Claves culturales de nuestro viaje a Rumanía

Viajamos en junio 2022 a Rumanía. Antes de iniciar un viaje, en Oneira club de viajeros nos gusta destacar algunas de las claves culturales que podemos encontrar en el país que visitaremos. De esta forma, tendremos una mejor perspectiva del destino y si nos apetece podremos iniciarnos con algunas lecturas. En junio nos embarcamos (en vuelo) a este lindo país; será en pequeño grupo. Hay unas últimas plazas disponibles si finalmente quieres unirte en los próximos días, antes del cierre.

Bram Stoker. Aunque el autor de la novela “Drácula” (1897) no es precisamente rumano, sí que merece un lugar destacado entre las claves culturales de este hermoso país. Lo homenajeamos desde aquí encabezando este artículo. Hablamos de Bram Stoker, novelista irlandés, un clásico, muy influyente entre los autores de temática de terror. De niño llegó a sufrir una parálisis que le afectó a la locomotricidad. Sin embargo, en la Universidad destacó como atleta y futbolista, además de ser un gran matemático y presidente de la Sociedad Filosófica.  Stoker escribió numerosas novelas y relatos, destacando: El paso de la serpiente (1890), El misterio del mar (1902), La joya de las siete estrellas (1904) y La dama de la mortaja (1909). Sin embargo, su novela más célebre es Drácula, donde realizó un retrato muy preciso del vampiro de Transilvania recogiendo diversas leyendas centroeuropeas. En la novela podemos encontrar numerosas resonancias eróticas y simbólicas, tratando con una gran sensibilidad aspectos fronterizos entre la vida y la muerte, configurando una novela de gran poder y seducción. Su trabajo fue un gran best seller e inspiró grandes obras cinematográficas, destacando la más reciente de Francis Ford Coppola (1992).

Braniste. Continuando con literatura, quiero resaltar a una autora mucho menos conocida pero de gran actualidad. Acaba de publicar en nuestro idioma su muy premiada novela “Interior cero”, que retrata la inestabilidad profesional y personal de una treintañera de Bucarest (que bien podría tratarse de cualquier otro país europeo). La autora es Lavinia Braniste y recomendamos desde aquí su lectura. Afirma en una reciente entrevista en El Confidencial que “los jóvenes añoran a Ceaucescu”. Describe a una juventud que no encuentra una vivienda digna, que sobrevive con un trabajo precario alienante y sus relaciones son líquidas e inestables. ¿Os suena?

Otros libros.  Relacionado con  Rumanía puedes disfrutar de una gran literatura. “Entre los bosques y el agua” (Patrick Leigh Fermor, 1986); memorias de un británico embarcado en un apasionante viaje por Transilvania en los años 30. “La historiadora” (Elizabeth Kostova, 205); una relectura del mito de Drácula centrada en torno a Vlad Tepes. O “Nostalgia” (Mircea Crtrescu, 2005); lo real y lo onírico entretejido en la moderna Rumanía.

El arte en Rumanía. Este país cuenta con un rico patrimonio artístico, destacando también la artesanía. El país se moderniza a marchas forzadas, pero en nuestro viaje aún tendremos ocasión de ver activos caldereros, alfareros, tejedores u otros trabajadores manuales. Las alfombras de lana son elementos muy apreciados en el interior de las casas tradicionales rumanas. Su tradición cerámica también os sorprenderá. Las fiestas tradicionales tienen un gran predicamento en el país: el canto y el baile predominan en estas alegres fiestas. Las orquestas y bandas de música son muy populares. ¡Ah, y no te olvides de la cerveza!.

Lo bizantino influyó profundamente en la pintura medieval rumana. Lo comprobaremos al recorrer los monasterios pintados de Bucovina y sus magníficos frescos (interiores y exteriores). También tendremos ocasión de disfrutar algunas muestras te arte escultórico en algunas visitas.

Cine. En cuanto a la cinematografía, aunque el cine rumano no ha logrado sobrepasar las fronteras de Rumanía, hace una veintena de años apareció una brillante generación de cineastas que bajo el nombre de “Nueva Ola” rumana destacaron por una estética hiperrealista de bajo presupuesto. Algunas obras destacadas: “La muerte del Sr. Lazarescu” (2005) de Cristi Puiu, o la fascinante “4 meses, 2 semanas y 2 días” (2007), de Cristian Mungiu.

