LUJO: de los asirios a Alejandro Magno. Exposición CaixaForum

Este pasado último fin de semana de abril me acerqué a CaixaForum en  Barcelona para visitar la exposición LUJO: DE LOS ASIRIOS A ALEJANDRO MAGNO. Una excelente muestra de la riqueza y la opulencia de los antiguos imperios asirio, babilonio, fenicio y persa.  Estos pueblos, junto con Alejandro Magno, además de mantener una lucha encarnizada por el poder, y fundamentar la civilización que conocemos, se plegaron como no (sus nobles) a la opulencia, el lujo y la riqueza, manteniendo un escenario de comercio de materias primas, metales preciosos y objetos manufacturados, oropel de tiempos convulsos, que igualan a estos antiguos a nosotros mismos. De forma que podríamos concluir que nada ha cambiado, nada nuevo bajo el sol. Y es un verdadero lujo para nosotros poder descubrir por esta exposición el desenvolvimiento de estos imperios y cómo tenían tiempo entre guerra y guerra de disfrutar y lucir orgullosamente ostentaciones de todo cariz.

 

La exposición es de un valor extraordinario. No en vano las piezas proceden de las colecciones del Departamento de Oriente Medio del British Museum, que como sabéis custodia más de ocho millones de objetos de todos los continentes, en su mayor parte objeto de expolio de la otrora pérfida Albión, museo no por ello menos admirable para los que como nosotros viajeros de Oneira, nos encanta viajar y disfrutar de la belleza en todos los rincones del globo.

El rey Asarhaddón levantó su palacio como muestra de poderío y ostentación, muy en línea con los nobles asirios:

Levanté los muros con 120  hileras de ladrillos, construí salas suntuosas para mi residencia real... desde los cimientos hasta los parapetos... techos con magníficas vigas de cedro... y en los portales puertas de ciprés de dulce fragancia.

Darío, rey de los persas vestía como un pincel. En conexión con esto, en una de las piedras fotografiadas, se observa aún coloración en los ropajes del rey asirio Asurnasirpall II:

Darío sentose, llevando su diadema de piedras preciosas, un vestido de seda con tejido babilonio de hilos de oro, la púrpura real y un calzado áureo con incrustaciones de pedrería que le cubría hasta las pantorrillas....

 

Los banquetes eran abundantes, constantes, caprichosos y excéntricos. En uno de los relieves fotografiados (la he dejado en portada de este artículo), hombres llevando fruta a un banquete:

... el más celebrado era el aniversario de nacimiento... haciéndose servir una comida especialmente abundante... los persas ricos se hacen servir un buey, un caballo, un camello y un asno enteros, asados al horno... y muchos postres... los griegos suelen discutir los asuntos más importantes cuando están embriagados.

Los jardines eran lugares de especial importancia en palacios y templos, como espacios de relax, de culto y reflexión. En fotografía podéis ver una gran losa en el que se muestra un diorama en colores con el que nos hacemos una idea de los jardines del rey asirio Senaquerib (s. VII a. de C.) en Nínive.

Regué los prados del Tyigris y planté huertos con diversos árboles frutales cerca... el agua del canal cae al jardín desde arriba; la fragancia impregna los caminos, arroyos tan numerosos como estrellas hay en el cielo corren por el placentero jardín. Como una ardilla, recojo la fruta e el jardín de las delicias.

La entrada de Alejandro en Damasco nos habla del saqueo de la época y de la admiración de los griegos por la exquisitez y el lujo de la realeza aqueménida, de Darío.

... Alejandro se dirigió sin dilación al baño, "vamos a lavarnos el sudor de la batalla en el baño de Darío"... Cuando vio las cajas, los jarros, los enjugadores y los alabastros, todo guarnecido de oro y trabajado con primor, percibió al mismo tiempo el olor fragante de la mirra y los aromas de la casa... "En esto consistía, les dijo Alejandro, según parece, reinar".

