Ceaucescu y la impronta comunista en Rumanía

Amigos, en menos de un mes iniciamos nuestro viaje Oneira a Rumanía. Será en pequeño grupo,  una excelente forma de conocer este magnífico país europeo. Seré yo (Alberto) quien acompañe a los viajeros desde Alicante.  Hemos hecho algunos cambios en el itinerario para encajar del mejor modo los vuelos de ida y vuelta a Alicante. Si quieres acompañarnos, y quieres salir de Alicante, contacta con nosotros.  Los vuelos desde Madrid también están disponibles en distintos horarios. Con ganas de iniciar este periplo, os traigo la historia de Ceaucescu y un perfil de la Rumanía soviética, que mucho ha cambiado desde que cayó el Telón de Acero. También os dejo una reseña breve sobre el Parlamento de Bucarest que visitaremos ¡Nos vemos en los viajes!

Nicolae Ceaucescu (Scornicesti, 1918 – Bucarest 1989) hizo carrera política desde muy joven. Comenzó a tener protagonismo en las ilegales Juventudes Comunistas, sufriendo varios arrestos, y se casó con Elena Petrescu a quien conoció en la cárcel. Al finalizar la II Guerra Mundial, y al caer Rumanía bajo el yugo soviético, escaló en política comenzando como diputado raso en 1946, siendo en 1974 nombrado Presidente de la República de Rumanía. Ceaucescu se mantendría en el poder 25 años, controlando férreamente el país con puño de hierro.

De Nicolae Ceaucescu se llegó a decir que era un apasionado admirador del Drácula histórico y que llegó a hacerse transfundir sangre de lactantes para mantener su juventud. La dictadura comunista rumana fue de las más duras. Los partidos políticos estuvieron prohibidos (salvo el comunista). No había libertad de prensa: la tenencia de una máquina de escribir podía llevarte al cadalso. El lavado de cerebro de toda la población se ejecutaba desde la televisión y los medios de comunicación controlados por el poder, que abundaban en loas en torno al venerable líder.

Rumanía se consolidó como estado policial de corte estalinista bajo control de la Securitate, la policía política. Nicolae y Elena Ceaucescu (el “clan Ceaucescu) organizaron un estado corrupto abusando del nepotismo. La familia Ceaucescu monopolizó los cargos más importantes del país y acumularon una considerable fortuna. Sin embargo, Occidente no vio con malos ojos a Rumanía, porque Ceaucescu fue crítico con la línea oficial soviética y llegó a abandonar en los años 60 el Pacto de Varsovia.

En los años ochenta, intentando saldar una deuda externa desbocada, el dictador exportó los alimentos que producía el país condenando a su población a una pobreza extrema. Fue una época de racionamiento de alimentos, con colas de más de 2 horas para conseguir alimentos de primera necesidad. El pueblo sufría excepto los altos cargos del Partido.

Era un país de pesadilla: paranoia y miedo, teléfonos pinchados, estrictos toques de queda, persecuciones policiales y políticas, retenciones salariales, control de la natalidad (hubo una “policía menstrual” que localizaba signos de preñez entre las ciudadanas), aniquilación rural, etc. Se cuenta que la Securitate reclutó a una de cada 30 personas en la década de 1980, como chivatos del estado.

A finales de 1989 con la caída de los regímenes comunistas, el padre Laszlo Tokes condenó públicamente al dictador desde el púlpito de la iglesia de Timisoara. En una agitación sin precedentes, opositores y manifestantes se levantaron contra  los Ceaucescu. Fueron detenidos, juzgados sumariamente y fusilados el día de Navidad de 1989. En televisión se emitieron imágenes de apartamentos de lujo con codina de oro macizo, zapatos tachonados de diamentes y otros objetos de lujo exclusivos.

