Eslovenia, inspiración y naturaleza

Además de Croacia, nuestro viaje ONEIRA de octubre 2019 nos lleva a conocer una parte de la belleza natural de Eslovenia.  Este país es tan longevo como las montañas y tan joven como un niño recién nacido. Eslovenia tiene su origen hace más de 1500 años, aunque políticamente como estado-nación no eclosionó hasta los años 90, cuando consiguió su independencia.

Eslovenia comenzó con el desplazamiento en masa de los celtas,  muchos siglos atrás,  consolidada por la aparición de los Habsburgo a finales del s. XIII. Sus antiguos pobladores comerciaron con romanos, acabando la región aliándose con Roma. A partir del s. XIV se incorporó a los territorios de los Habsburgo, uniéndose al Imperio Austrohúngaro. La Primera Guerra Mundial debilitó la suerte de los eslovenos, estableciéndose el reino de los croatas, serbios y eslovenos que en el año 1929 recibió la denominación de Yugoslavia. El dolor de este país se recrudeció con la terrible Segunda Guerra Mundial quedando la región dividida. En 1991 obtendría su independencia. En los últimos años el país se ha unido a la UE, a la OTAN y a la ONU, siendo su moneda oficial actualmente el euro.

Eslovenia ha sido la inspiración de muchos artistas y personalidades, entre ellos Ernest Hemingway, escritor y periodista estadounidense considerado uno de los novelistas más importantes del siglo XX. Relató un capítulo de su historia personal en su novela Adiós a las armas (A Farewell to Arms). Aquí contó la historia de amor entre un joven soldado y soñador llamado Frederick Henry con Catherine Barkley, una encantadora enfermera. Buena parte de la historia relata la Batalla de Caporetto, la cual se produjo en la ciudad eslovena de Kobarid. Hemingway fue en la vida real conductor voluntario de ambulancias para las tropas italianas y fue herido en las piernas durante la guerra. Allí conoció a una enfermera con la que disfrutó una historia romántica similar. Otro personaje famoso que vivió la I Guerra Mundial en Kobarid fue Erwin Rommel, quien posteriormente sería conocido como Zorro del desierto. Respecto a la naturaleza, existe una ciudad situada entre la costa adriática y los alucinantes Alpes Julianos conocida como Liubliana (Ljubljana), construida en el siglo XII y asentada a los pies de un castillo medieval. Gracias a su magnífica situación cercada por bosques y altas montañas, sus nieves perpetuas a causa de la cercanía de los Alpes y su respeto por la naturaleza tanto fuera como dentro de la ciudad, esta se convirtió en 2016 en Capital Verde Europea. Este país, repleto de paisajes y cuevas espectaculares, gastronomía y excelentes vinos posee la capacidad de maravillar y embobar a aquellos que lo descubren. ¡Os invitamos a conocerlo!

Daniel Bermejo

Alberto Bermejo

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es