En fotografía os dejo algunas de las instantáneas que tomé en CaixaForum. Además de las comentadas, un vaso en forma de mujer (Sippar, Irak 700-600 a. de C.) y copa de vino con forma de cabeza de toro. La exposición permanecerá abierta hasta el 11 de agosto de 2019. Merece la pena una atenta visita,

Alberto Bermejo

Oneira CLUB DE VIAJEROS

www.oneira.es

info@oneira.es

 

 


RUPESTRE. Los primeros santuarios: Arte prehistórico en Alicante

Con motivo del 20 Aniversario de la inclusión por la UNESCO del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica en su prestigiosa lista de Patrimonio Mundial el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante) nos invita a descubrir la exposición RUPESTRE. Los primeros santuariosCon motivo del 20 Aniversario de la inclusión por la UNESCO del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica en su prestigiosa lista de Patrimonio Mundial el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante) nos invita a descubrir la exposición RUPESTRE. Los primeros santuarios, con la que el museo MARQ rinde su particular homenaje a cuatro décadas de investigación, conservación y puesta en valor del arte supestre en Alicante, dando la oportunidad al público de acceder a los calcos, las imágenes y las sensaciones de adentrarse en estos fantásticos lugares.

El arte rupestre representa una manifestación universal. Las imágenes pintadas, esculpidas o grabadas reflejan las creencias y preocupaciones de los antiguos pobladores de hace decenas de miles de años, destacando por su cuidada elaboración y calidad estética. Las primeras manifestaciones artísticas aparecen en los momentos finales del Paleolítico (Paleolítico Superior) hace unos 40 mil años. La cueva más representativa en España es la de Altamira y las imágenes más repetidas son los animales, además de “signos” de formas diversas difíciles de comprender.

La exposición realiza un amplio e interesante recorrido por algunos de los santuarios más importantes de la provincia y la Comunidad Valenciana, donde los antiguos paleolíticos reflejaron su particular visión del mundo y del entorno,  incluyendo algunas piezas de valor incalculable prestadas por otros museos. Asimismo podremos reconocer algunas otras imágenes relacionadas con el arte paleolítico europeo, acompañando de piezas de arte mueble del norte y centro peninsular. Estas obras están elaboradas sobre piedra, astas y huesos de animales con motivos zoomorfos y geométricos grabados. En la Sala I podréis encontrar el Glotón del Jarama, el contorno de cáprido de la garma o la placa de Villalba. Algunos de estos santuarios son la Cova del Parpalló de Gandía, el conjunto del Tossal de la Roca de la Vall d’Alcalá, la Cova del Compte, la Cova Fosca o la Cova de Reinós. La provincia de alicante tiene más de 200 lugares con arte rupestre de momentos diferentes de la Prehistoria. El MARQ ofrece por vez primera en exposición algunos importantes “calcos” realizados por investigadores con “acetatos”, lo que les permitía evidenciar las figuras artísticas difíciles de observar en las cuevas para su mejor interpretación. Actualmente los “calcos” han sido sustituidos por herramientas fotográficas.

La Sala II está dedicada al primer arte Neolítico. Un arte Macroesquemático, como referente de las nuevas creencias que a medidados del VI milenio a. C. Son introducidas por los primeros agricultores y ganaderos. Son imágenes pintadas de gran tamño y alto contenido simbólico, plasmadas en pequeños abrigos visibles con luz natural.  Se destacan los santuarios de Pla de Petracos, en Castell de Castells; la figura más impresionante, la que alza los brazos hacia arriba en actitud orante con otros motivos vinculados a la sacralización de la naturaleza y la fertilidad. Destacan otras piezas cerámicas decoradas de gran belleza.

En la Sala III puede encontarse una muestra de las artes Levantina y Esquemática, expresiones neolíticas, en parte sincrónicas, con registros ricos y sugestivos en Alicante. Destacan los abrigos de escasa profundidad en la Sarga de Alcoy. El Arte Levantino se caracteriza por el naturalismo y la cuidada ejecución de sus imágenes; en cuanto al Arte Esquemático las imágenes se expresan en líneas más básicas.
La exposición se cierra con una alusión a la influencia del Arte Prehistórico en el Arte Contemporáneo, con una pieza de Miquel Barceló, Il pittore a Bologna (1983)

A todos aquellos viajeros curiosos y amantes de la cultura, os recomendamos encarecidamente la visita a esta magnífica e interesante exposición del MARQ.

Alberto Bermejo

www.oneira.es

info@oneira.es