En nuestro viaje a Rumanía visitaremos en Bucarest el Palacio del Parlamento, que nos recordará parte de la historia soviética de Rumanía. Representa el proyecto más decidido del megalómano dictador; emblema de su obsesión por una Rumanía comunista poderosa. Es el segundo mayor edificio administrativo del mundo, siendo el Pentágono el primero. Sus dimensiones son colosales y se alza en una de las áreas más lujosas y modernas de la capital. Se comenzó a construir en 1984 y aún no se ha completado. Ocupa una superficie de 330000 m2 y cuenta con más de 3000 salas, con despachos, salones de recepción, comedores; un enorme vestíbulo, escaleras de mármol y enigmáticos subterráneos que conectan con un bunker antinuclear. Para su construcción se demolieron varios barrios de la colina y trabajaron más de 25000 personas.  Comenzó como Casa del Pueblo, al objeto de que Ceaucescu controlara a importantes funcionarios. A su muerte, se planteó la demolición del edificio, pero finalmente se tomó la decisión de albergar en ella la sede de las dos cámaras legislativas de la Rumanía moderna.

Pero la historia es tozuda. Los rumanos han sabido pasar página y quieren compartir su futuro con Europa. Actualmente miembro de la Unión Europea tiene un largo camino que recorrer para mejorar política y económicamente; y el país mantiene algunas desaveniencias con la Unión. Pero eso, es otra historia.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Transilvania y los Cárpatos

En junio ONEIRA club de viajeros visita una tierra mítica: Transilvania. Será el corazón de nuestro viaje a Rumanía de junio de 2022, ¿nos acompañas?.

Transilvania se halla en el corazón de Rumanía. Hacia el norte despliega colinas y lagos y hacia el sur se hallan sus míticos valles boscosos. En esta región se encuentran algunas de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa, que recorreremos en nuestro viaje. A nivel social y cultural representa el resultado de las diferentes culturas que influyeron en la región, destacando germanos y húngaros.

Las misteriosas montañas de los Cárpatos, rodeadas de valles y prados verdes, enmarcan la región de Transilvania, cubierta por la niebla de la irrealidad y la fantasía. Ofrece sublimes paisajes. Aquí se encuentran la mayor concentración de osos y linces de Europa. Además, los Cárpatos rumanos albergan más de un tercio de las aguas termales del continente europeo. Nos encontramos en el área más grande de bosques vírgenes de Europa (si exceptuamos Rusia), con más de 250.000 hectáreas.

La cadena montañosa de los Cárpatos divide a Rumanía de norte a sur y de centro al oeste, una especie da arco que separa Transilvania del resto del país. Si dispusiéramos de todo el tiempo del mundo en nuestro viaje, recorreríamos la miriada de pueblos que hay en las laderas de los Cárpatos, o descubriríamos unas montañas con gargantas impresionantes.

En este romántico marco incomparable se halla la pintoresca Transilvania, tierra de origen del mito de Drácula. Aquí encontraremos espléndidas fortalezas elevadas en cimas pedregosas. Transilvania es una de las regiones más preciosas de Europa. Excitante y enigmática, por otro lado, de población escasa y paisaje de otro siglo.  Sus valles boscosos y neblinosos están grabados en el imaginario colectivo. Nos sorprenderá el Desfiladero del Borgo cuando lo atravesemos. A través de bosques y llanuras se suceden pequeños poblados con casas de madera, cruces levantadas y cementerios familiares enclavados cerca de las casas campesinas.

En los vértices del triángulo que forman Brasov, Sibiu y Sighisoara (poblaciones con encanto, que visitaremos) se asienta el llamado “País Sajón”. Estas preciosas ciudades alimentan la fantasía del viajero extraordinariamente, pues nos remite a localizaciones de cuento. Esta región se enmarca dentro de Transilvania y reluce por la presencia de múltiples iglesias fortificadas y pueblos medievales. La geografía montañosa de Rumanía facilitó la creación de una cultura autóctona campesina, muy productiva. Cientos de pueblos autosuficientes, remotos (del siglo XVII) se despliegan en toda la región, con todo tipo de profesionales que recuperan tradiciones centenarias (pastores, tejedores, herreros…).