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/

 


Tras la huella de Vlad Tepes (Drácula) en Rumanía

El auténtico Drácula, el Drácula histórico dejó su huella en las tierras de Rumanía en el siglo XV. A finales del siglo XIX, el escritor irlandés Bram Stoker despertó la imaginación de millones de lectores con una novela terrorífica sobre Drácula, el vampiro, recogiendo perennes leyendas centroeuropeas sobre este tipo de individuos ¿románticos? sedientos de sangre. Otros autores decimonónicos como John Polidori, el médico y amigo de Lord Byron también dejó para la posteridad un relato, en cualquier caso menor que la obra de Stoker.

El autor irlandés conoció la historia del príncipe rumano Vlad Draculea o Vlad Tepes que fue Príncipe de Valaquia en el siglo XV. Su nombre, Dracul, se deriva de una confusión. Su padre, el príncipe o voivoda Vlad II de Valaquia ingresó en 1428 en la Orden del Dragón (Drac, en húngaro), adoptando el hombre de Vlad Dracul. Su hijo se llamó Vlad Draculea, esto es, “hijo de Dracul”.  Pero en la mitología rumana el término dracul designaba al diablo, por lo que Vlad II fue conocido como “el hijo del diablo”, echando más leña al fuego en la leyenda sanguinaria de Drácula. El incidente del “bosque de los empalados” inmortalizó la infamia de este sanguinario noble rumano, que dio muestras de una gran crueldad. Su leyenda diabólica comenzó. Bram Stoker tuvo en mente a este cruel Drácula, “el Empalador” al recrear su personaje vampírico. Sin embargo, en Rumanía, Vlad Tepes concita cierta simpatía toda vez que se entregó en cuerpo y alma a expulsar los invasores turcos del valle del Danubio, cremando cosechas y envenenando pozos. Cuando el sultán turco marchó sobre la ciudad de Targoviste encontró a 20.000 hombres empalados extramuros en un busque cercano. Vlad fue decapitado en 1476 y su cabeza se conservó en miel antes de ser entregada al sultán en Constantinopla.

Aunque nuestro viaje es puramente cultural e histórico, no dejaremos de descubrir algunos lugares que directa o indirectamente se relacionan con la figura de Drácula.  Aunque no todos hemos podido incluirlos en nuestro itinerario. En el Museo Nacional de Historia de Bucarest se pueden encontrar reproducciones, documentos, retratos y reliquias relacionados con el príncipe de Valaquia. En nuestra visita el último día a la Corte Vieja, prácticamente en ruinas, se halla el Palacio de Vlad Tepes junto a la Iglesia de la Anunciación, aunque no son visitables.

La muerte de Vlad Tepes se produjo en los bosques que rodean la Isla de Snagov, a 40 kilómetros de Bucarest. La Fortaleza de Poenari, prácticamente inexpugnable, se construyó en el siglo XIII y fue reconstruida por Drácula en el siglo XV. Este castillo en el corazón de los Cárpatos a 800 m de altitud sí fue habitado por el personaje.

Brasov, ciudad que visitaremos, fue víctima de la brutalidad de Vlad Tepes por apoyar al príncipe Dan, su rival principal en Valaquia. Ya en Transilvania, Sighisoara es un punto de referencia historiográfico de la figura de Drácula. Se trata de la ciudadela más antigua de Europa, una verdadera joya. Aquí vivió sus primeros años el vampiro, como lo atestigua el rótulo “Aquí nació Vlad Drácula” (el padre) en un antiguo caserón.

Jonathan Harker, el protagonista de la novela de Stoker, pasa la noche en un lugar indeterminado deTransilvania, y en el paso de Tihuta (en el desfiladero del Borgo) encontraremos la localización del imaginario Castillo de Drácula en la novela.

¿Quieres saber más? Parafraseando al Drácula de Stoker solo cabe animarte e invitarte a nuestro viaje ONEIRA de junio de 2022:

“…Bienvenido a nuestro viaje a Rumanía. Viaja libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae…”

Alberto Bermejo | ONEIRA, un viaje a tus sueños

ONEIRA club de viajeros

www.oneira.es

info@oneira.es

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Facebook:   https://www.facebook.com/Oneiraviajes/

Twitter:        https://twitter.com/OneiraViajes

Instagram: https://www.instagram.com/oneiraviajes/