Afrodisias, Hierápolis y Pamukkale: la Turquía menos conocida

El próximo mes de septiembre ONEIRA club de viajeros se embarca en un maravilloso viaje a Turquía 🇹🇷 Vamos a continuar conociendo algunos de los maravillosos lugares que conoceremos y reconoceremos en nuestro viaje.

La Costa del Egeo es una costa accidentada de clima agradable, donde el litoral mediterráneo se sucede entre olivares y huertos. Una tierra donde cada piedra interpreta una porción de historia, cuna de las más ciudades helenísticas más importantes del Asia Menor, origen de dos de las siete maravillas del mundo antiguo: el Mausoleo de Harlicarnaso, la actual Bodrum y el Templo de Artemisa en Éfeso.

A unos 100 km de las costas del mar Egeo se encuentra Afrodisias, ciudad antigua consagrada al culto de Afroditas, diosa del amor. Afrodisias, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2017, es una ciudad impresionante y encantadora, capaz de traer hoy a la memoria el esplendor de un tiempo en el que fue una importante urbe de Caria. El yacimiento arqueológico cuenta con numerosos monumentos en buen estado de conservación, como el Teatro, el Odeón y uno de los estadios más hermosos de la antigüedad. Poblada desde el 3000 a.C., la ciudad disfruto de una notable fortuna durante el periodo romano, cuando gozó de la protección de Marco Antonio y Tiberio. La transición al cristianismo fue paulatina y complicada, especialmente por lo establecida que se encontraba la devoción pagana del templo de Afroditas, que fue convertida en iglesia por los bizantinos cuando Afrodisias, con el nombre de Stravropolis (ciudad de la Cruz), se transformó en sede de un obispado. En la entrada se alzan las Ruinas del Tetrapilón (puerta de entrada), creación artística de enorme belleza. El teatro fue levantado durante el periodo helenístico y transformado primero por Marco Aurelio (161-180) y posteriormente por los bizantinos, convirtiéndola en una gigantesca torre que defendía la acrópolis. El graderío está intacto, incluidas las primeras filas (proedria), dedicada a las personalidades de la ciudad. Tenía una capacidad para unas 10 mil personas y desde lo alto se pueden disfrutar de unas increíbles vistas. Situadas al este del teatro, las Termas de Afrodisias destacan por sus grandes pilares embellecidos con bajorrelieves excelentemente esculpidos con las figuras de Heros, ciervos y leones. Las Termas de Adriano, ubicadas en la zona occidental del ágora, fueron levantadas hace casi 2000 años y aún exhiben sus originales pavimentos de mármol. Están constituidas por varias salas contiguas, precedidas por un patio y un gimnasio de peristilo que alojaba algunos lugares de reunión a parte de las piscinas. El Odeón fue construido a finales del siglo II d.C. y restaurado en el siglo IV por Flavio Ampelio, un habitante rico de la ciudad. A día de hoy se encuentra en excelente estado de conservación y está compuesto por una serie de gradas, un escenario ricamente embellecido y una orquesta de mármol. El templo de Afroditas, ubicado detrás del Odeón y levantado hace 2 mil años sobre los cimientos de santuarios más antiguos, está cercado por uno de los paisajes naturales más bellos de la región. Este, que por un tiempo fue el principal lugar de culto de la ciudad, se alza de forma sublime y deleita la vista de los viajeros que lo aprecian. De las 40 columnas jónicas que formaban el pórtico del templo solo quedan 14. El Estadio posee una forma elíptica y se halla en perfecto estado de conservación. La pista contaba con unas dimensiones de 250x34 metros y las 22 filas de gradas podían acoger hasta 30 mil personas. Algunas de las ediciones de los Juegos Olímpicos se celebraron aquí.

A 100 km de Afrodisias, se encuentra el parque nacional de Hierápolis y Pamukkale, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1988. Pamukkale (que significa castillo de algodón) y sus piscinas en forma de terrazas blancas son una de las fotografías más buscadas del planeta, y no es para menos, ya que esta belleza natural junto con la apasionante ciudad griega de Hierápolis, constituyen uno de los paisajes más increíbles de Turquía. Darse un baño en las piscinas travertinas no está permitido aunque si que se puede nadar en la impresionante piscina del Pamukkale Termal. Aunque estimamos que cada año se suceden nuevas restricciones. El nombre de “castillo de algodón” procede de las increíbles formaciones calcáreas, cristalizadas en cascadas de calcita, que hacen del lugar un anfiteatro natural de apabullante y soberbia belleza. De hecho, con su deslumbrante blancura son fácilmente reconocibles a kilómetros de distancia. Pamukkale es la estación termal de mayor importancia del país, a parte de un ser un yacimiento arqueológico de enorme relevancia. La antigua Hierápolis (ciudad santa) fue constituida en el siglo II a.C. por Eumenes II, rey de Pérgamo. Los terremotos sucedidos hace 2 mil años la destrozaron casi completamente. Posteriormente, fue sede episcopal durante el periodo bizantino, y hacia los siglos XI o XII adquirió su nombre actual cuando los otomanos selyúcidas levantaron una fortaleza. De la ciudad original aún se conservan las termas, transformadas en museo, un vasto teatro y algunas construcciones de origen cristiano que fueron levantadas en honor al apóstol san Felipe, que según la tradición sufrió un tormento en este lugar. Entre estas últimas, destaca la Iglesia Bizantina del siglo VI. La Puerta de Domiciano se construyó en honor del emperador por Julio Frontino, procónsul del continente asiático. Más allá de las termas, se encuentra la Necrópolis de la ciudad. Esta oculta más de 1200 tumbas que datan del siglo II a.C. hasta los primeros siglos después del nacimiento de Cristo. En aquella época, el lugar contaba con una gran fama como centro curativo, por lo que a este acudían enfermos ricos de todas partes del Imperio Romano. Muchos de ellos, incluso antes de saber si iban a perder la vida, levantaban tumbas fastuosas que frecuentemente se quedaban vacías. Esto provocó un enorme desorden de tumbas de distintos tipos.

Daniel Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/