Transilvania se caracteriza desde un punto de vista natural por sus cumbres rocosas, que parecen estar pidiéndonos que las escalemos. Las fronteras naturales de Transilvania están definidas por una cordillera de 2500 m de altura que divide el país. Paisajes naturales de gran belleza (como la Cordillera Apuseni) en los Cárpatos Occidentales, o el Parque Nacional de Retezat, o el Glaciar Scariosoara.

Transilvania también satisfará a los viajeros amantes de los “vampiros” y les cautivará con sus ciudades y pueblos fuera de tiempo.

Viaje Oneira a Rumanía (Junio 2022). Haz tu reserva en la Agencia de Viajes Más Que Un Plan. Encuentra toda la información en https://oneira.es/viaje-a-rumania-2022/

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Tras la huella de Vlad Tepes (Drácula) en Rumanía

El auténtico Drácula, el Drácula histórico dejó su huella en las tierras de Rumanía en el siglo XV. A finales del siglo XIX, el escritor irlandés Bram Stoker despertó la imaginación de millones de lectores con una novela terrorífica sobre Drácula, el vampiro, recogiendo perennes leyendas centroeuropeas sobre este tipo de individuos ¿románticos? sedientos de sangre. Otros autores decimonónicos como John Polidori, el médico y amigo de Lord Byron también dejó para la posteridad un relato, en cualquier caso menor que la obra de Stoker.

El autor irlandés conoció la historia del príncipe rumano Vlad Draculea o Vlad Tepes que fue Príncipe de Valaquia en el siglo XV. Su nombre, Dracul, se deriva de una confusión. Su padre, el príncipe o voivoda Vlad II de Valaquia ingresó en 1428 en la Orden del Dragón (Drac, en húngaro), adoptando el hombre de Vlad Dracul. Su hijo se llamó Vlad Draculea, esto es, “hijo de Dracul”.  Pero en la mitología rumana el término dracul designaba al diablo, por lo que Vlad II fue conocido como “el hijo del diablo”, echando más leña al fuego en la leyenda sanguinaria de Drácula. El incidente del “bosque de los empalados” inmortalizó la infamia de este sanguinario noble rumano, que dio muestras de una gran crueldad. Su leyenda diabólica comenzó. Bram Stoker tuvo en mente a este cruel Drácula, “el Empalador” al recrear su personaje vampírico. Sin embargo, en Rumanía, Vlad Tepes concita cierta simpatía toda vez que se entregó en cuerpo y alma a expulsar los invasores turcos del valle del Danubio, cremando cosechas y envenenando pozos. Cuando el sultán turco marchó sobre la ciudad de Targoviste encontró a 20.000 hombres empalados extramuros en un busque cercano. Vlad fue decapitado en 1476 y su cabeza se conservó en miel antes de ser entregada al sultán en Constantinopla.

Aunque nuestro viaje es puramente cultural e histórico, no dejaremos de descubrir algunos lugares que directa o indirectamente se relacionan con la figura de Drácula.  Aunque no todos hemos podido incluirlos en nuestro itinerario. En el Museo Nacional de Historia de Bucarest se pueden encontrar reproducciones, documentos, retratos y reliquias relacionados con el príncipe de Valaquia. En nuestra visita el último día a la Corte Vieja, prácticamente en ruinas, se halla el Palacio de Vlad Tepes junto a la Iglesia de la Anunciación, aunque no son visitables.

La muerte de Vlad Tepes se produjo en los bosques que rodean la Isla de Snagov, a 40 kilómetros de Bucarest. La Fortaleza de Poenari, prácticamente inexpugnable, se construyó en el siglo XIII y fue reconstruida por Drácula en el siglo XV. Este castillo en el corazón de los Cárpatos a 800 m de altitud sí fue habitado por el personaje.

