Czestochowa, Santuario de Jasna Góra en Polonia

Santuario de la Virgen negra de Czestochowa. Puede que hayas escuchado el nombre de Jasna Góra (significa “colina luminosa”). Se trata de un complejo religioso con más de 600 años de historia Si bien la fama del conjunto monástico se debe a su icono, la imagen milagrosa de la Virgen, la creación del monasterio es previa (aunque solo un año antes). Es el lugar de culto católico más importante de Polonia y de toda Europa. Aquí llegan en peregrinación desde el siglo XVII fieles plenos de fervor, algunos de rodillas.  Lo visitaremos y conoceremos en profundidad su historia en nuestro viaje a Polonia de julio 2020.

En 1382, 16 monjes paulinos de la Orden de San Pablo Primer Eremita se presentaron en Czestochowa desde Hungría y constituyeron Jasna Góra. En 1383, el príncipe Ladislao de Opole localizó el cuadro en la fortaleza de Belz tras apoderarse de él en batalla como botín de guerra ya que en aquella época era considerado milagroso. El cuadro terminó como un objeto de obsequio hacia los monjes paulinos a causa de que el príncipe Opole estaba sometido al poder del rey de Hungría y estos provenían de esta región por lo que contaban con el apoyo del monarca. La presencia del cuadro milagroso de la Virgen negra de Czestochowa transformó el monasterio en un emplazamiento predilecto para la peregrinación y en un lugar donde rebosaban las donaciones en forma de ofrenda. Ya a mediados del siglo XV la capilla se quedó pequeña y junto a ella se levantó una enorme iglesia gótica de 3 naves. Los sucesivos y constantes intentos de allanamiento obligaron a los monarcas polacos de la fortificación del reciento en el siglo XVII. El hecho que significó un antes y un después sucedería a mitad del siglo XVII durante el conflicto conocido como “diluvio sueco”. La intención de invadir el país por parte de los ejércitos de Suecia quedó marcada por el asedio durante 40 días al Santuario de Jasna Góra. La historia, representada en varios cuadros del interior del conjunto religioso, afirma que los monjes solamente oraban a la Virgen (aunque probablemente también sabían envainar una espada). El verdadero acontecimiento fue el fin del asalto hacia el día de Navidad, propagándose la noticia de la derrota sueca a todos los rincones del país y promoviendo la expulsión de las tropas enemigas. No hay prueba fehaciente de la participación del cuadro en la derrota sueca pero el mismo rey Juan Casimiro designó a la Virgen Reina de Polonia. No obstante, el sueco no fue el último ejército que pisó el santuario. Diversas visicitudes ocurrieron con Napoleón, los zares rusos y los nazis, que conocerás cuando lo visites.

Ya en el interior de la capilla de Nuestra Señora se puede apreciar su verdadera imagen, un cuadro de 122 x 82 cm de la Virgen negra con el niño pintado sobre un panel de madera de ciprés. Destacan las bellas paredes desde donde se muestran las ofrendas votivas. Algunos historiadores creen que el cuadro fue confeccionado por San Lucas el Evangelista en una mesa de la casa de la Sagrada Familia y posteriormente trasladado desde Jerusalén a Czestochowa, habiendo cruzado previamente Constantinopla. Junto a la capilla se encuentra la Basílica de Jasna Góra cuya estructura actual data del siglo XVII. Su interior está embellecido por mobiliario lujoso que data del barroco. En este Santuario el Papa Juan Pablo II dio misas en las que participaron miles de peregrinos El Museo del 600º Aniversario muestra decenas de piezas fascinantes, como los documentos relativos a la institución del lugar en 1382 y una cruz forjada con acero procedente del World Trade Center.  

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo 

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Facebook:  https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:       https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/