verso y un segundo grupo responde colectivamente. Este despliegue de arte y poesía no sólo se realiza a lomos de los animales, sino que también se aprovechan momentos en los campamentos, en torno a una hoguera, en bodas o festividades tribales y nacionales. Muy especialmente los hombres se reúnen en sus recitativos cuando se celebran carreras de camellos.

Las mujeres también participan de la fiesta de la poesía. Algunas mujeres beduinas componen y recitan poemas cuando llevan a cabo sus faenas colectivas. Es importante destacar que durante el intercambio de versos se establece un vínculo social entre los ejecutantes, normalmente amigos y familiares. Los temas que son más comunes en los versos que componen estos recitativos tienen que ver con mensajes dirigidos a seres queridos, parientes, amigos y jefes de tribales.

Esta costumbre social sirve asimismo como medio de comentar entre los poetas cuestiones de interés social; también ayuda en la resolución de conflictos entre miembros de la tribu o entre personas pertenecientes a tribus diferentes; ponen de relieve temas de actualidad y logros históricos, favoreciendo buenas prácticas y costumbres y destacando cuestiones relativas al ámbito de la salud. También ofrece la oportunidad de poder expresar a la comunidad que los escucha embelesados información histórica de importancia y cuestiones relacionadas con el modo de vida tradicional.

El arte de la recitación y la composición de estos poemas se transmite de padres/abuelos  a hijos/nietos, por conductos de las familias y de los ancianos de la comunidad. Una tradición exquisita que conoceremos mejor en nuestro viaje del año próximo.

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es