Brasov, ciudad que visitaremos, fue víctima de la brutalidad de Vlad Tepes por apoyar al príncipe Dan, su rival principal en Valaquia. Ya en Transilvania, Sighisoara es un punto de referencia historiográfico de la figura de Drácula. Se trata de la ciudadela más antigua de Europa, una verdadera joya. Aquí vivió sus primeros años el vampiro, como lo atestigua el rótulo “Aquí nació Vlad Drácula” (el padre) en un antiguo caserón.

Jonathan Harker, el protagonista de la novela de Stoker, pasa la noche en un lugar indeterminado deTransilvania, y en el paso de Tihuta (en el desfiladero del Borgo) encontraremos la localización del imaginario Castillo de Drácula en la novela.

¿Quieres saber más? Parafraseando al Drácula de Stoker solo cabe animarte e invitarte a nuestro viaje ONEIRA de junio de 2022:

“…Bienvenido a nuestro viaje a Rumanía. Viaja libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae…”

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/


Viaje a Rumanía - Monasterios Pintados, Cárpatos y Transilvania

Viaje a Rumanía

Monasterios Pintados, Cárpatos y Transilvania

Junio 2022 | 8 días | Del 11 al 18 de junio de 2022

Amigos viajeros

Un nuevo viaje, a lomos de Europa, para los días cálidos de junio de este año. Si no conoces Rumanía, es tu oportunidad para disfrutar un gran viaje.

Sin miedo. Aunque recorramos la tierra de Drácula, no hay temor.Nuestro viaje es al descubrimiento de la Rumanía cultural e histórica, aunque las leyendas serán compañeras de aventura en este viaje de  ONEIRA club de viajeros. Comenzaremos en Moldavia (Bucovina) visitando los sobrecogedores Monasterios Pintados, con sus magníficos frescos de los ss XV y XVI, verdaderas obras maestras. 

Las misteriosas montañas de los Cárpatos, rodeadas de valles y prados verdes, enmarcan esta tupida región cubierta por la niebla de la irrealidad y la fantasía. En la romántica y pintoresca Transilvania, la tierra de Drácula, encontraremos espléndidos castillos elevados en cimas pedregosas, en especial el Castillo de Bran, la morada del vampiro, el temible Vlad Tepes; pero hay otros como la Fortaleza de Peles.

Nuestra imaginación viajera se trasladará al medievo, cuando paseemos por calles adoquinadas de las ciudades de Brasov, Sighisoara o Sibiu, en nuestra ruta, o algunas de sus fortalezas medievales. Las iglesias fortificadas que encontraremos a nuestro paso llamarán nuestra atención. En la zona de los Montes Cárpatos también nos asombrará Sinaia. Y todo rodeado de un espectacular paisaje montañoso y una gran diversidad de vida y cultura.  

Bucarest, la capital de Rumanía, es la puerta de entrada a nuestro viaje. El mismísimo príncipe de Valaquia, fortificó la vieja Ciudadela en 1459 y estableció allí su residencia. El ambiente callejero de su casco antiguo nos sorprenderá gratamente. El megalómano Palacio del Parlamento en Bucarest nos dejará boquiabiertos.

Atrévete, amigo viajero, a un viaje inolvidable de Oneira CLUB DE VIAJEROS. ¿Nos acompañas?

Toda la información del viaje aquí mismo, en este enlace.

Descarga programa detallado de nuestro viaje a Rumanía desde aquí mismo, en este enlace.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

 Reserva de plaza  directamente en la agencia de viajes:

MAS QUE UN PLAN AGENCIA DE VIAJES

C/ Calderón de la Barca, 2 – 03004 Alicante

Título/Licencia CV-m1833A

David Esteso — 965207555 – 699421525 –  ClubViajeros@MasQueUnPlan.com